LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 187

16 febrero 2016 at 22:24 11 comentarios

El problema es que se quedaron sin Sartre, y si bien Sebreli, incapaz de sobrevivir sin un canon y hacer del pensamiento ilustrado del siglo XVIII remozado por la nueva escuela de Frankfurt su nueva guadaña inquisitorial, Correas soportó la orfandad, a pesar de que en su libro sobre Arlt, parafrasea al Sartre de Genet y al de Flaubert.

Dice Correas en “Operación Masotta”: “Simone de Beauvoir en “La cérémonie des adieux” pinta a un Sartre incontinente fecal y urinario que busca gimoteante a un oculista capaz de atenuarle la progresiva ceguera. O, si se prefiere, a un último o penúltimo Sartre explotado por muchachones y muchachitos y muchachitas difusos, errantes, vale decir, por un poco de bohème ladina y farsesca”.

Muy otra ha sido la opinión de Benny Lévy sobre la lucidez del último Sartre que describe en “La céremonie de la naissance”.

Pero en la década del sesenta Sartre era jefe ideológico y modelo filosófico que le ofrecen a Sebreli el marco teórico de un modo incursionar en la sociología que define como proustiana, rapsódica, que toma en cuenta lo efímero de la vida doméstica de una sociedad.

Lo que llamó su amigo Correas: sociología de circunstancias.

Este punto de vista proustiano lo aplicó al describir la vida cotidiana de Buenos Aires de los sesenta de acuerdo a los valores de sus clases sociales. Pero su interés reside en sus observaciones sobre el puritanismo y el culto a la fealdad, y a la vulgaridad de la burguesía.

Así recorre ese mundo que vive de las apariencias, su mezquindad, el racionalismo arquitectónico deprimente de los ghetos pequeño burgueses como Parque Chas, o de la alta burguesía de Belgrano. Su concepción fija e inmutable de la vida, su tiempo dedicado al manejo de símbolos abstractos de las cosas, de las palabras, las cifras, los esquemas, los diagramas, las fichas, los expedientes, las planillas.

El confeccionarse para sí un alma bella para poder creer en las buenas intenciones de la gente, salvo de aquellos que tienen malas intenciones. Sus discursos edificantes y optimistas, cuando no caen en tristezas fatales que se enuncian con el `no te metás´ o el `agachar el lomo´.

La represión puritana antisexual y el moralismo encarnado en el culto a la niñez. La hipocresía generalizada, y el deseo de la mujer del prójimo. Clase media que convierte a sus hijas en vírgenes, pero a medias, ya que masturban a sus novios en la última fila del cine o en el sofá del zaguán de la casa paterna…de la novia.

Y sus pretensiones convertidas en lujos como los juegos de muebles lustrados o enfundados salvo para los días de visita, el piano, la heladera eléctrica, ir de vacaciones a Mar del Plata, y tener una sirvienta sin sueldo.

Sus descripciones no se agotan aquí porque hay que mencionar el comer y dormir a horas fijas, no olvidarse de fiestas y cumpleaños, y tener un `automóvil´ que les da falsas ilusiones de prestigio. “Un oficinista resentido manejando su Fiat 600, decía al ver pasar un Valiant: es el coche de los judíos” (108).

Por lo que la vida cotidiana alienada de la década del sesenta se inscribe en un marco social y cultural teñido de gorilismo, desarrollismo traidor, fetichismo culturalista, y vulgaridad burguesa.

Lo que en nada deprimió a Sebreli, por el contrario, encontró nuevos estímulos para odiar al presente durante cuarenta años, momento en que a inicios del tercer milenio hace un recuento del nuevo fetichismo porteño cuyo listado es el siguiente: salmón rosado, merluza negra, rúcula, sushi, Luigi Bosca, Pilar, José Ignacio, Chacras, analistas de sistemas, personal trainers, cybercafés, deliveries, coffeshops, trajetas de crédito, jogging, no olvidemos fellatio y cunninlingus, siliconas, Soda Stereo, Maradona, zapatillas, bailantas, botellas vacías, vómitos, movidas, decir `boludo´, fuck you, y poner un sticker con la lengua de los Rolling.

Sebreli, no hay duda, es un librepensador con sotana, que añora las buenas costumbres…de la clase media.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 186 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 188

11 comentarios

  • 1. marlaw  |  16 febrero 2016 en 23:35

    No se trata del elogio de la obsecuencia. Ni de la obsecuencia del elogio. Pero tengo la impresión que el Profesor es quién se encuentra arriba en el escenario. Es el mago que saca sus conejos de la galera. Nosotros, los mortales que permanecemos en la platea. En este sentido, por mas que nos esmeremos, èl estará siempre un paso mas adelante. Por esta razón me queda la sensación, que nuestro opinar, deviene en un opinar fuera del tarro.

  • 2. Pablo Fasoli  |  17 febrero 2016 en 8:26

    Al ver el documental sobre Correas ,escucharlo a Sebreli me dio esa imagen sensacion de un cura bueno ( en el buen sentido de la palabra cura bueno ,si la hay ) o sabio tierno sin desacreditar sus punzantes ironias o sinceridad respecto de su amigos o hechos ocurridos en el pasado ,,,Sin duda una vida de discriminacion que habra padecido y la supo llevar sin terminar siendo un resentido social o un `èspiritu triste´´como consecuencia de la Buenos alienante que sufrio ,,pareciera que Correas y muchos otros no corrieron la misma suerte en su manera de sobrellevar la vida porteña de su generacion …Sebreli pareciera haber bordado su proyecto con mas sabiduria , buen gusto ,objetividad , ,cordialidad pero siempre con la aguja de bordar preparada para clavarla sin era necesario ,,,Igualmente me parece dificil vivir pensando y analizando lo siniestro y aspero y tremendo de esa Buenos Aires que describe en Buenos Aires Alienacion ,,que sin duda fue asi ,de tan bien descripta que esta es imposible no sentir una gran angustia por esa vida de clase media recalcitrante por su monotonismo moral y de escasos matices o colorido ,sin pulsion vital y con muchas normativas y cotos de comportamiento y desesperada por comprar ,subir y parecer ,,,,Basta con ver el cine argentino de los 60 que lo demuestra fielmente ,,,Avenidas vacias en veranos desesperanzados ,,,Las Gracielas Borges aburridas en sus casonas de barrio parque ,,las neurosis de las novias virgenes ,,la boba ilusion de los recien casados trabajando doble turno para alquilar una pension con goteras ,,las venganzas de Beto Sanchez ,,,,la vida gris de los empleados de la pelicula tute cabrero,,los incostantes ,,hijos aburridos sin ganas de trabajar ni de hacer nada ,,, pero por suerte despues vinieron los 7 locos de Torre nilsson ,,,,Me quedo con la Buenos Aires de Borges ,mas misteriosa y fantasmagorica y menos sociologica y realista y abrumadora ,,,Si el ser humano no soporta la realidad e inventa fantasias para sobrellevarla ,,,mas brillantina hay que inventarle a Buenos Aires para que no te porteñize agriamente y te vuelva un jodido ,,,pero tambien hay aqui una atlantida con sus tesoros ,sirenas y personajes que brillan ,,solo hay que bucear un poco para encontrarlos…Bueno Correas lo hizo a su manera

  • 3. marlaw  |  17 febrero 2016 en 9:34

    Antes de visitar este Blog yo tenía unas idéas bastante confusas sobre varios puntos. A Sartre por ejemplo, lo presumía mucho mas cercano a Kierkegaad que a Marx. Confieso que también ignoraba su devoción por el Comunismo Stalinista.En cuanto a Sebrelli, presumía que su marxismo era mas bien el producto de sus lecturas, pero también ignoraba su vínculo con Sartre

  • 4. r .nadaud  |  17 febrero 2016 en 12:16

    y el silencio,, siempre a la vuelta de la esquina.
    del lado de la sombra.

  • 5. philo  |  17 febrero 2016 en 16:43

    Y que la tiene con Sebrelì !!!! ( esta vivo , es anciano y no puede defenderse)
    OJO con el KARMA !!!

    PROFE; PROFE ; PROFE, todos tenemos nuestra cuitas

    en cuanto a las costumbres, me hizo acordar de la carcajada una compañera de travesìa por el Camino de Inca cuando le dije: ” El hombre es un animal de costumbres” , entendiò perfectamente pero le dio por reir, tal vez es màs para risa que para llanto

    usted tambien tendrà las suyas, tambien son normales, como las de todos, queremos escapar pero estamos todos atrapados en una red de usos y costumbres

    otra… que le pasa a los pensadores? mire Sartre y no es el ùnico que no supero la etapa anal…( ver apartado Freud)

    para pensarlo

  • 6. marlaw  |  17 febrero 2016 en 23:32

    Pareciera que cuando en lugar de trabajar sobre las idéas, lo hacémos sobre los personajes que las encarnan, no hay manera de poder salirse de lo autoreferencial, aunque en principio, esto no resulte aparente. Cuando analizamos al otro, aunque no lo digamos de manera explícita, lo hacémos a partir de nuestras propias creencias, escalas de valores, etc.

    Como sí este foro se tratara de una suerte de sesión psicoanálitica, yo mismo me interrogaba, en de este: “aquí y ahóra” y me preguntaba sobre mi propio comentario de mas arriba, porqué había elegido la palabra: “confuso”, y que es lo que realmente resultaba confuso para mí, dado que ese comentario, nació a partir de la lectura de las palabras del profesor. Estaba realmente yo “pensando” en lo que escribía, o eso que escribí, fue solo una “racionalización” para tratar de ocultar y dejar atrás, el impacto emocional que me provocó, lo que podríamos denominar como: “el caso Correas”

  • 7. marlaw  |  17 febrero 2016 en 23:37

    Philo: Es muy meritorio para él (JJ. Sebrelli) haber podido elegir la vida, en lugar de la muerte, y también lo es, que de algún modo haya podido saldar sus propias contradicciones.

  • 8. Pablo Fasoli  |  18 febrero 2016 en 10:31

    Hola señor Marlaw si estoy de acuerdo que hay veces esta bueno hablar sobre las ideas de las personas y no personalizar pero otras veces esta bueno un poco de biografia con ideas ,sobre todo que los ultimos enunciados tratan un poco sobre la vida de estos tres personajes en cuestion y su trayectoria .

  • 9. r .nadaud  |  21 febrero 2016 en 9:44

    una de cal, una de arena.

  • 10. Daniel  |  14 mayo 2016 en 19:33

    Bienvenidos los libre pensadores. El problema es cuando los usan para llegar o consolidar el poder de los usantes! Los K son el ejemplo claro de lo que ya asomó con el Cotur. Nadie se lleva a la tumba materilidad, pero deja maldad o bondad. Y no hay revancha ni perdon. Solo olvido.

  • 11. Daniel  |  14 mayo 2016 en 19:35

    bienvenido los libres pensadores! El problema es cuando se quiere universalizar el pensamiento! ni único! viva la diversidad y el cuestionamiento al poder!


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 95
marlaw en Bitácora 99
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

A %d blogueros les gusta esto: