Quién es Paul Veyne? (Dos)

25 agosto 2017 at 11:13 4 comentarios

Los filósofos pueden ser interpretados de muchas maneras. Dedican sus vidas a ser claros y distintos, y sus lectores agregan oscuridades e ingredientes para todo tipo de mezclas. Hay una plasticidad filosófica que tiene que ver con una característica de su género.

Veyne lo dice de un modo taxativo: un texto no se interpreta a sí mismo. Pero en Foucault hay un desvío deliberado. No trata de ser oscuro, es ajeno a las pretensiones poetizantes de un Derrida, a la lengua oracular lacaniana, al puntillismo obsesivo de los filósofos analíticos o a un dictamen mosaico por el que un Althusser exigía de un candidato someterse al rigor de la teoría.

Foucault es un gran anfitrión, nos invita a pensar con él sin que nos aplaste el peso de la biblioteca infinita. Veyne recuerda que Freud inventa el concepto de “superyo” cuando un paciente le dice que soñó que tenía un perro encima. Nuestro filósofo espanta a los perros guardianes del saber, como los llamaba Paul Nizan. Nos aliviana.

Ya vimos como cada vez que viajaba le daba a sus jóvenes amigos las llaves de su departamento con el sólo pedido de una regada de plantas, y que cada vez que le pedían consejo brotaba su temple aristotélico – en contraste con su admiración por el temperamento nietzscheano – y les recomendaba prudencia.

Su amigo Veyne también disfruta de su hospitalidad ya que se alojaba en su casa una vez por semana cuando le tocaba dar su conferencia en el College de France. Vive en la Provenza.

Ahora que vuelvo a mencionar el tan mentado domicilio de Paul Michel, entre tantas cosas que debo agradecerle a Veyne, una no menor es que gracias a él, acabo de informarme sobre la dirección exacta del departamento de Foucault: rue Vaugirard 285. Después de recorrer por Google Earth la calle más larga de París para ver si descubría el edificio modernoso en el que vivía Foucault, tentativa que no tuvo éxito, ahora, con el número preciso, todo se vuelve más sencillo.

Como los lectores pueden apreciar por estos detalles domésticos, el amor por un filósofo, por sus ideas, por sus libros, no tiene límites. No se diferencia del que los fans tienen por las estrellas del espectáculo, lo único que lo distingue es que por tratarse de filosofía, la admiración no es adoración, los seguidores de Foucault conservamos nuestro sentido crítico, más aún con su obra porque sabemos que desde el cielo jamás aceptaría que fuéramos sus discípulos.

Es un maestro sin discípulos, como Nietzsche, que también los rechazaba.

Volvamos a Veyne. Como dijimos, es uno de los más prestigiosos historiadores de la Antigüedad, y es mi filósofo preferido. Y lo es porque él sí dice lo que piensa. Cuando escribe un texto sobre los gladiadores romanos, o sobre el arte erótica en las elegías de Propercio, Tíbulo y Ovidio, cuando prologa un texto de Séneca, o al explicarnos la causa por la que Sócrates no se fugó de su celda, nunca deja de decir lo que piensa.

Lleva a cabo el doble trabajo de instruirnos sobre hechos que nos son lejanos, de garantizar la excelencia de sus fuentes con las notas a pié de página, y, además de darnos su pensamiento.

Sabemos lo que piensa el historiador Veyne. No es objetivo, ni es subjetivo, no es neutral ni es parcial, es nominalista. Y el nominalismo al que Foucault adhirió tiene que ver con el trabajo sobre lo anacronismos que lleva a cabo Paul Veyne.

Su trabajo es inversamente proporcional al que hacen gala muchos historiadores de nuestra patria. En lugar de emborracharnos o de embroncarnos con personajes de la historia de acuerdo a nuestra ideología, y de facilitarnos la identificación con héroes o antihéroes en una relación de semejanza por anverso o reverso, disuelve nuestros prejuicios y muestra que una misma palabra connota significados diferentes. Palabras como esclavo, hijos, educación, dioses, emperador, patrón o prestamista, deben ser desclasificadas de nuestro ideario cotidiano y del léxico de las disciplinas que tratan acontecimientos de la contemporaneidad, para mostrar la extrañeza de los modos de vida de otras culturas. De este modo desorienta nuestros valores, o sea, prejuicios, y nos coloca en una situación de extrañamiento frente a otras formas de vida.

Y para que el puente hermenéutico no quede rato entre interlocutores de civilizaciones que se ignoran entre sí, Veyne lleva a cabo un trabajo comparativo de fenómenos exóticos con otros que nos son familiares.

Anuncios

Entry filed under: General.

Quién es Paul Veyne? Quién es Paul Veyne? (Tres)

4 comentarios Add your own

  • 1. marlaw  |  26 agosto 2017 en 16:19

    Yo creo que mas que inventarlo Freud descubrió al Superyó. Este ya estaba en el lugar que ocupa, en nuestra conciencia, desde mucho antes, que Freud naciera. El Superyó en estos tiempos, no goza de buena prensa, no obstante este persiste, se encuentra en el mismo lugar de siempre, porque representa la Ley del Padre. Si este no existiera el género humano carecería de historia.

  • 2. marlaw  |  26 agosto 2017 en 16:52

    En cuanto a esas otras culturas, presumo que no les debe haber ido muy bien en la medida en que no sobrevivierón o no lograrón expandirse. Quizá a todos nosotros no nos vaya demasiado bien, ni tampoco séamos los mejores, pero somos los que estamos, los que la podemos contar.

  • 3. marlaw  |  26 agosto 2017 en 16:55

    Debería haber dicho:Los que por el momento la podemos contar.

  • 4. marlaw  |  26 agosto 2017 en 17:06

    Este fin de semana se lo voy a dedicar a Zizek.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 92
marlaw en Bitácora 92
Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90

Calendario

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: