Inmigrantes (8)

27 junio 2018 at 8:45 2 comentarios

En el texto de  Halperín, el historiador lleva a cabo dos tipos de crítica, una específica y otra de carácter general.

Afirma que el proyecto de Alberdi es el de un autoritarismo progresista que con rigor político y activismo económico pretende asegurar la hegemonía y prosperidad de quienes tienen el poder. Dice que su programa de crecimiento acelerado de la producción sin elemento distributivo, parte de la voluntad de conservar la pasiva subordinación de las clases pobres en tiempos de Rosas.

Ésta es la “república posible” de Alberdi, según Halperín, que, recordando a Bolivar, dictamina que Hispanoamérica necesita por un tiempo de monarquías que puedan pasar por repúblicas.

A este Alberdi, el historiador le opone la visión de Sarmiento quien considera necesario el progreso cultural como requisito del progreso económico. Pero el programa de educación popular de Sarmiento, no deriva de un higienismo pedagógico de un “padre del aula”, sino de quien ha visto que un mercado nacional, un espacio económico de masas consumidoras, necesita de la palabra escrita y leída para informarse de precios, ofertas, publicidades, marcas.

Ni Sarmiento ni Alberdi son puritanos ni contrastan mercado y educación, o profesión y vocación, como cierto progresismo de nuestros días. Para Sarmiento, el ejemplo de los EE.UU, le hizo ver que no era necesaria la pobreza del pobre, y modificó su idea conservadora de la educación popular.

Alberdi, como otros, ante los acontecimientos en Francia y otros países en el año 1848, por el modo en que la insurrección popular fue reprimida y la vía resolutiva que negociaron los poderes después de ungir primero por vía electoral como presidente, y luego como Emperador,  a Napoleón III – aquellos acontecimientos que Marx puntualizó como una tragedia convertida en farsa – adoptó una actitud política prudente.

Dice Halperín que Sarmiento buscará una solución intermedia entre la difusión masiva y prematura de ideologías igualitarias que señala en el “Facundo” como causa del drama argentino, y el mantenimiento de la plebe en la feliz ignorancia según Alberdi.

Llamar “feliz ignorancia” a la posición de Alberdi, es quizá una interpretación parcializada de su pensamiento. Es cierto que Alberdi limitaba el derecho al sufragio a una elite ilustrada, lo que llamamos voto calificado.

Hoy es moneda corriente que se trata de una posición que todo el mundo rechaza, hasta por quienes adhieren a ella en silencio. Hay más consenso en justificar las dictaduras más sangrientas en nombre de la inactualidad del sistema liberal parlamentario, que en restringir el voto secreto e individual.

Las decisiones colectivas dan lugar a continuas polémicas. Que los pueblos siempre tienen razón, es una verdad que ha perdido unanimidad hace tiempo. Pero que nadie puede arrogarse un saber desde el cual aplicar  la mejor política posible, ya que la política no es una ciencia, no deja de ser una tesis verificable .

Como dijo Paul Veyne: los pueblos no son personas. Llevar a cabo diagnósticos de tipo psicológico para una eventual nosografía social, psicología colectiva para masas, son útiles para caricaturizar situaciones, etiquetar con un nombre definitivo y un atributo sencillo a una conducta grupal;  plasmar lo que se llama “idiosincracia”.

Maduro o inmaduro, disciplinado o vago, alegre o amargo, pueden dar una idea general de un clima global, pero tan lleno de porosidades, excepciones y sorpresas, que no superan una clínica salvaje.

Además, la psicología no lo es todo.

Alberdi con su prevención no hace más que anticipar lo que el mismo Halperín llamó “república verdadera”, un sistema que con libertad económica y restricción política parece cumplir los designios del tucumano pero que en realidad los ha deformado.

Como también deformó los deseos de Sarmiento, una tergiversación de la que es también responsable Bartolomé Mitre que protagonizará no sólo lo que Halperín llama los treinta años de discordia, por introducir nuevamente la política facciosa de partidos  que son ´máquinas de guerra ´, con su lealtad a un jefe y el caudillismo reciclado, sino con la Guerra del Paraguay, que extrema la división y reintroduce el sistema de muertes en la política nacional. Halperín sostiene que uno de los factores por los cuales se declara la guerra al Paraguay es la de debilitar las jefaturas federales en el interior del país y aprovechar la contienda para mermar sus tropas.

Mientras Sarmiento apoya la guerra contra el Paraguay ya que no cede en su odio hacia los remanentes del orden colonial, Alberdi es uno de los pocos miembros de la nueva clase política después de Caseros que denuncia la guerra como un acto criminal.

Halperín no desestima a la figura de Alberdi, encuentra en él una tendencia frecuente que es la de “descorrer el velo de una vida política cuyo ruido y furia domina la escena nacional para descubrir en otras instancias una clave que explique la tenacidad de los conflictos políticos, desenmascarar su radical insensatez”.

Lo que no es poco.

Anuncios

Entry filed under: General.

Inmigrantes (7) Inmigrantes (9)

2 comentarios Add your own

  • 1. marlaw  |  28 junio 2018 en 8:05

    En una historia “simplificada” que es la que habitualmente se ha venido enseñando en las aulas de nuestro pais, y como una manera de dirimir los tantos, se podría decir que el mérito mayor de Alberdi, fue haber redactado “Las Bases” que luego se plasmarán en nuestra Constitución Nacional, y en el caso de Sarmiento , haber impulsado la Instrucción Pública.

  • 2. Jaim Klein  |  29 junio 2018 en 14:21

    Descubrimos la “república verdadera” con los resultados de la Guerra del Paraguay: según las distintas fuentes, el país perdió entre el 50 % y el 85 % de su población y quizá más del 90 % de su población masculina adulta. Mas que republica, una horda de mongoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivos

Categorías

Calendario

junio 2018
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: