LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 33

13 noviembre 2014 at 7:07 14 comentarios

Y es a partir de Nietzsche que el pequeño y gigante libro de Giorgio Colli “El nacimiento de la filosofía” inicia el recorrido que va del enigma oracular a la escritura de Platón. El filólogo y filósofo italiano une las puntas de un hilo descosido para darnos la imagen de la procedencia y de la instalación de una nueva disciplina llamada filosofía.

A contraluz de las versiones seculares que hablan de que en Atenas la filosofía es el resultado de un progreso del pensamiento, de un siglo de Pericles que sienta las bases del racionalismo occidental, Colli nos habla de una decepción.

La filosofía desde el momento en que se hace escritura, reconoce su fracaso. La impotencia política manifiesta de quienes pensaban que la sabiduría debía guiar a la república, después de la muerte del último de los justos, Sócrates, reduce el conocimiento, la episteme, a no ser más que “mathema”, materia de instrucción, y su modo de expresión lo convierte en un género literario.

Pero además, el pensador italiano subraya otro aspecto fundamental del modo en que los griegos concebían el camino a la sabiduría.

Es posible que no hayan sido los únicos que creían que entre dioses y seres humanos la relación lejos de ser armónica ha sido de permanente lucha por mostrar de qué lado está el poder, y de advertir a los hombres que cualquier tentativa de traspasar los límites de su condición y de “endiosarse” recibiría su castigo. Pero lo que Colli muestra es que, por un lado, es en el oráculo en el que el mundo divino y el humano confrontan sus capacidades, y lo curioso, por otra parte, es que hay un aspecto lúdico, un juego, una imaginación creadora al servicio de una voluntad de engaño.

Para Colli, Apolo no es un dios de la calma y de la armonía de las formas, ni de la bella apariencia, sino un dios cruel. Y su crueldad se manifiesta por generar un camino del conocimiento que poco tiene que ver con un aprendizaje por etapas con la guía de un maestro protector. Todo conocimiento es voluntad de saber, y esta voluntad de por sí es un atrevimiento. No es una desobediencia como en el Génesis, sino un desafío lanzado a los dioses por hombres que se creen capaces de superar el ardid divino.

¿Cuál es el encanto que me produce un libro como el de Colli para que no deje de hablar de él en décadas y lo recomiende a quien quiera iniciarse en la filosofía? Su materialidad es uno de sus encantos, libro mínimo de menos de cien páginas. Pero mejor lo presento en cuerpo presente tal como lo editó en color plateado la editorial Tusquets con traducción de Carlos Manzano en 1976 del original “La nascita della filosofia” (1976) de Adelphi Edizioni.

Noventa y nueve páginas. Ancho del libro: 10cm. Largo 17cm 9mm. Profundidad (Lomo): 5mm. La letra es de un tamaño 10.

Cabe en el bolsillo, no tengo balanza pero debe estar en los treinta gramos.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 32 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 34

14 comentarios

  • 1. MaCristina  |  13 noviembre 2014 en 8:06

    Ya me está tentando…

  • 2. Marcelo Grynberg  |  13 noviembre 2014 en 8:48

    Siguiendo a Adorno en “Dialectica del Iluminismo” (otro libro maravolloso para recomendar), tambien podria pensarse que el nacimiento de la filosofia es uno de los primeros intentos por emanciparse del mito y otras potencias prehistoricas (que aun estan entre nosotros). Ver alli el primer excusro (Odiseo: Mito e Iluminismo). Aqui va una modestisima recreacion de ello en la escena de Ulises contra Polifemo. La escena final es lo mejor !

    Pero cabria pensar tambien que Ulises no era una representacion de los sabios o de los proto-filosofos sino de los astutos cazadores, hoy encarnados en la tecnica.

    Saludos

  • 3. R. Nadaud  |  13 noviembre 2014 en 10:04

    “no es desobediencia” : Prometeo.

    “todo” conocimiento : Iluminación : Eleusis.

    cruel : sería tenerla facil, ven maestlo dime que hago, un poquito hoy, otlo mañana petit saltamontes, no te stresses.

  • 4. philo  |  13 noviembre 2014 en 14:32

    amo es ese libro!!! por el libro y otro motivo más personal

    y me encanto el recorrido que me invito a disfrutar con su texto! gracias!!!

    en cuanto termine con las tareas que me urgen lo vuelvo a leer

  • 5. marlaw  |  13 noviembre 2014 en 15:21

    Profesor: Ese pasado mítico que añorararía Platón, anterior a la palabra escrita, se asemeja en cierto modo al relato bíblico del castigo divino que cae sobre el primer hombre Adam y su pareja Eva, y a la pérdida del paraiso. En este caso ese paraiso sería de carácter intelectual. Un lugar y un tiempo en el que la sabiduría tuvo lugar y del que de algún modo, el hombre fue arrojado.

  • 6. santiago  |  13 noviembre 2014 en 16:10

    Los cazadores primeros poco tenían que ver con la época de los griegos. Ulises ya comía vacas, había pastores. Los primeros cazadores o rastreadores eran más filósofos que técnicos, tenían que ser especialistas en el todo, cuando ese todo se reducía al ambiente donde vivían. La técnica pasaba por la orfebrería, las cerámicas y el descubrimiento de materiales. Tales llamado prefilosofo dijo que el agua el principio de todas las cosas… ¿por qué dijo eso? Porque al agua la vemos insípida, inodora, incolora. Esto significó para la mente de un relacionador del todo, como lo fue Tales, que del agua veníamos, era nuestro medio anterior. Homo mensura. Porque: Que otra cosa comparte estas características? El aire en el que ahora vivimos. El aire es además no-táctil. El viento en cambio sí lo sentimos. Las ventajas evolutivas que trajo el desarrollo táctil hicieron que los mamíferos conquistaran y reinaran en el mar (cerebro de orcas, ballenas, delfines etc). Creo que ese desarrollo táctil, de la piel, que permitió la refrigeración del cuerpo por la transpiración y el viento lo que desarrollo el cerebro del hombre. Justamente la piel de esos hombres que trotaban y rastreaban todo el día presas para cazar. Cazadores, no técnicos. La piel del hombre es muy diferente a la del resto de los mamíferos. El hombre percibe mejor el viento. Un saludo Marcelo.

  • 7. santiago  |  13 noviembre 2014 en 23:51

    El problema es que los Dioses tienen todo el tiempo del mundo. En cambio nosotros morimos. Tienen la batalla ganada de arranque nomás. (me quedó un comment en la baulera).

  • 8. marlaw  |  14 noviembre 2014 en 4:46

    Pareciera ser que en la actualidad, con la aparición de Internet, los buscadores, las enciclopedias digitales, como wikipedia, etc. se vuelve a reeditar el mismo dilema, que aparece en el Fedro respecto del mito de la invención de la escritura, cuando el Faraón lo refuta al Dios Theuth argumentando que el regalo que este le hace (la escritura) terminará perjudicando la memoria.

  • 9. marlaw  |  14 noviembre 2014 en 5:14

    Son las cinco de la madrugada, y desde hace un rato que estoy escuchando cantar (piar) a un pájaro que debe estar en el palo borracho, que tengo en el fondo. Este sobre un mismo tema que utiliza como leit motiv se está mandando unas improvisaciones que a Coleman Hawkins lo dejarian hecho un poroto. Amo a los pájaros.

  • 10. Marcelo Grynberg  |  14 noviembre 2014 en 8:54

    Gracias Santiago por sus observaciones.
    Una palabra mas sobre Ulises, el se\~nor terrateniente. Me parece que la saga no tiene en cuenta o no valora lo suficiente el esfuerzo y la ayuda de sus compa\~neros, todos muertos durante el viaje de regreso. Como sugiere Adorno (si no recuerdo mal), ya vemos aqui las injusticias que plantea la division del trabajo desde la salida de la prehistoria.

    Saludos

  • 11. Marcelo Grynberg  |  15 noviembre 2014 en 7:11

    Va de vuelta porque no salio.

    Santiago: Gracias por sus observaciones.
    Solo queria agregar algo mas sobre Ulises, el patron, el se\~nor terrateniente. Tal vez la Odisea no aprecie o no valore lo suficiente la ayuda de sus compa\~neros, todos enviados al Hades durante viaje de regreso. Siguiendo a Adorno, ya pueden verse aqui las injusticias creadas por la division del trabajo desde la salida de la prehistoria.

    Saludos

  • 12. roberto nadaud  |  7 diciembre 2014 en 16:08

    es la división de los destinos : a unos heroes a otros comparsas.
    Adorno en California, Benjamín en Portbou : y miles de nombres que nadie recuerda fagocitados por el Cíclope de la noche y la niebla.

  • 13. roberto nadaud  |  7 diciembre 2014 en 16:12

    los comentarios marxistas sobre la antiqueté son en extremo pintorescos

  • 14. Marcelo Grynberg  |  9 diciembre 2014 en 12:08

    Hay que “peinar la historia a contrapelo” (Benjamin).
    No lo veo como algo pintoresco sino necesario para entender un poco mas.


Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
federicomiguelquinte… en Bitácora 72

Calendario

noviembre 2014
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

A %d blogueros les gusta esto: