LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 13

24 octubre 2014 at 7:18 15 comentarios

Me permito esos recuerdos que son parte de la enseñanza de la filosofía impartida del único modo en que la veía productiva y merecedora de nuestras energías intelectuales.

Si mis imágenes de la secundaria ni siquiera reciben la piedad sepia que el tiempo regala gratuitamente, si esos pocos días del mayo 68 en París fueron bien movidos y curiosos, nada se compara con el ímpetu de una universidad que recién rompía los candados de la dictadura, y a la que ingresé como si hubiera sido una bestia atada durante años que le sueltan la soga y arremete hasta el último aliento.

Muchos de mis colegas se reían con aire sobrador cuando ante citas y referencias de la historia de la filosofía, yo decía con soltura y buen humor que no sabían de qué hablaban. No era del todo un snobismo sorboniano pedante, sino una confesión de partes. Jamás había estudiado la historia de la filosofía de Platón a Heidegger. Yo había estudiado Sartre, Althusser, Foucault y Deleuze. Además de Gombrowicz. Y ellos me habían enseñando en pocos cursos y muchos libros a entender a la filosofía. Fueron ellos que me presentaron a Platón, Séneca, san Agustín, Descartes, Spinoza, Hume, Russeau, Kant, Hegel, Marx y Nietzsche.

A estos clásicos los había leído a través de ellos, con el complemento de los autores que me presentaban en sus libros por los que conocí a Vernant, Veyne, Peter Brown o Philippe Ariès.

No tenía cultura universitaria, no había hecho las ramas de la filosofía, ni ética, ni metafísica, ni lógica no hablar; los únicos que me enseñaron algo de historia de la filosofía habían sido Chatêlet, Macherey y Badiou, y en mínimas dosis.

Pero tenía mi modo, mi tono, mis palabras, que fui recogiendo durante quince años de encuentros y extravíos. Por eso vuelvo a la enseñanza.

Pensar es buscar un obstáculo. No se lo encuentra sino se lo busca. No es sólo una dificultad o un malestar sino una gradual construcción.

Daré un ejemplo actual. En estos momentos y hace ya un tiempo, me interesa un problema. Lo llamo problema porque según los eruditos es una palabra griega. Signfica obstáculo, o, roca, la que los navegantes griegos debían rodear para acercarse a puertos seguros.

Por eso, además, la materia inaugural del CBC se llamaba Problemas Filosóficos, dejando de lado todos los apelativos referidos a las Introducciones.

Mi problema filosófico en estos días tiene que ver con la entidad Occidente. ¿Existe la civilización occidental? ¿Qué características tiene? ¿Puede convertirse en un problema filosófico? ¿Quiénes son los que se ocupan del tema y cómo?

Antecedentes de esta inquietud. La presencia China en el mundo. El desplazamiento del eje del poder hacia el Oriente. La revolución capitalista china que lidera el proceso de globalización. El estancamiento político y económico de la Unión Europea. La crisis de la democracia representativa y de los valores ilustrados que la sostenían. La sorpresa de un presidente negro en los EE.UU, y la nueva clientela latina en este país. Su mestizaje.

Por primera vez en cinco siglos de la historia del capitalismo, la raza blanca está en retroceso después de haber colonizado Asia, América latina, África y Oceanía.

La presencia asiática remite a otras tradiciones. Pensadores de esta orilla ponen en crisis evidencias muy antiguas. Eugenio Trías, lector devoto de Nietzsche,  se pregunta por qué los griegos han sido considerados el fundamento de nuestra civilización. Pretende cuestionar esta evidencia. La remite a una imposición del idealismo alemán que ha sellado con lacre un cúmulo de preguntas que hay que volver a plantear. Se inclina por la espiritualidad islámica y la cultura sufí, por el lenguaje de los símbolos.

Filósofos formados en las instituciones más prestigiosas, de cuna marxista althusseriana, rigurosos en el orden de los conceptos, han virado su enfoque hacia espiritualismos religiosos. Christian Jambet recupera las enseñanzas de Henry Corbin sobre  la imaginación creadora. Benny Lévy, maoísta confidente de Sartre, y también formado en las más duras de las epistemologías de los setenta, se instala en Jerusalem, y se especializa vía Levinas, en la cultura rabínica.

François Julien, otro egresado de la École Normale Supérieure, es hoy uno de los sinólogos más reconocidos en lengua francesa. Lleva a cabo estudios comparativos sobre la filosofía griega y la sabiduría china.

Leo que en los cursos de Foucault desde fines de los setenta, la reiteración de la palabra “Occidente”, y me pregunto, si encuentra en el cristianismo un rasgo que distinga esa área civilizatoria.

En Peter Sloterdijk encontraré textos en los que el filósofo alemán incorpora a sus centros de interés temas de la filosofía hindú como las enseñanzas de Osho.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 12 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 14

15 comentarios

  • 1. MaCristina  |  24 octubre 2014 en 10:33

    Hubo una predicción, “la raza amarilla dominará el mundo” Por otro lado, en lugar de lamentarnos por los que no quieren estudiar, deberíamos tomar el ejemplo del cuento “Pinocho”. El podía ir a la escuela, pero prefirió el circo y la moneda fácil. Claro que se encontró con la ballena. Si esto se actualizara tendría que esperar su ballena cada uno de los que reniegan del estudio y prefieren la vida fácil. Ah, pero que no fuera la ballena argentina! A esa seguramente se la compraría con algunos bagres.

  • 2. Marcelo Grynberg  |  24 octubre 2014 en 10:40

    Otras lecturas relevantes a la tematica del problema que menciona, son los tres tomos de “Ensayos sobre sociologia de la religion” de Max Weber (editados en espa\~nol por Taurus a fines de los 80). Agregar tambien “La etica protestante y el espiritu del capitalismo.”

  • 3. magu  |  24 octubre 2014 en 11:57

    Y si en la Edad Media tradujeron, estudiaron e interpretaron a textos griegos y no chinos, la cuna es grecolatina (y cristiana a posteriori) por la fuerza, por persuasión, por intereses creados o lo que fuera. Pero los monjes peregrinantes traían (como los navegantes) papiros de todos lados. El libro de Kells tiene paisajes que parecen tropicales, orientales, o africanos y colores muy cálidos (amarillos, verdes, naranjas) y no usaban el azul. Dicen que actualmente en China se están estudiando las similitudes entre Nicolás de Cusa y Confucio (o Eriugena), los pensamientos similares pueden ser también por sincronía cósmica, astrológica, (no recuerdo si de Confucio o de Lao Tse, lo contaban en las conferencias sobre filosofía en la época carolingia)

  • 4. magu  |  24 octubre 2014 en 12:05

    no, iba acá, digo, que OSHO tiene influencia de Nietzsche (hasta ud lo puso) es tan occidental como Fredy Mercury, y Krishnamurti (bochado en Oxford pero igual se preparó), y Gandhi ya tiene formación académica occidental, uf y los chinos son más occidetnales que nosotros (en música y en pianos nos superaron, digo a los occidentales).

  • 5. Edson  |  24 octubre 2014 en 12:53

    Intentar comprender nuestro mundo, en nuestra época. Supongo que será una tarea compleja, desde ya, estimulante, urgente. Sembrada de dificultades como las que se me ocurren de entrada: ¿cómo captar el presente, es decir, lo que se intenta comprender, que es inédito, con categorías previas? Quiero decir: es un desafío lograr no encorsetar el presente con lo ya conocido.
    También supongo que eso hará necesario huir de las generalizaciones, tan caras a la filosofía.

    Por otra parte, entiendo que las nociones Oriente/Occidente se han relativizado bastante desde el punto de vista de la globalización. China e India siguiendo, a su manera, el camino trazado por el Japón, se han desarrollado y han conquistado mercados muy importantes (sobre todo la primera, claro está), pero con las herramientas “occidentales” como lo son las del capitalismo.

    Para terminar, el “descubrimiento” del Oriente de la intelectualidad occidental no es nada nuevo, lo sabemos. El “viaje a Oriente”, el descubrimiento de lo Otro, desde Hermann Hesse al hippismo con Kerouac y sus vagabundos del Dharma siempre ha sido una alternativa de fuga de los resultados deshumanizantes del capitalismo. Quiero decir, por este camino, hasta China, India y el Japón tendrán que volver a descubrir el Oriente. ¿O será que el Oriente se ha perdido para siempre? ¿quedará como materia para eruditos y arqueólogos? ¿se puede vivir simultáneamente el Oriente y el capitalismo? Parecen repelerse indefectiblemente.

    Estupenda decisión para una investigación. Ojalá que podamos ir viendo los resultados.

  • 6. rodolfo lópez  |  24 octubre 2014 en 13:37

    Leí -y releí- las 13 Enseñanzas de la Filosofía, tuve la sensación de estar participando de una hermosa fiesta ajena. Fiesta divertida, inteligente, grandiosa, nutritiva, creadora. Inolvidable.
    De hablar sería Peter Seller triste.

    Pero existíamos, antes, durante, después de esa dictadura.

    Entre el ´73 y el ´76, por ejemplo, trabajé de saco y corbata como corredor de una fábrica de colchones (los vendía a comerciantes); del ´76 al ´80 de una de muebles cromados (¿se acuerdan?), y del ´82 al ´84 fui “corredor libre” -sin corbata- de pequeños fabricantes de distintos tipos de muebles. Con algunos compartíamos un alto en el taller con mate, factura, lo que hubiese, entre bromas de amigos. Nos unía una nueva, equitativa, asombrosa complementación.
    En el ´85 -en democracia- puse mi propio negocio que no hubiese logrado sin el entrenamiento previo de la calle, aún con falcon verdes.

    Interesa repasar la textura y el relieve de aquellos años de negro fondo, contiguos a la esperanza que alumbró el ´83.
    (Magú, gracias por Amapola).

    .

  • 7. philo  |  24 octubre 2014 en 18:10

    Occidente, todo un tema! Me va a gustar leer su trabajo.

    Cuando pienso (no se pienso o divago) trato de ir al embrión, es en este que esta lo que luego con pequeñas variantes será lo que devenga.

    Me parece que el mundo occidental estuvo marcado por el P o -P de los griegos. Hoy puesto en jaque por la física cuántica. Y que en oriente parece no considerarse.

    Por otra parte creo que Oriente de alguna forma se colo en Occidente allá por el 1300 cuando tuvo que aceptar (no sin resistencias) su sistema de numeración, que era funcional al capitalismo incipiente

    Pero aceptar el nuevo sistema numérico no fue fácil aceptar el número cero (0) un número que representa la nada, concepto que forma parte de las creencias de la India, pero no de las occidentales fue todo un acontecimiento.

    y bueno profe si hace 700 años dimos entrada a Oriente contradiciendo nuestras creencias para en un primer momento optimizar los beneficios . ¿Que nos puede deparar el futuro? ..no se…pero por distintos flancos el P o -P corre riesgo de muerte, pero la muerte es necesaria da lugar a lo nuevo y tal vez no sea más monstruoso que lo que hasta ahora tuvimos.

    Cuando en una reunión de amigos, cerveza de por medio, emito un pensamiento como este, primero se quedan pasmados y luego me preguntan: que te fumaste en la previa? así se empieza a pensar, delirando entre papa frita y papa frita.

  • 8. marlaw  |  25 octubre 2014 en 9:30

    En su libro: Asalto a la Modernidad, Juan José Sebrelli, con una prosa un tanto desordenada, que no se ajusta al canon académico, intenta decir desde su punto de vista, muchas de las cosas que se ventilan en este foro.
    Magu: No creo que los chinos hayan logrado todavía, construir un piano como el Steinway o un violin como el Stradivarius.

  • 9. rodolfo lópez  |  25 octubre 2014 en 12:40

    Pude agregar sobre la fiesta ajena: “…por eso es que bailan…es que están de fiesta… los cosos de al lau!” Chan chán.

    Sobre la vida cotidiana -argentina- entre 1976 y 1982, de la que nadie habla, tema tabú, borde peligroso como los que el profesor invita a transitar: intuyo allí claves significativas y reveladoras de la identidad nacional. No tendrían que ver con oriente o con occidente, con las religiones, con el cero, con la nada, con la Fe. Serían la cara oculta -la fea que duele reconocer (de nosotros)-, que sólo es aludida con estereotipos trillados, temerosos, correctos, formales; que políticos ventajeros y muchos filósofos (no incluyo a Abraham) ignoran olímpicamente (al fin siempre Grecia)

    Un rostro… dos caras.

  • 10. roberto marcos nadaud le bihan  |  25 octubre 2014 en 18:25

    “pensadores de esta orilla” el ¨tema´ occidente está como esos trenes de la India : se amontonan las monografías, las tesis se desbarrancan por los techos de los vagones, y los depósitos de las editoriales descarrilan y envían el enésimo ensayo sobre xyz a mesones de ofertas o al reciclaje : como pensar en una Beca, un Posgrado, unos viatico para un Congreso en donde siempre con los temas de siempre : se llenaron los casilleros : bueno, queda el tablero del lejano Hic Sunt Leones : Canetti estuvo más de treinta años para su Masa y Poder : bueno pero no hay que exagerar : está bien que P. Kennedy nos deje más de1.300 libros de bibliografía para introducirnos en la historia contemporanea, pero así son los británicos : bueno, en todo caso, después de surcar la Ruta de la Seda, nuestro intelectuel, ya vestido de mandarín incluirá en la presentación un paquete de incienso : sin duda un personaje para el autor de Bouvard.

  • 11. Aldo  |  25 octubre 2014 en 18:42

    Osho y tantos otros nitzcheanos son unos ” impresentables ” , vagos hasta el ridiculo
    La discucion del ” dios ha muerto ” la llevan al cuerpo , a la angustia del sujeto ,. cuando Nietzche dice esa famosa frase esta diciendo que ya no es valida en las discuciones , en nuestra retorica politica filsofica pero eso no siignifica que dios no exista o que se yo
    Pero estos personajes lo llevan al ámbito vivencia-existecnial , una locura , son unos pelagatos del pensamiento lisa y llanamente

  • 12. magu  |  25 octubre 2014 en 19:05

    Perdón Don Abraham: derecho a réplica. MARLAW, jaja pero dominan el mercado (en el ex López Buchardo todos los nuevos pianos son yamaha, los antiguos, por supuesto, de la Antigua Casa Nuñez, de Ricordi, etc pero son los viejitos que aún quedan) Rodolfo qué valiosos recuerdos

  • 13. Alejandro A.  |  27 octubre 2014 en 23:14

    Quizás no he entendido muy bien la parábola de Magu: hay un oriental que es tan occidental como Freddy Mercury? igual que todos los orientales estudiados en Oxford etc. etc.
    Pero Freddy es un auténtico oriental de religión Parsí nacido en Zanzíbar de padres provenientes de Bombay cuya tradición religiosa a su vez, viene de Persia…los zoroástricos…entonces los otros tres son auténticos?
    Cuando se conoce la maravillosa ciudad de Bombay se visita obligadamente el monte donde los parsís, miembros de las familias mas acaudaladas de India, -como los Tata- dejan los cadáveres de sus muertos para ser devorados por los mirlos…
    Já! y el tipo le canta canciones a la reina de Inglaterra!!!

  • 14. magu  |  28 octubre 2014 en 8:48

    ALEJANDRO, entonces me entendiste

  • 15. silvia  |  2 noviembre 2014 en 11:04

    Tambien se está mirando hacia las tradiciones de los pueblos originarios de America. Será porque ellos han tenido entrenamiento en la resistencia al sistema impuesto? Podrían enseñarnos algo. La “Civilizacion Occidental” les paso por arriba. Sin embargo persisten hoy dia sus tradiciones a pesar de los obstaculos. Quizás!


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: