Desde el diván

22 febrero 2018 at 9:53 12 comentarios

Anuncios

Entry filed under: General.

Aquellos deseos, o sueños, o ilusiones…del 2011 El gaucho (1)

12 comentarios

  • 1. Aldo  |  22 febrero 2018 en 14:32

    que Abraham valla a la tv abierta , a los canales ( 5 fantasticos ) como cuando fue a Intratables y freno la pelota y dijo algunas cosas ……, Podría ir al de Novaresio , pero no el de los domingos , sino el de la semana , el mano a mano , el del domingo es sobre feminismo y Kirchnerismo y por supuesto agun toque del presente , pero el de la semana es sobre la vida , algo de Cristina y despues la pregunta que yo mas espero en la respuesta de los invitados ¿ que pasa cuando nos morimos ? esa es tremenda ,,, y por supuesto deja la angustia si lo que dicen nos es lo que uno cree

  • 2. Glenda Prestes Ávila  |  22 febrero 2018 en 18:09

    Tomás, teus textos são impecáveis e tuas apreciações muitíssimo a meu gosto.
    Parabéns !
    Apreciei deveras a entrevista que concedeste a Diego Siekman (?), En El Divan.
    Estiveste muito corajoso e espontâneo. É otimó poder “conhecer” um pouco a alma e os sentimentos de um pensador.
    Te mando um abraço
    Glenda

  • 3. Glenda Prestes Ávila  |  22 febrero 2018 en 18:18

    Poderias me enviar informações sobre o Seminário de Los Jueves ? Às vezes vou à BS. Aires e gostaria de participar. Grata
    Glenda

  • 4. carlos  |  25 febrero 2018 en 14:50

    “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias mas que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá, afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.” Ayn Rand

  • 5. marlaw  |  25 febrero 2018 en 17:06

  • 6. philo  |  25 febrero 2018 en 19:59

    Profeeeeee

    que hace usted que no envejece???

    pasando la fórmula, pasando…

    se juntaron mis dos preferidos

  • 7. alejo  |  26 febrero 2018 en 3:55

    Professore, será posible que una simple emisión como esta, pueda ser respondida?… Por?… porque quizás, compartir lo imaginario y ver (después de Parménides) lo observable, sea valioso…

  • 8. marlaw  |  27 febrero 2018 en 13:06

  • 9. rodolfo lópez  |  27 febrero 2018 en 18:19

    Interesante sesión. ¿Qué hemos hecho -todos- con lo que nos legó nuestro viejo?. ¿Cuándo empezó la decadencia argentina, la falta de confianza en el futuro, la fuga de divisas?. ¿Qué pesa más en los platillos de la balanza ética, la corrupción de los empresarios del capitalismo argentino (50% de evasión) o el enriquecimiento en el Estado de los supuestos servidores públicos emancipadores?
    Abraham ofrece variadas respuestas. En el ´52, en el comienzo de la segunda presidencia de Perón (después de una primera de auge y de abundancia), comienza a nublarse el rumbo económico, los que pueden -y tienen- empiezan a mandar la guita afuera. En 1973 hay un nuevo auge de la economía sin inflación, una nueva oportunidad asoma en el horizonte del país, y parece ser auténtica (con Lanusse tras Onganía y otro) pero esa esperanza también se frustra, hay varios cambios políticos, regresa Perón, tal vez fue Gelbard.
    Como sea, la decadencia argentina lleva hasta hoy 70 años.
    Encontrar el camino de la prosperidad por lo visto no es fácil, y Perón no está vivo para echarle a él todas las culpas. Además, los actuales peronistas en condiciones de llegar al gobierno no ofrecen nada que no se haya probado antes. Hasta aquí de acuerdo con lo expresado por el Profesor. Pero es necesario hacer al respecto una salvedad (acaso insinuada también por Abraham), una salvedad Fundamental. Perón, querido u odiado, es simbólicamente nuestro viejo (¡nada menos!), en mi caso particular lo es efectivamente por la devoción que papá depositaba en él. ¿Qué voy a hacer yo -que vamos a hacer todos- con semejante legado?. Es desde ese lugar, en que estoy de acuerdo con dar oportunidades a Macri, para luego de su fracaso rotundo (ojalá no sea así), de haber exprimido sus posibilidades al máximo, pasar recién a un próximo; y seguir de ese modo hasta encontrar respuestas a un tema -el porvenir de Argentina- que sí debe tener solución. El nombre legítimo y honorable (aún para los no peronistas) que debe llevar esa solución es “Perón”; en su siglo histórico; nuestro trabajo es encontrarla.
    La Dificultad
    .

  • 10. marlaw  |  28 febrero 2018 en 5:31

    Soy totalmente conciente, o al menos trato de serlo, que escencialmente, este es un blog dedicado a la filosofía.En este sentido, se debería tener en cuenta, al menos de manera alegórica, el lugar que le otorgaba al arte, o de que modo lo consideraba a este Nietzche, en especial a la música. Esta junto al lenguaje o la lengua, oral o escrita, y aunque no se trata del único caso, también constituyen modos de expresión de un leguaje simbólico, que forman parte de nuestra cultura. Cuando digo nuestra cultura, lo afirmo en un sentido de pertenencia, emparentado con nuestros orígenes, en un sentido amplio, que alcanza a la cultura occidental.
    Para conocer que pensaba Nietzche sobre la música y el arte en general, no hay mejor manera de hacerlo, que echárle una mirada a su obra: El Nacimiento de la tragedia

  • 11. marlaw  |  5 marzo 2018 en 8:18

    “Marx describió un mundo en el que el factor esencial de cam-
    bio era el interés económico. Para Freud el principal estímulo era
    sexual… Nietzsche, el tercer miembro del grupo, era también ateo
    [y] veía [la muerte de Dios] como… un acontecimiento histórico,
    que tendría extraordinarias consecuencias… Entre las razas más
    adelantadas, la decadencia y, finalmente, el derrumbe del impulso
    religioso dejarían un colosal vacío. La historia de la era moderna es
    en gran parte la historia de cómo se ha llenado ese vacío. Nietz-
    sche no se equivocaba al pensar que el candidato más calificado
    [para cumplir esa función] era lo que él llamaba «la voluntad de
    poder»… El lugar que anteriormente había ocupado la fe religiosa
    pasaría a estar ocupado por la ideología secular. Quienes antes ha-
    bían nutrido las filas del clero totalitario se convertirían en políti-
    cos totalitarios… El final del viejo orden, con un mundo a la deri-
    va en medio de un universo de absoluto relativismo, propiciaba el
    surgimiento de estadistas gansteriles. Y éstos, efectivamente, no
    tardaron en aparecer. [Johnson 1983:48.]”
    Clifford Geertz- “Los Usos de la Diversidad” -pag.104-

  • 12. carolax  |  15 marzo 2018 en 19:33

    Lo comenté en otro lado, no sabía que estaba subida esta entrevista acá. Y suscribo lo que dije: una joyita. Un filósofo al desnudo, menos Nietzche y más medias Tom, menos Aristóteles y más padre, filosfía de carne y hueso con historia y sabor argentino.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Gustavo en Inmigrantes (6)
marlaw en Inmigrantes (6)
marlaw en Inmigrantes (6)
marlaw en Entrevista La Nación
marlaw en Entrevista La Nación

Calendario

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

A %d blogueros les gusta esto: