LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 58

17 enero 2015 at 9:11 10 comentarios

En los tiempos en que se departían estas clases de filosofía, aún se podía decir “hombre”, y no era obligatorio justificar que es un modo impropio, machista, de decir ser humano. Todavía a nadie se le ocurrió que debemos decir “personos” para no pecar de feminismo.
Witoldo dice que el “hombre” tiene necesidad de una temperatura media. Ni el microcosmos ni el macrocosmos, son del dominio humano.
Dice: “pertenezco a la escuela de Montaigne, y estoy a favor de una actitud más moderada”. Recuerda que la relación del hombre con su pensamiento más profundo se caracteriza por la inmadurez. La describe como la actitud de un escolar que se esfuerza por decir cosas importantes con el frívolo objetivo de superar a los demás, de ser más sabios que los demás.
Gombrowicz les dice a su esposa y a su amigo que “hay que vivir y dejar vivir”. La existencia humana es una constante oposición a la nada. Es el 25 de mayo, última lección, el autor de “Ferdydurke” dice que la vida es una conquista de lo que no se tiene. Que nunca somos lo que queremos ser, pero queremos ser. Que nada se sabe. Que somos un verbalismo sin fin. Que cuando uno muere, el mundo ya no existe.
Dos meses después, el 27 de julio de 1969, muere este nuevo Sócrates, sorprendido de que “los libros de Schopenhauer y los míos, no encuentren lectores, es un misterio!”

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 57 UNA FÓRMULA PARA OCTUBRE 2015: SCIOLI/BINNER (Perfil 18/1/2015)

10 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  17 enero 2015 en 12:06

    Que paso con Hal 9000 ? Extraño sus comentarios abusr- eh digo oraculares.

  • 2. MaCristina  |  17 enero 2015 en 12:33

    Bueno, yo no adhiero a “todos y todas” ni a “presidenta” sigo usando el mismo modo en general. Las mentes perseguidas son las que quieren hacer las diferencias. Tenía un jefe muy despótico, todas las chicas temblaban cuando entraba, a mí nunca me impresionó, siempre tuve con él un trato de igual a igual muy respetuoso. Cada cual debe ocupar su lugar.

  • 3. Elías  |  18 enero 2015 en 10:47

    No lo tomen como una crítica ni mucho menos, pero hasta el momento nadie ha dicho una sola palabra sobre Gombrowicz y resulta curioso o un misterio (como la última frase del texto de Abraham) el hecho de participar de un blog literario y nunca haber leído Ferdydurke -ni hablar de haber leído algunos libros donde se menciona al autor como Fricciones. Todo esto pone en evidencia el total desconocimiento de un autor trascendental dentro de la historia literaria del país.

    Creo que si Abraham algún día se decidiera a crear un blog sobre el arte de la parrillada, la mayoría de sus comentaristas serían vegetarianos.

  • 4. MaCristina  |  18 enero 2015 en 17:49

    Elías, en lugar de criticar, por qué no nos ilustra con sus amplios conocimientos sobre este autor tan trascendental para usted?

  • 5. roberto nadaud  |  19 enero 2015 en 13:08

    ‘ni el microcosmo ni el macrocosmo’
    Dante . la summa summarun de lo inteligible está fuera del alcance de la mente humana.
    “Dios sabe que juzgar me parece presuntuoso”
    La ardua peregrinación del espíritu, en Dante, tiene una motivación y una coronación teológicas. G.S.
    Heidegger teólogo?

  • 6. Elías  |  20 enero 2015 en 20:57

    En algunos casos, la existencia humana, no es “una constante oposición a la nada”, es una constante oposición a la ilustración.

  • 7. marlaw  |  22 enero 2015 en 16:10

    “Hay que vivir y dejar vivir” Conozco esta frase, la he escuchado, durante décadas??? Pero no de Witoldo, personaje que me hubiera gustado conocer. Realmente me hubiera agradado conocer a alguién que la hubiera pronunciado con la plena convicción, nacida desde las entrañas del ser.”Vivir y dejar vivir” es una frase que entre tantas cosas rebela cierta compasión por el otro, pero esta era también una rara avis que se ocultaba durante él día, para emprender su vuelo ni bién se ocultaban en el horizonte, los últimos rayos de luz que prodigaba el sol. Solía sobrevolar (porque ya no vuela) los cafetines donde los parroquianos acodados en los mostradores, libaban una ginebra, una grapa, o un vaso de whisky tintiniante (por los trozos de hielo que flotaban en su interior) Intermediaba entre el ladrón retirado acodado en una punta del mostrador, y el comisario de policía jubilado, ubicado en la otra punta. Algunas veces se transformaba en mariposa, para depositarse sobre los hombros desnudos de una alternadora de cabaret. Otras era la luz, que por un instante (¿ Quién hablaba de “instante” Heidegger? Cioran?. Rellenar el vacio que provoca la duda con el nombre que corresponda, como sí se tratara de un “múltiple choice”), destellaba en el parpadeo de una mirada..

  • 8. MaCristina  |  23 enero 2015 en 8:48

    Marlaw, muy interesante mirada.

  • 9. Sergio R.  |  31 enero 2015 en 11:11

    Creo que este Gombrowicz me va a gustar. Por favor, los que lo hayan leído recomienden algo de él.

  • 10. marlaw  |  17 febrero 2015 en 22:42

    Respecto de Witoldo agrego un pàrrafo de una nota mas extensa que tijeretié Se refiere a la literaura pero creo que es interesante por dos o tres cosas que se dicen en ella.
    .

    “Es precisamente Ricardo Piglia el autor que más se ha referido a la “argentinidad” de Gombrowicz, ya que en numerosas ocasiones lo ha situado dentro de la narrativa argentina del siglo XX. Pero hay otros escritores que también han dedicado páginas a esta relación tan sugerente. Entre estos autores, se destaca en primer lugar Ernesto Sabato, que no olvidemos, firmó el prólogo de la primera traducción al español de Ferdydurke. Sabato despliega varias opiniones sobre la importancia de esta novela (y también sobre el Diario). Una de las afirmaciones que más llama la atención es la cercanía de Polonia y Argentina en cuanto países “inmaduros”, un germen que después Piglia desarrollará en su ensayo “La novela polaca” (2001: 71-80). Dice Sabato: “Es que nuestro país, como Polonia, forma parte de lo que en su lenguaje [el de Gombrowicz], podríamos llamar Territorio de la Inmadurez” (Gombrowicz 2001: 12). También otros autores han comparado las situaciones de Polonia y Argentina como territorios periféricos e incompletos, si bien el autor de El túnel apuntó algunos núcleos temáticos sobre los que después se han venido desarrollando varios puntos en común entre Gombrowicz y la literatura argentina.”


Categorías

Comentarios recientes

almacarolina en Bitácora 79
Laura en Bitácora 79
philo en Bitácora 79
Alejandro A en Bitácora 79
philo en Bitácora 79

Calendario

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: