LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 12

23 octubre 2014 at 6:32 8 comentarios

Estudio y alegría. No olvidar el instante aunque no sea más que mítico del día en que elegimos un camino, una novela familiar que nos retrotrae al momento inaugural de la decisión que hizo que comenzáramos la carrera de filosofía; mi insistencia en no perder el sabor de aquel acto era el eje de la enseñanza de la filosofìa y de nuestra formación.

A esto le sumaba otra condición para constituir el colectivo filosófico: la tensión y la diversidad. Unas cuarenta personas en un crisol de ideologías, creencias, trayectorias, formas de vida, modos de expresión. Un aquelarre docente.

Parte de la alegría filosófica era esta diversidad multicolor.

Así como el café filosófico o el grupo de estudio son simuladores de práctica filosófica, efectos nefastos aún mayores lo constituyen los conjuntos de afinidades ideológicas. No hay mayor esterilizador mental que las semejanzas ideológicas. Los sujetos que se reúnen para reforzar creencias, para inflar utopías, para congraciarse en el reconocimiento, no sólo secan el cerebro, sino que también son fabricantes de odios.

Necesitan de la exclusión, viven de chivos emisarios, buscan víctimas para justificar su rencor, parasitan recuerdos, levantan ídolos, repiten consignas, son de lo peor en cuanto a todo proyecto filosófico vital.

Son adormecedores de pensamiento y cazadores de brujas. Odian la risa.

El sentido del humor nada tiene que ver con la diversión sino con la inteligencia, y la inteligencia es indisociable de la curiosidad, y la curiosidad no sólo tiene que ver con la atracción por lo desconocido, sino por la necesidad de desconocerse.

En el colectivo de filosofía que se reunía en la década del ochenta para estudiar y dictar clases en la Facultad de Psicología, en la Facultad de Arquitectura, en el CBC, en la materia Introducción al Pensamiento Científico, en los cursos y seminarios del Colegio Argentino de Filosofía, había un clima de fiesta. Nos divertíamos. Dos veces por año, al menos, hacíamos una megafiesta al compás de la mejor música popular, teniendo como himno “Timidez” de Emanuel Ortega. Tuvimos elogios apreciados por nuestro nivel discográfico de Federico Moura, solista de Virus – el grupo musical pop más talentoso de la época- .  Cada lunes después de la reunión de cátedra, irrumpíamos como un malón de al menos veinte comensales, a comer a Cuchillo y Tenedor, de la calle Montevideo entre Corrientes y Sarmiento.

Este clima aceitaba el desparpajo con el que acometíamos nuestras reuniones en las que discutíamos con volumen creciente los libros de Foucault, Deleuze, Detiènne, Colli, a los sofistas atenienses, la retórica según Perelman, las ideas de verdad, poder y simulacro, etc.

Fue la época en que profesor de filosofía en la cárcel de Devoto, incorporé las monografías de los presos a nuestra bibliografía en medio de reacciones negativas de algunos que nada querían saber con esas avanzadas alfonsinistas.

Comparábamos la defensa en el juicio a los comandantes del Almirante Massera con las posiciones de Protágoras y de Nietzsche respecto de las relaciones entre victoria y verdad, y manteníamos la tensión entre nosotros.

No compartíamos ideologías ni posiciones políticas, pero la fecundidad y la intensidad del espacio que construíamos barría con todo tipo de mecanismos de defensa y de mezquindades doctrinarias. Más la picaresca increíble de varios de nosotros.

Creo que eso es lo que se llama talento. Lo derrochaban Alejandro Rússovich con su Gombrowicz, del que fue amigo y discípulo. Gustavo Mallea con Nietzsche y Heidegger. Edgardo Chibán con sus conocimientos de la estética en Deleuze y Foucault. Alicia Páez y su rigor en los análisis de filosofía del lenguaje. Hebe Uhart y sus intervenciones breves y audaces inspiradas en el estilo de Hume. Carlos Correas y su formación “dark” a partir de Kierkegaard, Kafka, Sartre, Roberto Arlt. Y cada uno ocupaba el espacio que quería para expresar sus opiniones y preferencias filosóficas, de Ricardo Foster a Enrique Marí, Oscar Terán. Horacio González, Jorge Telerman, Samuel Cabanchik, Miguel Wiñaski, Néstor Perlongher y muchos otros no tan publicitados que participaron de un espacio exigente y celebratorio a la vez. El joven Christian Ferrer asomaba con su impronta anarquista y Zaffaroni, Moreno Ocampo, Savater, Laiseca, eran algunos de los que venían a discutir con nosotros.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 11 LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA 13

8 comentarios

  • 1. roberto marcos nadaud le bihan  |  23 octubre 2014 en 7:17

    así entonces, vivir no es transcurrir.
    con los años no recuerdo títulos o actores, quizá Courtnay : Cánada, un sacerdote llega al bosque, a los ríos, a la senda de los salmones.
    el viaje.

  • 2. philo  |  23 octubre 2014 en 7:42

    Me encanto desde “No hay mayor esterilizador mental… pasando por …el sentido del humor…. y finalizando… en necesidad de desconocerse”

    Cuando leo sus escritos encuentro algunos de mis pensamientos transpuestos con elegancia a la palabra escrita.

    Muy buenos los 12!

  • 3. magu  |  23 octubre 2014 en 10:25

    que se repitan esas fiestas (para los jóvenes) ¡ esa músicaa¡ (virus, obvio), esa gente, y esos programas de estudio (y ese clima de alegria y amistad tan necesarios), todo el mundo habrá visto por tv, sobre la vida de josephine baker (parecida a billy holliday pero mucho más grande) que cuando llegó a paris era una chica desprejuiciada, y a la vanguardia, y a los sesenta se cruzó para la vereda del conservadorismo y apoyó con todo su corazón y seriedad a DE GAULLE en el 68, la gente puede cambiar mucho con los años, su adhesión ideológica, su postura, o jaja quizás solo lo hace por la artrosis y su jubilación (eso nos hace cambiar tal vez), Merito de la izquierda argentina es que jamás cambian de partido ni se alian con nadie, son los mismos y poquitos, y a veces van a marchas con gente de derecha protestando por lo mismo, eso es bueno

  • 4. roberto marcos nadaud le bihan  |  23 octubre 2014 en 12:50

    Fiesta: las culturas agrarias creían al sol inmovil, sol sistere , solsticio: quemaban rastrojos para calentarlo y el humo purificador antes, las risas ahora : la cosecha de las palabras, los frutos de la amistad : labriegos despues de siglos y de la revolución industrial aquí, en el Sur,hombres y mujeres sabiendo a qué asirse.

  • 5. Alejandro A.  |  23 octubre 2014 en 16:13

    Ser desprejuiciado a los veinte no está nada mal y además resulta muy útil y divertido. Cuando empieza a costar subirse arriba de los bafles comienza el sentido del ridiculo. Tampoco está mal cruzarse a la vereda del conservadorismo a los sesenta, pero quizás lo que pasó es que ella en realidad no cambió nada y se quedó con el De Gaulle héroe de la liberación. Muchos creemos pensar cuando en realidad estamos añorando. En esas marchas de la izquierda Argentina y en algunas consignas y declaraciones se nota que no han cambiado nunca. Algún día tomarán la decisión de ganar elecciones en vez de divertirse asustando señoras. En el párrafo dedicado a los grupos de afinidades filosóficas, el profesor hecha un par de definiciones sobre el tema…

  • 6. roberto marcos nadaud le bihan  |  24 octubre 2014 en 8:59

    “ella no cambió nada” tiene razón Alejandro, y en ese quietismo de Gaulle no está solo : De Gasperi, Adenauer, R. Schuman, J. Monet : tampoco hicieron nada : Comunidad Europea del Carbón y el Acero, Comunidad Económica Europea, la Unión Europea con un Tribunal de Justicia entre otros, y la lista de Instituciones sigue.
    los del Mayo Francés tenían varias oficinas donde recalar luego del verano de nuestro descontento.
    pero claro, la Europa de las cenizas en 1945 al bienestar en 1968 fue obra de…..
    no se pierdan la respuesta.

  • 7. MaCristina  |  24 octubre 2014 en 9:15

    No se preocupe, Alejandro, las señoras vamos a tomar las riendas de nuestras decisiones, si logramos ser más tendremos un mejor país.

  • 8. Sergio R.  |  25 octubre 2014 en 9:25

    Idem opinión que philo en el post 2.
    Excelente.


Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
marlaw en Bitácora 75
Marcelo Grynberg en Bitácora 75
federicomiguelquinte… en Bitácora 72

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: