Bitácora 43

10 octubre 2016 at 10:11 10 comentarios

Bitácora 43

Transcribo estos dos fragmentos de Michel Foucault para todos aquellos que asocian su pensamiento con alguna postura garantista del sistema penal (Zaffaroni-Verbitsky):

“La lucha que se llevó a cabo sobre el sistema presidiario, del sistema penal, del aparato policial y judicial, por haberse realizado de una manera aislada y solitaria con trabajadores sociales y ex detenidos, le ha impedido desarrollarse y fortalecerse. Se ha dejado infiltrar por una ideología ingenua y arcaica que hace del delincuente una víctima inocente a la vez que un rebelde puro. El cordero del gran sacrificio social y el joven cuadro de la revoluciones futuras.
“Esta regresión a los temas anarquistas de fines del siglo XIX sólo ha sido posible por una falta de integración en nuevas estrategias. Y el resultado, es un divorcio profundo entre esa cancioncita monótona y lírica, escuchada en pequeños grupos, y una gran masa que por buenas razones desconfía y no compra al contado esta versión, sino que por el miedo al crimen que se propaga con meticulosidad e insistencia, acepta la conservación, y aún el fortalecimiento, del sistema policial y judicial”. (La función política del intelectual, nov-dic 1976).

“Hay que tomar en cuenta el hecho que la población que compone a los delincuentes comunes en la URSS y en Francia, o en otras partes, está controlada bien de cerca, penetrada y manipulada, por el poder. Los `rebeldes´ son tan minoritarios entre los delincuentes frente a la masa mayoritaria de `sometidos´, como entre los que no lo son.
“¿Creen ustedes que se podría haber mantenido durante tanto tiempo la vigencia de las prisiones y del sistema penal que tiene por finalidad la reincidencia, si la delincuencia no sirviera de uno o de otro modo al poder?
“Se tuvo conciencia desde principios del siglo XIX que la prisión, la mayor parte del tiempo, hacía del condenado un delincuente de por vida. ¿No creen ustedes que si nadie encontró hasta la fecha otros medios de castigo para el delito, el motivo reside en que se lo debemos al hecho de que la profesionalización del delincuente permite la constitución de un ejército de reserva del poder (para asegurar todo tipo de transacciones, como la prostitución, para proveer informantes, grupos de choque, rompehuelgas, infiltrar sindicatos, y, más recientemente, guardaespaldas de candidatos a elecciones, incluso presidenciales?” (Crímenes y castigos en la URSS y alrededores, enero-febrero 1976)

Anuncios

Entry filed under: General.

Bitácora 42 Bitácora 44

10 comentarios

  • 1. marlaw  |  10 octubre 2016 en 23:02

    Garantísmo y criminalizar la protesta, son dos caras de una misma moneda. Además dudo mucho conociendo el paño, que Zaffaroni pueda ser calificado como garantista. Para mas datos se puede consultar la extensa exposición que hiciera el Senador Terragno oponiendose a la designación de Zaffaroni como Juez de la SCN

  • 2. marlaw  |  10 octubre 2016 en 23:16

    ¡Que garantísmo se le podría adjudicar a una persona que ejerció funciones judiciales en todas las Dictaduras Militares desde Onganía, hasta el Proceso Militar.!

  • 3. marlaw  |  11 octubre 2016 en 14:43

    Las garantías que reconoce la Constitución Nacional, y el Código Penal, fuerón colocadas en ese lugar para defender al Ciudadano de eventuales atropellos del Estado y no para la defensa de los delincuentes. Una de las principales garantías, es la presunción de inocencia frente a la Ley. La presunción de inocencia, establece que para poder condenar a una persona por la comisión de un hecho ilícito, el delito o la acción criminosa que se le imputa al sujeto, primero debe ser probada. El segundo principio que le sigue es el llamado:” in dubio pro reo” como consecuencia lógica del primero.
    Pero que há ocurrido. Desde el advenimiento del Estado Democrático, a partir de Diciembre de 1983, los Argentinos hemos asistido pasivamente a la instalación en los medios de comunicación de toda una corriente de idéas destinada a erosionar la confianza de la ciudadanía en la Justicia. Asimismo en paralelo se instaló de manera tácita la peregrina idéa que la resolución de las causas judiciales debería sustanciarse ya no mas en los Estrados Judiciales, sino que esta sustanciación debería tener lugar en las redacciones de los grandes diarios, o en los Canales de Televisión, y además que esta sustanciación ya no debería ser llevada por los Magistrados del Poder Judicial, sino por algunos periodístas.Que esos periodístas o la mayoría de ellos como en el caso de Bernardo Neustad, fuerán personas nulas, de nulidad absoluta en el conocimiento de la Ley, no fue ningún impedimento para que las cosas continuaran de este modo. Para desmerecer mas aún la imagen de la Justicia, también en esos años aparecierón frente e las cámaras de TV, los llamados:”Jueces Estrella” con el Juez Piotti del Juzgado Federal de San Isidro, permanentemente convocado a su programa por B. Neustad, a la cabeza, seguido por ese otro Juez del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, encargado en detectar “muzzarellas en mal estado”. Como el paso del tiempo lo demostró, ambos magistrados tenián en sus miras pedrestes fines políticos, totalmente ajenos a la Ley y al Derecho. Como el periodismo desconoce absolutamente todo en materia de pruebas y derecho probatorio, además de que estas incomodan al vértigo del periodismo por el tiempo que demora su producción, el periodismo sín el mas mínimo reparo ético, sustituyo a estas, tanto en las redacciones de los diarios como en los canales de tv por los juicios conjeturales, a los cuales y frente a un público impedido para pensar y discernir les adjudicó el carácter de pruebas. Quienes hablan de garantismo son las mismas personas, que estarián de acuerdo en llevar a una persona condenada solo por conjeturas a la hoguera. Toda esta cuestión me recuerda una escena del Film Enemigo a las Puertas cuando el actor que representa a Nikita Kruschov como Comisario Político en la Batalla de Stalingrado, le dice a un General del Ejercito Rojo: “evitemos el papeleo” y le entrega un arma para que este se mate.

  • 4. Marcelo Grynberg  |  11 octubre 2016 en 14:48

    Respecto a: ¿Creen ustedes que se podría haber mantenido durante tanto tiempo la vigencia de las prisiones y del sistema penal que tiene por finalidad la reincidencia, si la delincuencia no sirviera de uno o de otro modo al poder?

    Que consecuencias (para bien o para mal) implicaria el cambio de ese statu quo ?

  • 5. marlaw  |  11 octubre 2016 en 17:54

    Perdón Marcelo, pero afirmar que el sisteme penitenciario tiene como finalidad la reincidencia es una generalización. Hay muchas clases de delincuentes, y no todos ellos son habituales

  • 6. Marcelo Grynberg  |  11 octubre 2016 en 20:32

    OK, puede ser. Lo decia solo suponiendo que la afrimacion de Foucault fuera realmente el caso.
    Saludos.

  • 7. Marcelo Grynberg  |  12 octubre 2016 en 9:46

    Marlaw, le respondi pero no salio. Mi pregunta presuponia que la afirmacion de Foucault es verdadera. Pero no conozco el tema y tal vez sea como Ud. dice.
    Saludos

  • 8. Alejandro A  |  12 octubre 2016 en 18:53

    Hay tambien otros datos y otras interpretaciones; La cárcel pareciera lograr unas metas nada desdeñables cuando se transforma en escuela y en Universidad; Entre los egresados de esos sistemas la tasa de reincidencia es sensiblemente menor.

  • 9. hebe pascuzzi  |  21 octubre 2016 en 16:30

    TT.A. siempre tan lúcido

  • 10. David  |  21 octubre 2016 en 21:56


Categorías

Calendario

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: