LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 75

23 febrero 2015 at 8:40 5 comentarios

¿Qué es lo que puede causar resquemor en la novela de Houellebecq? Presumo que la mayor irritabilidad se debe a que MH conoce bien el sentido común de los franceses, e imagina para dentro de poco tiempo un vuelco político que por escandaloso que resulte, no deja de ser absolutamente razonable y posible. No necesita adherir a hipótesis fatalistas ni recurrir a la política ficción.
Es decir que a partir de un análisis de la actualidad europea y francesa, marca tendencias, estira la curva de una coordenada que figura las líneas de fuerza sociopolíticas, y nos muestra el resultado.
Es un analista político bastante fino. Por supuesto que no es neutral. Selecciona uno de los aspectos de la realidad conocida, y elige una de las posibles combinaciones de un álgebra compleja.
El personaje, la voz cantante del guión, es un profesor de literatura, especializado en la obra de Charles- Marie Georges Huymans, a quien le dedicó su tesis de doctorado que le llevó siete años. El lugar de trabajo del profesor ya es curioso, es una dependencia musulmana de la Sorbona, financiada por capitales sauditas, que compiten con ofertas de dineros qataríes.
¿Cuál es la situación política francesa en vísperas de las elecciones del año 2022? Tras dos quinquenios de un calamitoso gobierno de François Hollande, la fuerza política predominante es la del derechista Frente Nacional comandado por Marine le Pen, que poco a poco se parece en su andar y su prédica a la alemana Angela Merkel.
El segundo lugar es disputado por el progresismo socialista y una ascendente Fraternidad Musulmana, que de una elección tras otra, engrosa su caudal electoral. Por último, en una situación de crisis de la que no puede salir, el UMP, diezmado luego de las jefaturas de Sarkozy y Jupé.
El éxito del partido islámico se debe al carisma de su lider, Mohammed Ben Abbes, de cuarenta y cuatro años, hijo de un almacenero tunecino, educado de acuerdo a todas las oportunidades ofrecidas por la civilización francesa – así se llamaba el curso de iniciación que hice cuando me anoté como alumno de la Sorbona – a todos lo hombres del mundo que quieran habitar suelo francés.
Ben Abbes estudió en la Escuela Politécnica y en la Escuela Nacional de Administración, entidades del máximo prestigio a las que van a formarse los futuros altos funcionarios de la nación. El candidato a la presidencia siempre se declaró un ciudadano agradecido a su país y a las instituciones republicanas que le permitieron integrarse como un ciudadano más….pero…
Es un hombre que respeta la tradición. Está orgulloso de sus orígenes. Es un devoto del Corán y de la Chiara. No está de acuerdo con los extremismos y los fundamentalismos de los salafistas, y condena el terrorismo. Cree que existe una posibilidad de hacer congeniar la gran tradición monoteísta con el espíritu republicano. Siempre y cuando se detenga la ola de descreimiento, en el que todo vale, por la que ya nada se respeta.
Considera imprescindible el reestablecimiento de los valores de la familia, la autoridad del padre, el cuidado de los ancianos, y una sana relación del hombre y la mujer.
La patología sexista y el poder de un mercado que hace de cada ciudadano un cautivo del consumo, conducen a la sociedad a un abismo de amoralidad, y de frustración, que acaba en la violencia.
Ben Abbes hace un llamado a la convivencia nacional, a la tolerancia y al pluralismo. Para él, el principal enemigo es la derecha identitaria, la de Marine Le Pen, con su fanatismo identitario y su racismo.
Hace un llamado a todos lo franceses de buena voluntad para construir una nación reconciliada consigo misma, integrada a Europa. No está para nada de acuerdo con la prédica del nacionalismo de derecha que quiere barrer con la Unión Europea, por contrario, no ve otro destino para su país que el de una Europa no sólo unida sino ampliada. El continente debe integrar al Sur, la cultura mediterránea debe inspirarse en sus días gloriosos en los que tanto Roma como Estambul regenteaban una civilización. Marruecos, Túnez, Argelia, Turquía, y un día, Egipto, debe ser parte de un gran continente que sea nuevamente ejemplo de las luces de la inteligencia y del amor a Dios.
Tanto la herencia de la gran cultura de el andalus, como la del renacimiento, al sumar sus energías y recursos, son los motores de la nueva y gran esperanza.
Es el fin del nihilismo y del laicismo gris, opaco y sin perspectivas. También será el fin de un multiculturalismo sin metas, sin ideales, anémico y anómico.
Ben Abbes hace un llamado al socialismo democrático para unirse en un único batallón contra la derecha reaccionaria. Los personeros del progresismo y de la izquierda se ven en dificultades. Su enemigo también es la derecha reaccionaria, pero sospechan de un partido que invoca valores religiosos. Intuyen de que es una regresión cultural plausible de actitudes intolerantes. Pero no quiere mimetizarse con la derecha racista, y su laicismo plural debería ser generoso.
La voz de la novela, el profesor de literatura, es un observador de lo que sucede a su alrededor, y pone en escena a una serie de personajes académicos que han tomado partido por Ben Abbes. Tratan de convencerlo de que los pruritos que tienen se deben a prejuicios sin fundamento. Se siente cada vez más cerca de su admirado Huymans, un escritor que aborrecía tanto el capitalismo como a la izquierda, y que en un momento de su vida, ya en su fase tardía, se convierte al catolicismo.
Finalmente, ¿qué quiere decir ser ateo? ¿Tan seguro se puede estar de que el materialismo hedonista es el mejor de los mundos posibles? ¿Tantas horas de felicidad ofrece un mundo que vanagloria la guerra de sexos y la guerra de generaciones?
¿De qué valen las loas a la juventud, el desprecio de los viejos, la liberación de las mujeres que odian tener hijos, el desecamiento de todas las creencias y el despotismo tecnológico?
¿Estamos tan seguros que las mujeres serán más desdichadas por compartir un mismo marido? ¿No será que una vez que las mujeres cubran sus cabellos y sus piernas, los varones dejarán de estar poseídos por pulsiones y excitaciones programadas para sentirse un poco más en paz?

Anuncios

Entry filed under: General.

LA LARGA MARCHA DEL SILENCIO (PERFIL 21/2/2015) LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 76

5 comentarios

  • 1. roxanaotero  |  23 febrero 2015 en 14:19

    Muy bueno!!!!! Un gusto haberlo leído! Graciela

  • 2. MaCristina  |  24 febrero 2015 en 8:22

    El destape total que vivimos no nos ha traído más felicidad.

  • 3. marlaw  |  25 febrero 2015 en 8:48

    A cualquier aficionado a la cocina, aunque no se trate de un gourmet se le puede llegar a ocurrir, preparar una vistosa ensalada, combinando distintos ingredientes, saborizándo el contenido a su vez con diversos aderezos. Dependerá del paladar de los comensales, la aprobación o nó de la original mezcolanza.
    Ahora intentar de sacar conclusiones de esta, me resulta algo excesivo.

  • 4. marlaw.  |  25 febrero 2015 en 17:50

    Sí como no podría ser de otro modo, todos los males del mundo se encuentran provocados por le ateìsmo. Me quedo mucho mas tranquilo ahora que se que Houellebecq es un reaccionario.moderado.

  • 5. Quién Sabe  |  27 febrero 2015 en 19:14

    ¿Y la libertad para elegir? No dice nada sobre qué pasa con la libertade y los derechos individuales al asumir el nuevo gobierno. Espero leer la novela cuando la editen próximamente en Argentina. De todas formas, prefiero la más o menos sutil sugestión del capitalismo, que en última instancia me deja abierta la puerta para, con algo de fuerza de voluntad, llevar el estilo de vida que más sea de mi agrado, antes que la intolerancia y coacción en la que, tarde o temprano, siempre termina por caer los gobiernos teocráticos.


Categorías

Calendario

febrero 2015
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

A %d blogueros les gusta esto: