Inmigrantes (6)

22 junio 2018 at 15:22 5 comentarios

Alberdi es un hombre de progreso, y de modernidad, como todos aquellos que sueñan con las low cost y el streaming universal. Aunque con una visión menos consumista y bastante menos fetichista.

Para él no puede haber unidad política si no hay unidad territorial. Lo que recién se lograría con la campaña del general Roca. Para lograrlo hay que trazar líneas férreas. Sólo el ferrocarril, dice, puede unir al territorio, y para financiarlo, deben buscarse empréstitos en el exterior y garantizar el pago de la deuda con bienes y rentas nacionales.

Agrega que deben suprimirse las aduanas interiores, y paliar el déficit con los empréstitos.

Y dice algo que nos resulta familar: es la economía, idiota!

Por otra parte promueve la libertad de cultos promulgada en 1825 por Rivadavia para extenderla por todo el país, y abrir las puertas a la inmigración extranjera. Nos reasegura que con la venida de poblaciones foráneas no desaparecerá el ser nacional.

“No es el alfabeto, es el martillo, es la barreta, es el arado, lo que debe poseer el hombre del desierto”, exclama en contraposición al ideario sarmientito. Y propone cambiar de modelos e intercambiar la figura de Napoléon por la de Washington, de los héroes al buen sentido, y “de la lengua del poeta a la lengua del economista”.

…………………………………………………………………………..

 

Leer las biografías de nuestros próceres es un pasatiempo extraño. Por un lado completa la documentación escasa o profusa que brindan nuestros historiadores, y por el otro,  ofrecen detalles de color y detalles íntimos que derivan en escenas cursis y hasta ridículas.

Como los coitos de Juan Bautista Alberdi narrados por Ignacio García Hamilton, un agradable escritor tucumano que no idolatra a su coprovinciano, que no lo encaja con forceps en alguna ideología dominante ni en un relato épico a la moda, sino que sin dejar de mostrar flaquezas y debilidades, cobardías y ambigüedades, pretende atrapar al  lector con asuntos de alcoba.

Imagina estos encames con un variado y alternativo muestrario de mujeres seducidas por la mirada melancólica de un romántico y desprotegido abogado en sus permanencias por Montevideo, Valparaíso y París.

Bastante poco en Buenos Aires.

Cito:

“Se besan en la boca y ella cae de espaldas. Juan Bautista se pone sobre Petrona y la acaricia apasionadamente (….) Los dedos del joven llegan a su sexo…siente el receptáculo líquido…en el momento de penetrarla con su sexo siente que la cabeza le estalla…Petrona gime y se mueve acompasadamente…cuando Juan Bautista siente que va a llegar una culminación que prácticamente lo desmaya, mientras Petrona se revuelve y da gritos de placer y dolor”. (pag 75)

En cuanto a Jesusa… “ Los acordes de un vals imaginario suenan en los oídos de Juan Bautista cuando empieza a desabrochar el vestido de Jesusa. Ella siente que sus pechos se abren al deseo y son besados mientras su vientre se enciende de calor y una dulzura inagotable se le localiza entre las piernas. Juan Bautista nota que sus ojos se le nublan de amor, mientras su sexo penetra en un estanque  herido  y se estremece de gozo y plenitud” (pag 146)

Dejemos a Francoise.

Hay muchas cuestiones que despiertan mi curiosidad. Una es la de saber cómo supo el biógrafo estas menudencias. Otra es que si las imaginó, no le veo el interés que puede tener para el lector ya que de Alberdi no se trata sino de placeres del autor en el cuerpo de otro, en este caso, de un padre fundador de la patria.

De ser ciertas estas intimidades, tampoco es fácil componer en un texto sin solución de  continuidad la Constitucional Nacional y un libreto que me habla de estanques heridos y receptáculos líquidos. Tampoco sé por qué el historiador Halperín Donghi en su texto “Alberdi por Alberdi: la dimensión autobiográfica en los Escritos póstumos”, no da cuenta en absoluto de estos desmayos que siguen a ciertas inmersiones.

Y no quiero imaginar lo que puede llegar a depararme la biografía “La novela de Urquiza”, de Daniel E. Larriqueta.

Anuncios

Entry filed under: General.

Inmigrantes (5) Inmigrantes (7)

5 comentarios Add your own

  • 1. marlaw  |  23 junio 2018 en 13:00

    Hay relatos íntimos cuya certeza podría ser asegurada sí y solo si, el narrador, se hubiera encontrado oculto debajo del lecho de los protagonistas.

  • 2. marlaw  |  23 junio 2018 en 13:11

    Me corrijo. En lugar de certeza debería haber escrito; veracidad

  • 3. Gustavo  |  23 junio 2018 en 19:23

    Si. Aunque no hace faltaba masacrar a los pueblos originarios de la Patagonia como lo hicieron. Los inmigrantes se podrian integrar y aprender de ellos, sus cultivos ancestrales. Algo parecido ocurrio con los galeses en Chubut, o los gauchos judios. Por otra parte hay cierta hipocresia en cuanto a los actuales inmigrantes senegaleses que vienen a nuestro pais con una mano atras y otra adelante. Como si muchos de nuestros abuelos, bisabuelos no hicieron lo mismo al venir de Europa en barcos.

  • 4. Santos Krikorian  |  25 junio 2018 en 9:59

    Está de moda esto ahora , mierda yo recién llego a Netflix y ya hay novelas porno de próceres.

  • 5. rodolfo lópez  |  26 junio 2018 en 17:26

    Hola Santos, estoy hace un mes con Netflix y saco esta conclusión: se agota rápido el interés por cada serie, porno o de cualquier otro género, americana, europea, turca o asiática. Pero los que sí mantienen el interés vigente son los… ¡gitanos!. Ya sea que la serie los tenga de protagonistas o los incluya en episodios al azar. Con emociones expuestas, sin tapujos y al máximo, valientes y nunca víctimas, nómadas libres, viviendo en carromatos que se agrupan en clanes-tribu, o en mansiones plebeyas temporarias, derrotan por goleada el interés que despierta la trillada problemática occidental, entretenimiento gastado. O la judío-islámica, que se torna en poco profundo y patético entretenimiento; y que para ser comprendida necesitaría otro formato: buen cine en salas o lecturas.

    PD, ¿serían posibles series armenias de entretenimiento?, el poco cine que vi de ese origen me gustó mucho. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Archivos

Categorías

Calendario

junio 2018
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: