LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 39

Para emplear un nuevo galicismo, dice Roland Barthes sobre lo que es ser un “amateur”:

Continue Reading 21 diciembre 2014 at 8:25 3 comentarios

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 38

Leer a un filósofo analítico, o a un filósofo ajustado al rigor de su disciplina, a un hermeneuta infinito que jamás llega a concluir su lectura de los epígonos, a dar los mil y un ejemplos de un caso lógico, nos jibariza, nos embrutece. Es cierto que las neuronas no dejan de agitarse como puede suceder en una partida de ajedrez o en el llenado de los casilleros de un crucigrama, pero el “work out” del pensamiento al que se llega con los juegos de lenguaje practicado en los departamentos de filosofía anglosajones, hace de nosotros seres con supersticiones y prejuicios equivalentes a los que se conocen en cualquier santuario popular.
Lo sabía Richard Rorty que tuvo que mudarse a los departamentos de literatura de las universidades norteamericanas una vez que se hartó del giro lingüístico y de las labores de despiojamiento argumental tan propio de sus colegas “wittgenstanianos”.
¿Cuánto vale la erudición en la filosofía? ¿Cómo se mide su cantidad? ¿Cuántos idiomas hay que saber? ¿Alemán? Para los heideggerianos si no se sabe alemán y griego es mejor no dedicarse a la filosofía salvo que se quiera ser un charlatán (galicismo como la palabra “fanfarrón”). Para los filósofos de la ciencia con residencia en Canadá, quien no sabe física y neurología, quien no sabe lo que es un quartz o un fotón, quien desconoce el funcionamiento de la mente y su relación con la estructura del “putamen” (junto al globo pálido forman el núcleo lenticular del cerebro), o el ignorante en los discos de acreción de los agujeros negros, es una bestia para-académica del nivel de los psicoanalistas (la brujería porteña para Mario Bunge).
¿Qué es la filosofía? ¿Es una profesión? ¿Una afición? ¿Una tradición antigua? ¿Un anacronismo rumiante? ¿Una retórica de la era del púlpito? ¿Un busto griego o una estatua de Rodin?

Continue Reading 20 diciembre 2014 at 10:38 9 comentarios

YOANI SANCHEZ SOBRE CUBA-EE.UU

 

Artículos

 

Artículos

Alan Gross, el anzuelo que terminó siendo tragado

Por Yoani Sánchez

Twitter: @yoanisanchez

17 de diciembre de 2014

(14ymedio) El castrismo ha terminado por salirse con la suya. Ha logrado intercambiar a un hombre pacífico, enrolado en la humanitaria aventura de proveer conectividad e información a un grupo de cubanos, por agentes de inteligencia que causaron daño significativo y dolor con su accionar.

(14ymedio) Con ese pesimismo que se ha vuelto ya crónico en nuestra sociedad, muchos cubanos pensábamos que Alan Gross sólo lograría salir de Cuba “con los pies por delante”, en una imagen alusiva a un desenlace fatal. La terquedad que ha mostrado el Gobierno cubano en sus relaciones con Estados Unidos, no presagiaba una solución a corto plazo para el contratista. Sin embargo, este miércoles ha sido canjeado por tres espías cubanos presos en Estados Unidos, con lo que se cierra un largo y complicado capítulo político para ambas partes.

Gross sólo era de utilidad vivo y su salud se deterioraba muy rápidamente. Y eso lo sabía muy bien Raúl Castro. De ahí que en los últimos meses le aumentara los decibeles a la propuesta de intercambiarlo por el agente Antonio Guerrero y los oficiales Ramón Labañino y Gerardo Hernández que cumplían largas condenas en cárceles del vecino del Norte. En la medida que el contratista de 65 años enflaquecía y perdía la vista, las campañas oficiales insistían más en el canje. Cuando Gross amenazó con quitarse la vida, las alarmas se dispararon en el Gobierno de la Isla y el cronograma de la negociación se aceleró.

Barack Obama, por su parte, tenía claro que cualquier cambio en la política hacia La Habana se encontraría ante el obstáculo insalvable de un estadounidense preso por “amenazas a la seguridad del Estado”. Ya el propio The New York Times había sugerido el intercambio en uno de sus editoriales sobre Cuba, y la publicación del texto en tan prestigioso diario fue leída como un adelanto de lo que ocurriría. Como en todo juego político, sólo veíamos una parte, mientras en los entresijos del poder se ataban los hilos del acuerdo que hoy acaba de hacerse público.

Para quienes conocemos los mecanismos de presión que utiliza la Plaza de la Revolución hacia sus contrincantes, la propia captura de Gross queda como una jugada dirigida a recuperar a los agentes del Ministerio del Interior. El contratista no fue arrestado tanto por lo que hacía, sino por lo que se podría lograr con él. Era un simple anzuelo y estaba consciente de ello desde el principio. Su delito no radicaba en haberle traído un equipo de conexión satelital a Internet a la comunidad judía cubana, sino en llevar en su bolsillo un pasaporte que lo convertía de inmediato en una pieza de cambio en el tablero de las tensas relaciones bilaterales entre Washington y La Habana.

Si se revisan los cinco años de cautiverio padecidos por Gross, se verá un estudiado guión informativo con que el Gobierno cubano ayudó a presionar a la administración Obama. Cada imagen que salió a la luz pública, cada visitante al que se le permitió verlo, fueron autorizados con la única condición de que reforzaran la tesis del canje. De esa manera el castrismo ha terminado por salirse con la suya. Ha logrado intercambiar a un hombre pacífico, enrolado en la humanitaria aventura de proveer conectividad e información a un grupo de cubanos, por agentes de inteligencia que causaron daño significativo y dolor con su accionar.

En el juego de la política los totalitarismos logran imponerse a las democracias, porque controlan la opinión pública al interior de sus países, determinan los resultados legales a su antojo y pueden mantenerse tres lustros gastando los recursos de toda una nación en aras de liberar a sus topos enviados al terreno del adversario. Las democracias, sin embargo, terminan por ceder porque tienen que darle respuestas a los suyos, vivir con una prensa incisiva que le reprocha a los gobernantes el tomar o no tomar ciertas decisiones y porque están obligadas a hacer todo lo posible por llevar sus muertos y sus vivos de vuelta a casa.

El castrismo ha ganado, aunque el resultado positivo es que Alan Gross ha salido con vida de una prisión que amenazaba con convertirse en su tumba. Ahora, nos esperan largas semanas de vítores y consignas, en las que el Gobierno cubano se proclamará vencedor de su última batalla. Pero no hay espacio en el panteón nacional para tanto héroe que respira y, poco a poco, los recién llegados agentes irán perdiendo importancia y visibilidad. Empezará a desteñirse el mito que les labraron en la distancia.

Eliminado el principal obstáculo para el restablecimiento de relaciones, sólo falta saber cuál será el próximo paso. ¿Planea el Gobierno cubano otro movimiento para volver a estar en posición de fuerza con el Gobierno de Estados Unidos? O por esta vez todas las cartas han quedado sobre la mesa, ante los cansados ojos de una población que presiente que el castrismo volverá a ganar también la próxima jugada.

Fuente: 14 y medio (La Habana, Cuba)

Twitter: @yoanisanchez

 

19 diciembre 2014 at 19:29 19 comentarios

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 37

Dejemos de lado por un momento las críticas al discurso universitario. Es cierto que la didáctica académica tiene sus fallas, su voluntad de reproducción de lo mismo y sus cotos protegidos, pero no es todo lo que se fragua en los aparatos educativos.

Continue Reading 19 diciembre 2014 at 8:24 6 comentarios

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 36

Los filósofos necesitan de una nomenclatura, su aspiración es la de crear un sistema. Lo que no quiere decir que toda filosofía debe estar enmarcada en un tipo específico de ordenamiento.

Continue Reading 17 diciembre 2014 at 9:02 5 comentarios

Curso sobre Foucault (edit Cactus)

Texto pedido por la revista Ñ para reseñar el libro de G.Deleuze: El poder.
Curso sobre Foucault (edit Cactus). Fecha de publicación: Indefinida.

El poder: letra de Foucault y música de Deleuze

Este curso de Gilles Deleuze de 1986 sobre el tema del poder en Michel Foucault, es un borrador de su libro sobre el filósofo de “Vigilar y castigar”. Nos ofrece el beneficio de recorrer el proceso de elaboración de un pensamiento que no oculta sus vacilaciones ante los estudiantes.

Llama la atención que en sus clases de los días martes en la Universidad de Vincennes, Deleuze se acomode en su escritorio con una pila de libros marcados con separadores y ningún apunte. Cada una de las exposiciones de las once del trimestre tiene decenas de páginas en las que con frecuencia la palabra del profesor cae en el vacío.  [Leer más….]

16 diciembre 2014 at 15:13 5 comentarios

ERAN PAVOTES NOMÁS

(La ley del gobierno de la ciudad de buenos aires respecto del uso de celulares en los vehículos. Se recalca en negrita el apartado que describe costumbres porteñas de nuestros machos del Pro).

Celulares prohibidos
En la ciudad de Buenos Aires 55.000 personas conducen con una mano en el celular y otra en el volante. El riesgo de accidente aumenta 4 veces por manejar mientras se habla por teléfono ¿Está permitido el uso del “manos libres” o de auriculares en los vehículos?, ¿Las multas son fotográficas o manuales?

¿Está permitido conducir y hablar conectado a un auricular?
No. La Ley 24.449 detalla la conducta de conducir con auriculares en su artículo 48 inciso “x”, en el que se prohíbe: “Conducir utilizando auriculares y sistemas de comunicación de operación manual continua”. En este sentido, el titular de la Dirección General de Tránsito y Transporte porteño, Osvaldo Storani, afirmó a Defiéndase que “el uso del auricular también está prohibido, porque si bien permite al conductor tener ambas manos sobre el volante, le quita capacidad de escucha y lo hace insensible al elemento externo”.

En sintonía con la legislación nacional, la Ley 11.430 de tránsito de la provincia de Buenos Aires también prohíbe, en su artículo 64 inciso 3, utilizar durante la conducción vehicular, “auriculares y/o sistemas de comunicación telefónica manual”, aclarando que “para hacerlo deberán detener el vehículo”.

¿Se puede conducir utilizando el sistema de “manos libres”?
Tampoco. Este equipo conectado al vehículo permite a los interlocutores hablar y recibir mensajes sin necesidad de ocupar sus manos. Por eso hay quienes cuestionan la prohibición del uso de este sistema durante el manejo, ya que se asemeja a escuchar la radio o a una conversación entre el conductor y su acompañante.

Los defensores de su prohibición, en cambio, se centran en el poder perturbador que puede tener para el conductor el recibir una llamada en momento inoportuno. Como sea, dado que las leyes nacional y provincial de Tránsito no especifican su exclusión dentro de los sistemas de comunicación vehicular, los jueces interpretan que su uso está prohibido.

¿Cuál es la multa por conducir con celular?
En la ciudad de Buenos Aires la utilización de celulares durante el manejo está penada por la Ley 592 de mayo de 2001, cuyo artículo 6 fija para quienes conducen “manipulando teléfonos celulares o utilizando auriculares conectados a equipos reproductores de sonido” una multa que va desde 200 a 1000 unidades fijas.

Hasta hace poco tiempo una unidad fija era equivalente a un litro de nafta súper. Pero el aumento en los combustibles luego de la convertibilidad, llevó a las autoridades porteñas a pesificar las unidades fijas en razón de $1 por cada unidad de multa, relación que se mantiene vigente en la actualidad.

¿Cómo se labran las infracciones de este tipo?
A pesar de contar con los dispositivos técnicos para tomar fotografías de los conductores en plena conversación telefónica, en el área porteña las multas captadas por este sistema se restringen a las infracciones por exceso de velocidad y mal estacionamiento.

Las faltas cometidas por utilizar celular mientras se maneja son confeccionadas por policías, del mismo modo que las labradas por conducir sin cinturón de seguridad o sin casco. Según explicó Micieli, la confección manual “no admite mayores discusiones, porque el policía pudo interceptar al supuesto infractor in fraganti; en cambio una multa fotográfica podría dar lugar a reclamos acerca de la calidad de la imagen, por la confusión visual entre el cinturón de seguridad y la ropa del conductor o del celular con el tapizado”.

Tal vez sea cierta la leyenda urbana de aquel automovilista fotografiado al lado de una mujer distinta de su esposa la que motivó la eliminación de las multas fotográficas con rostro del conductor incluido. Con una sanción por vez es suficiente, diría el hombre.

Recomendá esta Nota
     

10 diciembre 2014 at 15:37 6 comentarios

Entradas antiguas


Categorías

Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« nov    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 310 seguidores