El profesor Michel Foucault 21

5 agosto 2017 at 9:51 19 comentarios

Al filósofo lo cansaron cuatro veces con este tipo de arremetida rigorista. La de los althusserianos que le reprochaban ignorar la revolución científica de Marx. Los lacanianos que le reprocharon lo mismo respecto de Freud. La de los historiadores que sacaban de la galera un dato olvidado o una fecha pasada por alto. La de los neofrankfurtianos que le decían que al subordinar la verdad al poder, quedaba atrapado por un oxímoron ya que deslegitimaba la validez de sus propios enunciados.

El profesor Nápoli los debe escandalizar al explicarnos los alcances prácticos de la noción de “ficción” en Foucault, que nada tiene que ver con la literatura de ficción, ni se opone a lo real ni a faceta alguna del orden de la verosimilitud. Lo asociamos con el concepto de “virtualidad” de Deleuze, por el que lo posible es la apertura de lo actual.

Napoli dice que apunta a nuevas posibilidades de hablar, de tomar posición respecto de la actualidad, de generar discursos alternativos. Es decir, para rememorar la consigna  nietzscheana: el conocimiento como invención.

Esta es la risa que no soporta Miller. Ese es el Tertuliano del que no quiere escuchar hablar. Le dice a Foucault que quiere ver cómo se las arregla sin la risa de por medio. Lo desafía a expresarse con seriedad. Foucault lo mira, y le dice que para hablar de sexualidad de un modo satisfactorio habría que tomar en cuenta, entonces, las tragedias de Eurípides, dedicarse con esmero al estudio de la mística judía, no desdeñar los aportes del neoplatonismo alejandrino, las elaboraciones sobre la sexualidad en los filósofos estoicos…

Si a Miller el nombre de Tertuliano lo sacaba de las casillas, imaginamos que ante ese listado infinito de la cultura prefreudiana, su humor no mejoraría. Le pregunta si más allá de lo divertido que le resulta sus manías historiográficas, no cree que está dejando de lado lo esencial, que asimilar el psicoanálisis al ritual confesionario no es más que otro de sus exabruptos. Foucault le dice que no dice que el psicoanálisis sea otra forma de la dirección de conciencia…

“No lo decís y lo decís”, interrumpe Jacques Alain.

El sol se va, hay un mínimo resplandor en el horizonte, no hay más sobrecitos de te ni botellas de agua, algunos miran la hora, los tres Miller se miran entre sí. Deciden que Foucault deba ser quien cierre la sesión.

El filósofo toma la palabra y les dice, para concluir,  que la sexualidad como dispositivo cultural constituyó una sujeción milenaria en Occidente. Que lo que se aprecia en aquellos días es una buena nueva.  El feminismo y el movimiento gay no se destacan por reclamar más y mejor sexualidad, ni por denunciar formas acendradas de represión sexual y luchar por liberar al deseo. Sino, por el contrario, proponen nuevas formas de desexualización, hay nuevas formas de vincularse, de crear lazos de amistad, afectos diferentes, discursos alternativos, lenguajes creativos.

Por eso considera que se está en la aurora de nuevas formas de sociabilidad, de nuevos sujetos, sin que el sexo oficie de separador de identidades.

Respecto de la críticas recibidas por su concepción del poder que ignoraría la pertenencia de clase de los agentes sociales, les comunica que de acuerdo a las investigaciones que presentó en su curso “Defender la sociedad”, la idea de lucha entre razas desarrollada por los historiadores del siglo XVIII que se enfrentaban a la monarquía absoluta,  se continúa en Auguste Thierry y L.A. Blanqui que anticipan a Marx en pensar a la historia como una dinámica de lucha de clases.

Y agrega que entre la lucha de razas y la lucha de clases hay una continuidad paradigmática, un mismo marco teórico; ese conflicto de etnias como la que se daba entre francos y galos, o sajones y normandos, y el racismo biológico basado en argumentos médicos y teorías de la degeneración del siglo XIX, que hace eclosión luego con el nazismo, entre ambos fenómenos, existió un racismo de clase.

Foucault señala que es en los movimientos políticos de la izquierda, como el socialismo y el anarquismo, que se da ese racismo que estigmatiza al superior, al oligarca, a los ricos, a los judíos, que además tienen prácticas sociales aberrantes, a rentistas y financistas, a todo un subconjunto social de una raza que envenena a todo los otros individuos.

Ese racismo al superior en la escala social, se convertirá en racismo al inferior, al degenerado, al virus social interno a la sociedad como el judío, y a los pueblos de las colonias que habrá que dominar y encuadrar en la civilización victoriosa.

Finalmente, se despide de sus anfitriones lamentando y pidiendo comprensión por desconocer el origen histórico de la mamadera, acontecimiento nuclear que uno de los integrantes de la reunión destacó  cuando discutían el tema del feminismo y la contracepción.

“Que se me cubra de cenizas! Es imperdonable que haya olvidado la aparición del biberón!”

Anuncios

Entry filed under: General.

Entrevista pública en la ciudad de Córdoba (ingreso directo) Entrevista Telam

19 comentarios Add your own

  • 1. Marcelo Grynberg  |  5 agosto 2017 en 12:27

    Respecto a los ultimos parrrafos, es desesperante comprobar
    (una vez mas) la mala disposicion hacia el pueblo judio: palos
    por izquierda y palos por derecha. Tal vez sea un tema que nada tenga que ver con el poder ni con las luchas.

  • 2. Aldo  |  5 agosto 2017 en 16:34

    Las feministas ( algunas ) se alejan del sexo ,, no quieren ser penetradas quieren penetrar ,, ahi se dan cuenta de su condición sexual , se rapan la cabeza , se visten como cachito de mandados , gorrito , camperita rolinga , escuchan Ciro y los Persas y militan por su condición sexual y el de las mujeres ,,,,, Temen a la censura ( moral ) el sistema no se sonroja con ver chicas a los besos ( hay publicidades que animan a las mas tímidas ) Pero la moral es una vieja sombra que pesa en los hombres y las mujeres ,,,, la mirada que las mujeres tienen del padre desde la confiansa que les da la madre pero no logran enlisar la mirada de los dos ,,, saben que el padre se siente frustrado , su sexualidad ( la chica ) corrompe a la del padre ,,, este se pregunta ( biologicamente ) por que ? que sera ? tendrá la medicina una respuesta a lo que le pasa a mi hija ???

  • 3. Aldo  |  5 agosto 2017 en 16:39

    a las batas blancas y a los botes

  • 4. marlaw  |  5 agosto 2017 en 17:14

    Es duro que cuando uno tiene idéas muy arraigadas, en las que cree con una fé ciega, aparezca alguién a querer desalojarlas con un soplido.

  • 5. marlaw  |  5 agosto 2017 en 17:17

    Debería haber dicho: idéas, que ya se han hecho carne.

  • 6. marlaw  |  5 agosto 2017 en 17:21

    Y en lugar de “querer” debería haber utilizado el verbo:”pretender”

  • 7. marlaw  |  5 agosto 2017 en 17:28

    Marcelo tenga en cuenta de que el nazismo reclutó a su tropa entre las clases bajas de la sociedad.

  • 8. marlaw  |  5 agosto 2017 en 17:31

    y medias bajas

  • 9. Marcelo Grynberg  |  5 agosto 2017 en 21:16

    Si, pero tambien los grandes industriales y otras capas altas de la sociedad (junkers ?) se beneficiaron con el regimen. En fin, este
    no es el tema de post (creo …).

  • 10. marlaw  |  6 agosto 2017 en 3:25

    Cuando Menen decía que “pobres hubo siempre”, estaba representado el pensamiento de la burguesía y de la alta burguesía.Estos estan educados desde niños para no ver lo que no se quiere ver. No sé si la palabra será educados, o entrenados, es igual. Por lo general tienen una frase para no ver ni hablar de lo que no se desea. Se dice que: “es de mal gusto” hablar de ciertos temas.En ese mal gusto, incluyen a todos los temas que puedan llegar a lacerar el alma de cualquier ser humano. Sí el tema aparece inmediatamente, cambian de tema, e interpelan al interlocutor con una ironía acompañada de una sonrisa del mismo tono.Son “negadores” o maníacos, aqui, en Alemania y en cualquier otro lugar de occidente. Ignoro, como actuán los musulmanes, los chinos y asiáticos en general porque no los conozco. Desde luego que los Junkers se beneficiarón, pero permanecian encerrados en sus castillos. El trabajo sucio lo hicierón los otros. Los nazis también establecierón una grieta. De un lado pusierón al pueblo Alemán y del otro lado a los judios como causantes de todos los males. La lucha de clases fue entre alemanes y judios.En estos pusierón el foco como para que aparezcan como los explotadores,los chivos expiatorios de todas las desgracias.Con la maquinaria de la propaganda oficial, en lugar de al grupo Clarín, era a otro grupo al que se señalaba. Los Junkers y la alta burguesía, permanecía oculta detrás de una nube, eran los padres de la patria o sus descendientes, los encargados de custodiar y encarnar las tradiciones del pueblo alemán.

  • 11. Marcelo Grynberg  |  6 agosto 2017 en 10:08

    Gracias Marlaw por sus consideraciones. Supongo que toda minoria siempre sirve para descargar miedos y frustraciones. Lo que en tiempos remotos era el temor a la naturaleza, ahora se ha transformado en el temor a otros hombres.

  • 12. marlaw  |  8 agosto 2017 en 4:38

    Estoy comenzando a leer en paralelo, el libro de Karl Jaspers Nietszche.
    Jaspers, a mi juicio, se propuso llevar adelante con esta obra, una taréa intensiva, y extensiva sobre Nietszche, que incluye tanto a todos sus escritos desde la juventud hasta el ocaso de este autor, como así también a toda su correspondencia, en la que este deja escapar sus opiniones, su idéas etc. Trata de encontrar también tanto las contradicciones, como las constantes del pensamiento de Nietzsche a lo largo de toda su vida, y también recoge las opiniones de los contemporáneos, a lo largo de los distintos períodos de su vida. En síntesis se podría decir que Jaspers trata de alcanzar y de concretar, una exégesis existencial de la vida de Nietszche, al que denomina: “probablemente el último de los filósofos
    También refuta Jaspers tanto la apropiación subalterna e interesada que hizo el nazismo, como asi también a todas las demás interpretaciones a las que en cierto modo juzga como parciales.
    Jaspers en este sentido intenta alcanzar una mirada totalizadora para poder interpretar a Nietszche.

    Hago este comentario, porque mientras leía a Jaspers, también pensaba, en que medida no sería también Foucault merecedor de una lectura similar, e inclusive cualquier otro pensador que resulte motivo de estudio.

  • 13. rodolfo lópez  |  8 agosto 2017 en 14:02

    Cada vez me reconcilio más con Foucault, que ante discípulos disciplinados de Marx agrega: ” …entre la lucha de razas y la lucha de clases hay una continuidad paradigmática (!), ese conflicto q se daba entre francos y galos, o sajones y normandos, y el racismo biológico…, hace eclosión luego con el nazismo…. En los movimientos políticos de izquierda, como el socialismo… es que se da ese racismo que estigmatiza al superior, al oligarca, a los ricos, a los judío…y a todo un subconjunto social de una raza que envenena a todos los otros individuos.”(!).

    Claro q el profesor Foucault no conoció la Argentina. Ni el peronismo. Se hubiera quedado boquiabierto, y sin poder agregar ya más nada. Qué decirle a sus nuevos y progres exponentes (de movimiento conservador), que adoctrinan a pibes de 5 años contra su voluntad, desconociendo su derecho a posponer sus adhesiones políticas. Qué decirle al turro de Diego Corán Oria, o al ídem músico J. Soldera, que se creen con derecho en un teatro público -que solventamos todos- a proponer a la platea infantil -que busca ingenuamente divertirse- “la lucha de clases” por la liberación, que debe sobrevenir como ocurrió en los setenta, que se debe continuar por todos los medios. Porque al protagonista de “El botella” -un niño- las autoridades del país, viles “oligarcas”, especuladores “financieros ricos” (estigmatización del superior) junto a policías (racismo al inferior) le han robado la herencia de su abuelo y el nombre y la historia de sus padres (miserable extorsión a niños agregaría yo)
    Los Miller le dieron a Foucault la última palabra. Acá lo hubieran escupido, a modo de “racismo al inferior” lo hubieran tildado de “degenerado”,.por homosexual. No me cabe duda

    No me gusta lo que escucho en estos días por Bs As, me trae recuerdos feos, me da nauseas, agradezco al espacio poder expresar lo que para mí es una obligación, una necesidad (cuando era un muchacho callé, por ingenuo, no lo vuelvo a hacer).
    Veo una sarta de fanáticos que a costa de pobres, villeros y desheredados proponen como solución Venezuela, pero potenciada al máximo, no con un tibio Maduro como líder sino con uno que no titubee, lo dijo Atilio Borón (Miller aborigen) hace poco en su blog.
    Y yo tengo un irracional pero familiar Miedo.
    Se copta un teatro público infantil, y se copan también cabezas de mayores, ingenuas o desprevenidas.
    Gracias Tomás.

  • 14. rodolfo lópez  |  8 agosto 2017 en 15:29

    El caso de los policías de El Botella es un ejemplo de lo que expresa el profesor Abraham. Son torpes, se los mira -desde arriba- y se los muestra como risibles y rudimentarios. Por eso lo de “racismo al inferior”.

  • 15. marlaw  |  8 agosto 2017 en 19:19

    Me corrijo en (12) debi decir “una exegesis existencial de la obra de Nietszche”

  • 16. Carlos  |  8 agosto 2017 en 23:59

    Alguien tendría que escribir un libro de introducción al pensamiento de Foucault titulado: “Fucó para peronistas”

  • 17. marlaw  |  9 agosto 2017 en 7:24

    En el espacio Wikipedia se hace una buena reseña de Atilio Borón.

  • 18. Juan Chaves  |  16 agosto 2017 en 15:37

    La reseña de Boron en Wikipedia es bastante escueta. El tema de Venezuela es complejo. Yo no pienso que haya que destruir a la oposición con el ejército, pero también es verdad que la oposición está aliada con el ejército estadounidense, que podría invadir a Venezuela para aplastar al gobierno, y que le practicó un sabotaje sistemático. Además, ignoro mucho de lo que sucede en ese país, pero no acuerdo con que se tomen posiciones que no tienen en cuenta a las distintas realidades.

  • 19. Juan Chaves  |  17 agosto 2017 en 9:20

    Yo no leí ese pasaje referido del blogspot de Boron. Hasta ahora, de lo que supe por sus notas en Página 12, él propone que a la parte delictiva de la oposición se le aplique la ley rigurosamente. Es cierto que la confrontación entre ambos bandos ya lleva bastantes muertos, pero en eso están metidos los dos. La solución tiene que ser la del diálogo y la crítica justa. A él lo conozco bastante porque trabajé en el OSAL, del CLACSO, entre 2000 y 2013, estando bajo su cargo hasta 2006.

    El PSUV y sus aliados tienen muchas fallas, pero no vale reprochárselas injustamente, porque en parte responden al maltrato que reciben desde afuera y porque el asunto es el de resolver bien el conflicto. A los anarquistas esto no les suele importar: a veces prefieren atacar al comunismo marxista y al gobierno que sea sin atender a quiénes son sus adversarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…

Calendario

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: