UNA FÓRMULA PARA OCTUBRE 2015: SCIOLI/BINNER (Perfil 18/1/2015)

17 enero 2015 at 23:55 12 comentarios

UNA FÓRMULA PARA OCTUBRE 2015: SCIOLI/BINNER

El socialismo santafesino está arraigado en la tradición municipal. A ese espacio pertenece Hermes Binner. Se trata de mejorar la calidad de vida del vecino. Dicho así, parece una frase del Pro, pero Macri dista bastante de adherir a una visión política restringida al espacio municipal.
Los límites de esta tradición son claros: carece de una perspectiva política nacional, le cuesta pensar en grandes unidades territoriales, en la diversidad y multiplicidad de factores en juego, en las contradicciones y en los dilemas que se presentan a diario, y en las variables que en esas dimensiones no siempre son controlables como pueden serlo desde un Ayuntamiento ubicado frente a una plaza central.
Sin antecedentes políticos ni presencia territorial, carece de experiencia en el funcionamiento de los aparatos de estado, del peso de su burocracia y de la madeja de intereses que lo conforman.
Respecto del radicalismo poco y nada se puede agregar. Los radicales han sido funcionales a todo tipo de régimen, se han acomodado a gobiernos de signo opuesto. Han colocado un espejo en la vieja frase de Alem y se doblan pero no se rompen, su flexibilidad es su especial virtud. Aunque admitimos que hace tiempo que se doblan y se rompen con llamativa alternancia. Ejemplos de flexibilidad: secundar a Lavagna, de Narváez, Massa, Macri, Binner…Ejemplos de ruptura: Carrió, López Murphy, los transversales…
A diferencia del peronismo, los radicales no tienen doctrina. Puede sorprender lo que se acaba de afirmar, pero el justicialismo se reconoce por la idea de comunidad organizada, de una sociedad gobernada desde un estado fuerte que coordina el poder corporativo. Descree de las instituciones republicanas a las que percibe con una porosidad y una permeabilidad extrema respecto del poder económico.
El peronismo se adapta a la división republicana de poderes al tiempo que somete su funcionamiento a su idea y a su práctica de la política.
Pero volvamos al pensamiento municipal del binnerismo. A pesar de sus límites, aporta algo valioso a la política como lo es la idea de “servicio público”, es decir, que colabora con un factor de honestidad sin el cual la política es sólo el poder que construyen los ricos y los enriquecidos.
Debemos superar la ironía y dejarnos de espantarnos por el peligro de una supuesta ingenuidad política, para poder imaginar un cambio de escenario en un frente entre el FAP y el ala democrática del kirchnerismo.
Habrá quienes dirán que esta nueva alianza es “conservadora”, y sin temerle a la palabra rescatamos el hecho de que hay cosas que valen la pena conservar como las garantías establecidas por la Constitución y la mejora en el funcionamiento de los poderes independientes del Ejecutivo, sin lo cual nos convertiríamos en una republiqueta.
¿Por qué no una fórmula Scioli/Binner? La posibilidad de un aporte recíproco entre la perspectiva nacional y la red política que tiene uno, y una gestión que dé servicio a la comunidad en salud y educación, y no sólo proteja sino que avance en lo que atañe a los derechos humanos, civiles y sociales, puede ser beneficiosa.
¿Se puede acusar a esta yunta de neoliberal? ¿En qué sentido el atributo denostado por lo acontecido en los noventa se lo puede emplear unívocamente? Existe un neoliberalismo regenteado por una gran potencia como la China o por organismos financieros internacionales. El Consenso de Washington hoy está acompañado por el Consenso de Shangai. La apertura económica, el otorgamiento de zonas para la acción irrestricta de monopolios multinacionales, la posibilidad de girar dividendos garantizados con seguros de cambio, la firma de convenios con Corporaciones en la que la letra chica es ilegible, etc, es una muestra de que la política exterior y la comercial, ofrecen una amplia gama de alternativas semejantes, más allá del relato contrastado que las justifica.
La soberanía no es una cuestión de estatismo sino de estado. Y empresas mixtas, privadas o públicas, pueden perjudicar o beneficiar al país de acuerdo a la conducta y al poder de quienes lo gobiernen.
Cuando decimos “ala democrática” no manifestamos más que el deseo de una sociedad que acepte normas que permitan una mejor convivencia entre sus habitantes. Lo peor del cristinismo ha sido nutrirse de elementos pasionales destructivos: la prédica vengativa, la furia, la difamación, el odio entre sectores, la amenaza, la fragmentación, el fanatismo y la frivolidad irresponsable respecto de la violencia. Ha generado una pandemia de resentimiento e ira que se extendió a toda la sociedad.
Que esta mejor convivencia sea deseable no quiere decir que sea posible. Quizás no lo sea. Los grupos con capacidad intimidatoria, con la posibilidad de provocar miedo, hasta víctimas, están distribuidos en nuestro país en todo su territorio y en estado bastante anárquico. Los gritos de no volver atrás y de no permitirle al próximo gobierno lo que fuere, tratan de confundir a la gente y de atemorizarla. El control de los servicios de espionaje con fines extorsivos tiene el mismo fin.
Pero vale la pena intentar el cambio para reforzar la democracia y alejar los intentos de autocracia.
El cristinismo sabe que en un ballotage pierde. No tiene consigo a más de la mitad del país y más de la mitad no lo quiere aunque sea primera minoría. Podrá lograr votos demonizando a adversarios, pero es probable que no le alcance para una victoria. Ni Scioli ni Randazzo en nombre de la presidenta generan la confianza de poder propio, de autonomía en las decisiones, y la imagen de ser títere de una expresidenta y de su dispositivo de presión no es convincente.
Sólo el gobernador bonaerense puede recolectar votos en sectores no afines al kirchnerismo, al menos aquellos que no pertenecen a la demagogia y al extremismo opositores. Binner, al rechazar una alianza de todo el arco opositor, también matiza su posición política al afirmar que nada justifica un planteo salvacionista en nombre de la república “ya que no estamos frente a Pinochet”.
El Pro por su lado sí parece tener una oferta de “chilenismo”, el sueño de una sociedad progresiva y estable, respetuosa de las jerarquías, y moderada en los cuestionamientos respecto de las inequidades. Parece ideal, en especial para los que mandan. En un cierto sentido, es una propuesta reaccionaria light, y en cualquier otro, quizás también.
Sergio Massa es un aventurero. Podemos esperar de él cualquier cosa, por eso es peligroso.
Esta idea del binomio Scioli/Binner es buena porque va a ser rechazada y burlada por todos, y no digo casi todos, sino todos, y por supuesto de parte de los candidatos mencionados. Para que esta idea se concrete, el ex gobernador de Santa Fe debería imponerse a los grupos políticos de UNEN que se trepan a su nombre para tener una mínima figuración política. Tumini y Donda son los primeros que deben comprender una estrategia amplia ya que tienen la experiencia de haber estado integrados al kirchnerismo para luego conformar una alianza con Prat Gay. Margarita Stolbitzer también debe decidir si su plan político se reduce a decir que los Kirchner roban. Solanas no comprenderá nada más que lo que ya comprendió por lo que predica en nombre del primer peronismo de hace más de seis décadas.
Como sería casi un milagro que esto llegue a suceder, los convocados a este lanzamiento se reirán a carcajadas con esta idea de una fórmula-un voto, el mío. Pero es buena ya que no se basa en ningún malentendido. Es inútil pero responsable. No se apoya en un deseo ni en una imagen irreal de nuestro país. No inventa un pueblo sobre un desierto de historia. No lo hace desde la incapacidad política en nombre de un ideal revolucionario macabro, ni por una república diagramada en comités, estudios de televisión y en el “back office” de algunas redacciones. Propongo una fórmula, no un programa de intenciones, ni un proyecto inodoro que no lastime a nadie, ni principios generales que todos firman, o con palabras de circunstancia que sólo llenan con vacuidades la falta de iniciativa política y liderazgo. Selecciona lo que a mi entender considero lo mejor del oficialismo y de la oposición.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 58 SIN PALABRAS

12 comentarios

  • 1. desilusionado  |  18 enero 2015 en 6:23

    como el señor binner va a dar de comer a los niños,si no pasa la pension para el suyo

  • 2. marlaw  |  18 enero 2015 en 7:06

    En cierta medida las alianzas o las fórmulas, también las puede decidir o forzar, la ciudadanía con su voto, en la internas abiertas.

  • 3. MaCristina  |  18 enero 2015 en 9:31

    Scioli es como un andinista que va llegando, va llegando, todos dicen ahí se diferencia, ahora! Y después se queda, genera indecisiones, la gente no sabe qué hará aunque algunos tengan la esperanza de que si lo logra podrá independizarse del actual gobierno. Todavía falta, en una de esas se le da.

  • 4. Tomás Alejandro  |  18 enero 2015 en 11:25

    La formula Scioli (preocupado x jugar al futbol en el medio de las inundaciones) – Binner (embobado con su novia de 35 años en lugar de enfrentar el narcotrafico) seria algo asi como un menemismo sin sal -suavecito para no taponar las arterias. Un desproposito. Desde el jardin con Peter Sellers por duplicado.

  • 5. magu  |  18 enero 2015 en 18:40

    Si, lo de la novia joven de BINNER no es malo, pero la mala separación de su esposa arquitecta que reclama alimentos por facebook le juega en contra (salió una hoja antes de esta nota suya, hoy), lo de Scioli con las inundaciones haciendo deporte con equipo y todo (no fue casual) eso habla mal de él, y aún asi, todo es mejor que esto, que esta tiranía desquiciada, este duo de scioli y binner o un triunvirato con los tres chiflados, larry jerry y moy, prefiero cualquier cosa democrática a esto de este presente.

  • 6. Gustavo Romero  |  19 enero 2015 en 6:47

    Hay que apostar no por personajes ya conocidos. La cultura (y la política es una expresión cultural) está muy podrida en nuestro país. Las mafias son poderosas y hacen cualquier cosa por conservarse en el poder.
    Tendríamos que apostar por gente que trabaje bien, honesta, que luche contra las mafias, con deseos de justicia y de equidad, aunque no la conozca nadie. Yo prefiero votar a alguien honesto aunque saque el 0, 1% de los votos, antes que contribuir a la maquinaria mafiosa del crimen organizado.
    De a poco podemos ir sumando. Pero tenemos que decidirnos a sumar.

  • 7. MaCristina  |  19 enero 2015 en 9:16

    Acabo de leer la noticia, una vergüenza dolorosamente triste.

  • 8. magu  |  19 enero 2015 en 9:30

    Demasiado triste lo de hoy, la muerte del FISCAL NISMAN con un disparo en su cabeza, justo cuando iba a presentar pruebas.

  • 9. Ezequiel  |  20 enero 2015 en 19:20

    Don Tomás ha perdido la lucidez. Mezclar a cualquier hombre con la ineptitud el manejo de los recursos qhizo Scioli es una falta de respeto al otro. Prefiero seguir leyendo sus libros.
    Una pena Don Tomás la alquimia q ofrece.

  • 10. Jorge  |  21 enero 2015 en 12:47

    Binner es un tipo con probada capacidad para organizar una provincia como Santa Fé con muy buenos resultados y no veo motivo o causa alguna para encasillarlo en un rol municipalista sencillamente porque además de la macro gestión tenga capacidad sepa usar de pilares a los municipios; ¿hay alguna otra forma de gobernar una provincia que no sea ocupándose de los municipios?

    Por otra parte lo compara penosamente con Scioli, quien efectivamente mira la provincia desde un sillón o un helicóptero; así para evitar desembolsar dinero “provincial” en declarar una situación de emergencia ocultó muertos en las inundaciones y aún oculta los niños muertos que varios testigos aceverarons que vieron cuerpitos flotando, todo en bien de las arcas de la provincia. Con la misma muñeca generó el impuesto a la tierra para que lo cobre la Nación en vez de la provincia y después no pudo ni pagarle el aguinaldo a los empleados, aun cuando el impuesto que cedió a Nación era varias veces superior a la necesidad de la provincia.

    Esas cosas en Santa Fé no pasan. Y tampoco se le puede endilgar el tema del narcotráfico a Binner o a Bonfatti, porque mientras en este país tengamos los radares oxidados en la aduana y los pocos que están prenden 4hs por día, la gendarmería anda en las villas en vez de en las fronteras, las FFAA no tienen ni para derribar una avioneta (ni radio tienen) y por su provincia pase la autopista Atlántico-Pacífico, no hay mucho que un gobernador pueda hacer si la droga se cuela de Salta, Jujuy, etc… asi como los comerciantes aprovechan la excelente infraestructura generada en la provincia para la distribución de mercancías (rutas, puerto, aeropuerto), lógicamente también la aprovechan los narcos para su negocio.

    Yo veo la Pcia. de Bs. As. hecha un desastre, todavía no terminan ni la Ruta 3, hicieron hasta cañuelas y listo, son menos de 100km. Vivo en Las Flores y desde cañuelas hasta el km 187 tenés que rezar para salir vivo de un viaje. Los municipios K recibieron obras como barrios y demás pero “directamente” de Nación, de la Gobernación de la Pcia. de Bs. As. nunca vi un soto.

    En Santa Fé hay más obra Municipal y Provincial que de otra índole y eso que todavía le deben la coparticipación federal…

  • 11. CV  |  21 enero 2015 en 13:49

    ¿La gestión de Binner es un ejemplo de honestidad? ¿La expansión del narcotráfico en Santa Fe, y el crecimiento exponencial de barrios miseria en toda la provincia (mucho más que en otras) son un ejemplo de servicio público? Realmente no conocés lo que pasa con la Salud y Educación en Santa Fe… te lo dice un santafesino que erróneamente votó a Binner.
    Al final, pienso que Carrió es la más cuerda de todos. Con esta clase política y de “intelectuales” estamos lejos de tener “un país normal”

  • 12. Sergio R.  |  31 enero 2015 en 11:29

    Dale, apoyo la fórmula. Me gusta Randazo también.

    Pedimos a los políticos lo que no somos nosotros, ¿no andan por la calle? ¿no conocen los ambientes de los consorcios? Habitamos contradicciones. El mismo Tomas despotrica contra el odio político y él mismo desprecia y maltrata en su blog.

    Cada uno con sus miserias. Einstein la fajaba a la mujer y le puso normas de conducta. Pedimos mucho de los demás y nos miramos poco. El desajuste entre lo real y lo imaginario (leáse lo que anhelamos o decimos con palabras) es bestial.


Categorías

Comentarios recientes

andrea en DENUNCIA POR USURPACIÓN DE…
Aldo en Bitácora 74
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75

Calendario

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: