LA MUERTE PUERTAS ADENTRO (PERFIL 25/1/2015)

25 enero 2015 at 6:22 21 comentarios

La muerte puertas adentro

El estado tiene dos funciones primordiales. Una es la de garantizar la vigencia y la aplicación de las leyes. La otra es la de tener el monopolio del uso de la fuerza contra la eventual violencia de los privados. Si estamos de acuerdo con estas condiciones para la existencia de un estado, no tenemos aparato estatal en la Argentina. Lo que no quiere decir que haya desaparecido sino que está en crisis, y en una crisis que no es de legitimidad sino de operatividad, y que no tiene nada de transitoria.

Cuando esto sucede la incertidumbre es normal y la inseguridad se hermana con el miedo. Las fuerzas de seguridad en la Argentina han colapsado hace tiempo. Se ha dicho repetidas veces que la policía federal fue corrompida en sus mismos fundamentos durante la dictadura del Proceso al estar bajo el mando de Ramón Camps, y someter a los detenidos a vejaciones , torturas y muerte. Se ha repetido que desde ese momento la policía no se reeducó para cumplir con sus tareas específicas que son la del cuidado del orden público, de la vida y de los bienes de los habitantes.

También se han señalado los aspectos siniestros de la Bonaerense en tiempos del menemismo en los que Eduardo Duhalde era gobernador. La mano dura y la complicidad con dineros espúrios asociados con distintas formas del delito –  el asesinato de José  Luis Cabezas – han caracterizado desde hace años a esa fuerza y nunca han podido mejorar su comportamiento a pesar de todos los cambios y licenciamientos que se han hecho.

Y por último, la designación del general Milani, el desmantelamiento de la estructura de la vieja Side y el desplazamiento de sus miembros, han dado lugar a una guerra entre los servicios que ya se cobra sus primeras víctimas.

Los servicios de inteligencia en nuestro país están destinados a espiar a los argentinos, y de éstos, a los adversarios del poder. Del mismo modo en que sucede en los regímenes policiales y en las dictaduras, se señala a la gente peligrosa para los intereses de quienes mandan, pertrechados como están con las armas además de la protección política de las que disponen para perseguir, presionar, o matar.

Nuestro país no tiene hipótesis de conflicto con países vecinos, pero sí tiene un dispositivo de espionaje montado para seguir la conducta de sus habitantes, y que en este momento ha diversificado la oferta de materiales y fue en busca de nuevos clientes.

Lo curioso es que aun así, cobijado por el dinero, el poder y el secreto, crímenes y masacres perpetuados hace más de veinte años queden impunes y nada se sepa de la llamada conexión local. Se podrá hablar de la pista siria o de la pista iraní, pero jamás se habla de una pista argentina.

Por eso se equivoca la Presidenta cuando le resta importancia al tema del encubrimiento y de los encubridores, porque sin complicidades nacionales y agentes internos, jamás se podrían haber puesto las bombas en la embajada de Israel y en la Amia.

Nuestra ciudadanía es testigo de una tragedia de enredos que se inicia cuando quien investiga es cómplice de los culpables. Embarrar la cancha, afirmar una cosa y desdecirse al día siguiente, multiplicar las hipótesis, crear expectativas y desorientar a la opinión pública con un infinito de probabilidades, armar una novela con un nuevo capítulo cada día, hasta llegar al agotamiento por saturación sin hallar un solo culpable, todo hace presagiar que sucedido el día 18 de enero debería repetir la historia con la consiguiente resignación de todos y cada uno de quienes quieren saber la verdad.

Alberto Nisman no se mató, fue asesinado. No sabemos cómo. Nada tiene que ver con un suicidio. No hace falta consultar la agitación esquizoide del Facebook de la primera mandataria para corroborarlo. Si seleccionáramos un ejemplo histórico por todos conocido, nadie podría decir que el fundador de la filosofía se suicidó al ser condenado por subversivo al afectar determinados intereses de los atenienses. Nadie se suicida por subversivo ni nadie se mata por el mero hecho de acusar a quienes mandan. Son los perjudicados por sus acciones quienes lo sentencian a muerte. Sócrates fue  sentenciado a envenenarse. Lo que se llama “suicidio inducido” es una de las formas del asesinato, y nada tiene que ver con la decisión individual de quitarse la vida por considerarla insoportable.

Otro aspecto de la crisis que vive el estado nacional es lo que acontece con el congreso. Nuestro poder legislativo al no cumplir con las funciones a las que está destinado, deja que la violencia y la arbitrariedad se expandan sin obstáculos y que se generen situaciones de gran dramatismo. El memorandum con Irán fue votado a mano alzada sin discusión seria, prolongada, minuciosa, profunda.

Un congreso no es un cuartel en el que baja una orden y los súbditos obedecen sin dudar, discutir, interrogar. Y me refiero al partido gobernante, al Frente para la Victoria, que le hace un grave daño a la democracia al repetir este mecanismo durante años.

Los representantes del pueblo han sido elegidos por pertenecer a instituciones democráticas llamadas partidos políticos. No puede haber congreso democrático sin partidos que permitan la discusión interna, que tengan mayorías y minorías, tendencias disímiles, y que junto a una conducta de compromiso y lealtad respecto de los principios partidarios, éstos no incluyan el diálogo para que las decisiones surjan por diferencias que se han consensuado por un acuerdo entre partes.

El verticalismo es un peligro para la república porque hace depender las medidas que comprometen la vida de cuarenta millones de argentinos en un puñado de personas que acompañan a una jefa o jefe. Usa los votos para proteger el interés corporativo de un grupo de políticos.

Y esto se ha demostrado en nuestro país, y se ha verificado una vez más con este memorandum, que más allá del secreto bien guardado de sus intenciones y transacciones, ha sido un fracaso, y lo ha sido por ineficiencia, falta de elaboración, aventurerismo político, y arbitrariedad entre monárquica y despótica.

Pasó con Malvinas, lo mismo pasa hoy.

El oficialismo dice que nuestro sistema judicial está podrido. Que los medios de comunicación están podridos. Pero no han sido periodistas ni jueces los que han matado de una u otra forma a Nismam. La presidenta señala que lo que ha ocurrido es confuso y siniestro. Totalmente de acuerdo, lo que es realmente temible, es que también lo sea para ella. Gran envergadura se le ha dado a los servicios de inteligencia sin que hayan podido  “impedir” que se le dispare  un balazo a un fiscal un día antes de que se presente ante los congresales con las pruebas que quería aportar. Impedir o concretar, no lo sabemos.

Por supuesto que hay interrogantes. No entendemos el apuro del fiscal, esa urgencia por presentar documentos que involucran a las máximas autoridades, la interrupción de su viaje, la no comunicación al juez, su exposición mediática. Claro que hay interrogantes, para comenzar, nada sabemos de las razones por las que se entablaron negociaciones con un país acusado por nuestra máxima autoridad ante la ONU de matar a decenas de ciudadanos argentinos. Tampoco sabemos por qué fracasaron los acuerdos  e ignoramos  la causa por la que en nada se avanzó en lo estipulado por el memorandum. Todo es encubrimiento, nuestra política exterior se basa en el encubrimiento. Nuestra diplomacia es de encubrimiento, y disimula su torpeza con bravuconadas que se justifican con la palabra soberanía.

La posición de Nisman respecto del atentado a la Amia, hace rato que está en discusión. Ha sido cuestionada por organizaciones de familiares de las víctimas como la que representa Laura Ginsberg, que siempre ha denunciado todos los encubrimientos que ocultan a la conexión local. La fundadora de Apemia sostiene que el estado argentino es un estado terrorista que actúa como tal con la complicidad de sucesivos gobiernos. Si esto fuera cierto estaríamos a merced de cualquiera que empuñe un arma. Una situación así parece no tener salida. No podemos desdeñar a todos los resortes institucionales. Descartar – como lo hace esta tremenda y ejemplar luchadora por la justicia – en la investigación del crimen de la Amia, de la Embajada y del fiscal, a lo que pueden hacer la Corte Suprema, algunos fiscales, ciertos los jueces, es una declaración de que nuestra sociedad es invivible.

Ese extremismo parece una lucha abierta por la verdad y al mismo tiempo es una renuncia o un último recurso cuando todo está perdido. Lo que sí es cierto, es que en más de treinta años de democracia, quien ejerza el derecho a la opinión, investigue o denuncie casos de corrupción o sospeche de delitos mayores, en nuestro país, si lesiona a quienes tienen poder, está en peligro. No sólo peligro de difamación, de extorsión, sino de muerte también.

Nosotros no necesitamos que alguien se atreva a burlarse de un dios o de un profeta para ser amenazado o eliminado, basta que tenga la audacia de desafiar una autoridad política.  “Que nadie se atreva”, “que nadie se anime a tocarla”, no es una frase delirante, es parte de nuestro sentido común y del lenguaje forjado en la historia que todos conocemos y que ha sido montada meticulosamente estos últimos años.

Toda esta realidad va más allá de la solidez de las denuncias de Nisman. Y bastante más allá de las disquisiciones sobre su salud mental. Respecto del funcionamiento del cerebro y la mente de los argentinos, los tomógrafos de nuestros sanatorios no alcanzarían para diagnosticar alteraciones en el estado de millones de neuronas de la dirigencia nacional y de sus voceros. Por algo la disciplina y sus expertos están de moda.

Irán está lejos. Siria está lejos. Nosotros somos una comunidad constituida por cercanías.  Nosotros somos los que encarnamos el mayor peligro para nosotros mismos. La “maravillosa” década del setenta y sus consecuencias durante el gobierno militar, muestran lo que pueden hacerle unos argentinos a otros. Durante los noventa del menemismo, la acción mafiosa siguió siendo eje determinante de nuestra política. Se cobró innumerables víctimas, entre las que se contó el mismo hijo del presidente.

En nuestro país nadie violó las fronteras para cometer un crimen. Nadie entra a casa sin que le permitamos el acceso. Pero esta vez, en el caso de la muerte de Nisman, ni siquiera fue necesario hacerlo. Se hizo fuego – como dicen los peritos –  puertas adentro, con diez custodios encargados de protegerlo y con la presencia de un secretario de seguridad para dar el primer testimonio de lo acontecido, ¿o fue para diagramar su encubrimiento? Aunque hasta eso salió mal.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 62 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 63

21 comentarios

  • 1. MaCristina  |  25 enero 2015 en 7:30

    En esta misma nota está la respuesta a todo lo que nos pasa, ahora, cómo salimos si se vota siempre lo mismo?

  • 2. marlaw  |  25 enero 2015 en 9:25

    MaCristina: No creo que nadie tenga la respuesta a esa pregunta. Los Argentinos hace muchos años que hemos adoptado como estrategia, o como modo de vida, la huída hacia adelante. No ha sido solo este Gobierno el que utilizó ese método, aunque probablemente, haya sido quién mas se haya valido de él.Los males Argentinos son de antigua data. La huida hacia adelante los há consolidado, y ya forman parte de nuestro Ser Nacional. Una larga acumulación de errores que ya lleva décadas, no se corrige de la noche a la mañana, y realmente no sé sí se podría llegar a corregir.
    Probablemente necesitariamos hombres como los miembros de la generación del 90 (1890). Pero ni contamos con esos hombres, ni tampoco con las circunstancias, que los hicierón posibles.
    Voy a citar una pequeña anecdota y un hecho muy puntual para que se pueda visualizar la magnitud del problema que los Argentinos tenemos por delante. Un colega que estuvo especializandose en Alemanía cerca de ocho años, becado por una fundación, me contaba que en ese país con una superficie similar a la de la Provincia de Buenos Aires, pero con un número de habitantes que exceden los sesenta millones, solo para encarar la solución del problema del tránsito, para la que inclusive incluyeron una asignatura en las Escuelas primarias y Secundarias, estimaban en un plazo de 40 años la solución, de un problema tan puntual, y tan acotado Así que aunque nos pusieramos a trabajar ya mismo de manera ordenada y constante en una dirección, hagámonos una pequeña idéa del problema que los Argentinos tenémos por delante, y del tiempo que este nos insumiría.

  • 3. MaCristina  |  25 enero 2015 en 11:16

    Marlaw, los argentinos disponemos de tanta inventiva y creatividad que lo haríamos mucho antes, lo que sucede es que siempre son más los que interfieren para malograrlo. Tenemos que superar ese karma.

  • 4. rodolfo lópez  |  25 enero 2015 en 12:15

    Excelente nota del Profesor. Esclarecedora punto por punto.
    Me permito agregar: “Que nadie se atreva”, frase delirante, parte de nuestro sentido común y del lenguaje forjado en la historia -hasta aquí los dichos del Profesor- no es para mí “la que todos conocemos” como sigue el escrito, ya que los menores de treinta y cinco no la conocen -en su exacta medida-, por no haberla vivido. Más que “montada en los últimos años”, esa historia ha sido re-montada como escenografía teatral desplazada en el tiempo y el espacio “estos últimos años”.
    Revuelve el estómago que tipos como Verbitsky, Dante Gullo u otros aclaren la oscuridad, den clases de justicia y de democracia!. Justo ellos! Capaces como su jefe Ché Guevara de disparar un tiro en la frente al pibito desertor -villero y subalterno- que intentó tomar distancia (por miedo acaso) de su guerra permanente “montada” contra el gobierno de turno, sin importar que fuese constitucional y votado como Perón en el ´73. Jefes pesados, miserables, que dieron clases de muerte, maestros en ese arte, dan ahora clases de vida!, de vida democrática!!. Y aclaran cómo murió el fiscal Nisman.
    Explican lo que ya no puede Cristina, que “montó ” un relato, quedó sin letra, y apela originarios autores-apuntadores.

  • 6. Aldo  |  25 enero 2015 en 14:06

    Hace 4 o 5 años que se viene discutiendo el tema de los medios en la sociedad , ya no solo en universidades ( estos hace 60 años que cancherean con estos temas y sin embargo no hicieron un carajo ) el tema de los medios concentrados es político y alli se debe resolver no en ” intelectuales ”
    Ahora pareciera ser que entramos al mundo del espionaje , y es mas complejo por que es algo que no se ve , , ahora todos sacan chapas de agentes secretos por que es un tema muy atrayente desde la literatura , pero desde la realidad no se si es tan lineal como lo muestra la ficcion
    Para mi el tipo se suicido , se le cayo el mundo encima y chau ,, esto suele pasar , aquellos que tratamos con pacientes sabemos que hay sujetos con presiones enormes que terminan dando batata al asunto , lo terminan , aunque a la sociedad ,en este caso Nisman , , nos deja un quiloombo enorme ,,,,,, que descanse en paz el fiscal

  • 7. Berti Alicia Gustavo  |  25 enero 2015 en 14:55

    No queda mucho que agregar a esta nota que describe una realidad trágica de nuestro país. Con respecto a quien nos gobierna me viene a la memoria un aforismo de Nietszche: “Una vez tomada una decisión, cerrar los oídos incluso al mejor argumento en contra: Señal de carácter enérgico. También, voluntad ocasional de estupidez”

  • 8. rodolfo lópez  |  25 enero 2015 en 19:50

    Este Nisman, que “nos deja un quilombo enorme”, jodido el tipo; ah me olvidaba, van condolencias también. ¿Habla en serio?
    “Hace 4 o 5 años se viene discutiendo el tema de los medios en la sociedad”. Mirá vos es novedad.
    Que diría el comentarista, si tiene edad suficiente, de la dupla Lanata-Verbitsky de los noventa, re-fundadora del relato setentista.
    Dupla de la que JL quisiera escapar, no puede; me pregunto por qué 678 -que pasa tantos videos- no pasó esos videos todavía. Mediática dupla al rescate de viejas ilusiones.

    El tema de los medios es muy viejo, la sociedad los discutió siempre, las mentiras mediáticas, y las que las no, caen en algún momento por el peso de la realidad. De allí cada uno a sacar conclusiones.
    El sistema soviético de controlar pensamientos es más viejo, más fracasado, con más “pacientes dando batata al asunto”: muertos.

  • 9. magu  |  26 enero 2015 en 8:56

    Quisiera responder algo sobre lo que escribió RODOLFO, aunque también lo saqué de un diario, pero es cierto. Dice un periodista que escribió el sábado en PERFIL que casi todos los diarios al principio de un nuevo gobierno son oficialistas, y luego (si no se llevan bien por presiones e intereses opuestos) terminan siendo enemigos. Pero los diarios que tratan de no estar a favor ni en contra, sino, al servicio de la verdad en las noticias, luego se convierten en referentes anticipatorios de lo que lo se va a desencadenar, por ejemplo, con la nota de PEPE ELIASHEV que fue base para una investigación, y salió en ese diario///////////////////// Ayer leí muchas notas criticando a NISMAN (en ese diario). La de MORENO OCAMPO (no critica a su persona sino que hace señalamientos técnicos) decía que lo de NISMAN ante el Congreso, sería una DENUNCIA y no una acusación, pero lo redactó con una fuerza superlativa, de modo tal que parece una acusación. La denuncia sirve para luego investigar, ahora en el caso de las escuchas ¡qué hay que investigar? ¡si los que hablan son ellos o tarico?, ¡si los números son truchos o verdaderos?, luego dice que por las escuchas no se puede acusar directamente a los referidos (que ahi no hablan) pero si, investigarlos. Sobre el auto que él manejaba, se critican varias cosas. Sean buenos o malos, los medios, (y yo creo que son buenos) es mejor que la supresión de todo y que nos digan que debemos hacer: tal cual en las TIRANÍAS, donde los funcionarios serviles verticalistas se dedican a perseguir (con impuestos, con declaraciones, con todo) a todos los ciudadanos que queiran salir d ela ficticia y terrorífica caverna, es cierto que ahora ya no importa (o es secundario) quien está en el poder ejecutivo, lo que estremece es lo de abajo.

  • 10. MaCristina  |  26 enero 2015 en 11:26

    Rodolfo, no hay que olvidar un tema importante, que es la investigación que hizo y que debe salir a la luz como corresponde. Ya se escuchan voces diciendo que tenía todo en su cabeza y ya no se van a recuperar, como si fuera un escritor planeando su próxima novela. Era un fiscal, caramba, más seriedad, su fiscalía puede dar testimonio.

  • 11. Aldo  |  26 enero 2015 en 13:23

    Rodolfo , basta con ver a Doman ( esta agrandado ) y todas las ratas que andan dando vuelta en los canales de tv para ver como están incitando a pensar , el hecho quedo atrás de la propaganda , podríamos llegar a la conclusión de que ” no hay hechos , hay propagandas “

  • 14. MaCristina  |  27 enero 2015 en 8:05

    Aldo, encontró acá su queso?

  • 15. Claudia  |  27 enero 2015 en 11:59

    Cual es el debate sobre medios, enunciados por medios que concuerdan sobre “El modelo”? Si parece que en el pais exísten:los que dicen la verdad ( léase oficialistas) y los que dicen mentiras ( léase contras). No vaya a ser que luego nos manden a lugares de reeducación sobre como leer las noticias. Si coincido que como lei alguna vez la verdad es una casa con muchas ventanas y corremos el riesgo de perder de vista el total. También creo que este mecanismo neurológico que desencadena el fanatismo evita ver un elefante frente a uno y lleva a montar una ficción para explicar que tan buena es la realidad. Y sobre esto último me asusta la forma en que percibo que las libertades individuales son cada vez menos. Y la última pregunta: quien se animara a hacer una denuncia o a pensar distinto si el aparato del estado cae como una rayo de Zeus? Cómo siempre su artículo, Profesor, nos invita a reflexionar, cosa que cuesta mucho en esta época

  • 16. Alejandro A  |  27 enero 2015 en 12:47

    Lo esencial es invisible a los ojos. No sé si quedan tantas cosas oscuras en la muerte del Fiscal Nisman; Quizás nuestras cabezas esperen nuevas revelaciones como amuleto contra el espanto mientras la verdad nos está pasando permanentemente bajo las narices y desde hace mucho tiempo, sin que dejemos de decir “Aquí hay algo oscuro”. El fiscal dice en un pasaje de la carta que le envía a los amigos “A veces en la vida los momentos no se eligen, y si las cosas suceden es por algo. Esto que voy a hacer ahora igual iba a ocurrir. Ya estaba decidido, hace tiempo que me vengo preparando para esto, pero no me lo imaginaba tan pronto. Así es la vida. Lo demás es alegórico…”
    Qué otra cosa mas grave que ésta puede escribir un hombre probo que está por denunciar a las mas altas autoridades de su país? que su trabajo finalizaba con la posibilidad concreta de su propia muerte, que quizás tuviese que privarlo del gusto al verdugo en beneficio de su familia.

    Ahora viene la enmienda de la institución “servicios” protestada pero aprobada finalmente a libro sellado por el oficialismo y por muchos de la oposición con el método del quórum y los votos negativos en determinado artículo. Hay que eliminar probanzas y a los dos o tres que ayudaron a que la información de las escuchas llegaran a nuestros oídos. Todo lo otro, como bien dice Nisman en su legado, es alegórico. La denuncia en mi modesta opinión es eso: un recurso último, el testimonio póstumo de que hay gente que no come vidrio.

    No quiero dejar de mencionar la catarata de comentarios de blogueros , mails y noticias de supuestas agencias alternativas que han inundado la WEB en los últimos días, destilando un odio profundo y concentrado, propaganda antisemita y violentos mensajes contra quienes opinan en forma contraria a las tesis oficiales

  • 17. Alma Carolina  |  27 enero 2015 en 15:55

    Muy bueno “LA MUERTE PUERTAS ADENTRO “.Ayuda ante
    tanto desamparo que su mente lùcida traduzca lo uno no puede
    hacer.
    Por què serà que el pueblo argentino soporta el maltrato, vivir
    mal, callarse la boca.? Siempre se calla mirando pasar los peores
    horrores delante de sus narices.Embajada de Israel, AMIA, Cromagnon, Once, Lourdes di Natale, la mafia del oro, la banelco,
    trafico de armas .Etc Etc ,interminable………Y ahora tambien se CALLA, sumiso y dèbil- Es una Làstima, con todo el dolor digo: que ARGENTINA vive al costado del mundo de los que se la juegan. Mira pasar la vida de los otros sin VER.
    Se perdiò otra oportunidad de mostrar que es un pueblo DIGNO.

  • 18. Alberto Lucas RAMOS  |  28 enero 2015 en 12:46

    Genial como siempre, claro hasta para el entendimiento de los que no filosofamos. Gracias por existir, y por filosofar, Tomas Abraham.

  • 19. juanelsantiagueño  |  3 febrero 2015 en 0:19

    El viernes compartiendo con un amigo reflexionaba él, que en este pais la vida no vale nada. Me puse a pensar y le pregunte ¿chango pero esto no es de ahora, o si? Siguiendo la charla llegamos a la triste conclusión, despues de un listado de eventos, que desde siempre la vida en este ispa no vale nada. No importa quien sos, ni donde estás o si sos judio o cristiano, o ateo o creyente. Si miras lo que hay detras del espejo tu vida nunca valdrá nada. Es profusa la literatura histórica al respecto. Es profundo el desafió de hacer que la vida valga algo por estas tierras, aunque sea para los que vienen despues de nosotros…
    Una pregunta me da vuelta desde el día que pasó lo del fiscal federal Nisman ¿que hubiera pasado si le habilitaban el levantamiento de la feria, por él pedido al juez subrrogante, y el fiscal entregaba la prueba recolectada en día y hora habilitada? Seguramente estaríamos hablando de otro aspecto del asunto y no de una muerte. Me apresuro, quizas, al expresar que ese día de la negativa se galvanizó el tiempo vital para esta persona

  • 20. roxanaotero  |  21 febrero 2015 en 18:23

    Un poco de aire puro!!! Estamos intoxicados!!! La incertidumbre nos aniquila de a poco y en ese adormecimiento vamos quedándonos sin oxigeno. Depositamos nuestra esperanza en diciembre, pero es siempre dejar que otro asuma la responsabilidad.
    Que costó altísimo pagamos por la irresponsabilidad de muchos, tal vez de los que mas pueden actuar e intentar dar un viraje a estas conductas adictivas. Un abrazo y un gusto leerte!

  • 21. Diana Kreimer  |  9 abril 2015 en 20:44

    Me gusta mucho leerlo.


Categorías

Calendario

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: