LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 130

23 agosto 2015 at 21:17 15 comentarios

El mal radical de la metafísica que se adscribe a Kant, nos habla de un corazón pervertido. Lacan escribe su “Kant con Sade” en el que muestra el juego entre el superyo del imperativo categórico que impone el Bien si cedemos en nuestros deseos, y la inversión sadiana que impone el deseo a costa de la Ley.
Los hombres hacen mal porque les gusta hacer el mal. Esta sentencia de la metafísica en apuros que no puede explicar de otro modo la presencia del mal en la historia de los hombres, comprenderla sin acudir al pecado original ni a un Diablo en acción de acuerdo a los diversos maniqueísmos, esta perversión no tiene otra explicación que la fuerzas del deseo en estado bruto, sin filtro.
Pero este mal radical es desestimado por Arendt, y Milner la sigue en su pensamiento. El mal radical es un nudo problemático de la nobleza metafísica, pero nuestros tiempos son los del mal banal. Noción creada por Hannah Arendt que no deja de transitar por todos los debates modernos cada vez que se habla de los torturadores como parte del personal de maestranza de los totalitarismos contemporáneos.
Es el mal de la era de la técnica, el mal sin odio, el mal neutral, el de la obediencia debida, burocrática, el del desprecio total hacia la víctima de la que ni siquiera se extrae un “plus de jouir” – Lacan dixit – , la plusvalía del goce. Milner cita a René Char que habla del “martillo sin dueño”.
Son tiempos maduros para el universal difícil, repite Milner, para que el nombre judío resuene con fuerza, y que lo haga a distancia de los otros nombres que simulan distanciarse del universal fácil del racionalismo homogeneizante, que no han hecho otra cosa que una transacción. La lista de nuevos nombres “no cualquiera”, como el de gay, black, proletario, joven, inmigrante, mujer, no hacen más que reinvindicar con su singularidad, su ingreso al nombre cualquiera gracias a la recompensa que les prometen bajo las especies de “un caldo desgrasado bautizado igualdad”.
Todos estos nuevos cualquiera (quizás es mejor traducir el “quelconque” francés por un “no importa quien sea”) serán absorbidos por la forma mercancía. Milner nos da su diagnóstico del estado de cosas del mundo de hoy. Para comenzar, la existencia del mercado mundial. La estadística y la técnica ayudándose para la producción del cualquiera. Los círculos se cierran, agrega, y se alientan mutuamente.
Detengámonos un momento en el recuento que hace Milner de los principales acontecimientos políticos de los últimos tiempos. En el primer miembro de la ecuación los ideales, en el segundo sus realizaciones:
Marxismo: Gulag.
Maoísmo: avallasamiento de los espíritus, tortura de cuerpos, quema de libros, campos arrasados, ciudades asfixiadas, victoria final del neoliberalismo.
Islam: atentados suicidas, matanza de multitudes.
Socialcristianismo y progresismo: libertad convertida en mansedumbre obediente; igualdad en normatividad homogeneizante.
EE.UU: permanente tentación hacia el despotismo.
Conclusión: la historia genera monstruos, queda el nombre judío.
Su libro, “El judío de saber”, termina así:
“Hablar del nombre judío con justeza y sin injusticia, es la piedra de toque del biendecir (concepto lacaniano). Hablar de él sin justeza o con injusticia, es el comienzo del mal hacer. Si un niño lo viera, aprendería la lección. Pero no las mentes infantiles”.

“Las inclinaciones criminales de la Europa democrática” es un libro que Milner publica en el 2003 y que por su título no parece andar con vueltas ni invertir energías en matices. A su denuncia de la estrategia asimilacionista de la Ilustración cuyo fin oculto ha sido la exterminación del pueblo judío, esta vez extiende el arco histórico de la crítica a lo que ocurre en nuestros días.
Por actualidad entendemos un espacio que ya no es del saber universal que nos hacía ingresar a la civilización como seres iguales a la vez que singulares sin otra identidad que nuestro talento, sino a lo que propone la ciencia, y entre las disciplinas, la genética.
Milner dice que la genética al crear vida destruye lo que llama la “cuatriplicidad”, es decir al conjunto vital que incluye lo masculino, femenino, padres, hijos. Los cuatro miembros citados designan lo que se trasmite de generación en generación, si es que empleamos una expresión “tranquila”, así como se traduce por la “perturbada” pregunta ¿qué le diré a mi hijo?
Nos dice que en nuestro tiempo todo se transforma según lo que determina la omnipotencia técnica, la de la literalización matemática, y la del flujo mediático. Todas estas poderosas instancias sumadas ponen en peligro la cuatriplicidad.
En los siglos XX y XXI, lo que llama “ilimitado” – de acuerdo a un vocabulario lacaniano por el que significa aquello que no permite que ningún obstáculo se interponga a su expansión – tiende a eliminar la cuatriplicidad. Aliado a la técnica, a la ciencia de lo viviente, es capaz de modificar el reparto masculino/feminino, de disociar el encuentro de los sexos, el nacimiento del hijo, y el vínculo del hijo con la parentalidad.
Esto hace que los nombres de padre y madre pierdan cualquier sentido que no sea contractual. Escribe: “Pero cuando se llega a lo real, el hombre nuevo está lleno nada más que de vacío. No es hombre ni mujer, no tiene padre ni madre, ni hijo. Su única esposa es una forma, cuya ley, entre todo y no todo, él ignora”.
“Todo/no todo”, es otro formuleo lacaniano que designa un conjunto limitado por un punto exterior que lo reune, y un ilimitado cuya sucesión de puntos suspensivos no tiene final. Al barrerse la cuatriplicidad, el no todo irrumpe con su multiplicación ilimitada de sustitutos. Lo que le resiste es el “nombre judío”, que sólo sobrevive por la cuatriplicidad, es decir por la trasmisión.
Ante el terror que puede ocasionar la desaparición de la cuatriplicidad, se levanta una posición subjetiva que ha sido y puede ser dominante en los siglos XX y XXI: el racismo. Ante la falta de padre, madre, hijos y diferencia sexual, una forma reactiva acentúa la identidad racial con sus variantes: la estirpe, las raíces, las cepas, los abonos o mantillos, los fertilizantes.

Anuncios

Entry filed under: General.

ONDA CORTA 26 POR AM Y TA Conferencia jornadas Foucault (nov 2014)

15 comentarios

  • 1. Sergio R.  |  23 agosto 2015 en 21:50

    Empieza bien. Después se me hace una ensalada. No me resultó claro.

  • 2. Pablo Fasoli  |  23 agosto 2015 en 22:20

    refiriendome a la primer parte del enunciado sobre bien y mal ,,,me recordo una frase de pessoa que decia algo como ´yo prefiero no hacerle el bien a nadie porque anda saber si lo que yo pienso que es estar haciendo el bien ,,en el fondo al otro lo estoy perjudicando ´un ejemplo es lo deplorable de que te visiten cuando estas enfermo ,,el visitante piensa que obra de bien que estoy haciendo ,,y uno enfermo de mal humor no tiene ganas de ver a nadie y ese visitante es una obra del mal ,,,entre comillas ,,,por otro lado ,entre los distintos sub generos que sirve reflexionar sobre bien y mal ,,uno importante seria sobre la ley de convivencia ,,,no hacer lo que no te gustaria que te hagan bla bla ,,,o sea el rol funcional del bien ,,,igualmente tendra sus millones de subjetividades segun la costumbre cultural de cada comunidad ,,,,el canibalismo en algunas partes de africa estaba bien visto o comer perros que se hierven vivos en china tambien ,, etc etc,,,otro bien y mal complejo ya es el del deseante ,,el innato humano ,,,y un buen ejemplo esta en la pelicula de polanski la muerte y la doncella cuando el doctor torturador( ben kingley) reconoce su regocijo de lo que disfrutaba en sus torturas,,,,es inevitable que todo o casi todo humano tiene su pequenio marques de sade que en algun momento de su vida emerge ,,, sino porque tanta audiencia disfruta de ver cronica tv y ver sangre e historias monstruosas y ver las producciones cinematograficas de gente degollada por el ISIS ,,,, y el sadismo de los nilños en la escuela y el bullying ,,,? bueno como para mi este siempre fue un tema obsesivo que da para horas ,,,,solo me pregunto algo entre las mil preguntas que provocan el bien y el mal ,,,,una conclusion retorcida ,,el humano que tiene su lado malo por naturaleza ,,,es el mismo humano que se auto critica de uno de sus cualidades naturales ,,, o los asesinos ,,los bush ,,los stalin ,,los napoleon ,,los puccio ,los videla ,,los hitler ,,etc ,,,acaso no son seres humanos con nuestros mismo sistema organico ?

  • 3. Roberto Nadaud  |  24 agosto 2015 en 8:42

    hic sunt dracones.
    sale rumbo a la biblioteca en pos de algún autor del Siglo de Oro español.
    que esperas, qué esperas del dolor : esa pregunta que la historia oculta al estudiante, que despliegue sus negras alas en otros.

  • 4. Aldo  |  24 agosto 2015 en 13:29

    no tiene mejor cosa para pensar MIlner que la “cuatriplicidad” y el peligro que trae si se llegase a ” descuadrar ” ¿ que esta pasando en EEUU con tanto asesinato racista ? ¿esta en crisis la cuatriplicidad ?
    escriba sobre el tema Tevez Abraham
    saludos

  • 5. marlaw  |  24 agosto 2015 en 21:40

    Quizás mas que de la banalidad del mal, habría que hablar de tercerización del mal. Los Nazis inventarón la tercerización del mal para que la responsabilidad se diluya

  • 6. Juan Martin Masciardi  |  24 agosto 2015 en 22:04

    no puedo seguir con la lectura todas las clases pero son magistrales profesor. creo que están para ser compiladas y editadas por una editorial independiente. podría ud. usar hasta un pseudónimo profesor. jajaja cosas que se me ocurren…

  • 7. marlaw  |  24 agosto 2015 en 22:41

    No creo que sea la genética la culpable de la desaparición de la “cuatriplicidad”. La ciencia no es responsable por el mal uso, que algunos hombres hagán de ella.

  • 8. Roberto Nadaud  |  25 agosto 2015 en 14:21

    tercerizar el Mal: los nazis terminaron en Nuremberg, los que zafaron fueron la Banca alemana, los Barones del Acero y sus socios y filiales más allá de las fronteras, como que las monedas no tienen patria.
    luego USA necesitó metales a causa de la guerra de corea y había que frenar a Koba y sus hermanos.
    o sea, otra vuelta en el potro de la historia.

  • 9. philo  |  25 agosto 2015 en 16:50

    Adaptando la frase de Marie-Jeanne Roland:
    “Deseo, deseo, cuantos disparates se cometen en tu nombre”

    no importa hay que cometerlos igual

    Profe, parece que usted leyó un libro de ciencia ficción y no se dió cuenta del género.
    O se tomo muy en serio “Un Mundo feliz”
    O como le pasaba a Cortazar, se despertó y escribió lo que soñó.

    Igual para no afirmar que lo que dice es una barrabazada voy a consultar a mi hijo que maneja el tema.( el que es Dr en Biología, del que ayer recibí la super noticia, es titular en la Cátedra Evolución siendo tan jovén, de una Universidad Nacional, y bueno salieron inteligentes como la madre,jajajaj)

    Pienselo tal vez el viraje en su vida es dedicarse a la ciencia ficción

    yo lo voy a seguir queriendo

  • 10. Roberto Nadaud  |  25 agosto 2015 en 18:07

    “las raices” Israel libera en pleno desierto a cientos de sin papeles detenidos: J.C. Sanz, El País. es.

  • 11. Roberto Nadaud  |  25 agosto 2015 en 18:15

    foto de un inmigrante subsahariano liberado en el Negev.
    dónde aprendisteis geopolitik?

  • 12. magu  |  26 agosto 2015 en 20:54

    DON ABRAHAM: Solo este comentario (los demás no valen, de los que puse acá en esta lección). Sobre EL MAL, o puede ocasionarse por acciones perjudiciales (intencionadas o no, es decir, por error o por ignorancia, como un piloto que aterriza mal) y en el primer caso, hay quienes se autodenominan PATRONES DEL MAL (mafiosos, narcos, terroristas) otros también se atribuyen atentados , si pero encapuchados y anonimamente. Los daños de los criminales a mansalva.
    Y los MALES POR OMISIÓN, NEGLIGENCIA, ABANDONO, que también parecen no tener CULPABLE, es como el cuento de la buena pipa. Uno llama a una empresa por algo que vino fallado y lo pasan por veinte agentes telefónicos y ninguno es responsable, o un chico se accidenta con un tobogán y tampoco se responsabiliza a nadie en forma directa. El dejar que todo quede a buena de DIOS por parte de un gobierno (ej: delincuentes que asaltan y que son atrapados y luegos “largados”), y la represión contra una maniestación, donde NADIE ES RESPONSABLE POR LOS BALAZOS DE GOMA………………es UN MAL, es LA AUSENCIA DEL BIEN, como ud dice que dijo SANTO TOMÁS. Luego está la otra parte de la discriminación, es como tres lecciones en una. ésta clase.

  • 13. federico  |  27 agosto 2015 en 17:03

    NIETZSCHE, UN PSICÓPATA EN LA ESCUELA

    Federico Nietzsche es un paranoico psicópata sádico masoquista misógino misántropo criminal contra la humanidad (“Menschheitsverbrecher”), de quien se jalea su insania criminal, por motivaciones espurias o neciamente bienintencionadas. Su veneno edulcorado está siendo inoculado en la escuela a los jóvenes, y masivamente en España.
    Nietzsche está contra los valores y derechos humanos.
    Nietzsche está a favor del mal: a favor de la esclavitud, el crimen, la mentira, el egoísmo, la explotación del otro, la invasión, la guerra, el robo, la prostitución, la ablación del clítoris, la pedofilia, el incesto, el adulterio, el suicidio, la eutanasia, el aborto eugenésico, el holocausto de “tarados”, el racismo, la sociedad de castas, el crimen de violencia de género, etc., etc..
    Nietzsche está en contra del bien: contra la dignidad humana, la justicia, la solidaridad, la compasión, el altruismo, los derechos humanos, la tolerancia, la emancipación de la mujer, la educación popular, el trabajo, el socialismo, el cristianismo, la democracia, la civilización, la cultura, etc., etc. Es falso que Nietzsche esté solo en contra de los “valores tradicionales” y “las viejas tablas”. Está en contra de todo lo que él sabe que es valor y bien (Gut), y a favor de lo que él sabe que es contravalor y maldad (Böse).
    El paranoico psicópata de nacimiento Federico Nietzsche, tenido por filósofo en la programación oficial del curriculo de enseñanza de la Filosofía, se obsesiona con “Carmen” de Bizet-Merimée. Desde 1881 a 1888 asiste a la representación veinte veces, y, entusiasmado hasta derramar lágrimas de emoción, ensalza el trágico tema final con esta sentencia: “La obra acaba con el último grito de Don José: “¡Sí, yo la he matado, yo, mi adorada Carmen! Tal expresión de amor, la única digna de un filósofo, es singular: eleva una obra de arte por encima de otras mil” 1. Así habló Nietzsche.

  • 14. Tomás Abraham  |  29 agosto 2015 en 9:44

    para federico aputamareado (según consta en el remitente).
    Al menos Nietzsche tenía la excusa de su hermana y de la sífilis. Otros ni siquiera tiene circunstancias atenuantes. Lamento su caso.

  • 15. federico  |  31 agosto 2015 en 17:15

    Señor tomas gracias por contestar,yo poseo 2 libros suyos el ultimo oficio de nietzsche y de platon a nietzsche ,al leer su comentario lo noto un poco agresivo,bueno , esta informacion lo saque de http://www.alonsofia.com/ y creo que tiene razon en varias cosas,pero creo q nietzsche fue un filosofo.
    Señor si usted me lo permite me gustaria invitarlo a escuchar un programa ,filosofico desalienante,lo mejor de lo mejor que hay en el campo de la ciencia. http://frecuencia1330.radio12345.com/
    usted puede aprender FILOSOFIA ,con todo respeto, y nutrirse de las paginas amarillas de la historia, que nadie lo saca al aire.
    El programa es LA UNIVERSIDAD DEL AIRE,usted aprendera filosofia.Creo q todos debemos escuchar programas desalienantes y difundirlo,gracias.
    Aputamareado es un blog .


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

agosto 2015
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: