LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 43

27 diciembre 2014 at 8:55 11 comentarios

Plateemos un problema de imposible solución: ¿cuál es la diferencia específica entre un escritor de novelas y otro de filosofía?

Ninguna. Y no porque sean iguales, sino porque son inconmensurables. Nada los distingue si se toma en cuenta la documentación. Grandes novelistas estudian años un tema, viajan a lugares para informarse sobre acontecimientos, consultan bibliotecas, leen libros de historia, entrevistan personajes. Nadie dice que un novelista es un inspirado que tiene arranques de creación mientras un filósofo debe instruirse antes de escribir. Los dos necesitan de la erudición. No todos, claro, Thomas Mann más que Amélie Nothomb, para dar un ejemplo cualquiera.

Volvamos a la erudición que tiene menor caudal de pastosidad que estos temas sobre las identidades genéricas. Dice Cioran en su breve texto sobre Borges “El último delicado”: `Profundidad y erudición no se dan juntas; el había logrado, sin embargo, reconciliarlas (…) Puesto que le interesa saber qué es lo que más aprecio en Borges, le responderé sin vacilar que su facilidad para abordar las materias más diversas, la facultad que posee de hablar con igual sutileza del Eterno Retorno y del Tango. Para él cualquier tema es bueno desde el momento en que él mismo es el centro de todo. La curiosidad universal es signo de vitalidad únicamente si lleva la huella absoluta de un yo, de un yo del que todo emana y en el que todo acaba. Comienzo y fin que puede – soberanía de lo arbitrario – interpretarse  según los criterios que se quiera.`

Rescato del texto de Cioran, la palabra “sutileza”. La erudición no es un asunto aritmético, no se trata de cantidad. Hay un caso en el que la suma de conocimientos es decisiva, y es en el campo de las especializaciones. Desconocer un documento, ser el feliz descubridor de un texto olvidado, de una reliquia sepultada, remover la significación de un término por un trabajo filológico o una nueva traducción de un vocablo muerto, no tienen un efecto neutro. Pero si no es en el campo de disputa del conocimiento de una disciplina específica, la erudición también es materia de olfato, es decir de sutileza, de percepción de matices.

Sigue Cioran: “Cuál no sería mi sorpresa cuando, muchos años más tarde, leí un texto de Borges, destinado, forzado a la universalidad, obligado a ejercitar su espíritu en todas las direcciones, aunque no fuese más que para escapar a la asfixia argentina. Es la nada sudamericana lo que le hace a los escritores de aquel continente más abiertos, más vivos y más diversos que los europeos del Oeste, paralizados por sus tradiciones e incapaces de salir de su prestigiosa esclerosis”.

Este rumano sabe de la nada periférica que mira el centro deseado, envidiado, soñado, lo que define como “centro cultural de segundo orden”. Para los rumanos era París, allí fue Cioran, a la calle Odéon, el reducto pegado al teatro de Jean Louis Barrault.

Lo que plantea el filósofo es la relación entre erudición y periferia. ¿Cuánto conocimiento podemos almacenar los nativos en nuestras academias sin bibliotecas digitalizadas, revistas actualizadas, colegas internacionales, congresos allá y acullá, departamentos provistos de recursos que generosas fundaciones aportan para desgravar impuestos, en una palabra, todas las facilidades que promueven lo que Cioran define como una prestigiosa esclerosis.

Sin duda que “atar con alambre” es una de las especialidades criollas, es la tecnología del pobre, el obligado a la habilidad y al atrevimiento. La travesura y el capricho son los brazos de la pinza nacional que con un leve movimiento de palanca sujeta lo que sea. Se necesita dinero y rebusque. Cuando una cronista le preguntó a Jane Fonda como hacía para que con más de setenta años tuviera esa piel tersa y esa presencia atractiva, respondió: dinero, querida, mucho dinero. En este caso es bastante menos que mucho, los libros no son tecnología de punta, y los nuevos formatos permiten el acceso a materiales raros y apenas buscados. Navegar es preciso, estudiar…también.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 42 CUATRO JINETES PARA UN MATUNGO (PERFIL 28/12/2014)

11 comentarios

  • 1. MaCristina  |  27 diciembre 2014 en 9:15

    Borges tenía eso, no era un escritor “sudamericano” tanto su prosa como sus poemas tienen el encanto de lo universal y profundo.

  • 2. marlaw  |  27 diciembre 2014 en 9:43

    Los libros no serán tecnología de punta, pero a medida que transcurre el tiempo se edita peor en nuestro país. Acabo de adquirir un libro de Tulio Halperín Dongi: Revolución y Guerra que es una obra excepcional, porque aunque este se refiere a nuestra historia virreinal, en las primeras ochenta páginas el autor nos proporciona las claves para entender, porqué nos pasa lo que nos pasa a los argentinos. Pero la edición de SIGLO XXI es horrible. No pudierón utilizar un tipo de letra mas chico, porque decididamente ya resultaría ilegible.Pareciera que no solo intentaron ahorrar papel sino que tinta también. Sera porque no es tecnología de punta.

  • 3. marlaw  |  27 diciembre 2014 en 9:47

    Es la nada sudamericana lo que le hace a los escritores de aquel continente más abiertos, más vivos y más diversos que los europeos del Oeste, paralizados por sus tradiciones e incapaces de salir de su prestigiosa esclerosis”.Será porque es la nada sudamericana, que esta resulta necesario colmarla de mitos y relatos

  • 4. Marcelo Grynberg  |  27 diciembre 2014 en 10:21

    Me pregunto si la nada de algunos paises de Europa del Este no sera mas vacia, si cabe, que la nada de algunos paises Sudamericanos.

  • 5. Marcelo Grynberg  |  27 diciembre 2014 en 10:27

    Perdon. Europa del Este no esta vacia: esta llena de energumenos antisemitas, incluso hasta el dia de hoy. Por ejemplo, Hungria.

  • 6. philo  |  27 diciembre 2014 en 12:20

    Me encanto!!!

    Cuantas veces he dicho a mis alumnos, (a pesar de que la escritura no es lo que les enseño) que consideran que escribir es decir “che bolu”, que para escribir y decir “algo” antes hay que nutrirse de varias lecturas
    Y afortunadamente es cierto que están cada día más al alcance de todos

    Me atrevo a agregar algo que leí de Elías Canetti sobre el escritor y el filósofo . El autor dice que ambos poseen:
    EL VICIO: el vicio de meter en todas partes su húmedo hocico, sin que nada se le escape, hasta que al final regresan y comienzan de nuevo.
    El vicio que los impulsa a acabar el mundo, es la riqueza que se le exige al genio.

    Cioran que se nos presenta tan urticante en algunos de sus textos, tal vez solo sea un provocador.

  • 7. roberto nadaud  |  27 diciembre 2014 en 18:19

    “atar con alambre” Project Muse.

  • 8. roberto nadaud  |  27 diciembre 2014 en 18:22

    cuantos libros de europa del este llegán a las crueles provincias. cuantos son traducidos.
    que lenguas de esos pagos conocemos.

    vamos a dejar a G. Steiner sin trabajo.

  • 9. santiago  |  28 diciembre 2014 en 0:06

    La cuestión es no cuantos sino que libros leímos: de cuales libros nos embebimos. Si leímos -y entendimos- de Geberi “Philosophi ac alchimitae” o libros así, la cosa cambia. Pero igual no existe mejor libro que la naturaleza. Pero para entender tanto, todos libros que nos interese autenticamente – y, si tratan de pasar este “autenticamente”, queda descalificada la grandisonora y parlante gran mayoría- leer, pero sobre todo para leer la naturaleza hacen falta claves y esas claves sólo son dadas a quien no las va a escribir ni develarlas por eso todos esos muchachos no son entendibles o creen que mintieron. Los libros son accesorios nomas, son puntos de apoyo, y, sino, como para la mayoría hoy, son fetichismo academicista, marx: ¡no era el fetichismo de de la mercancia era el fetichismo del sistema(habría que volver en el futuro -si pueden- y avisarles a lo formalistas rusos. y si pueden mas todavía a los analistas del lenguaje que existen todavía -esos son jodidos porque creen que tienen y mantienen un poder sin embargo efimero-!!!.
    No existen las amenazas. La naturaleza eterna y el cosmos son sabios, no son resentidos ni envidiosos pues son plenos y nunca amenazan, sólo advierten. .El hombre sin la intervención de Dios seguiría siendo un mono o algo por el estilo. Hasta un delfín tiene potencialmente el cerebro (el cerebro es el órgano mas plástico, no depende de si mismo depende de los estímulos que recibe para desarrollar su potencialidad, mas que ningún otro: el cerebro es un medio, un portador de otra cosa- mas grande que nosotros).y muchos se van a tener que a hacer cargo de ese plus que nos han dado de ser lo que no fue nuestra responsabilidad y encima negamos la mas grandiosa posibilidad-
    Mañana les contesto a los del 38,

  • 10. roberto nadaud  |  28 diciembre 2014 en 8:54

    AirAsia : Airbus : Indonesia : 162 pasajeros : a ver qué piensan de la Naturaleza : ya deben tener un montón de claves.

    “seguiría siendo un mono” : estamos rodeados de cuasi-monos : en la política, órganos de seguridad, patronales, Uniones dedicadas al lucro : etc.
    habría que preguntarle a los monos que piensan de los teólogos y del Arquitecto, Carlitos Chaplín cósmico, alejandose por el camino.

  • 11. Diana  |  12 enero 2015 en 21:06

    Que planteo Profesor, de los que lertenecen a los problemas que la filosofia considera : irresolutos. Sin embargo, tengo una o dos ideas al respecto. El escritor de filosofía, si bien posee gran erudición, trabaja como un Científico , con la certeza casi, de que va a ser refutado, por novatos o filosofos de carrera, eso no importa, lo que sabe es que can a querer contrastarlo y en lo posible denostarlo, y lo peor entre sus pares. Lo cual no es tan malo, quizás, eso sea lo que más le convenga.
    Ahora, el escritor novelista, o cuentista, trabaja con gran erudición también , con un conocimiento mas bien empírico desu relato, oero por sobre todo, más que la inspiración y el dominio de los giros del lenguaje, este tipo de escritor, trabaja con la imaginación. Y si entendemos por imaginación, la asociación libre de ideas, sin ninguna sujeción a nada, entonces el escritor de novela, se vuelve uno, unico, irrebatible.
    Existen estas diferencias sutiles.


Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
federicomiguelquinte… en Bitácora 72

Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: