Inmigrantes (10)

2 julio 2018 at 9:21 7 comentarios

Hoy en día el tema de las migraciones constituye uno de los puntos claves que determinan la política de la Unión Europea. Las oleadas de refugiados e inmigrantes de África y de los países de Medio Oriente que cruzan el Mediterráneo hacia las costas de Sur de Europa, han llevado a una aguda crisis al pacto europeo que había modificado la geopolítica mundial. La palabra “exit” se desplaza como un eslabón suelto para adosarse a una Brexit, Grexit, Italexit,  para luego asomarse como un espectro amenazante en algún otro país vecino.

El alambrado, el muro, o el cierre de puertos a las migraciones, son medidas practicadas por varios países, y el llamado a cerrar fronteras es uno de los argumentos decisivos que inclinan la balanza de las elecciones y el triunfo de los candidatos.

El temor a que multitudes de musulmanes se instalen en la región, que gitanos de Rumania o probables terroristas sirios hagan lo mismo, ha reavivado las fortalezas y los odios étnicos que destrozaron a Europa en el siglo XX.

Detengámonos un momento en la situación de los contingentes migratorios en la Europa actual.

La población de la Unión Europea es de 500 millones de habitantes. El porcentaje de no europeos es del 2,7% en Austria y del 0,3 en Hungría, dos países que denuncian el peligro de la invasión migratoria.

En toda Europa los extranjeros constituyen el 3,86% del total, siendo Alemania (20%), Italia (17,8%), Francia (13,2%), España (13,7%) y el Reino Unido (12,3%), los que albergan la mayor cantidad de extranjeros. (Fuente: Eurostat 10/6/2015)

Hay una interesante nota de Sami Nair, “Demografías y migraciones futuras” (El País, España, 23/6/2018), en el que ofrece un panorama del fenómeno poblacional del inmediato futuro. Señala que entre 1865 y 1910, los migrantes representaban el 6% de la población mundial, cuando el planeta contaba con aproximadamente 1600 millones de habitantes, hoy son el 3,5% los que migran, que conforman una población erradicada de 250 millones.

Nair, tomando  en cuenta las curvas de crecimiento poblacional hasta fin de siglo, sostiene que en el 2100 el 40% de la población será negra. Y ya en el 2050, el continente africano tendrá el 25% de la población mundial.

En la actualidad, la procedencia de quienes migran desde Asia son 150 millones, 65 millones de intraeuropeos, 37 millones de latinoamericanos, y 34 millones de africanos. Hay distintos tipos de inmigración, como la infantil y la climática. Son 25 millones los migrantes debido a condiciones climáticas, catástrofes, desertificación, subida del nivel del mar. Dice Nair que las Naciones Unidas calcula en 250 millones de migrantes climáticos para el 2050.

La tesis del especialista en cuestiones demográficas – nombrado asistente de cátedra por Michel Foucault en la Universidad de Vincennes –  es que no hay muros que puedan  detener la masiva circulación poblacional en el mundo global, dice:  «La función de los poderes públicos no debe ser jugar con los fantasmas y los miedos que surgen inevitablemente de estas mutaciones sino explicar la situación a la población, hacer que se respeten los derechos y deberes de los recién llegados y aprovechar para ampliar el campo de acción del Estado de derecho». Lo contrario, aseguraba, sería convertir la inmigración en «mercancía electoral».”

Si agregáramos la demografía a la metafísica, – para seguir con la ocurrencia borgiana –  como otra rama de la literatura fantástica, citemos a Isaac Asimov: “Si la población terrestre continúa duplicando su número cada treinta y cinco años (como lo está haciendo ahora) cuando llegue el año 2.600 se habrá multiplicado por 100.000 (..)  ¡La población alcanzará los 630.000.000.000! Nuestro planeta sólo nos ofrecerá espacio para mantenernos de pie, pues se dispondrá únicamente de 3 cm2 por persona en la superficie sólida, incluyendo Groenlandia y la Antártida. Es más, si la especie humana continúa multiplicándose al mismo ritmo, en el 3.550 la masa total de tejido humano será igual a la masa de la Tierra.”

Anuncios

Entry filed under: General.

Inmigrantes (9) Inmigrantes (11)

7 comentarios

  • 1. marlaw  |  2 julio 2018 en 14:43

    Si dejamos volar la imaginación, una contingencia astronómica, que modificara en unos pocos grados, el eje de rotación del planeta, con el consiguiente corrimiento de los polos Norte-Sur, daría por tierra con todas las predicciones de Asimov, y resolvería en breve tiempo el problema de la sobrepoblación mundial.

  • 2. marlaw  |  2 julio 2018 en 15:38

    Hablando de bueyes perdidos, les recomiendo la lectura de la nota: “Las preguntas que nos hacemos frente a las estrellas”, firmada por Mario Vargas Llosa, que el Diario La Nación, publica en el día de hoy.

  • 3. Alejandro A  |  2 julio 2018 en 20:08

    La hipótesis sobre la situación en el año 2600 está un poco mas cerquita, como para pensarla sin la carga de ansiedad que produce la del año 3550; Lo mismo, descansa sobre el supuesto de que antes no ha ocurrido un evento nuclear de características un tanto menos previsibles; Sobre este tema, encuentro un buen grado de aproximación en las tesis de la ciencia ficción desarrolladas por el séptimo arte cuyas tramas ocurren en un tiempo mas o menos contemporáneo al nuestro, como es el caso de la trilogía de Mad Max, en las que bandas armadas se movilizan por los desiertos peleando por el agua y el combustíble, ya sin estado ni provincias, ni ejércitos superpoderosos que puedan imponer algún control. La catástrofe, ha existido, pero sin provocar el exterminio total, elequilibrio ecológico se ha sostenido con el detalle de que los que sobreviven son los malos.
    Jack London tambien fantaseó sobre este tema hace mas o menos cien años, en “La fiebre escarlata” ubicando el apocalípsis cuando un supermillonario accede a la presidencia el de los Estados Unidos,alrededor del año 2014.
    Si la creación del hombre por Dios en realidad señala más que la creación física, el despertar de la conciencia humana, y la autoimposición de reglas que permítan la convivencia, el fín de la humanidad ya estaría ocurriendo, ya que esas reglas éticas y morales han dejado de observarse en muchos lugares del mundo.
    Bergman en “Vergüenza” pinta la deshumanización de un director de orquesta y su esposa, eximia ejecutante de mozart, a causa de una guerra civil en Suecia.
    En nuestro modesto hábitat, Julio Ricardo, comentarista deportívo de amplia trayectoria, ante una pregunta impertinente sobre la selección local, afirma sin ambages que “Son los mejores”, minimizando haberse clasificado de carambola, con notables distriunfos ante España y Nigeria en los preliminares, empate ante Islandia, y gloriosa derrota ante Croacia. Francia todavía no había ocurrido. Desde este punto de vista, si la humanidad es la razón y la belleza y el triunfo de la luz sobre la oscuridad, el holocausto ya ocurrió.

  • 4. marlaw  |  3 julio 2018 en 12:58

    Que tal Alejandro. Yo vi el film Verguenza (Skammen) en sueco. En el caso del excelente papel que desempeña el actor; Max Von Sydow, yo diría, que mas que deshumanización, lo que se advierte es la degradación moral, del personaje, que por otra parte, se trata de una de las tantas situaciones límites, a las que son empujadas las personas (la población civil) en toda guerra. Saludos.

  • 5. marlaw  |  3 julio 2018 en 13:20

    Si La memoria no me falla creo que fue Robert Mcnamara, en 1970 cuando este ya había dejado de ser Secretario de Defensa del Gobierno de los Estados Unidos, para pasar a desempeñarse como Presidente del Banco Mundial, el primero en alertar sobre las complicaciones que trerián aparejadas el aumento de la población en el Mundo.

  • 6. Alejandro A  |  3 julio 2018 en 20:00

    Salud Marlaw! En la última escena de Skammen Liv Ullman está en el fondo de un bote, espantada por las cosas que le ha visto hacer a su marido, y él al frente, empujando cadáveres con un palo para hacer andar la canoa. Creo que hemos interpretado mas o menos lo mismo; Mas tarde o mas temprano se perderán las sujecciones éticas y dejaremos de pensar al otro como un semejante. En otra de aquellas peliculas que “no se podían perder” un actor es contratado para interpretar a Cristo en una obra a beneficio de la parroquia. Para empaparse un poco mas en los misterios de la fe acude a un planetario para averiguar algo sobre el origen del mundo. El director enciende una cúpula enorme que representa el universo y señala un puntito apenas luminoso muy apartado. “Esta es la tierra -explica- existía 50 millones de años antes de que existiese el hombre sobre ella, y va a seguir estando 50 millones de años despues de que haua desaparecido el ultimo hombre”
    Los comunistas han sido siempre muy optimistas con respecto al futuro. Al menos en la decada del 20 pensaban que para cuando la tierra estuviese superpoblada el hombre ya habria desarrollado tecnologias que le permitan colonizar planetas mas jòvenes que este. Contando con el socialismo como unica forma de convivencia. Habrá que ver como vamos a hacer para llevarnos decentemente con los otros dos compañeros africanos en los 3 cm. que nos toquen

  • 7. marlaw  |  4 julio 2018 en 17:47

    Al margen de todo esto: Hermosa mujer Liv Ullman. Saludos


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 133
Daniel Lesnaberes en Bitácora 133
roberto nadaud en Bitácora 133
marlaw en Bitácora 132
Daniel Lesnaberes en Bitácora 132

Calendario

julio 2018
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: