LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 18

29 octubre 2014 at 8:49 4 comentarios

No hay recetas, y menos metodologías de la investigación, taller de escritura ensayística o propedéuticas a la buena lectura, que eviten el trabajo personal. Estar solo durante horas y todos los días es la vida del eremita filósofo. Leyendo, siempre leyendo.

La lucha contra el fantasma de la jerga y contra los mayordomos a cargo de implementarla, no debe hacernos creer que el lenguaje ordinario es el recuento de los lugares comunes. No me refiero sólo al recurso del sentido común de doña Rosa y don Ramón, sino el que intenta elevarse con la mención de figuras consagradas del panteón cultural. El snobismo académico es letal, no menos que la burocracia y el papeleo administrativo. Ambos conforman el lenguaje universitario.

Estudiar un texto de filosofía es una tarea de desciframiento. Los filósofos no escriben como hablan. Elaboran su propio lenguaje. Piensan de un modo sistemático. Es cierto que los estilos en filosofía son múltiples y su escritura tiene variantes. Pero hay un intento de ordenamiento del pensamiento, se exige la exposición de cadenas argumentativas, un esfuerzo de coherencia o de caoerrancia – los modos de inteligibilidad son más de uno – y la presentación de un mundo ideativo a contracorriente del mundo habitual.

Una de las formas de resistir a la jerga es justamente leer a los filósofos y descifrarlos. Ponderar casi de manera tactil la fuerza de su pensamiento. Llegar hasta su vitamina. No dejo de recomendar que cada mañana antes de ir a trabajar, una dosis de veinte minutos de una lectura de párrafos de “La crítica de la razón práctica” y de “La genealogía de la moral”. Vale tanto como un `workout´ o unas grageas de aloe vera con total magnesiano. Templa la mente, agiliza las sinapsis.

Todos los filósofos clásicos que han conformado la médula espinal de la historia del pensamiento son originales. Todos dicen algo nuevo. Han debido atravesar la angustia de la influencia, como dice de los poetas Harold Bloom, y debieron soportar la presión del pensamiento conforme y de los mecanismos de censura.

Sobre ellos, de Platón a Nietzsche, se apoyan los filósofos del siglo XX y XXI. Quizás sea cierto, finalmente, la afirmación de Heidegger de que con Nietzsche la metafísica ha realizado su último pliegue. Con el anuncio de la era del nihilismo no sólo la ética pierde su absoluto para hacerse política, es decir, descender al ágora y someterse al escrutinio público, siempre contingente, sino también la metafísica.

Nietzsche heredero de Kant: de las ilusiones de la razón, a una razón sin ilusiones.

En lugar de mimar la lengua teórica con jergas, el fortalecimiento que proporcionan nutrientes filosóficos templa la mente. Le escuché decir una vez a Alejandro Rozitchner – otro miembro del colectivo filosófico de los ochenta – que la filosofía era el “heavy metal del pensamiento”, definición que ahorra mayores explicaciones. O quizás no las ahorre, en especial para los desconfiados o para los no interesados en estos problemas.

Para quienes sí conservan un interés por estas tribulaciones trataré de decir algo al respecto. En Grecia, con la filosofía nace la escritura filosófica. El diálogo y el tratado han  sido sus dos modos de composición iniciales. Las sentencias y los poemarios de los presocráticos corresponden a un estadío desde mi punto de vista no sólo presocrático sino prefilosófico.

La filosofía nace con la preocupación por constituir un lenguaje verdadero para que la ciudad sea justa y el hombre sea sabio. Este propósito tiene algo de ridículo por su aire anacrónico y por su idealismo infantil. Pero sucede que si alteramos un poco los términos y decimos que la meta de la filosofía es contribuir a la democratización de las sociedades, a que haya mayor justicia y a que los hombres tengan una mejor calidad de vida, la audiencia recibe la buena nueva con satisfacción, aplaude, y compra la entrada. El conferencista puede seguir peregrinando tranquilo al ritmo de nuevas invitaciones.

Por lo que aquella antiquísima idea no deja de tener su valor de uso y hasta valor de cambio, a pesar de los veinticinco siglos transcurridos.

El diálogo, el tratado, las sumas, los sistemas, son el hardware de la filosofía, y los aforismos, las escenas dramáticas ( Amo y esclavo, las esclavos en la caverna, el paseo de Zaratustra, el Banquete, los diálogos), los fabularios y los poemas, son el software del genero.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA FILOSOFÍA ESTÁ DE MODA LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 19

4 comentarios

  • 1. magu  |  29 octubre 2014 en 12:17

    DON ABRAHAM
    Entonces hay una diferencia sustancial con el pensamiento oriental, si es que hay uno solo, porque está el pensamiento árabe fatalista, determinista . Está el chino conformista (aceptar el destino), la ingenuidad sabia de los derviches. Pero quizás la metolodología occidental filosófica investigó de otro modo, al modo de los teoremas matemáticos, queriendo comprobar cosas de una parte de la realidad. Con escritos, refutando o apoyándose en otros anteriores o coetáneos . Oriente se conforma y acepta y occidente (al menos en lo discursivo) cuestiona, se rebela, no acepta los designios bíblicos escritos, las sentencias sociales, por eso es una búsqueda larga, (a veces diplomática y otras con peligros de suicidas). En mi caso particular (que no es gran cosa) cuando terminé la carrera me anoté en una escuela de post grado para seguir estudiando, haciendo cursos, y si bien el clima de libertad y democracia de los ochenta (mediados) era algo inigualable, las escuelas psicológicas (las distintas escuelas psicoanalíticas como APA, CIMP, etc, y en general en cualquier línea, las pedagógica, terapias breves, etc) eran como templos ortodoxos, severas, super jergísticas, implacables (uno debía rendir culto a esos autores, a esos términos) si uno no entraba en alguna era clasificado como un chanta, como un inculto. Para mí, hubo una arrogancia en cada una por postular su saber, que hacía a muchos dudar de su carrera ¡si no pertenezco a ninguna de estas escuelas, de estas corrientes y no estoy en ninguno de estos grupos ¿seré competente, serviré, podré seguir formándome, aprenderé? Era como seguir un servicio militar. Sé de compañeras que entraron en Hospitales y debían seguir la línea del supervisor. Cuando entré en minoridad me dijeron (las empleadas, jaja, no las jefas) acá somos SISTÉMICOS asi que ponete a estudiar eso. Me pregunto si uno puede tomarse la libertad, luego de egresar, de vagar mentalmetne un tiempo, sin instrucción supervisada y fija, hasta que encuentre su camino vocacional acertado

  • 2. roberto marcos nadaud le bihan  |  29 octubre 2014 en 17:28

    una frase : conócete a tí mismo.
    una palabra : in-tensión

    castor y polux, los Dioscuros siempre han velado por los navegantes : y allá vamos.

  • 3. diana monnier  |  29 octubre 2014 en 20:20

    Yo veo que los graduados en Filosofía, se ven obligados a encontrar su propio camino solos, ya que nuestras Universidades, no se ocupan de sus egresados, y en caso, de que alguna vez lo hagan, para eso deberían seguir siendo estudiantes por muchos años más. Sin embargo al finalizar la carrera de Filosofía, el egresado universitario, tiene un nuevo mundo dentro de él, para decodificar, reordenar, seleccionar, interpretar y adaptarse a la nueva situación, su perfeccionamiento y superación comienzan en ese momento, quizás sus mas serias observaciones se plantean y hay una selección de grandes filósofos, esperándolo para deleitarse en la lectura con ellos. Ademas, fuera de los claustros universitarios, hay otro mundo bien real, materialista y competitivo, algo ya iniciado sin él y dispuesto a ignorarlo por largo tiempo y en cuanto sea posible, intentará destruirlo, para probar sus facultades de resistencia intelectual y sus habilidades de supervivencia.Pienso que debe vivir la filosofía, de ese modo, que usted dice Profesor, horas de lectura, constante trabajo y en mayor o menor medida, debe escribir sus descubrimientos, sus ideas y sus pensamientos , cuando adquieren claridad. Y deberá preservarse en su totalidad (mente cuerpo espiritu).              

  • 4. roberto marcos nadaud le bihan  |  30 octubre 2014 en 7:14

    “fuera de los claustros” algunos han observado, adentro del edificio personajes Dickens : JTP reactivos, Titulares arribistas, Adjuntos al asecho, ordenanzas vigilantes, bibliotecarios haraganes, centros de estudiantes crónicos, aspirantes a Crónidas : el Arca de Babel rumbo al futuro.
    “a lfinalizar su carrera” : si extra-curricular ha tomado lecciones de truco, hagiografía tanguera y trabajo de campo como Arbolito : entonces si, cuando reciba el pergamino será salvo.


Categorías

Comentarios recientes

andrea en DENUNCIA POR USURPACIÓN DE…
Aldo en Bitácora 74
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: