ONDA CORTA 24: El Mundial por Radio por Ana María (AM)

24 julio 2014 at 9:21 8 comentarios

El Mundial por la Radio

 

El mundial está terminando en la radio. Esperé hasta los últimos coletazos antes de sentarme a hacer mi resumen de cómo la AM había tratado el evento futbolístico. No ha sido fácil. Oyentes, periodistas, locutoras y relatores fueron todos poseídos por el sesgo retrospectivo. Cuando yo creía haber entendido lo que querían decir o lo que estaba pasando, empezaba a pasar todo lo contrario.

Según los psicólogos, el sesgo retrospectivo es un fenómeno que sucede cuando, sabiendo lo que ha ocurrido, tendemos a modificar el recuerdo de nuestra opinión previa a que ocurrieran los hechos en favor del resultado final. Es el famoso: “Ya lo decía yo”. Tendemos a olvidar cuando nos equivocamos y a recordar lo que acertamos, de forma inconsciente.

Inconscientemente Messi era español, pecho frío, no cantaba el himno, no sentía la camiseta y noventa minutos después era el mejor del mundo. Lavezzi era uno más de los de convocados por Sabella hasta que se sacó la camiseta y las mujeres compusieron gran variedad de piropos como el más albañil de los albañiles. Los uruguayos eran caníbales y eran nuestros hermanos, los alemanes eran unas máquinas de hacer goles y pero también eran unos nazis. Los brasileños, nuestros vecinos queridos, festejaron cuando perdíamos, Dilma celebró con Merkel después de que nosotros, con tanta educación, habíamos ido a su país a cantar canciones inocentes y a bailar con una columna vertebral rota de plástico en homenaje a Neymar.

Víctor Hugo dejó vacante el lugar más peligroso de la radio, el del relator artista y el síndrome “barrilete cósmico” empezó a afectar a todos sus colegas. El caso más grave lo acusó Fantino.
El objetivo de Alejandro fue ser el poeta popular de este mundial. Ya sabemos los que lo conocemos que este conductor hace apología de ser pueblerino. Él quiere ser como sus oyentes, quiere ser un amigo. Insiste hasta el hartazgo con que es un pibe del Interior, como si esto fuera sinónimo de calidad. Él está orgulloso de ser santafesino y cree que con eso alcanza. El mundial le sumó también el orgullo de ser argentino y contagió a todos sus oyentes. Estar orgulloso de algo que no se eligió ni se trabajó para tener es, como mínimo, curioso. ¿Podrían Alejandro o Cristian de Munro elegir entre ser argentinos o suecos? No.

Natalia Ginzburg, en su ensayo Razones de orgullo, lo explica mucho mejor: “Es erróneo descubrir  motivos de orgullo o motivos de humillación en el propio nacimiento u origen o en la propia condición humana. La actitud correcta es sentir una absoluta indiferencia ante la propia condición humana. Una de las cosas que hoy más envenenan el mundo es la retórica construida sobre simples condiciones humanas”.

Pero si hay algo que ni Alejandro ni Cristian de Munro ni Alicia de Paternal ni el argentino oyente se permiten, es la indiferencia. El dicho popular de matar con la indiferencia se lo toma muy a pecho el radioescucha argentino y la forma que tiene de acompañar a su locutor de turno es opinando sobre todos los temas: “No hay que pagarles a los fondos buitres”; “Griesa gorila”; “Lavezzi, estás más fuerte que televisor de geriátrico”; “¡Los israelitas se tienen que volver a su país!”.

Volviendo al poeta santafesino, por suerte el Negro Oro no quedó indiferente ante la magia de las metáforas de su compañero de radio (La Red, am 910) y, curioso como es el Negrito, lo entrevistó para que compartiera con todos su método de trabajo.

Alejandro contó que se prepara mucho estudiando los paradigmas de cada país. Tenía preparados chistes de Obama (sobre negros, claro), por si nos tocaba enfrentar a Estados Unidos. Una pena que no sucediera. Pero esta charla fue antes de que nuestra selección se enfrentara con Bélgica y el grupo de periodistas y locutoras que integran la mesa de “Dos de oro” colaboraron con la preparación del partido.

Ante la pregunta de cuáles eran los paradigmas —y disculpen que repita esta palabra, pero Alejandro hizo lo propio— que representaban a los belgas, la primera respuesta del brainstorming radial fue: “Son todos putos”. Ya hilando más fino, alguien agregó que este pueblo europeo había creado a los Pitufos. Ni lerdo ni perezoso, Fantino empezó a crear: “Nosotros nos empernamos a la Pitufina”. “Son unos pelotudos”, aportó alguien más. Oro, viajado como es, contó que el símbolo de Bruselas es el Manneken Pis, pronunciado como se le decía hace algunos años a Teresa Calandra o a Tini de Bucourt y no /mɑnəke ˈpɪs/, como los belgas definen a la famosa escultura del niño que mea. “Es un pendejo de pija corta meando”, desasnó González Oro a sus compañeros de trabajo. “Nooooooooo, noooooooo na te la puedo creer, tienen un pendejo que mea de estatua. Paraaaaaaaaaaa”, se oía en mi casa desde el aparato. El poeta vio la luz y no paró: “Belgas pija corta”, “Son todos belgas chica”, “Miren once belgas en la cancha”. Cada frase fue un momento de celebración como pocos se han sentido en un programa. Ser parte de un proceso creativo no pasa todos los días.

Desafortunadamente, no pudimos saber cómo se construyeron las metáforas que embellecieron los relatos anteriores, como la frase al arquero suizo: “Andá a laburar a un banco, Benaglio”. “Dame un crédito al 4% anual en dólares y te lo tomo, Benaglio” o “Se enchufó Lionel; se escapó de la Playstation y la puso para Di María”.

“No merecemos morir acá, ante miles de brasileros. Acá no vamos a morir. Tirarán con flechas y lucharemos a las sombras si es que nos tapa la luz del sol. Somos Argentina, tenemos historia, tenemos chapa, tenemos cracks”, lanzó. “Brasil, decime qué se siente: eu tem Papa”.

“Hoy le ganamos a Blatter (presidente de la FIFA), le ganamos a Eriksson (el réferi) y ahora agarrame porque nos vamos a cuartos. ¡Esto hay que celebrarlo! ¡Francisco, destapate una cerveza! Date un gusto y destapate una birra en el Vaticano. ¡Brindá con San Pedro!”…

Este mundial nos dejó muchas enseñanzas: los niños argentinos aprendieron los “paradigmas” de cada nación que participó, escucharon a su papá decir que muchas personas la tenían adentro y que no hay peor cosa para alguien que que lo tengan a uno de hijo. Durante un mes la radio argentina autorizó a sus conductores y estos abrieron los teléfonos de sus programas para que todos pudiéramos disfrutar de las ventajas del sesgo retrospectivo en todo su esplendor.

Anuncios

Entry filed under: General.

http://tn.com.ar/programas/argentina-para-armar DOS ARGENTINOS

8 comentarios

  • 1. Aldo  |  24 julio 2014 en 13:19

    Fantino fue hacer su mundial y lo hizo muy bien ,no parece argentino , se diferencia de sus colegas como Vilouta y sus insoportables quejas de porteño buien acomodado cajettilla ordinario que ya es parte del artasgo colectivo general y sin embargo nunca se cambia a nada
    Fantino intenta cambiar , lo hace muy bien , el resto del elenco de america son previsibles , quejosos , carroñeros y hasta feuchos como Mariju Olivan
    Muy fuerte lo que le paso a Luly Salasar , estamos con ella y con todas las mujeres menospreciadas ,,,,
    Redrado se va ir a defender al programa de Mariano seguramente , todos juntitos y en buena hora .

  • 2. Eduardo  |  24 julio 2014 en 20:32

    Genial comentario me hizo reír con ganas ( más allá de que es penoso el nivel cada vez más decadente de los contenidos que se lanzan al aire en la radio y en la televisión).

  • 3. Elías  |  24 julio 2014 en 22:31

    Los relatores de fútbol han muerto. Los mató la tecnología. Ya no existen aquellos relatores que “televisaban con la palabra”. Los mató el telebeam. El más creativo y boletero relator que el mundo ha poseído, se ha desangrado bajo nuestros plasmas de 32′.¿Qué ritos expiatorios, qué juegos sagrados deberíamos inventar? ¿No es la tecnología aplicada al fútbol demasiado grande para nosotros?¿Debemos creernos dignos de ella?

  • 4. marlaw  |  25 julio 2014 en 6:24

    El clima que se creó desde los medios, me hizo desear que todo terminara cuanto antes. Resultaba verdaderamente insoportable. Sí durante el Mundial me hubiera podido eyectar hacia Marte lo hubiera hecho de muy buena gana.

  • 5. MaCristina  |  25 julio 2014 en 19:16

    La última parte, escuché a una nena, de la mano de su mamá, cantando, Brasil, decí lo que se siente… caminando por la calle muy contenta, eso les dejamos.

  • 6. Sergio R.  |  26 julio 2014 en 12:26

    Ja, ja… ironía bien escrita…
    Una recopilación de opiniones de foristas sobre cuál es el principal problema de la Argentina en: http://sergiorossiapuntes.blogspot.com.ar/

  • 7. MaCristina  |  31 julio 2014 en 10:21

    Supongo que mi decisión de poner la ocho cuarenta y dejarla clavada en tangos de todas las épocas fue acertada, cada nuevo día es un día malo y repetido de la actualidad. Paciencia hasta el nuevo año.

  • 8. MaCristina  |  8 agosto 2014 en 8:21

    Si es verídica la información referida a que la presidente sube en las encuestas por toda la fantochada de los fondos buitre, estamos “al horno”. Son más los que quieren pan y circo, seguiremos siendo un país bananero.


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 92
marlaw en Bitácora 92
Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90

Calendario

julio 2014
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: