LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 40

22 diciembre 2014 at 8:20 7 comentarios

Foucault no es Barthes, no quiere ser un teórico “gracioso” sino respetado ya no entre pares filosóficos sino entre historiadores, epistemólogos, lingüistas, etnólogos, aquellos que tomaron la posta vaciada de una filosofía de la conciencia y de la praxis que – como señaló Foucault – prolongaba la filosofía del siglo XIX. Tampoco apela a la erudición a la manera de Sloterdijk, quien en medio de la filosofía analítica, la ética comunicacional, el progresismo ilustrado, y de la tradición heideggeriana, que actúan como un sistema de pinzas en la academia alemana, infla el tórax para escribir los volúmenes de sus “Esferas” en las que da muestras de actualización cultural en todos los ámbitos posibles.

Foucault no es adepto a los conocimientos de los generalistas. Es un intelectual específico. Su originalidad reside en que la especificidad es versátil, indefinida, continua y transitoria. El trabajo sobre materiales de la psiquiatría, del derecho, de la pastoral cristiana, de las normas en las instituciones de encierro, de los textos de los filósofos griegos, de la historia de la economía, lo hace de acuerdo a un proceso de investigación sin un sentido final y sin el objetivo de una teoría general.

Va de especificidad en especificidad sin que se reconozcan los pasos anteriores; no hay huellas de estilo, residuos de ideas anteriores ni fases de un proyecto general. A esos  modos de practicar la filosofía, Foucault los llama “máscaras”.

Hablamos de erudición, de la exigencia de conocimiento no sólo del pasado sino del presente para ejercer el oficio de filósofo. ¿Hay excepciones? ¿Podemos afirmar que Cioran es una excepción? Voy a leerlo, tengo algún libro en mis estantes. Deberé vencer la resistencia y el rechazo ante un filósofo de mi misma nacionalidad que apoyó con entusiasmo a Hitler y que ocultó el tema. Veremos.

Pero hay erudiciones que agobian, matan, que abusan del lector o del estudiante. Por ejemplo el recién citado Barthes. Leo la publicación de su curso en Le College de France, sobre “Le Neutre”, y me encuentro con este amor por el amor mismo, con ese placer del texto, con esos discursos de fragmentos amorosos, que se dejan llevar por lecturas dispersas, remisiones interruptas, divages de circunstancia…una supuesta amabilidad de alguien que dice haber preparado el curso en su casa de veraneo en donde tiene una biblioteca estival. Un soliloquio frente a un público al que ofrece un tema seductor, porque lo es, acerca del silencio, de otras yerbas, combinando Michelet con Lao Tzé, Rousseau con el Zen.

Esta supuesta libertad de costumbres académicas, es una muestra de una práctica erudita inabordable, que nos promete todo y nos deja con muy poco, todo se lo lleva el autor, o el profesor.

Sucede lo mismo con cursos y textos de Derrida, a quien lo supera la cantidad de cosas a las que quiere referirse, la enorme cantidad de libros que planean simultáneamente en su mente, por eso toca y sale, toca y sale, como en Khun en el Manchester City. Cuando lo hace un jugador de futbol, es para desmarcarse, y en un filósofo, no es otra cosa, es para que tampoco lo agarren.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 39 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 41

7 comentarios

  • 1. magu  |  22 diciembre 2014 en 10:07

    DON ABRAHAM
    Sobre estos filósofos que abarcan mucho sin profundizar nada (salpicando temas) no sé que decir. A algunas personas se nos dificulta tanto la lectura concentrada (no por no haber adquirido el hábito desde chicos, inculcados por una familia lectora e insistente) sino por otros intereses que quitan tiempo a eso. En casos como estos, uno elige con mucha concentración lo que va a leer, generalmetne son ensayos, manuales, consejos, jamás novelas (salvo muy breves y con mensajes). En el caso de leer a FOUCAULT, (fue duro leer VIGILAR Y CASTIGAR como ver HOLOCAUSTO por ejemplo, o algún film biográfico sobre las prisiones. Uno tiene que tener buenas defensas emocionales para poder hacerlo. Ud que fue su alumno, por ahi ve que él si era intenso en sus inquietudes, con un patrón común: la libertad, los derechos humanos, el sufrimiento// Pienso que él más allá de sus influencias nacionales concretas (sartre, lacan, etc) también vivió cambios generacionales como LAING. No puedo entender como un hombre que escribió y fue activista en todas estas causas, hubiera congeniado en su juventud con el comunismo, que es justamente lo contrario a la libertad, a la persona, al individuo único y sus derechos// La vanguardia sociológica humanista de hoy en día, estaría en volver a darle algún valor a las instituciones de cuidado, de internación (para no decir encierro), donde justamente se les preservaría a personas que no pueden mantenerse a si mismas, ni cuidarse, de estos derechos, y donde se le garantice su propia libertad. (la antítesis) pero rescatando (aunque parezca contradictorio) todo lo logrado por estos pensadores.

  • 2. roberto nadaud  |  22 diciembre 2014 en 10:14

    “hay erudiciones que” si tocais un tema luego apechugad : Ciorán :
    Laignel-lavastine, Cioran, Eliade, Ionesco, L´oubli du fascisme.
    Y si : 552 páginas : despues hablamos.
    fueron tiempos de hierro, habrá que ver.

  • 3. Gustavo Romero  |  22 diciembre 2014 en 11:46

    Empecé a leer a Cioran siendo adolescente. Leí varios de sus libros, unos ocho. El mejor, según mi modesto entender, es “Del inconveniente de haber nacido” (De l’inconvénient d’être né). Ya no lo leo con la frecuencia diaria de años atrás, pero cada tanto retomo sus páginas y me apasiona. Ese pesimismo terrible conjugado con un humor extraordinario termina siendo vitalizante y conmovedor.
    Lo recomiendo, más allá de las reservas éticas que podamos tener por sus adhesiones políticas de juventud y sus silencios de madurez.

  • 4. philo  |  22 diciembre 2014 en 13:36

    Me gusta Cioran, es un tira bombas!!!

    Lei: “Adíos a la filosofía y otros textos” y “En las cimas de la desesperación”

    Si desean se los envío, los tengo digitalizados

  • 5. philo  |  22 diciembre 2014 en 13:39

    Y ahora un deseo para estas fiestas y
    Buenas vacaciones!!!

    Un especial saludo a nuestra estrella!!!

  • 6. marlaw  |  22 diciembre 2014 en 14:27

    Profesor Según usted Barthes sería una especie de prestidigitador de las idéas. (nada por aquí y nada por allá)

  • 7. marlaw  |  22 diciembre 2014 en 22:01

    Gustavo Del inconveniente de haber nacido, parece ser un título bastante alentador, jah jah jah


Categorías

Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: