El profesor Michel Foucault 10

27 junio 2017 at 9:52 2 comentarios

Foucault quiere investigar toda la producción de saberes que desplegó la modernidad occidental respecto de la sexualidad. La sexualidad infantil a partir de la vigilancia del niño que se masturba, la sexualidad femenina y el fenómeno de la histeria, el estudio de una nueva entidad, las poblaciones, como un objeto teórico y político con vida propia, un dinamismo que estudiará en la conformación del Estado Policía a cargo tanto de las medidas a tomar para asegurar el bienestar general como la obediencia a las autoridades; el nacimiento de nuevas disciplinas como la economía política que se ocupa tanto de las hambrunas como del movimiento de precios y salarios, de la estadística – fuente cognitiva de la sociología – que ordena datos para poder administrar la acelerada urbanización y producción de riquezas de la sociedad industrial en el capitalismo del siglo XIX, las políticas de higiene y salubridad, el liberalismo concebido por Foucault como una técnica para instalar un gobierno mínimo y diagramar un mercado en el que se distribuyen los recursos humanos y las mercancías, etc. Lo que llama la biopolítica.
La sexualidad no es lo que se hace en una cama, en un tocador, o en un sauna. Ni se trata de la puesta en escena sadomasoquista en la que florece la creatividad y la fantasía erótica.
Por eso Foucault distingue la sexualidad que se configura en dispositivos de saber y poder, del `ars erotica´, de la que en momentos en que publica el primer tomo de su historia de la sexualidad, poco dice. La remite a ciertas disciplinas orientales.
Las anécdotas sobre los placeres de Foucault se integran en una búsqueda y un trabajo teórico. Es tan necio creer que sus investigaciones filosóficas subliman su libido singular, como, al menos en su caso, depurar su trabajo teórico de sus inclinaciones personales.
La pregunta de James Miller si para Foucault el erotismo sadomasoquista puede llegar a crear un `hombre nuevo´, no deja de ser una broma tonta, nuestro filósofo jamás diseñó utopías, nunca creyó en liberaciones ni es el Che Guevara del erotismo.
Lo que hace es analizar la voluntad de verdad en la historia de la sexualidad.

Anuncios

Entry filed under: General.

El profesor Michel Foucault 9 El profesor Michel Foucault 11

2 comentarios Add your own

  • 1. federicomiguelquinteiros  |  27 junio 2017 en 12:20

    Amigos del blog, profesor Tomás, a partir de los intensos escritos sobre ya saben quien, aprovecho para consultar, alguien pudo leer el pendulo de Foucault? Y que sensaciones tuvo luego de leerlo? muchas gracias

  • 2. Laura  |  27 junio 2017 en 16:33

    No lo lei, pero el del pendulo es un otro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías

Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: