Bitácora 124

7 octubre 2018 at 9:06 8 comentarios

Una empresa faraónica (7/10)

Hay dos modos de levantar una pirámide. Una es la egipcia. Se comienza por arrastrar enormes bloques de piedra atados con sogas y amontonarlos uno al lado de otro para repetir la operación en subida angostando la longitud hasta el vértice, procedimiento que lleva décadas; y otro modo de construirlas es a la Argentina que es la de comenzar por colocar una piedra fundamental como punto de apoyo y luego sostener el enorme acumulado en extensión gradual creciente hasta terminar en la base ampliada.

Es la pirámide invertida. Fue la estrategia de sucesivos gobiernos de la dinastía nacional, que creyeron que los riesgos de desestabilización y desmoronamiento eran ciertos pero que había que confiar en que ningún factor negativo como la erosión, los pequeños temblores tectónicos o un estornudo o catarro de un paseante, correrían de su lugar a la piedra fundamental.

Lamentablemente para los arquitectos de este curioso monumento, fue finalmente la travesura tan propia de los dioses nórdicos que se burlan de la osadía y la vanagloria de los hombres, la que envió una y otra vez a Eolo a dar su soplido, remover un poco los cimientos y hacer crujir toda la estructura.

Este traspié es frecuente cuando intervienen profesionales de una singular brillantez que se enamoran de su propia inteligencia, creen que lo pueden todo, y contagian con su entusiasmo a los faraones de turno.

Llámense Domingo, Axel o Marcos, estos forjadores de sueños desplazan la delgada línea roja que limita el alto coeficente intelectual del delirio, y juegan con fuego. Pueden quemarse como Ícaro, o robarlo como Prometeo o coquetear con el peligro como Pandora, en todo caso, la suerte deparada por la desafiante astucia no será de las mejores.

Lo sabía Moisés, que guiaba a los esclavos que construyeron las pirámides egipcias, que no sólo habían sido disciplinados por la amenaza del látigo, sino que habían aprendido en silencio una virtud que les permitiría concretar la promesa divina: la fuerza de la paciencia.

El tiempo y el desierto no los doblegaron.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

Bitácora 124 Bitácora 125

8 comentarios Add your own

  • 1. sergio rossi  |  7 octubre 2018 en 10:06

    Igual seguimos con el personalismo, creer que debe llegar un líder lo suficientemente capaz, honrado, y sabio que detenga el péndulo argentino que oscila pero no avanza.
    Para mi la pregunta es ¿quién tiene el poder y la voluntad de cambiar las estructuras y métodos de la dinámica política y económica del país? ¿Quién puede luchar contra esos los poderes sindicales, empresariales, financieros para modificarlos, y romper una matriz de la cual vive hasta el empleado público de menor jerarquía de una provincia lejana?

  • 2. marlaw  |  7 octubre 2018 en 23:23

    Cuando alguién imprevistamente nos pisa un pié justo en el lugar en que se encuentra la uña encarnada, el dolor que nos provoca, nos motiva, a recordar a todos los antepasados de quién nos pisó
    La sensación que provoca el dolor, no queda invalidada tanto sí el pisotón fue intencional, o si su autor lo hizo por chambón. En ambos casos los recordatorios serán para la madre del señor.

  • 3. marlaw  |  8 octubre 2018 en 7:17

    No creo que la necesidad de montar portentosas estructuras, sobre frágiles bases,(lo que se asemeja al delirio) guarde alguna relación, con el péndulo argentino. Pero tampoco creo que la responsabilidad por confiar en que esta vez sí, el ingenio argentino podrá desafiar con éxito a la Ley de Gravedad o a la que define la caída libre de los cuerpos en el espacio, provenga de los funcionarios de turno que asesoran a los presidentes. En el mejor de los casos, todos estos lo que tratan de hacer, es “interpretar el deseo” de su presidente.
    A mi juicio el maleficio se encuentra en el Balcón de la Casa Rosada. Por alguna razón, y para tratar de quebrarlo (al menos es lo que yo supongo) el Presidente Alfonsín en su primera alocución para dirigirse al pueblo de la República, en esa ocasión se habia mudado al Cabildo. En ese balcón de la Rosada, a mi juicio, se encuentra un hado misterioso, que tienta a quién lo utiliza, a alzar los dos brazos, como lo hacía Perón para saludar a las multitudes convocadas o autoconvocadas para un acto Oficial. Hasta Presidentes militares, como el caso del General Galtieri, cuando lo de la invasión a las Islas Malvinas, quienes no requerían del voto popular para sentarse en el sillón de Rivadavia, se vierón tentados a hacerlo. Parece ser que el deseo de popularidad y de ser alabado por el pueblo, en lugar de denostado, debe ser muy intenso, diría que casí irresistible, A mi juicio es este deseo de tratar de gozar del beneplácito de la población, de la manera mas rápida posible, y de tratar de eludir la suerte contraria del mismo modo, lo que mueve a los Presidentes a encomendarse a soluciones “mágicas” que luego terminan como ya todos conocemos.

  • 4. santos krikorian  |  8 octubre 2018 en 10:11

    Ahora estamos agradecidos de no tener un Bolsonaro .

  • 5. Santiago  |  8 octubre 2018 en 19:08

    Muy bueno jajajaja!

  • 6. roberto nadaud  |  9 octubre 2018 en 21:04

    no creo que a Eolo le guste que lo anden mezclando con dioses nórdicos.

  • 7. roberto nadaud  |  9 octubre 2018 en 21:11

    Pozzo, Estragón, Vladimir, Lucky.: tenemos Trump towers y Keops terminó siendo un boliche.
    olvidados de Yahvé esperamos a Godot, más que paciencia es nada, cotidiana y simple nada.

  • 8. marlaw  |  10 octubre 2018 en 13:18

    Tenes razón nadaud, Eolo ya tenía bastante trabajo dedicándose a voltear los castillos en el aire, que armaban los Griegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 129
marlaw en Bitácora 129
albromero en Bitácora 130
marlaw en Bitácora 130
Daniel Lesnaberes en Bitácora 130

Calendario

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: