Bitácora 19

9 agosto 2016 at 9:52 5 comentarios

Bitácora 19

Vi en You Tube en el programa “Controverse” protagonizado por Alain Badiou y una mediadora permanente que oficia de entrevistadora, un diálogo entre el anfitrión y el filósofo Michel Onfray.
El formato es interesante. La periodista filósofa le hace preguntas al invitado de turno y al dueño de casa como si fuera otro invitado. De ese modo es posible desplegar los argumentos de un debate.
Despertaba interés el encuentro entre dos filósofos provenientes de culturas bien diferentes sino contrastadas. Pero algo los unía. Por un lado la pertenencia a una misma lengua filosófica con su correspondiente ideario y sus referencias tácitas. Por el otro, el de ser conferencistas viajeros debido al prestigio académico y editorial de los escritores de ideas que publican en Francia.
Onfray venía de disertar en una semana por los Emiratos Árabes y el Congo. Badiou le dijo que si de viajes se trataba, kilómetros no le faltaban. Nombró su reciente recorrido por Turquía Egipto, Argentina, y reinvindicó su temple internacionalista frente a la homogeneidad que impone el capitalismo globalizado.
Las posiciones eran las siguientes. Onfray tiene pretensiones anarquizantes. Cree en las microrevoluciones. Rescata la obra de Proudhon. Su modelo mundial es federativo, asociativo, autogestionario, mutualista. Badiou le dice que ya conoce ese paradigma de tipo deleuziano, le parece un prototipio “micro” que juzga ineficaz desde el punto de vista político. Considera que sólo un movimiento de masas puede alcanzar una transformación global de la sociedad e instalar una nueva disciplina social.
Onfray sostiene que su confederación no anula al estado sino que lo convierte en una entidad inmanente; piensa en un estado libertario que garantiza la autonomía de la gestión y la distribución equitativa del poder.
Mientras Onfray insiste en el movimiento de rebeldía de abajo hacia arriba, para Badiou no se trata de verticalidades, sino de la conformación de nudos de resistencias que en lugar de recorrer un camino de ascenso, actúan por difusión y resonancia.
Onfray dice que si de mentores se trata, se habla mucho de Marx y de Nietzsche, y se olvida a Darwin. La lectura spenceriana que hizo del autor de la teoría evolutiva la justificación biológica de un capitalismo competitivo y selectivo, no permite apreciar la novedad de su concepción de la vida y la del comportamiento animal. La etología, recuerda, es una disciplina muy instructiva para pensar lo social.
Badiou le responde que el hombre no es un animal sino un ser viviente que marca una ruptura con lo animal por su uso de la lengua, y porque se define por su relación con el otro. Además, agrega, la noción de “individuo” es hueca, mientras la de sujeto remite a un aspecto creativo, constructivo y universal.
Onfray afirma que la categoría de individuo nada tiene que ver con el individualismo salvaje del liberalismo que presenta a un salvaje que sólo se dedica al disfrute y al goce de los bienes terrenales, incluido, claro, su cuerpo.
Y, aclara, que en Darwin, las especies se componen de individuos que se ayudan entre sí. Existe un mutualismo y una solidaridad biológica.
Badiou responde que no se trata de ayuda mutua sino de política. Ni de solidaridad o de piedad, sino de la constitución de un nuevo sujeto.
Pasan a debatir sobre la coyuntura mundial. Para Onfray asistimos al fin de la civilización occidental. Habla de su “disolución”. Y al mismo tiempo anuncia el auge y el triunfo de un islamismo firme en sus creencias y en plena expansión de su ideal civilizatorio.
Badiou dice que todo eso es un engaño. Lo único verdadero es que asistimos a la hegemonía de una oligarquía planetaria. Dice que el capitalismo vaciará las mezquitas y seducirá a los fieles con los encantos de los bienes de consumo y los espejismos del mercado.
Onfray descree de lo que llama una especie de optimismo y no deja de percibir el peligro de la violencia de las nuevas guerras santas. La avanzada islamista le exige una única opción política integral: o democracia, o teocracia.
Badiou es taxativo, recuerda que Dios ha muerto, y que toda la agitación fundamentalista no es más que un aquelarre, una danza alrededor de un cadáver. Añade que el entusiasmo de los jóvenes por el Islam, intenta compensar con espiritualismos el vacío generado por “la debilidad transitoria del movimiento comunista mundial”.
Y remata – en sentido azás literal – con esta frase: “Y nosotros, mon cher Onfray, que estamos del mismo lado de la trinchera, deberíamos colaborar desde nuestra posición con darle contenido a ese vacío y fortalecer ese movimiento”.

Anuncios

Entry filed under: General.

BITÁCORA 18 SEMINARIO DE FILOSOFÍA

5 comentarios

  • 1. marlaw  |  9 agosto 2016 en 15:17

    Cuando se afirma o se refuta la “animalidad humana” se cae casi siempre en posiciones extremas de carácter binario.O es sí o es no. Sin embargo, sí todavía hay vida humana, en nuestro planeta, su existencia se debe mas a nuestra animalidad, que a nuestra cultura, mas al instinto de conservación, y al instinto gregario que nos agrupa en comunidades. Y es verdad también, que por el momento es el sistema capitalista el que mejor se adapta, a nuestro estado evolutivo actual como animales superiores.Esa es la única razón por la que todavía este aún persiste, y todos los demás han fracasado.Cualquier otra idéa al respecto no es mas que un exceso de arrogancia.

  • 2. philo  |  9 agosto 2016 en 15:26

    cuelgue el link…please

  • 3. philo  |  9 agosto 2016 en 17:43

    Ya lo busqué, esta en frances así que leo sus consideraciones.
    De todos modos hay videos subtitulados, y me enteré que en el 2012 estuvo en Argentina.
    me gusta conocer pensadores

  • 4. marlaw  |  9 agosto 2016 en 17:56

    Quizás si en lugar de argumentar sobre nuestra animalidad, afirmáramos simplemente, que somos seres vivos, esta última afirmación resultaría menos traumática.De todos modos de la constitución anatómica de nuestro cerebro, en especial si focalizamos la atención en el cerebelo, y el bulbo raquídeo, encontraremos allí los rastros de nuestra evolución genética.

  • 5. Susana  |  23 agosto 2016 en 7:39


Categorías

Calendario

agosto 2016
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: