Entrevista

27 septiembre 2017 at 8:22 16 comentarios

http://www.lagaceta.com.ar/nota/745615/la-gaceta-literaria/filosofos-siempre-piensan-contra-otros.html

Anuncios

Entry filed under: General.

¿Quién es Paul Veyne? (nueve) Conversaciones

16 comentarios Add your own

  • 1. Marcelo Grynberg  |  27 septiembre 2017 en 10:49

    La esperanza (Tikvá) no es pasiva. Tambien es un modo de decir no. Ver los tres volumenes de Ernst Bloch: “El Principio de la Esperanza”.

  • 2. Marcelo Grynberg  |  27 septiembre 2017 en 11:02

    Me quede pensando que en hebreo, Tikva tal vez tenga la misma raiz que Letaken que significa arreglar, reparar. De alli la idea de “Ticun a Holam” : La Reparacion del Mundo. Ninguna pasividad.

  • 3. rodolfo lópez  |  27 septiembre 2017 en 12:40

    Estimado Marcelo, tal vez la Esperanza de la que Ud habla no sea pasiva. Pero usada en la vida cotidiana sí lo es. Es más fuerte el “entusiasmo” (aún el pasajero), coincido con el profesor. Yo usé mucho la palabra “esperanza” sobrevalorando su fuerza, luego me quedaba una sensación extraña de debilidad. Sorprende la crítica que le hace T.A. en la entrevista. Estupenda nota por la claridad de los conceptos (las ideas relativizadas a sus circunstancias). Saludos

  • 4. Marcelo Grynberg  |  27 septiembre 2017 en 13:16

    Que tal Rodolfo, gracias por su comentario.

    Chusmeando por internet, encuentro la siguiente descripcion etimologica de la palabra entusiasmo:

    “El ‘entusiasmo’ que se apodera a veces de nosotros es una ‘exaltación del ánimo’, un ‘fervor interior’ que parece venir de fuera, de alguna fuerza superior a la nuestra. La palabra, que existió en el latín tardío ‘enthusiasmus’, viene del griego ‘ενθουσιασμός’ – enthousiasmos: ‘inspiración divina’, ‘arrebato’, ‘éxtasis’. Una voz formada de ‘entheos’ o ‘enthous’ (que lleva un dios dentro: ‘en’ + ‘theos’). El entusiasmo era el ‘furor o arrobamiento de las sibilas al dar sus oráculos’. ”

    Tiene entonces cierto componente irracional y heteronomo.
    Me quedo entonces con la mas modesta pero autonoma “Esperanza”.

    Saludos

  • 5. marlaw  |  27 septiembre 2017 en 17:32

    Yo creo que la añoraza de “un pasado mejor” por parte de los que superamos la barrera de los 50, con mayor o menor amplitud, tiene su explicación, al margen de un alto grado de idealización. La explicación viene por el lado del refrán popular: “mas vale malo conocido, que bueno por conocer”. Desde luego que la idéa que fundamenta al refrán, se basa en el temor, en el temor al futuro, pero este temor tiene sus razones, o al menos las tuvo, para varias generaciones de argentinos entre las que me incluyo.Los que contábamos con 20 años a finales de la década del 50 desde luego que ambicionábamos un mundo, y un país mejor, para todos. Pero todo lo sucedido en las décadas subsiguientes, tanto en el país como en el mundo, estuvo muy lejos de colmar las espectativas del menos iluso. Aún después de haber soportado tantas penurias, tantos temores, tantas incertidumbres, cuando por fín finalizó la noche negra de la última dictadura militar, todos pensamos que se habría un camino venturoso, pero hasta ese devenir concluyó con una gran frustración, y no fue por no haberle dedicado los mayores desvelos. Y como sí esto fuera poco, todo lo que sobrevino después, con todos los cambios sociales ocurridos inclusive, con diez años de menenismo, y todo lo que vino después de este, fue aún mucho peor. Después de tantas malas experiencias soportadas, hasta me atrevería a decir, que temer al futuro es casi un síntoma de salud mental.

  • 6. rodolfo lópez  |  28 septiembre 2017 en 13:52

    Marcelo, creo que debemos usar la palabra que mejor refleje nuestra idea o estado de ánimo. Si es la acertada tendrá la fuerza de representarnos. Valen “Esperanza”, “entusiasmo”, la que sea. El uso es personal, subjetivo. Solo nosotros sabremos si encontramos el espejo de lo que sentimos. Si la esperanza es compartida se parecerá a una religión, y si lo es el más común entusiasmo, a una barra de hinchas de fútbol. ja ja!. Saludos.
    PD: interesante la etimología de “entusiasmo” que Ud nos aporta. Muchos pergaminos para una palabra de uso corriente. Creo que el origen de Esperanza depararía una sorpresa mayor.
    Agrego que puede que las palabras nos busquen, y no nosotros a ellas. Con el correr de las horas -de los años- cambiamos, y al dejar de ser el que fuimos y no ser todavía el que vendrá, una palabra como una tabla en el océano viene a socorrernos.
    Y puede que elijamos la palabra que representa lo que carecemos. En mi caso, “entusiasmo” es lo que me falta muchas veces, y a la vez es la tabla que me permite llegar a puerto a salvo.
    Estimado Marlaw, Ud es generoso, me anoto en los que apenas pasan los cincuenta! ja ja Saludos.

  • 7. Marcelo Grynberg  |  28 septiembre 2017 en 16:16

    Gracias Rodolfo por sus palabras. A mi tambien me hace falta
    entusiasmo, supongo que la edad y las desilusiones nos van
    golpeando a todos. Pero hay que seguir adelante !
    Abrazo

  • 8. Aldo  |  29 septiembre 2017 en 13:35

    La esperanza es tremenda, aun para aquellos que tienen un problema ( serio ) Pensar en negativo , (tampoco mucho ) nos acerca mas a la realidad y sobre todo que las ilusiones frustradas no nos caigan como cemento luego de no cumplir ” cosas ” o anhelos y toda la cuestión ,,, la esperanza es amenazadora para la historia ,,,, lo negativo es el camino !!!

  • 9. Aldo  |  29 septiembre 2017 en 13:37

    El Sartre de la esperanza es el ultimo , el de Simone de Beauvoir a mi entender

  • 10. marlaw  |  2 octubre 2017 en 17:15

    Gracias a este sitio pude dar con un libro de Isaiah Berlin, Vico y Herder. A mi juicio Berlin es un pensador extraordinario, y en esta obra logra rescatar de su ostracismo a Vico un pensador Italiano nacido en el Reino de Las Dos Sicilias,en el Siglo XVIII para delinear un tratado de epistemología práctica, aplicable especificamente para las humanidades, cuya lectura no tiene desperdicio. Algunas de las virtudes de Berlin al margen de ser claro y diáfano como el agua, es que no tiene empacho en dar a conocer sus fuentes, no pretende pecar de original, no reniega del Topos Urano Platónico que hoy en día podríamos llegar a traducir como el acervo cultural Europeo del que todos en mayor o menor medida somo tributarios.

  • 11. Marcelo Grynberg  |  2 octubre 2017 en 20:22

    Marlaw: Horkheimer tambien rescata a Vico en uno de sus ensayos (“Vico y la mitologia”, publicado por ed. Altaya junto a otros ensayos agrupados bajo el nombre de “Historia, metafisica y escepticismo”)

    Aldo: lo que Ud. dice en el nro. 8 me recuerda mucho a lo que pensaba Walter Benjamin.

    Saludos.

  • 12. marlaw  |  3 octubre 2017 en 0:36

    Como siempre Marcelo muchas gracias por su inestimable aporte. Con respecto a mi comentario (11) cometí al menos dos errores garrafales, por tratar de escribir de corrido y sín meditar demasiado.
    En lugar de ostracismo, que se trataba de un duro castigo que soportaban los vivos, pero no los difuntos, debí haber utilizado sencillamente la palabra:olvido. En cuanto a Vico, si bién sus mejores trabajos aparecen por el año 1708, y además fallece en 1744, este nació en las postrimerías del Siglo XVII, y no en el Siglo XVIII.

  • 13. Aldo  |  3 octubre 2017 en 21:22

    Le agradezco Marcelo ,, aunque los tiempos de citas van quedando atrás , en un camino oscuro

  • 14. marlaw  |  4 octubre 2017 en 0:48

    “La Autobiografía de Vico es una historia viva e impresionante de una vida de un hombre absolutamente preocupado por cuestiones filosóficas.
    Cuando Vico dice que es un viajero solitario en un territorio que, hasta entonces, no ha sido recorrido por nadie, esta afirmación que con frecuencia no es más que un mero tópico ya clásico, expresa, por una vez, la verdad en el sentido más literal. Vico sabía que había hecho descubrimientos diferentes de los que hasta entonces se habían hecho; y sabia que dichos descubrimientos eran de cardinal importancia. La aguda intensidad de su vida intelectual, y su distanciamiento respecto de sus patéticas preocupaciones y de las humillaciones por su infravalorada existencia académica, eran hasta cierto punto una compensación a su posición degradada como cliente del clero y de los mecenas seculares. Vivió en angustiosa pobreza y tenía poco contacto con el mundo exterior. Fue toda su vida un minusválido a consecuencia de una caída en la infancia. Su hijo mayor se convirtió en un delincuente, una de sus hijas estuvo enferma desde su nacimiento, y centró toda su dedicación en su hijo más joven, arreglándoselas para asegurarle la sucesión en su cátedra. Después de su hijo, su biblioteca era lo que mas quería. Como Maquiavelo escapó de sus miserias a través del mundo de los libros: Platón, Varrón, Mucio Escévola, Lucrecio, Tácito y Ulpiano eran mas auténticos para él que los escritores de su propia época; excepto, quizás, Bacon, a quién admiraba, y Descartes, contra quién se volvió. Toda su vida careció de las mas preciosas posesiones de un estudioso: tranquilidad y tiempo libre.”

    Copiado del libro de Isaiah Berlin,Vico y Herder, traducción de Carmen Gonzalez del Tejo.

  • 15. Marcelo Grynberg  |  4 octubre 2017 en 10:25

    Gracias Marlaw por la transcripcion de Berlin sobre Vico. Aqui van otros parrafos igualmente interesante de Horkheimer.
    Saludos.

    “Vico es el primero que reconocio de modo conciente y explicito la analogia existente entre los primeros pueblos historicos y los primitivos de la actualidad, asi como la identidad que se da entre la mentalidad de los primitivos y la de los niños, es decir la correspondencia entre ontogenesis y filogenesis humanas.”

    “Otra gran aportacion de Vico por lo que a la religiosidad mitologica se refiere es la teoria cuyo principio expresa en la frase siguiente: “las mas antiguas leyendas debieron de contener verdades politicas, de modo que relatarian la historia de los primeros pueblos”. Con ello expresa la conviccion de que las concepciones mitologicas no son libres creaciones del espiritu sino que reflejan una realidad social, aunque deformada.”

    “El primer impulso para que la cultura siguiera desarrollandose, se produjo cuando el desamparo obligo a los primeros hombres, “los gigantes” al decir de Vico, a procurarse moradas. Estos entonces renunciaron “al habito bestial de vagar por la selva virgen de la tierra y adoptaron la costumbre contraria, permaneciendo ocultos y quietos en sus grutas durante largo tiempo.” En este progresivo aumento del dominio de la voluntad sobre los movimientos del cuerpo vino despues “la autoridad del derecho natural, pues al ocupar y permanecer durante mucho tiempo en los lugares en que casulamente se encontraban cuando se produjo el primer rayo, se convirtieron en sus dueños mediante la ocupacion. La oucpacion es la posesion largamente prolongada y la fuente de toda propiedad en el mundo.” ”

    “Si lo importante es descubrir en la historia legalidades cuyo conocimiento puede servir de instrumento para la realizacion de ese sentido y de esa razon, en ese caso, Vico, ese temprano filosofo de la historia e interprete de su sentido, ha sido una mente que ha abierto brecha.”

  • 16. Marcelo Grynberg  |  8 octubre 2017 en 22:57

    Leyendo a Berlin, recien me entero de la existencia de un tal Joseph de Maistre (“Joseph de Maistre y los origenes del facismo”).
    Uno se preguta cuales habran sido (y tal vez sigan siendo), las condiciones para la formacion de semejante tipo antropologico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: