Quién es Paul Veyne? (Tres)

27 agosto 2017 at 10:29 7 comentarios

Veyne dice lo que piensa, ahora tratemos de acercarnos a lo que piensa. Distribuimos su pensamiento en los siguientes ítems:

1) Habermas le criticaba a Foucault su amoralismo y su escepticismo y su falta de creencia en el progreso en la historia de la humanidad. Cuando un sociólogo quiere demostrar la prueba evidente de que tal progreso existe dice cosas como que la penicilina es un descubrimiento que ha salvado vidas, a lo que su doble invertido con el que siempre discute les responde con un Auschwitz. Los partidarios de la razón negativa, tal como la llamaban los críticos de la razón como Adorno y Horkheimer se enfrentan a sus discípulos como Habermas que les recuerda que vivimos mejor.

Por eso este último dice que filósofos como Foucault jamás reconocerán que la supresión de los combates en el circo romano ha constituido una mejora y una humanización en la historia de las civilizaciones sino tan sólo un cambio en las estructuras de la dominación por las que de un poder se pasa a otro. Por eso para Foucault la prisión y los suplicios públicos son dos meras formas del ejercicio del poder.

El ejemplo del circo romano viene a propósito de que es Paul Veyne quien ha estudiado la lucha de gladiadores en la antigua Roma y ha intentado entender no sólo por qué ese fenómeno social y cultural fue importante sino que también se dispone a interpelar  nuestro juicio  moral respecto del mismo.

Es el doble cauce de su análisis y su particular modo de practicar la historia del presente.

La lucha de gladiadores en el circo fue una costumbre que se fue dando de a poco. Los luchadores en primera instancia eran voluntarios. Una parte del público se entusiasmaba con los combates, otra parte iba como se va a una ceremonia pública que los dejaba parcialmente indiferentes.

Dice que Roma no era más cruel que otras sociedades de su tiempo, por el contrario, prohibieron los sacrificios humanos en las sociedades bárbaras porque les parecía un acto abominable.

De este voluntariado se pasó a la selección de prisioneros de guerra, y poco a poco, el público se fue acostumbrando a la existencia de este tipo de fiestas colectivas.

Veyne pide que le perdonemos que enuncie algunas generalidades desagradables como la de sostener que nuestro horror e indignación por la muerte violenta, por los suplicios de los gladiadores, es una “actitud secundaria”, fruto de una educación colectiva, de un adiestramiento ético y de prohibiciones civilizadas.

Esta actitud a veces se pone  entre paréntesis, se suspende el espíritu civilizatorio, cuando hay un seísmo social, una revolución o por acción de una ideología que enarbola una verdad absoluta.

En ese momento surge otra actitud, una espontánea, una que Veyne llama “primaria”, de  una mayoría de hombres que goza ante el derramamiento de sangre y por la muerte violenta. La muerte de un hombre nos da el mismo placer que toda sensación intensa.

Por eso se forma una multitud alrededor de un violento accidente vial, y no para ayudar sino para “ver”. Por eso los canales de noticias llenan las pantallas con crímenes y escenas de alto voltaje sangriento, porque saben que logran los mejores puntajes de audiencia.

Es sólo una minoría, agrega, la que repudia estas escenas y siente horror ante la sangre de los otros, y confiesa que debe ser ésa la razón por la que visitó una sola vez el Coliseo romano, para mostrárselo a una amiga turista, y que se niega a visitar el campo de exterminio de Auschwitz.

Pide dejar por un momento de lado los anacronismos piadosos ante la fragilidad del barniz secundario de las civilizaciones, de sus momentos de suavidad moral, ya que no conforman una adquisición definitiva. Son muestras de obediencia a la autoridad y a la moral dominante, más que a una moral interiorizada y autónoma.

El miedo  que nos da la sangre derramada por accidente o de un modo criminal se morigera cuando se trata de alguien fuera del grupo, de un excluido. La indiferencia a la muerte del prójimo y el placer que puede deparar, no es un rasgo exclusivo de la sociedad romana, puede aparecer en cualquier civilización y en cualquier momento.

Añade que es históricamente importante observar que la sensibilidad hacia los otros se basa en el miedo de lo que puede sucedernos. Cita a Aristoteles que afírmó que la piedad es un sentimiento penoso al ver un espectáculo de un mal destructivo porque nos imaginamos que lo podemos padecer nosotros y las personas a las que queremos.

Marco Aurelio, el emperador filósofo, oscilaba entre una insensibilidad primaria por la que bien podía llevar cabo una matanza – Veyne dice genocidio – sin límites, cuando guerreaba contra  los bárbaros, e ir con abulia a los combates entre gladiadores a los que en última instancia reprobaba por provocar muertes inútiles.

Veyne considera que Séneca era mitad primario y mitad filósofo, los combates en el circo le parecían un dispendio exagerado para las arcas del imperio, y por otro lado, estaba en desacuerdo con los mismos por una razón doctrinaria.

Para el estoicismo un ser humano debería ser inviolable para sus prójimos, porque todos los hombres son ciudadanos de la ciudad cósmica. El amor entre los hombres deriva de un parentezco natural y no por el hecho de ser hijos de un mismo Creador.

Anuncios

Entry filed under: General.

Quién es Paul Veyne? (Dos) Bitácora 82

7 comentarios Add your own

  • 1. Marcelo Grynberg  |  27 agosto 2017 en 16:20

    Habermas tambien sugiere que la Ilustracion es un proyecto en marcha (aunque nadie sabe en que terminara, la barbarie siempre esta alli, al acecho …). Sus maestros tampoco renegaron de la Ilustracion y trataron de salvar su momento de verdad.

  • 2. marlaw  |  28 agosto 2017 en 4:43

    Si yo no mal interpreto a Nietszche, en genealogía de la moral, pero según entiendo, este pareciera querer decirnos, que el ser humano se dedicó a cualquier tipo de investigación y de conocimientos, menos a tratar de conocerse a sí mismo en profundidad. Pero yo me pregunto: ¿Cuanto tiempo hace que nombrar a Darwin a Freud, o a Marx dejó ser una herejía?. ¿Cuanto tiempo hace que los hombres dejarón de balbucear, sí es que ya dejarón de hacerlo, para evitar ofender a los poderes consagrados.? ¿Cuanto tiempo hace que nos liberamos de los encantadores de serpientes, si es que ya nos pudimos liberar de todos ellos, o mas bién resulta que estos reaparecen a traves del tiempo vistiendo otro ropaje y cubriendo sus rostros con nuevas máscaras? ¿A quién se teme ofender cuando todavía se habla de: “lo políticamente correcto”? ¿ Como podíamos comenzar a pensar en lo que realmente somos, en conocernos en profundidad, como lo quería Nietszche, sí todavía hay quienes pretenden a toda costa, evitar que se piense? Sí en nuestro propio país los estudiantes en particular y las personas en general en su gran mayoría todavía ignoran que existe una ciencia que se llama etología. ¿De qué Ilustración podemos hablar, sí todavía hay obtener la venia y la conformidad de alguién que está muy por encima de todos nosotros, para fijar un plan de estudios en una Universidad?¿Cuanto tiempo hace que la Moral se emancipo de la Religión, o todavía esta se encuentra sometida a su tutelaje?

  • 3. Aldo  |  28 agosto 2017 en 21:18

    Roma tiene mala fama al igual que Egipto en la Biblia ,,, bueno , los imperios son distintos ,, yo sostengo que depende que se haga con eso ,, por eso el estudio del poder es para perseguidos-culposos ,, hay poder y hay gente que no le va a gustar ,,, no se hace un imperio pidiendo permiso ,,, Dios , hoy esta con EEUU asi como en su momento estuvo con los esclavos judios ,,, que mas pretendemos ? ,,, creemos que dios juega al esclavo y al poderoso ? Dios juega con nosotros? , con nuestras culpas y paranoia -existencial- acumulativa de barrios paquetosos sin mas acción que leer libros y diarios y dormir por la noche temerosos de que monstruos despierten ?

  • 4. Aldo  |  28 agosto 2017 en 21:22

    Hay que revisar la historia de Roma

  • 5. Marcelo Grynberg  |  30 agosto 2017 en 23:10

    Tomas: que es la “Razon Negativa” ? (de los frankfurters).
    “Dialectica Negativa” es inexpugnable. Le agradeceria una breve
    disgresion. Saludos

  • 6. Tomás Abraham  |  4 septiembre 2017 en 9:08

    marcelo
    no es que no quiera contestar pero no trabajo horas extras. “Razón negativa” es usado ampliamente. Podés buscar referencias, apenas me desocupe lo haré yo mismo.

  • 7. Marcelo Grynberg  |  4 septiembre 2017 en 11:56

    OK, no hay problema.
    Recordando a Benjamin, tal vez pueda caracterizarse como lo no pensado o lo no previsto por la Razon Instrumental, que deja “montañas de escombros” en su paso hacia el progreso. Un progreso contradictorio, que en ocasiones decae en barbarie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 92
marlaw en Bitácora 92
Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90

Calendario

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: