LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 170

9 enero 2016 at 9:41 7 comentarios

En julio y agosto de 1981, en un momento en que la dictadura argentina del Proceso manifestaba una cierta desorientación por la falta de liderazgo del general Roberto. E. Viola, y se aprestaba cuatro meses después a reemplazarlo por un hombre fuerte como Leopoldo F.Galtieri, la revista fundada por Sartre, “Les temps modernes” dedica a la Argentina un número doble.

Hacía poco más de un año que su fundador había muerto, y sólo faltarán unos meses para el desencadenamiento de la guerra de Malvinas con el correspondiente descalabro de la dictadura militar. En momentos en que se organiza el número la sociedad argentina tiene “las urnas bien guardadas”, la represión había cumplido con sus objetivos al eliminar el peligro de la subversión, ya había conocimiento público internacional de la violación de los derechos humanos por el Estado argentino, y los familiares de las víctimas y las Madres de Plaza de Mayo, denunciaban la desaparición de sus hijos.

Por otra parte miles de argentinos vivían en el exilio.  La publicación en la que escriben decenas de intelectuales argentinos, desde JJ. Saer a Noé Jitrik, fue organizada por David Viñas con la colaboración – dicen que sólo formal –  de César Fernández Moreno.

El número 420-421, está encabezado por el título: Argentine. Entre populisme y militarisme.

De los escritos seleccionaremos tres textos. El introductorio de David Viñas, el artículo de Juan Carlos Portantiero y uno de León Rozitchner.

Viñas tiende un puente entre la revista de Sartre y lo que denomina “nosotros”. Dice que la revista “Contorno” que dirigía y en la que escribía, editada durante el primer posperonismo, estaba impregnada por el pensamiento de Sartre. Pero el peso del filósofo francés estaba lejos de ser una una nueva muestra de colonialismo cultural o de eurocentrismo. Por el contrario, el pensamiento dialéctico les enseñó a refutar los dualismos, y la escena hegeliana en la que pugnan el Amo y el Esclavo, fue una enseñanza liberadora.

Viñas está agradecido por el legado, y se declara admirador del fundador de la revista francesa. Además, considera a Sartre un compañero de lucha. Parte de una hermandad soldada por un personaje histórico mayor que se yergue sobre ambos, sobre Sartre y sobre él mismo: el Ché Guevara, a quien proclama como “uno de los personajes más eminentes de mi país”.

El Ché es argentino, Viñas también, los dos son revolucionarios, mejor dicho los tres, y la figura del compañero de Fidel es el lazo de unión entre los escritores de Contorno y Jean Paul Sartre.

El lector francés de “Les temps modernes”, sabe entonces que la revista no publica un número sobre una desgracia más de países lejanos e ignotos – ya habían aparecido números dedicados a acontecimientos en otros lugares del mundo como Afganistán y Polonia, y otros más familiares como lo que llaman `Indochina´ – esta vez el referente es uno de los emblemas máximos de la lucha revolucionaria, y de su país de origen. Claro, no había mejor anzuelo que el héroe de la revolución cubana para atraer la atención del lector foráneo, no hubiera sido atinente para la ocasión mencionar a Gardel ni a Evita.

Viñas nombra al Ché como “emblema generacional”, que legitima nombres como los de su hermano Ismael, Adolfo Prieto, Adelaida Gigli, T.H. Halperín Donghi, Eliseo Verón, O. Masotta, y otros más próximos como R.Walsh, F. Urondo. H. Conti.

La lista acaba ahí. Son muchos los no nombrados, algunos sin mencionar escriben en la revista como Rozitchner, pero protagonistas de Contorno como Carlos Correas y JJ.Sebreli, están ausentes.

Lo importante para Viñas es el resultado de su presentación. Para el Sartre póstumo, para los editores de la revista y el lector francés, lo que hay que destacar es que la dictadura argentina corre peligro por la resistencia de “el Ché y nosotros”.

Como campaña publicitaria y armado de autopromoción  puede ser una propuesta válida, más tomando en cuenta cierta ingenuidad de lectores ansiosos por encontrar nuevos motivos y datos frescos sobre la lucha antiimperialista, y por desconocimiento de la historia argentina.

Cuando se escribía Contorno el Ché viajaba por latinoamérica en motocicleta, y cuando participaba de la revolución cubana, lo hacía sin bombilla y con habano y de rosarino no le quedaba ni la tonada.

Indudablemente, escribir en Les temps modernes, era un deseo realizado, un sueño concretado, a pesar de que Sartre estaba muerto. La importancia de Sartre en una generación de intelectuales argentinos ha sido enorme, quizás de más peso aún que en otros países, porque Buenos Aires era la París del cono sur, y nuestra intelectualidad siempre había estado atenta a cada aparición cultural francesa. Con Sartre esta fascinación llegó a su extremo y decidió más de una vocación, entre ellas, la mía.

Esta presentación de la publicación no sólo introduce al tema del peso del pensamiento de Sartre entre nosotros entre los comienzos de la década del cincuenta del siglo pasado, hasta mediados de los sesenta, sino como extensión de las disputas sobre las relaciones entre filosofía y revolución que estábamos tratando.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZ DE LA FILOSOFÍA 169 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 171

7 comentarios

  • 1. marlaw  |  9 enero 2016 en 13:21

    A mi el entusiasmo patriotero de algunos intelectuales, me provoca “vegüenza ajena”; por aquello de “dime de qué te jáctas, y te diré de qué careces”

  • 2. philo  |  9 enero 2016 en 18:15

    Mucho no entiendo esa fascinación por el otro, sea intelectual, músico, artista o político.
    En mi habitación adolescente nunca hubo un poster…no lo entiendo porque no lo sentí
    Estudié matemática porque estaba prefigurada en mi mente.
    Luego admiré a algunos por su increíble talento, pero le juro jamás colgué un cuadro de Gauss en mi dormitorio.

    Pero evidentemente los referentes son muy fuertes para la mayoría de las personas.
    Pero me pregunto tener un referente tan fuerte en cierta forma ¿ no es condicionante para nuestro libre pensar? y nuestro actuar?
    Y se da en todos los ambitos…en ciencia tambien hay firmes seguidores
    Que quiere que le diga…parece que los humanos siempre necesitamos un padre a quien seguir

  • 3. marlaw  |  9 enero 2016 en 21:32

    “porque Buenos Aires era la París del cono sur, y nuestra intelectualidad siempre había estado atenta a cada aparición cultural francesa. Con Sartre esta fascinación llegó a su extremo y decidió más de una vocación, entre ellas, la mía.”

    Años mas tarde la polémica se volvería a re-editar, aunque esta vez con mayor virulencia, para dirimir entre las Escuelas Freudianas, quienes eran los auténticos herederos de Oscar Masotta, y quienes los exclusivos representantes de Lacan en la Argentina (Léase Buenos Aires), lo que temina dando cuenta, de la mentalidad provinciana que todavía aflora sin ningún pudor entre nosotros.

  • 4. marlaw  |  10 enero 2016 en 10:25

    Philo Yo llegué a tener en mi Estudio de abogado, una fotografía de Freud enmarcada con parpastú blanco, y marco negro. En una oportunidad una cliente me pregúntó:- sí el de la foto era mi papá-. Tuve la tentación de decirle que sí. (de algún modo lo era)

  • 5. r .nadaud  |  10 enero 2016 en 14:23

    laberinto de recuerdos, de pasos perdidos, referentes en la penumbra del olvido, aquellos que tutelaron nuestra esperanza.
    denarios del sueño, llaves en Salónica, una luz de almacén.

  • 6. philo  |  10 enero 2016 en 22:11

    jajaja, me hizo reir Marlaw,jajaja
    le digo que Freud es el padre de unos cuantos
    jajajaj

    Ahora que miro a mi alrededor solo veo una foto por cada uno de mis hijos, y una de mi padre ( el biológico). Supongo que es gracias a él que no tuve la necesidad de otro padre.

    jajaj igual me sigo riendo,

    no hubiese sido mejor tener un almanaque de gomería? jajaja

  • 7. philo  |  10 enero 2016 en 23:07

    Nostalgía. Pasado. Futuro

    Que extraños somos.

    Si todo es presente, presente, presente, no hay otra cosa, aún cuando planificamos(el futuro) es presente, cuando recordamos (el pasado) es presente.
    Cuando estemos muriendo tambien va a ser presente.

    Tal vez eso es la nostalgía, saber que no hay pasado, ni futuro, solo presente

    Domingo a la noche… estoy escribiendo mis impresiones…y en un rato todo se esfumó


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 97
Aldo en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97

Calendario

enero 2016
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: