Una luz en el camino (Perfil 26/4/2014)

26 abril 2014 at 9:16 25 comentarios

(Los copetes y el título que se pueden leer en la edición en papel o digital de Perfil.com. corren por cuenta de los diagramadores y editoresya que nada tienen que ver con el texto, por el contrario, lo rectifican)

Una luz en el camino
Si las fuerzas políticas opositoras que aspiran a vencer en las elecciones del 2015 sostienen que el kirchnerismo deja el país hecho un desastre, se equivocan. Porque de ser así, de ser cierto, lo que es un verdadero desastre son los argentinos que lo apoyaron en su mayoría durante doce años. Y quizás, en eso, tengan razón. Pues entonces que lo digan. ¿Por qué no lo dicen?
Nunca estuve de acuerdo con quienes afirmaban que el menemismo había sido un desastre durante los noventa, porque de ser así, lo que habría que decir es que un desastre fueron los argentinos que lo votaron durante diez años. Y, quizás en eso, posiblemente tengan razón. Pero no lo dijeron. ¿Por qué no lo dijeron?
Tampoco coincido con la aseveración que victimiza a los gobiernos radicales de Alfonsín y de la Rúa, por haber sido rehenes de fuerzas oscuras sin responsabilidad alguna en el aciago destino que les cupo. Porque de ser verdad, si fueron efectivamente víctimas de poderes nefastos, más nefastos fueron los millones de argentinos que festejaron sus caídas. Y en eso puede ser que también tengan razón. Pero bien que lo silencian. ¿Por qué lo silencian?
En vísperas de nuevas campañas electorales para crear a la Argentina del futuro, ante el panorama de la conjunción de grupos políticos en nuevas alianzas, ya sea del peronismo, del kirchnerismo, del socialradicalismo, o de la nueva y buena derecha, frente a los nuevos rostros que aspiran a liderazgos y a los programas por venir, propongo un minuto de desasosiego.
Ante la algarabía de los candidatos y de sus aplaudidores, con los oídos llenos de la vocinglería de la militancia, tenemos derecho a deprimirnos, nadie puede quitarnos la facultad de la desilusión garantizada.
No queremos más palabras, ni hechos, no queremos nada, porque no hay nada y nada cambiará. Los ricos seguirán siendo ricos, los pobres pobres y la clase media… depende, claro, por eso es media.
El gobierno necesita apoyo, y yo lo apoyo, más ahora que concreta lo que sus adversarios le pidieron que haga lo que hace años le aconsejan. Es cierto que los cambios lo inician ahora, pero si lo hubieran hecho antes, sus mismos adversarios le habrían pedido que lo hiciera más tarde.
El oficialismo hizo un gesto patriótico. En lugar de dejar una bomba para el gobierno que viene, trata de desactivarla antes de que le estalle en sus manos. Rectificando mis propias anticipaciones, intenta desandar el tortuoso camino que diagramó la pésima gestión de Cristina Kirchner.
Todos los logros que la presidenta enarbola ante su gente, son los conseguidos por su marido Néstor, que ella en su medida y armoniosamente hizo trizas aún con el mismo viento de cola. Y lo hizo ante la algarabía de sus seguidores nacionales y populares y los votos constantes de muchos partidos opositores seducidos por la demagogia oficial.
Pero hoy las cosas cambiaron. El gobierno se dio cuenta de que si seguía insultando a españoles, provocando al FMI, haciendo pito catalán a los hold outs, compadrear con el vivir con lo nuestro, lisa y sencillamente, no llegaba al 2015. Y con la presidenta convaleciente menos, y ahora, pasado el verano, con la mandataria recuperada y algo melancólica, al menos intentará dejar las cuentas un poco mejor a pesar del ajuste.
En lugar de bajar un poco la guardia ante la retirada del gobierno, vemos en la vereda de enfrente un tonito algo elevado al recriminar todo lo hecho, y todo lo robado. Década robada le dicen, década desperdiciada en una república nuevamente perdida titulan con mayúscula; cancha rayada y tierra arrasada para que una nueva camada de políticos funde la verdadera Argentina junto a Cobos, Moyano, Binner, Barrionuevo, Carrió, Solanas y Aguad, además de Massa, pero sin Macri, eso sí que no, porque es la derecha.
Pero no pasarán, no queremos más primarias fraguadas, no queremos más actores ni referís de candidatos, ni cómicos como diputados ni senadores chistosos. No queremos nada, nadie quiere volver atrás y menos para dar un falso salto adelante. No queremos escuchar más que sólo con la política se hace, que el compromiso de la militancia, que ahora con un Papa local todos los argentinos tenemos a un curita en el alma…estamos indignados. ¿Ante qué? Ante todo, hasta de la misma desilusión. Nos llenaron de periodismo y de política, cada día, cada hora, noticias de m…, inseguridad hasta en los baños, el placer de los cronistas que nos alertan que saldrá sangre cuando abramos las canillas, informan el coeficiente de la inflación en cada mandarina y en cada lechuga y se relajan con la ruptura parcial de la fascia plantar del pie derecho de un enganche llamado Riquelme. Este relato llamado periodístico es el “otro relato” del carteado en el bunker de plaza Francia. Del show de PPT a Dos voces, pasando por le doy mi palabra o palabras más o menos sobre otro tema desde el llano o en la cornisa, han configurado a que esta sea una década de diez años, ni robada ni ganada sino de diez largos años.
Tres mil seiscientos días y sus noches en que hemos llegado al surrealismo más crudo con un River en la B y ahora con posibilidades de ser campeón, jugando igual de mal en los dos casos, y un club como Independiente convertido en una sucursal del gremio de camioneros.
Dicen que el periodismo ´está bueno´ porque nos impide dormirnos con las mentiras del poder. Puede ser. ¿Pero qué pasó? Nadie puede negar que estos han sido años de tantos sueños compartidos que ya dan ganas de dormir solos. Sí, queremos dormir!
No necesitamos de cuentos. Hasta el mismo relato se achica. La trama combativa denuncia con su dedo a los cómplices de los genocidas del Proceso que ve encapuchados en los empresarios de hoy. El editorialista de Pagina 12 no ceja en su empeño para señalar a la oligarquía del campo y a los medios hegemónicos como si fueran los Krupp redivivos de Hitler, pero al mismo tiempo se contenta con que un 20% de fuerza propia – ya no el antiguo 54 – y que un relatito mantenga a los leales en la trinchera con la llama viva de la verdad, de la memoria y del castigo.
Desde arriba, en la cumbre, las ideas son más moderadas. Mediante los precios cuidados y las ferias se propone no superar un 20% de inflación en bienes de primera necesidad y mercado central mediante sostener la oferta. Mantener el dólar con un ritmo devaluatorio de otros 20% anuales y las tasas en un 25% para desestimar la tenencia en dólares. Las paritarias en 30%. Con estas medidas no dejar caer el consumo en exceso en especial en los sectores más humildes que gastan en alimentos. Permitir que las grandes empresas y los hiper jueguen con sus precios sin vigilarlos demasiado ya que sus consumidores se las arreglan porque cuando no compran de Cecco, se provean con don Vicente, y si no alcanza para un Matarazzo, con tomate va Luchetti.
Así se podrá soportar un ajuste sin graves pérdidas de empleo, a la vez que se espera que acuerdos con grupos financieros bajen el riesgo país, se liquiden divisas por las exportaciones, y que se cumplan promesas de inversiones asiáticas. Una de esas mejoran las perspectivas para el próximo gobierno conducido quizás por Scioli, Milani, Berni y Rabolini.
Para que nada embarre la salida de un gobierno K y continúe un neoK, será necesario llevar a cabo grandes anuncios referidos a la seguridad, en competencia con los medios que harán lo mismo con la épica contraria de la inseguridad.
Y así llegar al 2015 con Unen, el Pro, Renovadores, Pejotistas o camporistas, y con el recuerdo de un Mundial inolvidable o rápidamente olvidado, para volver a comenzar todo de nuevo… finalmente, ¿qué otra cosa es la felicidad?

Anuncios

Entry filed under: General.

Dos hechos extraordinarios Entrevista La Nación (Suplemento Emprende)

25 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  26 abril 2014 en 9:57

    Tomás contagia optimismo, a pesar de que quiere dormir hasta el 2015, tal vez una siestita no nos vendría mal para relajarnos y pensar.

  • 2. Gustavo Berti  |  26 abril 2014 en 10:48

    Somos todos responsables… pero algunos son culpables.

  • 3. Pedro Clar  |  26 abril 2014 en 11:04

    T.A. me resulta cada día más interesante. Es por su inteligencia al escribir, pero me crea una duda con respecto al pensar…creerá en el Hombre como un ángel caído o como un animal que llegó hasta hoy?

  • 4. Juan Martin Masciardi  |  26 abril 2014 en 13:14

    qué gran análisis profesor. en lo particular me genera cierto malestar el reciclaje perpetuo de los mismos personajes de siempre, las alianzas vacías y las falácias discursivas. por cierto, River no viene jugando tan mal como ud. afirma. si realizamos una mirada retrospectiva del clausura notará que le supo ganar bien a todos los grandes y ponderados equipos con supuesto buen fútbol en la actualidad como su vélez o lanús y nob, incluido san lorenzo. todos ellos vencidos por el millonario.

  • 5. juanchi522  |  26 abril 2014 en 13:50

    Reblogueó esto en Espacio de Juany comentado:
    Informan el coeficiente de la inflación en cada mandarina y en cada lechuga y se relajan con la ruptura parcial de la fascia plantar del pie derecho de un enganche llamado Riquelme.

  • 6. Ezequiel  |  26 abril 2014 en 21:28

    ¿Què hacer cuando toda apertura política lleva al poder a 1 movimiento autoritario elegido por las mayorías?
    Estás bebiendo mucho movimientos pendulares en tus últimos artículos.
    Todos se transforman. Transformación que lleva a un dilema trágico si la relación entre la sociedad y los gobernantes se diera bajo la forma de una pura dependencia causal (insisto: la cicuta pendular foucaultiana) entonces seríamos el resultado pasivo de las circunstancias.
    La superación no significa por lo tanto un progreso fatal inevitable, sino tan sólo tal posibilidad del surgimiento de una conciencia social y un impulso a la acción y la transformadora de las condiciones existentes que origine un nuevo proceso histórico.

  • 7. Sergio R.  |  27 abril 2014 en 10:48

    El por qué los partidos no critican a sus “clientes”, es obvio. Hay un problema grave ahi y es intrínseco a la democracia. Ese tema también esta asociado con la proliferación de ñoquis en las dependencias públicas.
    Este gobierno no me gusta mucho, corrupción, show y enfrentamiento. Pero es mejor que lo que veo en la oposición, que es obsecuencia, lugares comunes, y falta de proyectos.
    El river- boca, el espíritu de confrontación que instaló este gobierno, parece que fue idea del recientemente fallecido Laclau, que en paz descanse. Laclau pensaba qué solo generando un clima de enfrentamientos entre sectores sociales se podría lograr el apoyo para hacer determinadas acciones. Tal vez tuviese razón, y nos conociese mas que cualquiera a los argentinos.

  • 8. Gustavo  |  27 abril 2014 en 11:36

    Yo mucho no comparto. A Menem lo votaron en el ´89 porque anunciaba una “revolución productiva” y desarrollo que jamas llego. Hasta él mismo dijo que si decía lo que luego haría no lo votaba nadie. Y yo lo vote en el ´94 puede ser que estuve mal. Pero tenia solo 18 años, mucho todavía no sabia de política y Menem justo había quitado el servicio militar obligatorio. Por otra parte el actual Gobierno nos miente. Queria saber donde quedo el soterramiento del Sarmiento, el tren a Uruguay, la misión a Angola que fracaso y quebró la fabrica de cosechadoras, porque vuelven a acordar con la empresa española Repsol con todo el petróleo que se llevaron en todo este tiempo y lo poco que invirtieron. Y del frente UNEN que supuestamente es el cambio seria lindo saber sus propuestas, si no tienen memoria del fracaso con la Alianza o poner en un mismo espacio a Binner, Victoria Donda, Pino Solanas con Cobos, Sanz, Carrio hasta muchos querían hacer alianzas con Macri. Hubiese sido mejor que el FAP hubiera ido solo como en 2011. O como se hace en Uruguay que van sin ningún tipo de Alianzas solo para ganar. Al final el mas serio, mas alla que a mi no me guste es el PRO. Tienen una idea, son de centro derecha y punto. No dicen una cosa para generar expectativas y después hacen lo contrario. Estoy decepcionado con todos los políticos. Da la impresión que se nos ríen en la cara.

  • 9. Sergio R.  |  27 abril 2014 en 19:04

    Comparto tu visión, Gustavo y qué bueno tu sinceridad. Abrazo.

  • 10. Silvia Junco  |  28 abril 2014 en 12:47

    Del Tomas que públicamente colaboraba y promovía el voto a Biner a esto hay una distancia. Hay Tomas, Tomas espero que después de la desilusión, después de la indignación después de esta catarsis en blanco y negro ….hagamos algo. Porque, si tenemos hijos, si tenemos nietos, si tenemos alumnos, o si simplemente somos conscientes y no podemos cambiar de bando, algo hay que hacer. El día sigue teniendo 24 hs. Y el año 365 días, algo hay que hacer.
    Quizas las palabras de hoy sean lo mejor que pueda tener y en el hacer vuelva el desencanto una vez más. Entonces volveré a llorar, mientras tanto, algo hay que hacer. Hagamos algo Tomas y hagámoslo en la dirección correcta, con la ilusión de mejorar con el temor de nuevamente fracasar.
    PD. La única que habla sobre la responsabilidad de los votantes es Carrio.

  • 11. roberto marcos nadaud le bihan  |  28 abril 2014 en 15:55

    tomasso: el que habla de Puerto Madero debería saber que el Ad Hominem es uno de los siete refugios del Canalla.
    RMN

  • 12. MaCristina  |  29 abril 2014 en 9:32

    En el inconsciente de muchos está el deseo del orden y la disciplina, pero no los pueden nombrar, los tacharían de gorilas y fachos. Esperemos entonces que en el cuarto secreto puedan hacerlos realidad.

  • 13. Sergio R.  |  1 mayo 2014 en 10:13

    Hola Cristina, yo mas que de orden y disciplina hablaría de control efectivo y cumplimiento de las leyes que ya están. No hay problema con el orden y disciplina, el tema es quien la ejerce. Acá suele usarse para encubrir aún mas la corrupción, beneficiar a unos pocos, y en forma arbitraria. La idea de alguien justo y noble que imparta orden y disciplina es solo un deseo, una idealización, que nunca se dio ni creo que se de.

  • 14. roberto marcos nadaud le bihan  |  1 mayo 2014 en 18:45

    orden y disciplina : se ha impartido siempre, de que otra manera figurar en la historia, luego el caos : hubo unos cuantos justos y nobles, es cuestión de ponerse a estudiar.
    R. Graves escribió acerca del Conde Belisario, estaba a las ordenes de un emperador de Bizancio…
    Y Borges recuerda a Graves en Dejá, y a un griego prefigurado por Homero.
    La lista es infinita.
    RMN

  • 15. luz  |  2 mayo 2014 en 9:01

    no le gusto lo del camión con acoplado a contramano????jajaja

  • 16. Ma.Cristina  |  2 mayo 2014 en 11:48

    Hola Sergio, interpretaste muy bien lo que quise decir.

  • 17. Guillermo  |  3 mayo 2014 en 3:08

    Abraham de vez en cuando escribe alguna nota como ésta, tapa todas las salidas. Es imposible opinar respecto de todos los puntos que toca, La aguja del dial se detiene en todas las estaciones y los pro y contra de cada cosa, correcto, pero ¿como salimos de esta situación ?
    Con respecto a la primera parte de lo que escribe, algunos pueden pensar que considerar que fuimos responsables de todo lo que produjimos como sociedad, de que fuimos responsables de la decadencia sostenida de éste país, es la lógica de la lógica, una obviedad…quien sino? nosotros vivimos acá todo este tiempo, nosotros somos nuestros gobernantes y ellos somos nosotros.
    Macro y micro la manifestación de una forma de ser.

    Pero no tanto la lógica de la lógica, esto que puede parecer una obviedad, no lo es.
    Es una posición especialmente eficaz contra los pésimos intelectuales de izquierda y políticos mentirosos que flaco favor le hacen al sentido común de la sociedad, al poner siempre al enemigo afuera: que las multinacionales, que el imperialismo…. y también la otra variante: la acción de concentrar la culpa en un sector, un período histórico, o en alguien en particular: el sistema de chivo expiatorio: cuando las culpas, cuando “el mal” se concentra demasiado en un solo lugar se trata de un engaño, de un arma política infantil de la cual nuestro gobierno ha abusado y nosotros compramos porque son formas desesperadas de rehuir a la responsabilidad, porque a la gente le gusta que solo la alaben y la justifiquen victimizándola. Si efectivamente ésto forma parte de nuestra idiosincracia, lógicamente que se va a exacerbar si se lo retroalimenta desde el poder. Como sea, comenzar a mirar hacia adentro es parte de un diagnóstico acertado.

    Esta gran cuestión con la que Abraham comienza la nota es auténticamente divisora de aguas entre los intelectuales.
    Creo que el grupo de analistas que encabeza Abraham, con Sebreli, Sarlo, Katz, Novaro, Kovadloff, etc. esta produciendo un cambio de paradigma en éste sentido, en el boca a boca de la gente cada vez mas presente el tema de la responsabilidad propia.
    Hoy en día a un tipo que nos viene a hablar del imperialismo, la gente piensa, que se lo coman las palometas ! atrasa 40 años!

    PD: Lo siento, pero lo que necesitamos en estos momentos es un Nietzche invertido : no a las interpretaciones, sí a los hechos.
    No son lo mismo los resultados de las investigaciones de los verdaderos periodistas, que el accionar de los mentirosos a sueldo, no todos las descripciones de la realidad son relatos equivalentes, no es que toda interpretación es igualmente válida, mas sencillamente hay gente que miente y otra que no, hay quien es exacto en la manera de describir y otra que no. Por relato se entiende mentira, y no todos mienten.
    Darle a todo suceso de nuestra actualidad política un tratamiento como si habláramos en términos del noúmeno kantiano tampoco me parece, y mas con gente que ni siquiera disimula, no hay nada que no esté a la vista, grandes fortunas se hacen a costa de saquear al estado delante de nuestras caras con total impunidad, nosotros lo permitimos, correcto, pero ¿cual es la salida de ésto? llevar todo a un terreno intelectual demasiado abstracto no va a ayudar.
    Uno de los juegos que nos propone el aparato de propaganda del gobierno es éste, ellos son los encargados de justificar, los encargados de sembrar una especie de imposiblidad de conocer, nos quieren hacer dudar de nuestras percepciones, al corrupto no le importa justificar nada, directamente lo hace y listo.
    ¿Todo es cuestión de ideas, de interpretar, de argumentar ? eso es la trampa del exceso de intelectualización y le da una especie de legitimación a los mafiosos y obsesivos del poder que nos gobiernan. Si entramos en este juego entonces la igualación hacia abajo está a un paso.
    Si todos vamos a mentir por igual y lo mas que podamos, como manera desesperada de obtener o conservar el poder entonces peguémonos un tiro.

    Un libro como “La lechuza y el caracol” no es “otro relato”, no es “un recorte mas” de la realidad, de ninguna manera. No hay vuelta atrás.
    En ese libro tenemos la descripción precisa, rigurosa de hechos y conductas que no la hace cualquiera, la hace quien es respetuoso de los hechos, con una prosa poco común, y atinada aplicación de elementos teóricos a la realidad, una especie de “recta opinión” a gran escala.
    No es que me de por aludido, pero el tema de “la recta opinión” es de lo mas emocionante que halla leído y aparece nuevamente en varios pasajes del libro “El NO y las sombras”.
    Ya dijo Horacio González respecto de Tomás Abraham: ” sabe ver la cultura filosófica en el fárrago de las cosas”. con eso me quedo.

  • 18. roberto marcos nadaud le bihan  |  8 mayo 2014 en 13:35

    hablo del Ser: atraso 2500 años: el tipo habla de Imperialismo, insensato, fuera de las modas parisinas, a ver , una mezcla de narcisismo y neológismos, o palabras, vaya,: listo, unas becas, un par de libros y ya.
    le secret: que se entienda poco y en la boleada un dramaturgo, una Ëcole, una pizca de Grecia: eso sí, hablar de todo sin dejar de confesar, como si nada, la bétise, oh.
    RMN

  • 19. Aldo  |  14 mayo 2014 en 13:54

    Los que atrasan son los periodistas deportivos , Bonadeo Fabri energúmenos pero con fechas y estadísticas de goles de campeonatos etc ¿ hay que ser medio bobo para tener o querer mostrar esa virtud memorial eh ?
    habra que tener aguante para escuchar a estos ” periodistas “

  • 20. Guillermo  |  15 mayo 2014 en 15:23

    Aldo: Todos estos programas que muestran cosas del pasado, empiezan a aparecer cuando los canales de deportes comienzan a transmitir las 24 horas ininterrumpidas, ¿Cómo se llenan 24 horas de programación? TYC, FOX; las 4 o 5 ESPN…mucha repetición de material, y constantemente cosas del pasado también.
    Además a la gente le gusta que le muestren sucesos de años atrás, especialmente cuando el presente es pura decadencia.
    Yo soy un enfermo de Independiente, como no me va a gustar que me muestren Bertoni para Bochini, Bochini para Bertoni ?

    Aparte se fijó una cosa? El gordo Bonadeo y muchos mas, están furiosos con esto del torneo de los 30 equipos, pero yo creo que si no es de esta manera nosotros no volvemos nunca mas a primera, ( Que el padrino nos tire la última soga ) JA JA !!

  • 21. papiro cerrado  |  15 mayo 2014 en 17:57

    La luz al final del camino es la de la extinción de la clase media en medio de la reacción exotérmica del neopopulismo desenfrenado. Ya no pregunto por que?, sino cuando?
    y que es la felicidad? en eso lo sigo a Sócrates que la definió como “perfeccionar la propia alma tanto cuanto sea posible”.

  • 22. Guillermo  |  16 mayo 2014 en 17:57

    papiro cerrado: Excelentes palabras las suyas …
    Cuando ? – Ahora mismo.
    Me quedo con esto de Sócrates, Felicidad: “perfeccionar la propia alma tanto cuanto me sea posible”

  • 23. Rafael Vargas Gómez  |  17 mayo 2014 en 3:08

    Yo creo que esta palabras del señor Abraham no está exentas de razón cuando señalan la responsabilidad de la sociedad que eligió sus gobernantes. Yo creo que ese un pensamiento cierto. Pero el contenido del artículo se convierte en un homenaje al kirchnerismo, so pretexto de una crítica a una oposición que no habló o a un pueblo que los eligió. Es decir, con este criterio, ¿quiénes son los responsables del robo, la quiebra moral, el desperdicio de 12 años de crecimiento increíble, las drogas, y sigue y sigue? Un señor que es miembro de la CSJN y su vez tiene cinco prostíbulos, estará encantando con el este argumento, que se nutre más de Foucault que de Nietzsche. Y el gobierno debe saber de este suerte de pensamiento y, por ello, estará de parabienes. ¿No sabe el señor Abraham distinguir entre responsabilidad electoral y dolo en el manejo de los interés públicos?

  • 24. roberto marcos nadaud le bihan  |  17 mayo 2014 en 13:30

    Socrates: Brickhouse, Smith : Plato´s Socrates, Oford University Press : la cosa sería no tan simple.
    RMN.

  • 25. Aldo  |  17 mayo 2014 en 19:03

    Guillermo , lo mio es solo temporal , no puedo ver estos canales . . .Cuando el fútbol solo se entienda como juego y algo festivo allí estaré , de lo contrario vemos conductores y opinadores que insisten en mostrase serios , prudentes ,,, otros ya se pasan de animales ,,,, una porquería ,
    Saludos


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

abril 2014
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: