LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 60

22 enero 2015 at 12:14 3 comentarios

¿Hace falta que diga que en la medida en que paso las páginas de este libro me diga que celebro estar en presencia de un hermano? ¿De un ser inteligente, alegre, audaz, y elegante?  No porque yo sea nada de eso, dado que mi ser dista bastante de parecerse al suyo, en especial por mi rumanidad que no es su algeridad – nació en Argelia – sino porque viajo menos, no soy una Celebrity, odio la vida social y tengo una mentalidad secular confeccionada en el luteranismo más primitivo. Ya dije que no puedo hablar boludeces parado en un salón de fiestas con una copa en la mano ni ser un polígamo divertido. Pero es un hermano filosófico, un compañero de ruta en medio de la estepa cultural habitada por rumiantes.

Dice que los filósofos son atletas que combaten a quienes quieren un mundo en proceso de demolición. Concibe a la filosofía como un arte marcial y a la sociedad filosófica como un “fight club”. La verdad es hija de polemós, agrega, y la erística reemplaza a la heurística.

Cita a Kant para quien la filosofía era un “kampftplatz”. La filosofía amplía los ángulos y afila aristas. No lima. Radicaliza puntos de vista. No concilia. Refuerza las contradicciones, no las resuelve.

Recuerda que para Deleuze una filosofía siempre se hace “para”, nunca “contra”, BHL piensa lo contrario. Dice que se trata de saber menos para qué sirve que a quién le molesta. Por eso me gusta tanto mi desconocido amigo de Francia, porque es verdaderamente canchero, pintón, judío, ético y amoral, divertido, franco, pero sobre todo – y es lo único real porque todo lo otro es inútil en cuanto a recolección de frutos – a que regala lo mejor  que un intelectual puede ofrecerle a otro: respuestas inteligentes a preguntas pelotudas. Por ejemplo, esa que se enuncia así: ¿para qué sirve la filosofía?

Perdonen los lectores esta mala palabra, no es mi intención ser vulgar, todo lo contrario. Pero es el efecto de mi lectura de una novela de Houellebeq, un enemigo querido de BHL, y es inevitable contagiarse de la incorrección que ventila en todas las direcciones.

Lo que un intelectual y un filósofo, y hasta un novelista, puede darle de más preciado a quien se le ha ocurrido dedicarse a la tarea de escribir pensando, o pensar escribiendo, es el desparpajo, la posibilidad de unir inteligencia y travesura, risa y herida, molestar y agradar, no a los mismos lectores, claro.

Pero decir “pelotudo” y disculparse es lo que verdaderamente corresponde a nuestra idiosincracia. Me refiero a la nacional y popular, a la nacional y liberal, a la nacional y gorila, a la nacional y Beto Casela, a la nacional y Bergoglio, a la nacional y Massera, a la nacional y Kunkel, a la nacional y Michetti, y Angelici.

La ingenuidad de una colonia hispana con inmigrantes de los pueblos de montañas escarpadas y agrietadas de Galicia, y de los huertos de Calabria, o sea nosotros, no importa que seamos de origen polaco o chileno, no puede evitar que nos sometamos a la orden de los jesuitas, nuestros verdaderos padres putativos. El Juez, el Sacerdote llamado Padre, el General, y la Virgen sacrificada. Ellos son nuestros estandartes y nadie los puede vejar.

Por eso el Papa acaba de lanzar su homilía en tierras filipinas, la del “El Puñetazo en nombre del Hijo”, en la que le dice a la gente que no corresponde matar a caricaturistas por burlarse de las religiones, pero hay que entender a quien siendo ofendido por un improperio contra su madre, aplica un golpe de puño en el rostro del ofensor, no dije “confesor”.

La doctrina de la otra mejilla convertida en mano cerrada; el gesto del carnero transformado en respuesta de barra brava o de guapo de San Lorenzo, es lo que necesitamos los argentinos para sentirnos más orgullosos que nunca de quien nos bendice desde la popular.

Anuncios

Entry filed under: General.

ENTREVISTA PARA EL DIARIO EL PAÍS DE MONTEVIDEO LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 61

3 comentarios

  • 1. Claudia  |  22 enero 2015 en 13:18

    Perdone mi ignorancia, pero se esta refiriendo al

    libro “De la guerre en philosophie” de levin? muchas gracias y disculpe.

  • 2. Tomás Abraham  |  22 enero 2015 en 14:45

    clase 58 y 59 lo mencionan como objeto de mi lectura.

  • 3. Claudia  |  23 enero 2015 en 13:35

    muchas gracias profesor no me quedaba clara y disculpe la molestia,


Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
federicomiguelquinte… en Bitácora 72

Calendario

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: