LA ENSEÑANZ DE LA FILOSOFÍA 169

9 enero 2016 at 9:37 3 comentarios

¿Pero a qué viene este falso rubor generado por abrazar ciertas causas? ¿Para qué sirve la filosofía si no señala al débil? Una filosofía neutra carece de interés. Una filosofía amoral es nada. La separación entre hechos y valores que proclama la sociología apática y Aron, ni siquiera coincide con su visión “perspectivista” de la historia.

Una filosofía dirigida al poderoso, claro que tiene interés. Desde Platón y Séneca a Maquiavelo y Hobbes, el consejo a la autoridad es una tarea imprescindible. Pero no se detiene en lograr la felicidad del Jerarca, en ese caso no sería más que perversa. Su cercanía al poderoso tiene un marco que lo supera y lo subsume, una trascedencia que la legitima, como lo es una república justa, la conservación de la vida, la neutralización del peligro de ser sometido, etc.

Aron no critica a Sartre por tener ideales, sino por ser un irresponsable político y un oportunista ideológico. Además de una caricaturista.

Nos dice que el concepto sartriano de “proyecto” sólo sirve para crear estereotipos nacionales y prejuicios esencialistas.. Dibuja con palabras un rostro lleno de muecas. Aron pregunta: ¿es verdad que el antisemita se revela enteramente en su antisemitismo? ¿Qué todo en él es antisemitismo?

Dice: “El fenomenólogo transfigura en proyecto esencial o espíritu de clase, un determinado matiz de la actitud hacia la cual se inclina una parte importante de los miembros de la colectividad?” (ibid, 113).

Por esta visión maniquea, la existencia del opresor es definida por el proyecto de oprimir.

Aron no quería dejar pasar por alto la crítica de Lévy Strauss a la “Crítica”. Se sube sobre la cresta de la ola del llamado de atención del etnólogo que juzga que el filósofo es un aborigen europeo que pretende un saber universal. Esta aseveración es reforzada por Aron: “Sartre sigue siendo un intérprete de la conciencia orgullosa de Occidente. En tanto que se pretende marxista leninista, atribuye a un pensamiento germano-franco-inglés, una vocación de universalidad. Prolonga la tradición conquistadora de Europa en el momento mismo en que denuncia a las naciones llamadas occidentales…” (ibid, 149).

A veces hay una delgada línea roja que apenas separa la controversia de la chicana cuando dos filósofos discuten. Intentan apretar en donde más duele, buscan el punto débil, una zona sensible, desnudar una contradicción no visible, hacer doler. Hasta humillar. Decirle a Sartre que con sus visiones totalizadores que pretenden dar cuenta de la historia planetaria y proclamar que el pensamiento dialéctico es el único que expresa el quehacer humano, y agregar además que la prueba está en sus mismas obras; sostener que el antropólogo estructural es un representante del pensamiento analítico que describe la vida de las poblaciones primitivas cono si fueran hormigas laboriosas, y que sostener que hay un pensamiento salvaje es un modo de encubrir las limitaciones de su modo de ejercer la disciplina; frente a estas declamaciones afirmar como lo hace Aron que todas estas críticas no son más que petulancia de pensador europeo vinculado a una empresa imperial, endilgarle semejante actitud a Sartre, el prefacista de Franz Fanon, es una provocación de amigo. Casi una broma entre parroquianos.

Aron embravecido, se pregunta si el psicoanálisis debería explicar cómo una filosofía de la liberación queda convertida en una filosofía de la violencia, e interpretar, además, a un hombre que es capaz de llamar perros a los anticomunistas. “Es el hombre o el filósofo quien se expresa con tal agresividad verbal, con tal rechazo a comprender al otro en su alteridad y a comprender la posible buena voluntad de sus adversarios? ¿Es el hombre o el filósofo quien escribe elogios tan sólo necrológicos?” (ibid, pag 162).

Raymond Aron dixit.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 168 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 170

3 comentarios

  • 1. rodolfo lópez  |  9 enero 2016 en 11:35

    Me es imposible aportar a Aron, a Sartre, a Abraham.
    Pero me gusta que en un punto álgido de su controversia Sartre y Aron puedan ser amigos después de todo, en vida no como “elogio sólo necrológico”. (Tal vez haya allí una ayudita humanitaria extra).

    Profesor, creo importante tu opinión sobre el caso actual de los 3 prófugos argentinos. Se los busca en Santa Fe y en varias otras provincias; pueden estar en cualquier parte, dentro o fuera del país; a la vuelta de la esquina o dos metros bajo tierra.
    ¿Es éste un enigma filosófico?.

  • 2. Pablo Fasoli  |  10 enero 2016 en 11:00

    A veces me resulta una lastima que en el ambito de filosofos de alta alcurnia y ni me imagino en los claustros academicos, se desaten batallas entre grandes pensadores mas que constructivas ,en muchos casos una gran lucha de egos ( o riña de gallos ) y de un sadismo innecesario ,,,a veces leyendo de la manera que se humillan grandes filosofos entre si como justamente he leido en estos enunciados que muchas veces aprietan `donde mas duele’ ,,me da la sensacion que esos grandes debates o cruces de palabras no son para realmente colaborar con la disidencia a construir algo con menos fisura sino para ganar la batalla ,,,como si las disidencias entre grandes pensadores fuera una partida de ajedrez y lo que hacen muchos filosofos que miran de afuera no es el pensamiento argumentador en si mismo sino la astucia de la pieza movida en el tablero intelectual ,,,Ayer senti con gran alivio al ver un video de Deleuze sobre su abecedario diciendo que le parecia patetica y repugnante de la manera que se trataban los filosofos y como se planteaban sus diferencias ,,peleandose a veces hasta con emocionalidades cuasi infantiles ,,,Miller practicamente lo describe asi a Foucalt en su biografia que cuando a veces le contradecian en una epoca de su vida en algun debate era capaz de clavar cuchilladas a su adversario de la bronca que le daba ser refutado ,,,,La verdad no doy fe de que lo que Miller haya dicho sea fehaciente de nuestro gran Foucalt ,,,pero es para dar un ejemplo saturado de lo que pasa bastante en el mundo no solo de la filosofia sino de los que piensan en general ,,,que no siempre es ganar por ganar ,que la filosofia no es un tablero de ajedrez y que tampoco hay siempre un top ten de mejores o peores pensadores ,

  • 3. philo  |  10 enero 2016 en 22:48

    Egos en pugna.

    Considero que son destacados pensadores, pero de vanidad solo carecen los “verdaderamente grandes”


Categorías

Calendario

enero 2016
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: