Bitácora 94

22 noviembre 2017 at 13:37 8 comentarios

Bitácora 94

Hay tres peronismos. Uno es el tradicional en el que confluyen dirigentes sindicales y políticos provinciales. Estos últimos son concentradores de dinero, tienen redes de poder establecidas, reinan en distritos en los que hay enorme pobreza y un clientelismo basado en el empleo  público. Ambos espacios tiene con el gobierno central relaciones que se basan en  reciprocidades cambiantes y puntuales, que por lo general permiten conciliar sus intereses   con su afán de permanencia en el poder.

Pero además tienen la función de disciplinamiento. Les asegura a los sectores de poder corporativo tanto económico como político, la contención y el control de los elementos desbocados y desatados que pululan en  los márgenes de la sociedad, y también apagar los focos de rebeldía en instituciones como fábricas e institutos de enseñanza.

Son poderes negociadores.

Otro es el peronismo de los oportunistas que se reclaman tales porque ven en esta identidad histórica un modo de hacer “entrismo” en la dirigencia. Por lo general provienen de las clases empresariales  con afán de poder, y adoptan los fundamentos mínimos y slogans del relato para presentarse en sociedad y candidatearse en puestos públicos.

A veces siguen la escalera habitual para estos menesteres como el de la presidencia de un club  de futbol, gobernación y lo que venga.

Por último el peronismo de los intelectuales, que es el que más ruido hace porque está conformado por agentes culturales y formadores de opinión con acceso a la manipulación de símbolos y al mundo de la representación. Académicos, actores, periodistas, artistas, investigadores, docentes, conforman su plantel.

Su función también es de disciplinamiento, que se traduce por congelar la memoria, ungir héroes, confeccionar listas de malditos y revisar la historia con una matriz binaria adaptada a sus ambiciones.

Anuncios

Entry filed under: General.

Bitácora 92 Bitácora 95

8 comentarios

  • 1. marlaw  |  22 noviembre 2017 en 14:40

    Matriz binaria.Bien binaria

  • 2. Eduardo Bustos  |  22 noviembre 2017 en 18:10

    Esos peronismos parecen divergentes pero se vuelven convergentes cuando el poder los aglutina, el poder para ellos es como un chamán que los abroquela y los convence de que son sujetos históricos míticos y superiores al resto de los mortales.

  • 3. Marcelo Grynberg  |  22 noviembre 2017 en 18:54

    Interesante. Nunca lo habia percibido de ese modo. Es para pensarlo.

  • 4. Sergio Rossi  |  22 noviembre 2017 en 20:55

    Muy bien. Categorizando. Que es la forma de entender el mundo.

  • 5. marlaw  |  23 noviembre 2017 en 4:45

    Esa manera de analizar la realidad que hace el Profesor se encuentra influenciada por la lectura de Foucault. No digo que esté mal, pero es el modo en que Foucault también analiza los hechos.

  • 6. Aldo  |  23 noviembre 2017 en 13:37

    Hay un avance significativo que el caso del submarino deja salir a flote , y es que Argentina forma parte o esta haciendo meritos de estar en la liga de la Justicia Internacional ,, si hasta los uruguayos están dentro ….. no nos van a dejar en la deriva , se preocupan por nosotros, somos todos para uno y uno para todos ,, let’s gooo !!!

  • 7. marlaw  |  23 noviembre 2017 en 17:59

    Hasta el límite de sus posibilidades, la República Argentina, también ha sido siempre solidaria, con las desgracias ajenas.

  • 8. Jorge Abaunza  |  26 noviembre 2017 en 10:20

    En la tercera categoría del Justicialismo, en la que utiliza el termino “intelectuales”, opino que el término más justo es el de manipuladores (3° acepción de la RAE) . No me es claro ni evidente que estas personas a las que refiere como intelectuales estén en la búsqueda de conocimiento.


Archivos

Categorías

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: