Bitácora 44

19 octubre 2016 at 9:25 2 comentarios

Bitácora 44

Estoy mirando un video del último discurso de Cristina en Plaza de Mayo el 10 de diciembre pasado frente a 90.000 de acuerdo al diario La Nación, y 700.000 de acuerdo a la apreciación de Telam
Ése día ví el acto por televisión y quedé impresionado por el tamaño de la multitud. Fue un acto gigantesco que me hizo dudar sobre los alcances del consenso logrado por el macrismo para ganar las elecciones.
Fue hace tan poco tiempo que vivíamos un escenario visual y auditivo invasivo que la aceleración no nos permite recordar nuestro pasado inmediato.
Cristina capitalizaba toda la atención del país. Lo hacía diariamente. Cada semana hablaba por los micrófonos de la cadena nacional, y lo que decía, el anuncio nunca olvidado de una medida para un sector sensible y sensibilizado, el espacio colmado que vivaba su nombre, y su agresividad que señalaba un nuevo y eterno enemigo al que condenar, este estado anímico colectivo, esa euforia, sucedió ayer.
Cristina generó entusiasmo, ya lo había hecho su marido. Nuestro país era el país de la inclusión, el que había generado millones de puestos de trabajo, aquel que le dio una lección al mundo en materia de derechos humanos, el que se preocupó por recuperar los aportes jubilatorios de los especuladores financieros, el que tendió una mano a los sectores más desprotegidos.
Fue el que le dio a los sectores de la cultura y de la ciencia, financiación, edificios flamantes, difusión, y de este modo lograr de aquellos que hacen uso de la palabra, la conformación de una corriente de opinión con una adhesión fervorosa.
En los medios decidió librar una batalla sin cuartel contra las empresas más poderosas, y dividió a la audiencia en bandos inconciliables.
Era la Argentina triunfal, la que arrasó con un 54 % en las últimas elecciones, la que llenaba la plaza de jóvenes, la única fuerza política que despertaba entusiasmo.
Y, repito, fue ayer.
Hoy lo que se vive es deprimente. Se nos dice la verdad. Aquellos que la dicen nos consuelan porque garantizan que sólo con la verdad, se triunfa. Una semana nos hablan de los millones de pobres, a la siguiente de los millones de “mal educados”, del escandaloso índice de semialfabetización de la población.
Este gobierno nos vuelve a la realidad, la de un país que de los 16 millones de trabajadores activos, sólo 6 millones trabajan en blanco en empresas privadas, millones en empleo público, otros millones de cuentapropistas y millones en negro.
Nos hablan de una deserción escolar de más de la mitad de los ingresantes al secundario. En síntesis, nos dicen lo que llaman la verdad, y esta verdad es de tal magnitud que su majestad se nos hace eterna.
Nos recuerdan que los carteles de la droga están en todas partes y que no hay policía que reemplace a la policía, vuelve la gendarmería y se abren las fronteras.
“Cambiemos” nos da una imagen doble, doblemente deprimente, nos lanza un mundo destruído y a la vez estructurado de tal modo que aplasta y oprime, y por el otro, organiza un gabinete de “entusiasmo” con asesores, expertos, consejeros, peritos.
El presidente al tiempo que nos dice que el país que tenemos es un desastre, clama “que se puede!!!!”, y baila con Gilda.
Decían que la fiesta terminó, y muchos brindan por ello. Es muy raro festejar un fin de fiesta. Pero no olvidemos que nos dicen que ya no nos mienten, que el Indec dice la verdad, y la verdad duele, mucho, pero sólo así encontraremos el remedio.
Lo que el país no pudo en doscientos años, podrá en cuatro. Sólo las mentes sombrías y los pesimistas, no creen en el futuro, eso es lo que dicen.
El macrismo nos deprime por lo que somos, y se entusiasma por lo que ellos son. Entre ambos, la nada.
Sólo tienen una figura política con energía, María Eugenia Vidal, la que derrotó a Aníbal Fernández para así darle el bastón a Macri. Es el Hada Buena, una Mujer, trasmite esa femineidad que rinde más que el macho tradicional de tantas épocas. Es la única que puede mirar con cierta intensidad y cuando dice “podemos”, pone un poco de ovarios.
Si en el 2017 la expresidenta se presenta en la provincia de Buenos Aires, y la gobernadora hace campaña, al menos, habrá un cierto vigor en la escena política.

Anuncios

Entry filed under: General.

Bitácora 43 Bitácora 45

2 comentarios

  • 1. marlaw  |  19 octubre 2016 en 11:33

    Estoy leyendo Los orígenes de totalitarismo, de Hanna Arendt.Ella dice cosas interesantes.Afirma que la corrupción carcomiò al Stalinismo desde sus comienzos, y en el caso del Nazismo, en sus tramos finales.

  • 2. marcelo suarez  |  19 octubre 2016 en 15:03

    pero digo , esta verdad que se presenta ahora , es la verdad verdadera? Porque tengo que creer esta verdad , digo de esta nueva administracion ? cuales son los parametros para creerles . estamos seguros que esas estadisticas nuevas son verdaderas? que es una estadistica verdadera?


Categorías

Calendario

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: