El profesor Michel Foucault 14

14 julio 2017 at 11:13 2 comentarios

Puede sorprender a muchos de sus lectores que Foucault estuviera decepcionado por la recepción de sus libros. La fama suele ser engañosa, a veces para quienes la tienen, y otras para quienes la observan o la envidian.

A pesar de la difusión de sus libros y de su nombre, lo irritaban los malentendidos que producían sus textos, la falta de cuidado en la lectura, los prejuicios ideológicos, y la insistencia de la crítica en pedirle pruebas confirmatorias hasta de las más mínimas de sus aseveraciones.

A pesar del éxito de  “Las palabras y las cosas” y de los elogios de sus mentores como Dumezil y Canguihem, Foucault se vió embestido por la vieja guardia de los sartreanos que lo atacaban desde la revista “Le temps modernes”, y por la vanguardia de los jóvenes althusserianos a los que debió darles cuarenta páginas de explicaciones en un número de “Les cahiers pour l`analyse”, un texto que  fue el esbozo de “La arqueología del saber”.

Después de mayo 68 tuvo un respiro al alejarse del mundo universitario y dedicarse a sus cursos en el College de France. Mayor tranquilidad aún le dio el hecho de que la nueva inflexión de sus investigaciones sobre el poder encauzada sobre bases nietzscheanas, correspondiera al aire libertario de la época.

Su libro “Vigilar y castigar” fue la frutilla del postre llamado “poder”, se apreció la originalidad de sus estudios sobre el poder psiquiátrico y el derecho penal, adhirieron a sus análisis los militantes de izquierda y los que deseaban la revolución, los interesados en los márgenes recibieron con beneplácito  sus denuncias del encierro asilar y de la función delictiva de la institución carcelaria, a los planificadores de paranoia les gustó la imagen panóptica de un gran ojo que nos vigila y controla, y así disfrutó de la compañía de la juventud rebelde.

Esta vacación fue interrumpida por la publicación de “La voluntad de saber”, el primer tomo de la historia de la sexualidad.

El libro incomodaba a sus lectores resistentes al sistema porque demistificaba la idea de represión y no llamaba a liberación alguna. No se detenía en la censura ni en las prohibiciones, abandonaba sus antiguos desarrollos de una sexualidad fundamentada en las nociones de límite y transgresión, decía que el psicoanálisis era una continuación de las ceremonias confesionales.

Resituaba al surrealismo teórico de Bataille y Klossowski en lo que llamaba una problemática de la sangre, y el mismo Freud estaba incluido en aquel paradigma al articular el deseo con las familias.

Sostenía que la sexualidad era un emergente de la voluntad de saber cuya fecundidad productiva lejos estaba de silenciar nada, y             que el espíritu utópico legitimado por Reich y Marcuse, inventaba un paraíso para ilusos.

Para él, la sexualidad tenía más que ver con políticas demográficas que con asuntos de alcoba. Sólo años después de su muerte, la “biopolítica” se puso de moda y el espíritu resistente volvió a encontrar en Foucault a un compañero de ruta para nuevos ideales emancipatorios.

Pero ni siquiera pudo gozar de este nuevo malentendido.

Lo que sí debió padecer fue la interpelación de los mismos personajes, ya no tan jóvenes, una década más tarde de la primera intervención crítica en los sesenta. Los  entonces marxistas althusserianos que le pidieron justificar su modelo arqueológico  que ignoraba la ruptura epistemológica de Marx, ahora, convertidos en discípulos de Jacques Lacan, querían confrontar con Foucault sobre el lugar que le daba al psicoanálisis en su historia de la sexualidad.

El encuentro que tuvieron fue publicado en la revista “Ornicar” en julio de 1977.

Anuncios

Entry filed under: General.

Entrevista radial El profesor Michel Foucault 15

2 comentarios Add your own

  • 1. Aldo  |  14 julio 2017 en 13:45

    ojo que la sexualidad para el sujeto no deja de ser un rompe-cabezas, ese armado es saber en si , ya no solo del sujeto sino del armado del poder mas visible ,, a mi cuando me hablan de lo que no se ve me tira para atrás , me aburre ,,, charlar con estos espias-periodistas de hoy debe estar bueno pero al fin y al cabo no deja de ser chusmerio ( lo que no vemos ) y alli no hay pensar ,, en la informacion no se piensa ,, si el poder es informacion que los filosofos se dediquen a este nuevo rubro o se pongan una casa de tortas

  • 2. federicomiguelquinteiros  |  14 julio 2017 en 23:25

    interesante tomas, gracias por compartirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Calendario

julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: