LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 118

12 julio 2015 at 8:33 9 comentarios

¿Cómo se puede salir de la visión política del mundo? ¿De qué modo se puede poner en cuestión el lugar común que dice que sólo desde la política es posible cambiar las cosas? ¿Desde qué nuevo lugar dudar de que en lo concerniente a la instancia de lo colectivo, sólo la acción, la praxis, de los hombres, pueden forjar nuevas realidades?
¿Cómo responder con otra alternativa al llamado de Marx en “La ideología alemana” que dicta la finalización del tiempo de comprender el mundo y que ha llegado la hora de transformarlo, y que ésta transformación se logrará el día en que la revolución mundial acabe con la injusticia y siente las bases de una fraternidad universal y una nueva humanidad?

Para salir de la política, misión que asume para sí Benny Lévy, vuelve a los griegos, quienes la inventaron.
La política nace en el momento en que se desprende el poder divino de los asuntos que atañen a los hombres. Ése fue el gesto inaugural de los atenienses. Por eso murió Sócrates. Cuando se recuerda que la sentencia de muerte se justificaba con la denuncia de que corrompía a los jóvenes y no respetaba el legado de los dioses, no se dice más que la verdad. Fue así, no era un pretexto.
Sócrates hacía peligrar el futuro de la polis al atraer a las nuevas generaciones hacia otro modo de construir lo comunitario. Rechazaba todos los sistemas imperantes, tanto la democracia como la tiranía. Hablaba de un gobierno de los otros que debía basarse en un gobierno de sí mismo, en una conversión de los sujetos de acuerdo a un saber eterno y olvidado.
Los dioses del panteón olímpico dejaban de tener importancia porque la divinidad a la que remitía Sócrates de acuerdo al testimonio de Platón, era una voz interior comunicada por un daimón, una presencia proveniente del otro mundo, el real, el verdadero.
Para reforzar su anterior compromiso con la política, Benny cita a Lenín, de quien leyó los treinta y tantos tomos de su obra en momentos en que era militante revolucionario: “la teoría de Marx es todopoderosa porque es verdadera.”. Esta frase constituye el punto de partida teórico para la acción revolucionaria.
Se instituye de que hay una verdad de la política, sin ella no se pueden justificar los medios a emplear, cualquiera que ellos sean, para la conquista del poder. Sin una verdad, en nada se fundamenta la necesidad de un nuevo mundo, ni el llamado a la destrucción del actual. Sin verdad, no habría objetividad, la denuncia de la injusticia sólo sería moral, un acto de buena voluntad, el resultado de una sensibilidad dañada.
¿Qué verdad es ésa? Levy intentará desprender la política de la verdad. Tal como lo intentó Foucault. Pero no la anulará sino que la hará vigente y regente en la voz de la alturas.
En Atenas se inventa la política, así lo señala el helenista marxista Moisés Finley. La política fue posible por un gesto de separación.
La polis ateniense se desarrolla con instituciones que se regulan sobre la base de leyes. La legislación instala una autonomía en las decisiones de los sujetos políticos y en el pensamiento mismo sobre cómo debe gobernarse una comunidad de ciudadanos. Sin autonomía y autogeneración no es posible la política. Exige, dice Lévy en su libro “Le meurtre du Pasteur” (El asesinato del Pastor), una separación del absoluto.
Los antropólogos de la antigua Grecia – J.P.Vernant y M. Detiène – mostraron que la novedad ateniense en la historia de la civilización, la mutación cultural que produjo, se debió a ese invento sociocultural denominado Polis. La escuela francesa de antropología de la Grecia arcaica, se dedicó al estudio de las modificaciones aportadas por aquellos griegos a las concepciones de la memoria y del espacio.
En estos dos registros prevalece una idea de circularidad. La comunidad de ciudadanos agrupa a un conjunto de pares. De acuerdo a antiguos rituales guerreros de la época homérica, los guerreros luego de la batalla se reunían en una disposición circular para distribuir riquezas capturadas y relatar las peripecias de la batalla. El centro siempre quedaba vacío y disponible para los alternados ocupantes. La idea de un círculo con un centro sin dueño, sólo funcional a las operaciones que en él se llevan a cabo, fue el diagrama de la estructura de la democracia ateniense. La palabra circulaba expuesta al oído de todos los participantes de las asambleas de ciudadanos, y el emisor también se presentaba a la vista de todos.
Esta circularidad implicó un cambio respecto de la construcción piramidal del sistema palatino y del modo en que ordenaba sus jerarquías. Esta palabra en circulación sólo se detenía cuando se debía tomar una decisión. Entre iguales contaba la cantidad de adhesiones a una de las opciones presentadas.
Pero no basta la política huérfana de certezas si quiere sostenerse en algún fundamento sólido. Para que esa invención sea verdadera, Platón elaborará su proyecto de república, porque una política sin verdad sólo llevaba a los excesos de la demagogia y de la tiranía, siempre conducentes a distintas formas de la esclavitud.
Para el pensamiento de Platón, esta circularidad estaba fallida. No hacía más que inclinar todo el sistema a los excesos y a la decadencia política. Conducía al deterioro de la Polis una vez que se sometía a la palabra y a la mentalidad de los sofistas. Sostener que el mundo social estaba hecho a la medida de los hombres – como sostenía Protágoras – , y que toda organización sólo se basaba en convenciones, por lo tanto contingentes y modificables, no garantizaba ninguna estabilidad ni consistencia política. Y muchos menos el imperio de la justicia, en el sentido de un orden debido a una fundamento eterno, sustancial, inmodificable, verdadero.
A esta circularidad había que darle altura, elevarla. A la circularidad espacial de una palabra sin dueño ni sello definitivo, para que no girara en falso, había que insertarla en otra circularidad, la del tiempo. Una nueva función y una nueva concepción de la memoria enmarcarán la idea de que la identidad de los hombres ya está escrita en una unidad invisible, no aparente, depositada en el olvido y alejada. Sólo la reminiscencia de su viaje más allá del río Letheo, la harán volver para liberar al fin a los hombres de su ignorancia y esclavitud.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 117 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 119

9 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  12 julio 2015 en 10:10

    Me pregunto si los coneceptos de “polis”, “circularidad”, “democracia” todavia siguen siendo entendibles en las escalas (numeros) de poblacion actuales, inimaginables para los griegos.

  • 2. Roberto Nadaud  |  12 julio 2015 en 10:38

    zoon politikon : habrá cambiado lo cívico en sus formas a través de la historia pero el animal al parecer no puede cambiar las viejas costumbres que se arrastran en el sistema límbico.
    desde el discurso de los Melios a Srebrenica empezamos arrojando a la hoguera de la historia la Ley Mosaica y terminamos con la DUDH.
    Cortazar hablaba de una danza de locos en el borde del abismo, es lo que hay : Zorba el griego al borde del mar, a mitad de camino entre el origen y los caminos, ya no volverá.

  • 3. philo  |  12 julio 2015 en 19:38

    Me encantaron las preguntas disparadoras.

    Mañana lo vuelvo a leer con más tiempo, hoy contrariamente a mis promesas de vida religiosa, tire la chancleta y estoy cansada.

    El texto promete mucho. Además habla de circularidad, eso me resulta excitante, jaja

    saludos

  • 4. rodolfo lópez  |  13 julio 2015 en 9:46

    “La cara oculta de la política”. (¿Sólo en Grecia?)

    Bernard Henri Levy, ¿el flósofo citado aquí tantas veces, en las Enseñanzas?, acaba de referirse a la crisis griega. Escribió para El País y lo transcribe La Nación el pasado viernes 10/7. Dice Levy, entre otras cosas: “La antigua Grecia contaba con dos palabras para nombrar al pueblo. El “demos” de la democracia. El “laos” de la muchedumbre y de la demagogia plebiscitaria. Con su pueril llamado a transferir sobre sus conciudadanos europeos la carga de sus errores y de su reticencia a la reforma, Tsipras se inclina claramente por el segundo sentido, la cara oscura de la política en Grecia.
    La columna había empezado con enérgico: “No, amigos griegos, pese a lo que se oye en todas partes y a lo que pregonan en Francia esos que aconsejan pero nunca pagan, como los Le Pen y los Melenchón, el referéndum del domingo pasado no fue una victoria de la democracia”…. ¿El señor Alexis Tsipras estaba tan debilitado que no tuvo más remedio que descargar su responsabilidad sobre su pueblo y caer en esa democracia de excepción que es la democracia plebiscitaria?…
    Escribe mucho más, pero ya la realidad le puso el moño a la política y a la democracia -en sus dos sentidos-, Tsipras y su gabinete acaban de implementar, pese al referéndum, una urgente política económica de ajuste, que debe ser aprobada aún por el congreso griego.

    ¿Es el filósofo, después de todo, el que se atreve a llamar a la realidad por su nombre propio, pone en duda las democracias, modifica con ello el curso de la misma realidad?.

  • 5. philo  |  13 julio 2015 en 17:00

    Me gusto .
    Pero una palabra me resulto incomoda.”ESCLAVITUD”

    El texto me provoco la necesidad de más, busque en mi biblioteca.

    1)”HISTORIA UNIVERSAL” tomo Grecia Secco-Baridon (1944)
    2)”MANUAL DE HISTORIA POLÍTICA” Bidart Campos 1980
    3)”INTRODUCCION A LA PSICOLOGÍA SOCIAL” Peter Hofstätter
    4)”COSMOS” Carl Sagan (otro de mis amores)

    1)
    -Los griegos aprendieron de los fenicios el alfabeto.
    -El comercio marítimo generó cambio social. Enriquecimiento de algunas clases y brillo en artes y letras.
    -Los antiguos campesinos libres a causa de sus deudas se convierten en ESCLAVOS.
    -La peculiar geografía determinó su organización
    2)
    POLIS
    -Novedad. Actividad política para todos. (todos= ciudadanos)
    -El hombre integrado como parte del todo.
    -Libertad política pero NO social (no existe idea de que el ciudadano tiene derechos que el estado esta obligado a respetar)
    -Los hombres no son naturalmente iguales y es bueno y útil mantenerlo así.
    -Soberanía de la LEY
    -Sócrates muere por obediencia a la LEY , pero no esta de acuerdo con concepto de democracia.(como dijo el profe)
    3)
    Hace este recorrido
    Confucio–►Platón–►Juristas Romanos–►Marsiglio–► Maquiavelo–►Hobbes–►Spinoza–►Rouseau–►Hegel–► Marx
    ..►Lenin–►Fascismo.
    (pobre Confucio donde terminó)
    4)
    Enseñaban la alienación del cuerpo separado del alma. IDEA NATURAL de la SOCIEDAD ESCLAVISTA.

    Ahora que termine de escribir todas estas webeadas me voy a dar un paseo por la costa del río ♫♫♫♫♫

    me quedo pensando en estas excelentes preguntas que nos hizo el profe

    ¿Cómo se puede salir de la visión política del mundo? ¿De qué modo se puede poner en cuestión el lugar común que dice que sólo desde la política es posible cambiar las cosas? ¿Desde qué nuevo lugar dudar de que en lo concerniente a la instancia de lo colectivo, sólo la acción, la praxis, de los hombres, pueden forjar nuevas realidades?

  • 6. gustavo  |  13 julio 2015 en 19:36

    Mirando lo que pasa en Grecia no podria definirse tambien como el fracaso del neoliberalismo mas ortodoxo. El capìtalismo sirve cuando todos tengan ese capital para poder consumir y satisfacer sus necesidades. No un capitalismo con gente sin capital. Tampoco se la razon de existir que tiene el FMI, o el Banco Mundial. ¿Solo estan para ahorcar los paises. Proponer reduccion de salarios suba de impuestos, corralito? Y la “ayuda” la dan para los sectores financieros. No es que ayudan con obras de infraestructura, educacion, salud. ¿No tienen un poco de sentido comun?
    Por otra parte pienso tambien en el mundo. Donde los seres humanos cada vez somos mas. Que consumimos. Para ello necesitampos que se degrade el medioambiente con la mineria para producier dese joyas hasta materiales que usan lo celulares, desmontes para cultivar, la ganaderia. Refinerias, petroquimicas Litros de agua que se pierden. Mas todo lo que se contamina. A veces pienso si los seres humanos no nos hemos convertido en una plaga. Que cada año crece y se reproduce. Si no pasamos la cantidad de lo aconsejado para que el planeta se mantenga en equilibrio. Para mi deberia haber un contro de natalidad urgente. Si no cada vez vamos a ser mas y nada va a alcanzar

  • 7. rodolfo lópez  |  16 julio 2015 en 16:41

    Estimado Gustavo, yo tampoco sé cómo o cuándo se crearon el FMI y el Banco Mundial, pero ahí están; y nadie obliga a un país a pedirles prestado, y ahorcarse hipotecando el futuro.
    Personalmente desconfío de los bancos, nunca les pedí un préstamo; pero si lo hubiera hecho sería lógico que pagara las cuotas puntualmente en vez de victimizarme. Tampoco tarjeteo.
    Cuando un país pide un préstamo, sería bueno -o ideal- que fuera para cumplir un plan de desarrollo, en algún área específica, no para pagar salarios artificiales o intereses atrasados de otros préstamos; los que no puede afrontar por sus mal llevadas cuentas. Hace falta “un plan” para llevar adelante un país. China, la de Mao, lo encontró curiosamente en una variante del capitalismo, nada menos, su peor enemigo (y así sacó del hambre a cientos de millones de personas). Y Japón salió del desastre atómico también con capitalismo.
    Me es incómodo ponerme en defensor del capitalismo, nadie me paga para eso (ja ja, lamentablemente). Y coincido en que los tiempos cambian, y las tendencias económicas con los desafíos de época. Pero mientras se encuentra el futuro, o se esclarece, hace falta tener un plan. Aunque sea un “plan viejo”, inclusive uno “malo”.
    En ajedrez (soy jugador de segunda, malo), decimos fulano juega “sin plan” si hace jugadas aisladas, no hay una idea central que fundamente su juego, y ese andar a la deriva lo lleva por peor camino que si tuviese un “mal plan”, porque le hace perder oportunidades, no “entiende” la partida ni “ve” los errores del adversario.
    La lógica de un plan aún mediocre es mejor, la idea que lo sostiene puede actualizarse en cada coyuntura (en cada jugada).
    La realidad del mundo que nos tocó vivir es cambiante; una apartida de ajedrez puede cambiar varias veces de mano también.
    Comparto su preocupación por los temas ecológicos (necesitarían tener su plan, ja ja). Y como Ud me pregunto si los humanos somos una plaga. Saludos.

    .PD: como país deberíamos quizá aceptar que somos jugadores pésimos (ni los mejores del mundo ni los más “vivos”), forjar un plan, y modificar-lo cada cuatro años. En derrotero modesto puede ser que encontremos -al fin- nuestra identidad.

  • 8. Gustavo  |  18 julio 2015 en 12:34

    A ver. Lo ideal seria que cada país fuera autosuficiente. Que produzca lo que sus habitantes consumen. Asi habría trabajo, control, y no habría problemas de desempleo. No como ahora que prácticamente los países asiáticos son la fabrica del mundo. Y en el resto de los países falta trabajo. Y tener uno o dos hijos por familia, mas no hasta que no se reduzca la población. Reemplazar la energía tradicional por la eólica o solar. Incluso escucha que una vez en Alemania una creo un auto a energía solar. Pero como eso no les conviene a las petroleras prácticamente quedo oculto. Porque el capitalismo que tanto se jacta de ser lo mejor esta bien cuando funciona. Cuando todas las personas tienen dinero para comprar los productos. Asi aumenta el consumo, se vuelve a producir, genera empleo, inclusión. Y es toda una rueda. Al menos asi es lo que entiendo yo, no se. No que sean unos pocos los que producen todo y una amplia franja excluida que ni puede acceder a lo básico. Aunque lamentablemente estos son utopías que jamas se van a ocurrir. Porque si pasa lo aíslan del mundo. Aunque dicen que antes aca en Argentina se fabricaba casi todo y la gente tenia mejor nivel de vida. Aunque tambien eran menos que en la actualidad. Te lo dice alguien que nunca estudio política ni economía jja

  • 9. rodolfo lópez  |  19 julio 2015 en 13:21

    Gustavo, gracias por tu repuesta, dialogar es positivo, y aunque se piense distinto pero ¿pensamos distinto? Me agrada tu manera de auto-interrogarte, sencillamente, integrando al otro a tus preguntas, que sólo en apariencia son simples.
    Lo que pasa, creo, es que una cosa es lo óptimo o utópico, que uno desearía para sí y el mundo, y otra cosa es la realidad objetiva.
    Los países asiáticos por ejemplo, “son” hoy objetivamente (y sólo desde hace pocas décadas) la “fábrica del mundo”; pero es un logro de ellos, nadie se los regaló, modificaron su realidad aprovechando el capitalismo como herramienta (es eso no más) adaptándola como supieron o pudieron. Antes no comían.
    Con respeto te digo que el capitalismo no se jacta de nada pues no lo necesita, se impuso por el peso de sus beneficios, no por propaganda. Claro los tiempos cambian, y es bueno señalar sus defectos o excesos para neutralizarlos. O crear otro sistema económico eficiente, cosa que todavía no veo, tal vez llegue.
    La globalización es otra de las “realidades objetiva”, no es “ideal” pero sí es un desafío; y debemos pensar qué hacer con ella. Ojalá todos los países tuviesen una pampa húmeda como nosotros, ¿alcanza la producción agropecuaria para lograr un desarrollo económico de primer mundo? (ese que permitirla una pobreza efectivamente menor del 5% -no la burla que nos dicen-, además de cloacas, viviendas y agua potable para todos). No, no alcanza, debemos crear productos o servicios alternativos para vender al mundo.
    En tiempo de globalización, no está mal globalizarse.
    Tu último párrafo creo se refiere a cuando teníamos industrias como la “Kaiser Argentina”, ese orgullo, o cuando fabricábamos heladeras o lavarropas para Sudamérica; creo que eso ya pasó, no creo que vuelva, hoy sólo se ensambla lo que viene de Asia.

    Hay que imaginar pues, con buena leche, y sin desconfiar tanto.
    Para eso personas como yo no sirven, no tengo el corazón grande ni soy tan generoso como para imaginar (que es crear); eso es algo que sólo se puede lograr con grandeza.
    Pero personas como vos tal vez sí puedan, jóvenes dispuestos a crear cosas útiles sabiendo que así ayudan a prójimos cercanos y lejanos.
    Es central es que el progresismo de Argentina se disponga -de una vez por todas- a “crear”, cosas útiles y nobles, en lugar de ver fantasmas por todas partes, y denunciar “malos” de turno que nos quieren joder, simplificando la realidad, reservándose el cómodo y sencillo lugar de “buenos”. Saludos.


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: