LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 48

3 enero 2015 at 8:03 13 comentarios

Ese ente es el SER AHÍ. No es “ahí está el ser”, sino el ser ahí, ¿ahí dónde? Ahí ahí, como gritito de un pajarito guaraní.

El ser ahí se destaca por preguntar, es el único ente que pregunta. Al preguntar se abre, y al abrirse marca una fisura en el ente, y ve despuntar en el horizonte la figura del olvido. Más aún, al preguntar, acepta la demora, y con ella, se define por la temporalidad.

He tenido una experiencia estival. Estaba en la playa en un día de treinta y tres grados de calor. Almorcé algo liviano, un sándwich vegetariano, de berenjenas asadas, zuquinis y queso de cabra. Lo acompañé con una copa de vino blanco. Luego volví a la sombrilla, y me quedé dormido un rato bajo la lona recalentada por el sol. Sentí plomo fundido en mi cabeza, no sabía qué pasaba. Antes de desvanecerme había leído: “el ser ahí es ónticamente lo más cercano a él mismo, ontológicamente lo más lejano, pero, sin embargo, preontológicamente no extraño”.

Es todo lo que recuerdo de lo que sucedió antes de desmayarme y despertarme con un agudo dolor de cabeza y una pesadez terrible. ¿Fue el queso de cabra? ¿El calor? ¿Heidegger? El corregidor automático de mi procesador de palabra no acepta el vocabulario del filósofo alemán, y lo corrige continuamente. “Óntico”, lo cambia por “óptico”, “ontológico”, por  “antológico”.

No tengo dudas de que Heidegger tenía bastante claro lo que estaba haciendo, y aquello que trataba de trasmitir al lector de 1927. Proponía una filosofía que diera cuenta de un camino hacia el pensar. Y se me ocurre que nuevamente debo hacerle caso a Deleuze y dejarme llevar por la música de sus palabras, escuchar el sonido de su lengua, aún cuando sea la mía, o la de Gaos,  y no la suya.

Esto significa un estado de contemplación ante el grafo sin ánimo utilitario. Leerlo como un poema, o escucharlo como dice Heidegger que hay que escuchar al Ser. La lectura de su magna obra no se descompone en partes que se juntan entre sí, y su modo de exposición no es la de un profesor que explica los enigmas planteados o que responde a ciertas preguntas que esperan aclaración, o el planteo de problemas para ser resueltos. Con Heidegger no se avanza. Hay una repetición de lo mismo de un modo diferente. Para los especialistas en música, pueden ilustrarse con los casos del ritornello, el rondó y el lei motif.

El proyecto teórico que lleva a cabo le permite introducir alguna novedad como la del concepto de  “mundo”, o de “tiempo”, “historicidad”, “existenciario”, pero no lo hace por medio de juicios, definiciones, proposiciones, descripciones, sino por un procedimiento en el que se supone que la cosa pensada debe mostrase por sí misma. Cito: “La forma de acceso y de interpretación tiene que elegirse más bien de tal suerte que este ente pueda mostrarse por sí mismo. Y sin duda debe tal forma mostrar el ente tal como es ´inmediata y regularmente´ en su ´cotidianidad´ del término medio”.

Tengo algún entrenamiento en lenguaje fenomenológico, no mucho, llego a un estado de agotamiento frustrante que me impide pensar. Debe ser porque para mi pensar es moverme, y esa lengua me hunde, pero no nos dejaremos arredrar así nomás.

Hemos dejado por un momento las máximas ruinosas de un hombre solitario que expresa su decepción de vivir mientras lo leo “en el baño de mi casa”, por la lectura de una obra de importancia mayor que leo abotargado en la playa bajo la sombrilla recalentada por un sol vertical.

Creo que la modalidad adoptada con Cioran es la que debo aplicar esta vez también con el maestro de Friburgo, es decir, leer una página, o página y media por día, y dejar que la borra se asiente, o, en caso contrario, poner en cuarta y seguir las frases como árboles que se suceden con rapidez por la ventanilla de un tren.

A medida que avanzo a paso de tortuga por “Ser y tiempo”, corroboro que Heidegger es un erudito en filosofía, un conocedor minucioso de la historia de la filosofía. Entendido en lenguas muertas y romances, junto a la lengua padre, el alemán, tiene la posibilidad de comparar textos separados por siglos y pertenecientes a civilizaciones diferentes. Pero el filósofo alemán está lejos de ser un relativista, para él – y en esto me baso en lecturas anteriores de otros textos de Heidegger, los que escribió sobre Kant y Nietzsche, los dos libros son deslumbrantes – hay una línea de continuidad que atraviesa toda la cultura occidental, que es la del olvido de la pregunta por el Ser.

Platón y Aristóteles sin olvidar la pregunta, desviaron el camino, aún no sé por qué. La filosofía medieval, la escolástica, es respetada por el filósofo, a pesar de que su mayor logro fue el de sistematizar en dogmas la herencia griega.

La trayectoria del olvido se vuelve más atractiva desde la revolución científica. Heidegger es otro más que atribuye al menos parte de la decadencia de Occidente a la filosofía cartesiana. Este declive no desmerece el genio de Descartes, ni el de Kant o el de Nietzsche, los tres filósofos de una modernidad que hacen del sujeto y de la técnica un ensamble supuestamente emancipador, cuya versión política han sido el liberalismo y el comunismo.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 47 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 49

13 comentarios

  • 1. MaCristina  |  3 enero 2015 en 8:56

    La culpa fue del vino blanco, es productor de dolores de cabeza terribles, hay que ir hacia el tinto, más saludable.

  • 2. Marcelo Grynberg  |  3 enero 2015 en 11:01

    Video de la BBC sobre Heidegger, 49 minutos.
    Interesante.

  • 3. Marcelo Grynberg  |  3 enero 2015 en 11:16

    Perdon. Aqui va el mismo docimental pero subtitulado en español.

  • 4. roberto nadaud  |  3 enero 2015 en 11:44

    esperar hasta el otoño, estas lecturas.
    por la luz crepuscular, los arboles lentos, unicidad del s .y el t. contemplando el reloj del edificio cercano.

  • 5. marlaw  |  3 enero 2015 en 14:01

    Muy bueno el video Marcelo. A Heidegger, se lo comprende. Uno (aunque esté mal decir Uno) se cruza con muchas personas como él. Lo que cuesta mas es entender a los otros como Hannah Arendt o Sartre. Volviendo a Heidegger es como si, las personalidades seductoras contaran con recursos suficientes como para dormir al mas pintado

  • 6. magu  |  3 enero 2015 en 19:13

    DON ABRAHAM: quedo como excéntrica en Vicente López o a dónde vaya con mi capelina tejida y anteojos negros. Pero previene del dolor de cabeza (verano: 35 grados), en otras provincias la gente usa sombrero para esta temperatura, con o sin playa. Perdón que les insista con THOMAS MERTON, pero no puedo describir el deslumbramiento espiritual que produce en mi vida sus ensayos. Éste sobre LA VIDA ESPIRITUAL DEL SOLITARIO (no solo monjes, sino para todos) es existencialismo puro, son como los purificadores de aire del universo (espirituales) dice que son los únicos que pueden conservar el alma sin fisuras, y además ver la unidad que somos UNO, pero sin participar de los mitos sociales, de sus metas ilusorias, de sus consignas y sueños colectivos a veces mentirosos. Nuestro SER en el MUNDO puede ser auténtico si participamos y dependemos de uan sociedad sin hacer caso a sus mandatos (por ejemplo: ser racistas, ser comunistas, ser banales, ser ateos, ser asesinos en masa, etc) somos personas cuando ante todo toleramos la soledad interior/// sobre las heces, no sé si esto lo va a censurar, pero de chica juntaba la bosta seca y con eso espantábamos los mosquitos al quemarla. Sobre las de perro, cuando se secan las mezclo con todo lo que barro de la terraza y saco de la pileta, Luego lo meto en bolsas mucho tiempo, las lombrices purifican y limpian todo (como los ermitaños de merton), y luego eso mismo se transforma en tierra para otras plantas. Muchos hacemos ese abono (tiene que haber barro, hoja seca, caracolitos ya fallecidos, etc para lograr esa fecundidad).

  • 7. Alejandro A.  |  4 enero 2015 en 6:45

    Excelente el video sobre Heidegger por el rigor de la información y mas que nada por la prescindencia de condenas y execraciones políticas que deja la resolución del juicio a la audiencia;
    Proyectarse hacia adelante en el tiempo completando un ser que nunca adquiere su espesor definitivo parece fácil en el tonelero de la selva negra que hace un trabajo que conoce por generaciones -cada maderita encaja con la siguiente- el asunto es completarse sin manual de instrucciones en un oficio que no conocieron ni tus padres, ni tus abuelos y en el que tus amigos andan tan desorientados como vos. Antonio Di Benedeto, en la que algunos señalan como la mejor novela escrita en la argentina, da vueltas sobre el proyectarse hacia adelante en un espacio en el que no pasa nada y que está tan vacío como el presente, el barril no cierra por ningún lado. Dedica Zama “A las víctimas de la espera”.

  • 8. marlaw  |  4 enero 2015 en 6:45

    Deseo aclarar mi comentario anterior para dejar lugar a dudas. Cuando digo que a Heidegger se lo comprende, lo que trato de decir: Es que a lo largo de mi vida me he topado en variadas oportunidades con sujetos de su calaña, de ahí mi comprensión.En cuanto a Hannah Arendt y Sartre mi pregunta es a que recurso, elaboración, etc. debierón apelar ambos para poder dejar atrás el pasado nazi de Heidegger, no obstante que los psicópatas tienen un gran destreza para poder conectarse y asociarse con las partes mas oscuras de la conciencia del otro.En cuanto a la seducción, me refería a la actitud de los pares universitarios alemanes, que lo terminan sancionando con un chas, chas, en la cola, a este señor sín perjuicio, también, de tolerar haber sido tomados como una manga de pelotudos, con las argumentaciones esgrimidas por Heidegger en su defensa, aunque también cabe la posibilidad que a determinados niveles, cierto grado de soberbia y arrogancia, que les es propio, les impida verse colocados en ese lugar.

  • 9. marlaw  |  4 enero 2015 en 6:57

    Magu no creo que entre la bosta seca y el contenido de un espiral Caracol, haya mucha diferencia.

  • 10. magu  |  4 enero 2015 en 9:00

    Ya no sé dónde estaba el post de la clase de filosofía sobre la soledad, pero por favor (a quien le interesa el tema) vean INTO THE WILD, la dan en ISAT, es la historia verdadera de un muchacho que se va de la casa borrando todo rastro de si. y se atreve a vivir sin dinero en el anonimato y escalar las montañas de ALASKA, para quien le interesa este tema de LA SOLEDAD, es maravillosa. justo había termiado el ensayo de MERTON sobre LA SOLEDAD, y la enganché. MARLAW: sé que era efectiva y daba menos alergia que el espiral, eso seguro. Pero la de la vaca no. LO Que te aseguro es que las plantitas llamadas DÓLARES (de hojas verdes y redondas, se reproducen como conejos, con esa mezcla, les encanta, y son sanísimas.

  • 11. Marcelo Grynberg  |  4 enero 2015 en 13:18

    Va de nuevo con cut and paste porque no salio. Si sale por duplicado, Se\~nor compilador por favor borre uno.

    Marlaw y Alejandro: Me alegro que les haya gustado el video. En general, la BBC no falla … 🙂 Hay un ensayo de Max Horkheimer: “Autoridad y Familia” de 1936, que trata de dar cuenta del caracter autoritario de la sociedad, la cultura y el rol de la familia como incubadora del tipo antropologico que la economia necesita. Creo que se aplica perfectamente al caso de Heidegger y al de la Alemania de fines del siglo XIX en rapido ascenso industrial. La coexistencia de modernos modos de produccion (UK, Francia) con tradiciones alemanas de viejo cu\~no feudal produjo grandes resentimientos y la explosion que vino despues. Asi lo ve Helmut Plessner en un capitulo de un libro de Habermas (Perfiles Filosofico-Politicos), “La nacion tardia”, donde habla sobre subjetividad e historia nacional.
    Saludos.

  • 12. Aldo  |  4 enero 2015 en 13:43

    El tema del ser para la muerte me parece bastante trivializado en nuestra época , de hecho hoy se habla mucho de finitud , disfrute y proyectos , Uno ve a estos psiquiatras , hay un neurólogo también , que andan dando vuelta por los canales de televisión hablando de variados temas y cuando le preguntan por la muerte contestan con las palabras magicas de hoy , aceptar la finitud , disfrutar con la familia y tener proyectos etc
    Yo creo que como bien dice Abraham a Heidegger hay que leerlo a paso de tortuga , y sobre todo estos temas tan delicados , por que de ultima el miedo a la muerte nos tiene que abrir a la pregunta por el ser diría Heidegger y no andar hablando de la muerte y relacionarla con la calidad de vida y el disfrute por que de ultima siempre se cae y los medicos siempre caen en cuestiones piramidales , clasistas

  • 13. marlaw  |  5 enero 2015 en 4:16

    No sé si él ejemplo del tonelero es válido en el proyectarse hacia adelante, porque puestos algunos de nosotros en su lugar, uno sabría de antemano que después de un barril, llega otro, y qué cuanto uno mas se apura en terminar, mas barriles aparecen. Quiza en el proyectarse hacia adelante sea mas válido el ejemplo de un conductor de automovil, que en sus ansias por llegar a destino, se percibe asimismo sentado en la punta del radiador de su automovil mientras conduce a toda velocidad. Pero no siempre es así. También hay momentos en queremos detener el tiempo con ambos brazos sí esto fuera posible y que el mundo se detenga.


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: