Bitácora 88

13 noviembre 2017 at 12:34 4 comentarios

Bitácora 88

 

Soy un radio escucha. Los premios Martín Fierro a la Radio me han hecho pensar. Hubo  algunos incidentes entre los presentes, y la lista de premiados, como en todo concurso, crea suspicacias. Pero me referiré a un solo aspecto del evento vinculado a una península asiática dividida en dos por una grieta en principio desmilitarizada y vigilada en cada centímetro por guardias armados.

Se habla de la Corea del Centro. Ha ingresado en el vocabulario mediático una nueva metáfora. No es un mal término para describir la actitud de algunos periodistas. No están ni en el sur ni en el norte, ni se localizan en un lado de la trinchera. Y digo periodistas, y no operadores, la distinción es importante.

Quedan pocos periodistas. Los locutores pasan los informativos. Los comunicadores dan y ponderan los titulares de acuerdo a un orden de preferencia signada por la línea editorial de los medios en los que trabajan. Los operadores analizan la actualidad y seleccionan los acontecimientos, al servicio de un grupo de poder. Los militantes, sesgan sus observaciones, ocultan información y programan sus relatos a partir de una concepción del mundo y de la sociedad. Los periodistas pastores se amoldan a la tabla de valores de su grey que es la clase media nacional y se indignan, juzgan y condenan a los protagonistas del poder en defensa de su audiencia. Los animadores que farandulizan la política y politizan a la farándula, nos ofrecen sus programas de entretenimiento.

Y luego los periodistas que padecen el síndrome de la “Mittel Corea”, aquellos que mantienen la idea de un periodismo vocacional además de profesional, que por lo general, son progresistas. No es frecuente encontrar a un periodista de derecha que tenga temor de ser identificado con Corea del Norte, es decir, que por alguna observación adversa al gobierno de Macri no quiera estar marcado por ser de la extrema izquierda.

Pero sí sucede al revés con el fantasma de Corea del Sur. Es cierto lo del sistema de compensaciones de los periodistas progre de Corea del Centro. La derecha tiene el poder amenazador de la ballena de Jonás. El otro día, mi periodista radial de cada día, por ser progresista como yo pero también por respetar la inteligencia del oyente, me dio un ejemplo para ilustrar este caso. Al informar sobre la convocatoria de Estela de Carlotto, Eugenio Zaffaroni, Mempo Giardinelli, Horacio González, Victor Hugo Morales, etc, a  reunirse frente al Congreso para exigir pluralismo ideológico al actual gobierno, dijo: “en verdad tampoco podríamos decir que en el anterior gobierno había pluralismo ideológico, pero en esa discusión no me quiero meter”.

¿Por qué no se quiere meter? ¿Cuál es el peligro?  ¿Por qué no decir lo que piensa?

Hay una tierra santa que no se quiere violar.

Corea del Centro es una derivación de la época anterior por la extorsión moral que hacía vacilar  a quienes no estaba del todo seguros de los milagros del gobierno de los K, y maquillaban sus dichos para no estar en la vereda de enfrente de las agrupaciones de derechos humanos que apoyaban al  kirchnerismo. Criticar a Anibal Ibarra – blindado por las agrupaciones –  por Cromañón, era favorecer a la derecha y a Macri, que ni siquiera era jefe de gobierno.

Evidentemente tales precauciones fueron inocuas.

Es comprensible que a este gobierno ni a los que lo apoyan con mayor o menor entusiasmo y adhesión, no se los embandere con la insignia de la cruzada de la transparencia. El personal gubernamental por su posición de clase y por sus actividades ha sido parte del sistema que rige a nuestra sociedad y que incluye a la dirigencia y a los factores de poder.

También es cierto, creo, que quieren “cambiar” aquella situación y controlar de ahora en más el uso y destino de los fondos públicos, pero ir hacia atrás es adentrarse en terreno fangoso porque pueden hundirse los del sur y los del norte. Aunque ése es otro tema.

Hasta el momento la grieta perturba a muchos como les da buena renta a otros. Hay quienes apoyaron a Néstor Kirchner porque se amoldaba a sus ideales progresistas, y luego cambiaron a medida que el régimen político se disolvía por la imposibilidad de Cristina eterna y por la realidad de los Milani.

Hoy como se condena a todo el kirchnerismo y se denuncia un desfalco desde el primer día del gobierno K, hay quienes se sienten incómodos. Los operadores en campaña antiK,    los presionan para que se sumen al batallón de los denunciantes. Resisten desde esta mítica Corea del Centro, tienen el coraje de seguir adelante  pesar de perder oyentes y avisadores que lucran con la máquina de picar carne, pero compensan con adversativos sus juicios, entibian sus afirmaciones, dejan de ser incisivos, lo que nada tiene que ver con la objetividad, ni con la imparcialidad –las zonas desmilitarizadas siempre confrontan bandos enemigos –  sino con cierta falta de franqueza, o con la necesidad de un poco más de audacia.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

Bitácora 87 Bitácora 89

4 comentarios Add your own

  • 1. Aldo  |  13 noviembre 2017 en 13:40

    me acuerdo hace años tuve un enfrentamiento con un pibe a empujones y esas cosas , nada grave tampoco una pavada , pero me acuerdo que en el momento del garute de la pelea pensaba que alguien por favor venga a separarnos , hijos de putas. todos hicieron una ronda para ver como nos agarrábamos a piña ,nadie vino a separarnos , se reían , hinchaban por uno por el otro , “el que llora primero pierde” y cosas así decian ,,, pero jamas se me ocurrio en ese momemnto ir a buscar, samarrear a mi novia violentamente y ponerla al frente del contrincante , como si ella fuese al fin la que nos separaría o por lo menos agarrarme de los hombros y frenar ella con su dulzura al Toro bravo que tiene de novio ,,, no sea cosa que le peguen a ella y uno se vuelva mas loco todavía ,, una fiera, convertirse en un Asaaasino matatore como decía el gran Gino Renni

  • 2. marlaw  |  14 noviembre 2017 en 8:22

    Lo que yo advierto en la radiofonía argentina, que en cierto modo esta dando cuenta, de la mediocridad, por la que ella transíta, es la aparición de ciertos “tics” que se han esparcido como peste, por todas las emisoras, y que se advierte aún mas, en los comunicadores, periodistas, locutores, etc, mas nóveles. De estos tics, que se difundierón como si alguién, hubiera bajado la línea de que se debe hablar de cierto modo existen varios, y en este momento el que mas recuerdo es el de la utilización del pronombre relativo: “que” y a partir de su pronunciación, hacer un silencio. Pareciera que todos se han puesto de acuerdo, en hablar del mismo modo. De los contenidos no me voy a ocupar porque ya lo ha hecho el Profesor.

  • 3. marlaw  |  14 noviembre 2017 en 9:51

    Deberia haber escrito:” un pronunciado silencio”

  • 4. Alejandro Pedro Ballester  |  14 noviembre 2017 en 13:17

    Según Washington Irving, Rip Van Winkle se hechó una siestita debajo de un árbol que duró veinte años; Me pasó lo mismo? por un momento creí haber fallecido y descubrí que la eternidad sin la Bitácora y sin la pluma de Abraham no es eternidad ni nada. Coincido con el profesor y con los ilustres colegas. La grieta pasó de ser una reposición popular del materialismo histórico, a un catálogo de mediocridades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: