ONDA CORTA 26 POR AM Y TA

21 agosto 2015 at 9:52 18 comentarios

Tomás:
No paro de preguntarme por qué me gusta Radio 10 o, por lo menos, por qué tengo el dial clavado en esa frecuencia. El otro día en el cine, viendo la última película de Nanni Moretti, Mia Madre, empecé a darle forma a la respuesta.
Me despertaba con el Negro Oro cantando y diciendo: “Para vossss no hay como la mía”, y la verdad es que no, que para mí prefería otras, pero me quedaba ahí.
La radio AM, como ya dije en otras columnas, contextualiza: nos da a los oyentes una idea de tiempo y espacio, nos conecta con la realidad mientras cocinamos, manejamos el taxi o atendemos la perfumería. Nos da la idea de tiempo: dicen la hora, hay un “pip” para en punto y otro más corto para y media; dicen si hace frío o calor, si hay un choque en Panamericana o si el subte B está con demoras. Mientras tanto, tienen que ir contándonos cosas que nos entretengan sin necesidad de que prestemos mucha atención, para no chocar o quemar el tuco. Por todo esto que acabo de decir, no es fácil ser un buen conductor de AM ni una buena locutora.
En la película que les contaba, Margherita Buy hace de directora de cine; está en el rodaje de una película sobre la venta de una fábrica y todo el tiempo repite a sus actores que deben estar adentro y a la vez al lado de sus personajes. Era la primera vez que escuchaba algo así, pero supe que siempre había estado de acuerdo.
En este caso, interpretaban a obreros. La directora quería ver a un actor haciendo de obrero, no a un obrero. Debía verse la construcción de un personaje de forma que resultara funcional para transmitir el argumento sin distraer.
A mí me gustaría que los conductores radiales y las locutoras pudieran seguir la misma consigna. Quisiera que la locutora dijera la temperatura como una profesional: grados, sensación térmica, pronóstico para el resto del día y para el día siguiente; también me gustaría que dijera si tuvo que ponerse saquito cuando salió de su casa, pero no como ahora que solo me cuentan: “En mi teléfono dice que llueve otra vez y yo tengo un asado…”.
Si el conductor es K o Pro, si va a votar a Scioli o no vota, a mí me da igual. Me gustaría que hubiera un profesional de la radio hablando de los temas de actualidad y que además me entretuviera con su mirada personal de las cosas, pero no busco solo una mirada personal de todo, porque eso requiere más empatía que la que yo puedo pretender con el Negro Oro por ejemplo. Así como no creo que los padres deban ser amigos de los hijos, los periodistas de radio no tienen que ser amigos de los oyentes. Sí el personaje que hacen mientras escucho el programa.
Quiero imaginarme la cara que tienen esas voces y pensar que son mis amigos y que me hacen compañía mientras hago mi trabajo. Si el Negro Oro habla de “miamigodaniel” cuando se refiere a un candidato a presidente y se ofende cuando alguien critica a su amigo o cuando otros se atreven a disputarle la presidencia a “un luchador discapacitado que pelea la vida como nadie”, me cuesta mucho seguirlo. No es un comentario partidario el mío.
Por el mismo motivo, y por muchos otros, me molesta Lanata: me aburren la investigación política, las denuncias radiales y los problemas personales de tener un riñón prestado, y Víctor Hugo fue objeto de mis columnas hasta que dedicó sus tres horas en Continental a defenderse contra las corporaciones que lo maltrataban.
Me aburre quien piensa igual que yo y me distrae el que opina lo contrario, porque la indignación no me deja concentrarme en lo que estoy haciendo. No me interesa quien habla de sí mismo, porque no me deja nada para poder imaginar, y si no puedo tener un conductor con la voz del Negro Oro pero con mi propia idea de él cuando a las nueve me dice: “Poné la 10 o te la pongo”, yo apagaría y me iría corriendo.
¿Por qué entonces insisto con Radio 10? Por los oyentes. No los que son como yo, que juzgan desde su sillón, sino los oyentes activos que se pasan la tarde al lado del teléfono y participan.
El oyente es una Marta de Morón que cuando llama, en el minuto y medio que tiene, contesta diligentemente la consigna, manda los saludos a sus parientes y demuestra su fanatismo con la emisora. Y sobre todo, el oyente de Radio 10 sabe elegir qué contar en ese poco tiempo; tiene en claro que no importa a quién vota pero sí que tiene un loro y dos caniches que bailan al son de la cortina musical del programa.
Ayer, sin ir más lejos, una señora respondiendo a la consigna de cuál era su manía, contó que ella viajaba a donde fuese para conocer las casas en las que había vivido el cantante Jairo: ya conocía las dos de la infancia en Cruz del Eje, un par de departamentos en Buenos Aires y planeaba ir a Francia no bien tuviera la posibilidad.
Yo seguí haciendo mis actividades mientras me imaginaba a esa señora. Me dio lo que necesitaba para sentirme acompañada por ella, con su bolsito llegando a la terminal del pueblo y recorriendo las calles hasta el lugar donde alguien le había dicho que vivía su ídolo. Ahí se sentaría en la vereda un rato y después volvería a su casa. Eso lo logra solo un oyente profesional, alguien que no solo sabe ponerte en situación sino también agarrarte de la mano para que vayas a donde quieras.
O, como dijo Weber: “Un tipo ideal está formado por la acentuación unidimensional de uno o más puntos de vista y por la cantidad de síntesis de fenómenos concretos difusos (…) los cuales se colocan según estos puntos de vista enfatizados de manera unilateral en una construcción analítica unificada (…) dicha construcción mental (…) puramente conceptual, no puede ser encontrada empíricamente en la realidad”.

Querida Ana María:
Mientras camine escucharé radio. Mientras viva con mi actual esposa, escucharé radio. Mientras me afeite, escucharé radio. Mientras vaya en auto a jugar al tenis, escucharé radio. Si un día dejo de caminar, me divorcio, tengo barba de rabino de la secta de los Lubabich, no juegue más al tenis, quizás, vaya uno a saber, solo, enfermo y en cama, barbudo, leyendo el Antiguo Testamento, más vale que escuche radio.
Y será la AM. En estos últimos tiempos he intentado pispear por la FM. Alentado por las entrevistas que me hicieron Pergolini y Vainrauch, intenté ser oyente de Vorterix y de Juan Pablo Varsky. No tengo nada que criticarles, nada hay en ellos que me produzca rechazo, pero debo admitir que mi oído tiene vida propia, no es por completo domesticable, y sabemos, que si a un perro le damos durante años un trozo de carne, mejor que no intentemos reemplazarlo con un paquetito de mendrugo procesado.
La carne de mis oídos es la AM, y tiene enormes dificultades en asimilar el tono y los modismos en el habla de la generación nacida en los setenta del siglo pasado, que además se rodea de los nacidos en los noventa.
Me dejan afuera, les gusta una música que desconozco, tienen gustos que no comparto, van a lugares a los que nunca iré, consumen cosas que ignoro, y tienen iphone y yo no.
Pero todo cambia, la gente crece. El otro día le escuché a decir a Pergolini en una entrevista que está sorprendido de sí mismo cuando le dice a su hijo de 22 años que no tome cerveza a la mañana. La función paterna aparece cuando menos se la espera.
La longitud de onda también importa en las emociones. Me río con el Bambino y Caruso Lombardi en la 950 a las 12hs, por ejemplo, porque es una versión degradada de personajes radiales de la década del cincuenta cuando escuchaba radio los domingos a la mañana antes de ir a la cancha para ver la tercera de Vélez – entre paréntesis: que jugaba como hoy lo hace la primera -, pero me irrita el humor de la Vernaci, para nombrar una voz de vanguardia.
Por lo que mi tesis es que la AM es de retaguardia, viene de atrás, concepto que como bien decís, le encantaría al Negro Oro.
Existen los virus radiales, no sólo penetran la web. Hay un virus que apestó la radio hace unos años, no muchos, pero suficientes. Los conductores se han erotizado. Quieren calentar a la audiencia. En otros tiempos hubiera sido inaudito que comunicadores como Longobardi, y Fernández Díaz, se conviertan en objetos sexuales. Que lo sea Alfredo Leuco, con su hijo además.
Mi caminata debe coincidir con un programa radial. Antes salía a dar mi marcha de salubridad garantizada alrededor de las 16hs para escuchar al Gato y el Zorro, con Hanglin y Mactas. Nadie pretenderá que lo vuelva a hacer hoy en el nuevo horario de las 23hs, más aún con el elemento sospechoso que bordea los parques de nuestra ciudad oculto detrás del tronco de algunos árboles.
Por lo que salgo a las 17hs porque insisto con María O`Donnell que creo inmune al virus mencionado, aunque ya percibo que el enorme éxito de su libro sobre secuestros la están convirtiendo en un nuevo objeto sexual.
Lamentablemente, mi amigo Fantino que está a la misma hora, no ha podido mantener lo que en una primera instancia parecía una promesa de buen programa, y él también no se ha podido desprender de ser un objeto sexual, pero esta vez para sí mismo, lo que ya se encuadra en una práctica masturbatoria.
Si al menos tuviera a su lado a una María Esther Sánchez, los ratones de la audiencia tendrían un queso algo más sabroso.
Por eso sufro de pena. Hace tiempo advertí que algunos conductores iban por mal camino. No tomaron en cuenta mis advertencias, se sintieron tocados en su vanidad. Y miren lo que sucedió con Gelblung, que hasta perdió su apodo de “Chiche”.
Eso sí, cuando me despierto con odio, lleno de furia, con ganas de matar a alguien, pongo a Victor Hugo, ya no me sirve el capítulo sobre el resentimiento de “La Genealogía de la Moral” de Nietzsche, no es apta para nuestros tiempos , para nombrar a un pensador que esté a la altura de Max Weber, que no tengo la menor idea para qué lo nombraste.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 129 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 130

18 comentarios

  • 1. Juan Martin Masciardi  |  21 agosto 2015 en 11:20

    a mi también me gustaba el programa de hanglin en la siesta. ahora sigue con mactas pero es un programa distinto, es algo así de encuentro de solas y solos. recomiendo para futboleros la red al medio día y luego a las 18 hs. y en la siesta a las 16hs en belgrano está costa febre y roberto leto.

  • 2. philo  |  21 agosto 2015 en 11:39

    Iphone o radio…. algo parecido aparatos mediadores entre la realidad y nosotros.
    Una forma de desconectarnos.
    Me da mucha pena, casi espanto

    conoce el grupo las manos de Filippi, le canto

    ♫♫♫ que me importan las ballenas, que me importan los pingüinos yo quiero un ejercito de locos que me saque de la tumba, tumba, tummmbaa♫♫♫

  • 3. marlaw  |  21 agosto 2015 en 15:21

    Detesto al actual gobierno como el que mas, por su formas, por su maneras, y porque políticamente se encuentra en las antípodas de lo que considero debe ser un buen gobierno, no obstante me resulta imposible, sí este fuera el caso, congraciarme con Radio Mitre y su programación. Detesto su extenuante publicidad que agobia sin compasión a su audiencia, como asimismo una gran parte, por no decir casi toda su programación. Escuchar ni bien comienza el día la lúgubre voz de Longobardi, mas propia de un maestro de ceremonias de una casa de sepelios, que de un conductor radial, quién nunca ni antes en Radio 10 ni ahora en Mitre es capaz pronunciar una buena noticia, ni por equivocación, es algo que a mi juicio, solo pueden llegar a tolerar los masoquistas asumidos.Para mi el bien mas preciado con el que puede llegar a contar cualquier persona es su inteligencia. En materia de radio siempre me han seducido las voces claras e inteligentes, pero convengamos que en nuestro medio los poseedores de estas cualidades son mas bien una especie en extinción

  • 4. Roberto Nadaud  |  21 agosto 2015 en 18:01

    de vez en cuando EXTRAÑAMIENTO : sintonizar radios de Dinamarca, Madagascar, Belize, Myanmar….

  • 5. magu  |  21 agosto 2015 en 19:48

    Ana María, y Don Abraham: tengo un profundo desconsuelo porque me sacaron a TARDE DE CLÁSICOS conducido por CLARA DE LA ROSA, que es el tipo de conductora que a ANA MARIA le gusta (conduce, no opina sobre política ni nada, pero es entrañable) hace meses que no puedo seguirle la pista, de a dónde está, a que radio pasó, que fue de ella. Luego de 18 años de oirla. La AM jamás la pude oir, porque solo puedo oir música y lo que tenga que ver con ella (como el programa de JULIO PALACIO, los de KOHAN, etc), no puedo seguir palabras sin imagen. Les pido permiso a ambos dos, para decir / sé que todos los pan rayenses sienten lo mismo que uds, y que yo, y que sus familias) que siento mucho la pérdida de DANIEL RABINOVICH, no puedo creer que a LES LUTHIERS les falte uno, jamás se separaron (entre estos cinco), qué triste ¡ fuerza a la familia y que esté con DIOSITO cantando y animando al cielo. ANA MARÍA, entonces te gustó la de MIA MADRE, quiero verla, ví HABEMUS PAPAM y me encantó. Saldos, ah, qué penita lo de RABINOVICH, bendiciones, bendiciones.

  • 6. marlaw  |  22 agosto 2015 en 1:37

    Magu adhiero a tu pesar por el fallecimiento de daniel Ravinovich, casualmente días pasados Lnol publicó una entrevista audiovisual realizada a Marcos Mundstock abierta para el comentario de los lectores, quién se explayó a cerca de ese entrañable grupo humano. En cuanto a tu frustración radial también te comprendo. Yo era un fiel oyente de la FM Radio Clásica, cuando vivía en Morón, hata llegue a instalar una antena de FM con un cable coaxil de bajada en la terraza del edificio para poder oirla mejor, hasta que el Obispado de San Justo, comenzó a interferirla con su FM y nunca mas.

  • 7. marlaw  |  22 agosto 2015 en 1:50

    Profesor hace muchos años atrás en tiempos de la Spika, un lujo de radio portatil, que venía provista de una funda y una correa de cuero curtido de primera calidad, cuando aún “el plástico” no lo había invadido todo, habia un programa nocturno en AM conducido por una locutora: Nucha Amengual, que con su voz susurrante, calentaba hasta las piedras

  • 8. Roberto Nadaud  |  22 agosto 2015 en 10:40

    Radio de la Universidad Técnica Federico Santa María.Cl.

  • 9. Gustavo  |  22 agosto 2015 en 19:08

    Yo antes escuchaba a Héctor Larrea en Rapidisimo, cuando estaba por las mañanas en radio Rivadavia. Al lado de lo que se esoucha ahora parecía un programa ejemplar, música, noticias, humor, radioteatro, entrevistas, a veces hablaban con un profesional de medicina. No criticaba, insultaba ni ofendia a nadie. Ahora mucho no escucho AM, me aburren. Prefiero escuchar musica

  • 10. Pablo Fasoli  |  23 agosto 2015 en 12:37

    Si la AM era el ultimo bastion de calides mediatica por su misterio y diversidad de programitas cuasi voodoo con su sonido lluvioso y temas infinitos y musicas de todos los tiempos que uno podia encontrar con reitero una calidez que no se encontraba en la profesional y digital FM ,,pero la AM era inevitable que se no se salvara de la HOMOGENEIZACION mediatica que ya los locutores usan el sistema de formula entre otros pormenores ,,,,,,La perdida de la CALIDEZ ANALOGICA hacia la perfeccion y profesionalidad digital se sufre en muchos aspectos de la vida ,,,el problema cuando uno insiste en escuchar a gente muerta porque uno no se dio cuenta que lo estaba,,

  • 11. Roberto Nadaud  |  24 agosto 2015 en 8:21

    film español : vuelve luego del exilio, Franco ha muerto, alguien le comenta que mucho las cosas no han cambiao, va a un kiosko y empieza a recitar un listado de publicaciones: ni una de ellas ha sobrevivido la guerra, y la paz del orden que triunfó.

  • 12. magu  |  24 agosto 2015 en 18:34

    DON ABRAHAM: Para MARLAW, pidamos traslado del Obispo de San Justo, a Roma, (asi podés volvér a oir RADIO NACIONAL CLÁSICA), Solo quiero (si puedo) exponer el caso (porque justo lo oí en la radio AM, lo de la chica de 21 años, policía, que le pasaron por arriba con el auto dos veces (los ladrones agresores) y está viva, y operada 7 veces. La mamá pidió, para los que creen, que recen por ella, La chica agradeció a todos por sus oraciones, desde el hospital.

  • 13. marlaw  |  24 agosto 2015 en 21:58

    Nadaud Recientemente Radio Mitre festejaba sus 80 años de vida, y mientras lo hacía, yo recordaba a la vieja a la vieja Radio El Mundo, que estaba instalada en la calle Maipú del centro porteño en el edificio que ahóra ocupa Radio Nacional, en la misma cuadra de la radio también había un Restaurant “El Mundo” con un aspecto muy similar al Palacio de las Papas Fritas (por las papas soufle) También recordaba al Reporter Esso, que era el noticiero horario de esa radio. Y mientras recordaba pensaba en las cosas que debió haber hecho el Dr.Noble, para que Clarín fundado en 1945, hubiera podido permanecer hasta hoy, mientras que otros fuerón quedando por el camino.

  • 14. Roberto Nadaud  |  25 agosto 2015 en 13:28

    M.& Cía: la radio pobló de voces amigas los silencios de la niñez en muchos.nos habloó del mundo y lo buena que puede serla vida.

  • 15. Pablo Fasoli  |  25 agosto 2015 en 14:42

    yo extraño la fm clasica con toda su atmósfera monacal,,,estuvo en los 90 después se transformo en otra cosa ,,,era 100.4 o por ahí creo ,,,los avisos publicitarios parecian relatados por un monje o gente de extremada gentileza bordeando lo freak ,,,pasaban MUSICA CLASICA NOVEDOSA y no lo tipico de siempre de mozart beethoven y wagner pufff ,,,,,,era un oasis radial ,,,

  • 16. philo  |  25 agosto 2015 en 17:11

    Spika, había una en mi casa cuando era niña.

    Su nombre me encanto cuando supe que era una estrella , la mas luminosa de la constelación de Virgo, estrella que miraba Hiparco , la que le permitió obtener datos sobre los equinoccios.

    En aquellas épocas se miraba el cielo…

    Mal mensaje de la radio “la vida puede ser buena” pone la responsabilidad fuera de nosotros y nos hace autocompadecernos si la que nos toco no lo es.
    Prefiero el que me enseñaron mis padres y enseño a mis hijos y alumnos “la vida la hacemos nosotros, no es algo que viene envasado para que disfrutemos, ” (por supuesto invierte la carga de la responsabilidad)

    ya se,ya se a veces las cosas no salen bien, pero me gusta saber que no fue porque no luche porque resulten

  • 17. Aldo  |  27 agosto 2015 en 15:33

    A mi me encanta Baby Etchecopar , lo escucho cada tanto , hace poco una mujer contándole que quiere encontrar al padre que la abandono de chica , que no va descansar hasta encontrarlo , a lo cual Bbay la retruca y le pregunta , asi , y si ese tipo que te abndono le tenes que ayudar a cambiar de lo tanto que se mea por problemas de prostata ? o es un viejo amargado que no ve mas alla de sus narices , a ese tipo lo queres encontrar ? la mujer enfoco y rápidamente contesto , No , ni loca , que se pudra ,,, bueno chau querida , pensa antes de llorar tanto ,,, otro llamado ,,, un grande Baby

  • 18. magu  |  11 septiembre 2015 en 13:54

    https://www.youtube.com/watch?v=mJaODa8qkhQ es una AM que comenta telenovelas


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

agosto 2015
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: