LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 124

30 julio 2015 at 8:17 23 comentarios

“Le meurtre du Pasteur” termina con la escena de un efectivo asesinato. Lévy se apoya en Freud. El padre del psicoanálisis, decimos padre también en su sentido pastoral, ha escrito tres libros que deberíamos releer para ayudarnos a comprender esta voluntad de creer que asoma en este tercer milenio y que inspira a filósofos que en el ocaso de sus vidas, o al menos, en su mediodía avanzado, deciden que el silencio que Occidente ha hecho sobre otras culturas, es el síntoma de una enfermedad. Estamos en presencia de un orientalismo positivo que compensa el denunciado por Edward Saïd. “Moisés y el monoteísmo”, “El porvenir de una ilusión” y “El malestar en le cultura”, son tres textos a meditar nuevamente. Lévy nos habla del primero, para decirnos que la tesis de Freud sobre el parricidio, que de hecho está contado en “Totem y Tabú” y que Lacan define como el único mito de la modernidad, se aplica a la muerte de Moisés por parte del pueblo judío.
Los hebreos querían ser como cualquier otro pueblo, el peso de ser el elegido, heredero del cumplimiento de los mandamientos, resultaba insoportable. Moisés inventó un pueblo. El conjunto de tribus sometidas al poder faraónico, acostumbrados a la esclavitud, una vez liberados y conducidos por su jefe y pastor, deben pasar de un poder a otro, y el nuevo no se muestra menos inclemente que el anterior.
Cuarenta años de peregrinaje por el desierto es un dispositivo de disciplinamiento demasiado cruel, y el aprendizaje nunca llega a marcarse de un modo definitivo ni en el cuerpo ni en el espíritu del pueblo.
Cada uno de los judíos soñaba con matar a Moisés, todos deseaban lapidarlo. Finalmente lo mataron y negaron haberlo hecho. Inventaron la ética, la sublimidad del nombre del padre, la ley simbólica.
Dice Lévy que hacía falta matar al Padre para instalar el lugar vacío.
El libro termina así, con un supuesto vacío, que en realidad, no es tal, no hay un ausente sino un enigma o una confusión. Haber descubierto que la política revolucionaria llevaba al terror, haberlo en realidad redescubierto ya que la relaciones entre revolución y terror han sido pensadas por la filosofía desde los tiempos de la revolución francesa; la serie toma de la Bastilla, Robespierre, Napoleón, fue un acontecimiento cuya digestión no podía ser rápida; en suma, redescubrir el terror en las revoluciones del siglo XX, la de la URSS y la de la China de Mao, incitó a Lévy a concluir que la política no era la solución, y quiere decirnos por qué.
Paras comenzar, no sabemos a qué problema se refiere con la palabra “solución”. ¿A la justicia? Moisés cuando guía a su pueblo por el desierto, ¿lo hace por una convicción acerca de lo justo y lo injusto?
El problema de la justicia es político, de ahí que el análisis de Lévy se inicie con una lectura de Platón. El filósofo griego para diagramar su república sostiene que el rey debe ser filósofo, haber accedido a la episteme. Pero, de acuerdo a Lévy, no puede gobernar sino cumple una función pastoral por la que el vínculo con los ciudadanos es singular. No puede haber justicia sin cuidado de sí, sin que los habitantes de la polis también sean sabios.
Lo que es imposible, la desigualdad ante el saber se impone. Platón define a la justicia como un orden en el que cada uno de sus ocupantes está en el lugar que le corresponde de acuerdo a la visión de las alturas.
La aporía está a la vista. La voz de las alturas la oye uno solo; la luz fuera de la caverna la ve uno solo. Todos los otros seres que la habitan, deben creer en lo que dice el elegido. En ese sentido en nada se distinguen el filósofo-rey y Moisés.
De acuerdo a Lévy, la historia del pensamiento y de la práctica política de Occidente, ha intentado rellenar ese hueco con falsas trascendencias. Desde el Leviatán como un Estado con el monopolio de la violencia originado en el temor la muerte violenta de alcances universales; a la asamblea popular de Spinoza en el que las multitudes neutralizan su desvarío siempre que la presión sobre la orientación de las decisiones la ganen las mentes más razonables, y permitan así que los hombres sabios puedan dedicarse en paz a gozar del conocimiento y de la beatitud que ofrece la contemplación del todo; Rousseau y su idea de una voluntad general y unánime que no puede evitar la acción de un Legislador con un alma grandiosa; en suma, parece que lo que se necesita es un pueblo, que lo que hay que inventar es un pueblo.
Que es lo que hizo Moisés, al menos de acuerdo a Freud. Y el pueblo lo mató, nuevamente de acuerdo al acto parricida que instaura la Ley, el Nombre del Padre, la culpa, la moral.
En fin, estamos en un punto muerto. No sé si en el desierto, o con el auto averiado en una ruta nada transitada del oeste de la provincia de Buenos Aires, o en una estación de tren un día de paro de los ferroviarios.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 123 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 125

23 comentarios

  • 1. Roberto Nadaud  |  30 julio 2015 en 8:58

    la lechuza al anochecer, “Die Furie des Verschvindens”, más allá del punto muerto, la furia de la desaparición, lo leído, lo estudiado, al olvido, lo vivir en alguna foto vieja, en modo de música de arrabales, cruzar la calle, ir del lado de la sombra y el silencio.

  • 2. Marcelo Grynberg  |  30 julio 2015 en 9:46

    Entonces, que hacer ? No hay solucion ? Oy vey !

  • 3. magu  |  30 julio 2015 en 11:40

    Pero, MOISES, llevó a todos a través del desierto durante cuarenta años, para buscar otra tierra, para escapar de EGIPTO, no para buscar justicia, (bah, ahora pienso que hemos aprendido mal su causa), LEVY STRAUS no universaliza EL COMPLEJO DE EDIPO o LA PROHIBICION DEL INCESTO sobre los padres e hijos (como FREUD) es interesante el estudio antropológico y linguisticos que hizo en Brasil, donde la ley se establece de otra manera (según las palabras). Lo traigo, porque ud nombró a los tres libros de FREUD más sociológicos, aunque esto es sobre familia en cada sociedad (y familias reales, monárquicas, tribales de caciques o genealogías del antiguo testamento). SObre MATAR AL PADRE: en política, EL LIDER o EL PADRE DEL PUEBLO, cuando no tiene sucesores (porque no es un sistema hereditario), se sabe, al menos hace más de cuarenta años, que se fue postergando el anuncio de la muerte de ese jerarca /con tantos años de mandatos como de prescripciones como MANDELA en AFRICA), hasta que los que estaban en su gabinete…acomodaran todo. Sobre EDUARD SAID, creo que fue de él, hace unos años leí un libro buenísimo sobre Los patriarcas (luego de ABRAHAM) del Antiguo Testamento, (no sé si fue de el pero fue un libor muy premiado) donde dice que en realidad, ISAAC, JACOB,JOSÉ, no fueron personas, sino, que fueron TRIBUS mismas, pequeños grupos, y luego se habló de ellas como seres humanos individuales, que se fueron uniendo, para fortalecer a una nación con mismo idioma y religión.

  • 4. magu  |  30 julio 2015 en 12:09

    Perdón DON ABRAHAM: puede poner el nombre de LEVY. Quisiera recordar el nombre del libro que leí y a su autor. Había tramos del libro que parecían antisemitas, porque describía a las antiguas tribus como de nómades maleantes, con pocos códigos morales (la ley de hospitalidad del desierto aún sin instaurar) pero sin embargo recibió premios por la paz, y además era judío el autor (fue bibliografía optativa de la facultad de publicidad de la Universidad del Salvador que me prestaron hace unos ocho o nueve años).

  • 5. Tomás Abraham  |  30 julio 2015 en 12:52

    magu
    no sé de qué levy me hablás.

  • 6. Roberto Nadaud  |  30 julio 2015 en 13:57

    interesante el comentario de Freud luego de terminar su libro sobre Moisés y el monotributo.

  • 7. Roberto Nadaud  |  31 julio 2015 en 7:17

    en grosso modo quizá sea importante distinguir entre Lo Religoso y los seguidores, entre el Fundador,y los que siguen , qué vaya a saber qué harán de este Versículo o este Rollo.
    de modo inverso, se trata de chiflados a los Testigos de Jehová, pero en la Alemania de Adolf fueron, al parecer, el único grupo que no se maquilló en Chez Machiacvelli..

  • 8. marlaw  |  31 julio 2015 en 8:02

    Arnoldo Rascovsky : “El Filicidio”

  • 9. Diana  |  31 julio 2015 en 21:08

    En el desierto filosófico, al parecer, no se vislumbra un oasis y no hay garantias de supervivencia del pensar, mas allá de lo ya pensado.
    Prof.Abraham, los que venimos siguiendo este blog, al menos esperabamos asirnos a algún viejo madero en el naufragio. Neurarth, dijo que los filósofos son como marinos, que en el naufragio ,se abrazan a esas maderas, aún amenazadas de destrucción.

  • 10. Roberto Nadaud  |  1 agosto 2015 en 20:40

    me derrumbo pero continúo decía F.N.
    son los maderos del naufragio, desolados en busca de las palabras y las cosas.
    luego de la tormenta otros barcos seguirán : el
    Rachel, en pos del hijo,
    y en esta nave azul que engalana el sistema solar vendrán otros filósofos con las viejas preguntas y el coraje imprescindible del amor humano.,
    a dialogar hasta con las piedras, a desafiar zarzas ardientes, a cuestionar hasta los dioses ocultos.
    a escribir cartas de amor bajo la especie apología, tratado, memoria, blog.
    a dejarnos menos solos en este caminar.

  • 11. marlaw  |  1 agosto 2015 en 21:38

    Supongo ingenuamente, y sin demasiados fundamentos que vivimos una època de transiciòn, una època de crisis, una epoca en donde resulta dificil elegir el madero del cual asirnos que nos garantize que permaneceremos a salvo y no naufragaremos en el error. Pero también puede ser que los hombres hayan percibido siempre el tiempo que les tocó en suerte enfrentar, aflijidos por las mismas circunstancias y que las certezas pertenecen a los tiempos remotos cuando los mitos y leyendas ocupaban la escena.

  • 12. philo  |  2 agosto 2015 en 10:40

    Diana tu metáfora me trajo el recuerdo de palabras de uno de los grandes amores de mi vida, siempre me decía: “No te aferres a viejos maderos”

    Supongo que surtieron efecto en mi.

    Entre aferrarme a un viejo madero y seguir nadando a la costa (aún a riesgo de no llegar) prefiero la segunda, pues si logro llegar puedo construir una nueva barcaza.

  • 13. Marcelo Grynberg  |  2 agosto 2015 en 11:30

    Estimado Tomas,

    No lo tome a mal, pero podria recomendarme una buena marca de medias ? (of course, ademas de las “Tom” de Ciudadela, pero que no consigo). En serio. Las que compro aqui por el centro se agujerean muy seguido.
    Saludos !

  • 14. philo  |  2 agosto 2015 en 12:10

    Volví de mi caminata tarareando esta canción.

    Charly , ese ser que me resultaba fascinante por la complejidad de su personalidad.
    Es una pena que “gente de buena voluntad” con el fin noble de no dejarlo morir, lo hayan matado

    evitar la vía muerta

  • 15. Diana  |  2 agosto 2015 en 14:51

    Philo, el problema es cuando no hay costa (visible)

  • 16. Tomás Abraham  |  2 agosto 2015 en 14:53

    GRYNBERG:
    le recomiendo medias “cocotte”, talle 3, para niños.

  • 17. Marcelo Grynberg  |  2 agosto 2015 en 15:59

    Y bue, en la vida todo es antagonico. Hasta el tema de las medias.

  • 18. magu  |  2 agosto 2015 en 20:13

    marlaw, era el parricidio no el filicidio

  • 19. philo  |  3 agosto 2015 en 8:44

    jajajaaj

    que h d p

    jajaja

  • 20. marlaw  |  5 agosto 2015 en 6:15

    Sorry Magu Se trata del Filicidio tal cual lo escribí y fue editado en 1963 aunque ahora ya solo se consigue en las librerías de viejo. Me extraña mucho que no conozcas esta obra fundamental de Arnoldo Rascovsky

  • 21. marlaw  |  5 agosto 2015 en 11:44

    Philo pido disculpas por entrometerme en la conversación, pero no sè que tienen que ver “tus grandes amores” con los “viejos maderos” a los que alude Diana. Aquí no se trata a mi modesto entender, de interpretar lo viejo en oposición a lo nuevo, sino de lo viejo como representación de aquello que todavía “permanece” (a flote) En este sentido, por una razón de posibilidad, todos nosotros en el caso de intentar asisrnos, solo lo podríamos hacer recurriendo a ellos, a no ser que la elección fuera naufragar..

  • 22. magu  |  5 agosto 2015 en 15:45

    MARLAW, si que lo conozco, leí mucho sobre su bibliografía, en la facu y en cursos paralelos, y además estaba muy de moda en los sesenta y setenta, él recomendaba no adoptar chicos de más de un año, y hay unos capítulos en psiquiatría infantil sobre las fantasías inconscientes de los niños epilépticos, con las que no estoy de acuerdo. Es muy criticado actualmente (bah, de quien se acuerde de él).

  • 23. philo  |  9 agosto 2015 en 10:42

    A que me refiero, es una metáfora que me dijo alguien que alguna vez quise por otro motivo y Diana rememoró.

    Cuando uno sigue aferrado a lo viejo, no hay lugar para que parezca lo nuevo.

    La idea de quedarme estanca y aferrada a lo único que queda me espanta.

    Tal vez prefiero naufragar

    A través de la palabra escrita a veces es difícil trasmitir la verdadera esencia del mensaje, pero sigamos intentandolo


Categorías

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: