Se viene el Mundial (Perfil 5/1/2014)

5 enero 2014 at 13:38 20 comentarios

Se viene el Mundial

 

Cada mes en el que se juega un Mundial tiene su contexto político. En el 78: Videla. En el 82: Malvinas. En el 86: plan Austral. En el 90: Hiper. En el 94 Amia. El 98: Yabrán. En el 2002: Corralito. 2006: vamos por todo. 2010: vamos por más.

2014: ¿?

¿Cuál es la nueva Argentina que presenciará este nuevo Mundial?

Como no lo sabemos, quizás mejor que sea así – ¿será el país de la Vaca Muerta? –  hablemos de futbol, solamente de futbol.

Primera pregunta: ¿por qué nuestra selección llegó a la final del Mundial del 90 con Monzón, Simón, Olarticoechea, Ruggeri, Troglio y Basualdo cuya gracia lúdica distaba de ser sublime?

¿Por qué la selección perdió por goleada en cuartos de final en el 2010 con Messi, Tevez, Higuain y Di María de excelsos malabaristas?

Debe ser porque el talón de Aquiles del equipo no es la defensa como se dice, sino el medio campo, como algunos también lo repiten. En el partido con los alemanes, Maradona planteó el insólito esquema de 4-1-5. A los tres delanteros se le sumaban otros dos: Maxi Rodriguez y Di María, que no retrocedían, no tapaban ni marcaban.

Si se les deja a los buenos equipos europeos o sudamericanos una estancia por recorrer para jolgorio de sus velocistas y sus contragolpes, el arco argentino se convertirá en un cesto.

A pesar de encantarnos con la habilidad, magia y belleza de los citados delanteros, los partidos no sólo se ganan con los pies sino con la cabeza, no sólo por lo que contiene, me refiero a las ideas, sino por su estructura:  cabezazos en los tiros libres y tiros de esquina.  Para asegurarnos de la eficacia de estos recursos mínimos pero contundentes volvamos a ver los partidos en que la Argentina fue eliminada por los suecos en el 2002, en el 2006 con los alemanes y en el 2010 nuevamente por éstos últimos.

El equipo de Bielsa tuvo a su favor en su último partido catorce tiros de esquina, pero no muchas más situaciones de gol que los suecos que sin tener la pelota y con sólo esperar, replicaron varias veces con peligrosidad. La selección iba e iba e iba, y se diluía. El técnico quería jugar con dos puntas abiertas desoyendo el clamor general de jugar con Batistuta y Crespo juntos. Consejo de eficacia relativa ya que dos centrodelanteros estáticos tampoco compensaban la maniobra repetida del Burrito que no desbordaba nunca, enganchaba para adentro, volvía a enganchar para afuera, y no mucho más. El Piojo aún con el arco sin custodio le pegaba en el palo. La precisión es parte del futbol.

Sorín, como siempre, era la sorpresa, pero sin gol. Insinuaba peligro sin concretar. Zanetti araba y desaraba siempre por la misma recta sin cosechar gran cosa. Mundial de Japón: tres partidos, dos goles, uno de penal por rebote. Los ingleses en varios tramos del segundo partido – a nosotros los candidatos a ganar el título – nos pasearon.

En el 2006 , Pekerman intentó repetir el estilo que había diseñado para la selección juvenil.  Jugadores con buen pié, circulación de la pelota a ras del piso, juego asociado. En el partido con los alemanes se desplegaba con ímpetu Mascherano, a su derecha un trabajador Maxi Rodriguez que subía y bajaba, Lucho González que ponía una pausa cuando aparecía- que era poco y nada – , y Riquelme de enganche con su toque, todos ellos desconcertaban a los alemanes con la clásica pisadita de Roman y Tévez, y dominaban la escena. Estaban apoyados por dos centrales bien firmes como Ayala y Heinze – impasable – y dos marcadores cumplidores como Sorín y Coloccini más  Abondanzieri que siempre la entregaba al pie. Había equipo, lo que casi nunca hay en los seleccionados recientes. Quizás el error estuvo en los cambios en el minuto 71 de Riquelme por Cambiasso, a pesar de que el diez se equivocaba en muchos pases. Si en lugar del cambio de un Crespo y de un Lucho ausentes, hubiera ingresado el niño Messi en lugar del jardinero Cruz, y Cambiasso en el puesto de González- manteniendo a Roman que aún cansado podía dar un pase en diagonal definitorio-  la suerte podría haber variado.

Argentina 2006 merecía más, no así con Bielsa ni con Maradona.

En un mundial las selecciones tienen guerreros. Se juega a cara de perro. Así eran los equipos de Bilardo. Para que Maradona en el 86 volara como ave encantada, tenía detrás a topos que no descansaban nunca como el Checho, Enrique, Giusti, Burru. Ni un segundo de distracción, la tensión al límite los noventa minutos. No dejaban un jugador  contrario sin presionarlo. Movilidad continua.

Fue triste ver hace cuatro años a una selección que por haber recibido un gol a los dos minutos, bajaba los brazos, miraba el piso, y ver a los de arriba, los magos, que no volvían para luchar en la recuperación de la pelota. Parecían con ganas de despedirse antes de tiempo para volver a sus clubes  europeos.

Estamos muy equivocados si creemos que con los cuatro jinetes – Messi, Di María- Agüero. Higuain – nos alcanza y sobra. No hay resultado seguro con Holanda, los alemanes, los brasileros, los españoles, ni los italianos, o quien dice, ni con los colombianos, con ninguno de ellos u otros podremos evitar derrotas si no formamos un equipo que pelee cada balón y tenga un medio campo de fierro.

Es necesario aliviarle el trabajo a Fernández y Garay, para no hablar de la fragilidad de los marcadores de punta. Mascherano ya no es el del 2006, y Gago está en una sola pierna.

Para muchos la necesidad de armar un esquema 4-4-2, obliga a cambiar el sueño argentino de ver a sus ídolos en la cancha. Pero un equipo no se hace con ídolos sino con una red solidaria.

Nosotros no tenemos por tradición un único modo de jugar, un estilo colectivo, aunque sí tenemos habilidades destacadas: la gambeta y esconderla bajo la suela. Talento en los pies, pero un equipo son once jugadores coordinados.

Sabella probó a decenas de jugadores sin alterar al equipo titular: Romero- Zabaleta- Fernández – Garay- Rojo (O Campagnaro)- Gago(o Biglia)-Mascherano-di María-Higuain-Messi- Agüero.

Gago y Mascherano deberán multiplicarse por cien para que los de arriba tengan juego y los de abajo no sucumban. Di María no puede recorrer tres cuartos de cancha salvo que lo haga por no más de media hora. De todos modos hay un progreso respecto del último mundial en el que todo el juego dependía de la creatividad en los últimos treinta metros dejando a la buena de Dios los otros setenta.

No tenemos un enganche. Ni un Riquelme, ni Verón, y menos a Zidane. No tenemos marcadores laterales que definan como los de Brasil. No tenemos una línea de juego como la inspirada por el Barça en el que todos se juntan y tocan de primera. No picamos al vacío con la potencia de los alemanes. La nuestra es la gambeta irrefrenable de un Messi, la viveza y el oportunismo de Agüero, la precisión de Higuain, y la velocidad y habilidad de di María. Repito que no alcanza.

Ni Redondo, ni Caniggia, ni Orteguita, ni Batistuta, impidieron que entre Búlgaros y Rumanos nos hicieran cinco goles en el 94, ni es necesario remontarse al 78, para recordar a la columna Fillol-Passarela-Kempes con los fuelles de Gallego y Ardiles, más la disciplina de Pizzarotti durante una concentración de meses para recordar que aquel equipo era bastante más que tiki tiki.

Ya es historia aquella brillante selección de Basile en el 91 con dos contenedores como Astrada y Zapata, más el Cholo y Leo Rodriguez y los dos muchachitos que volaban como el Bati y el Pájaro. El Coco olvidó ese equilibrio y nos golearon más de una vez.

Un equipo de once sin fisuras y con un poder temible se hace con el brillo de algunos y la entrega de todos. Es nuestra esperanza llegar a tenerlo, a pesar de las voces que dicen que la era de las selecciones ya murió, que los jugadores son millonarios prematuros absortos por twits, la play station y el mp3, que los nuestros ya viven desde la adolescencia en otros países, que sólo vuelven para jubilarse, y que la realidad actual del  futbol se compone de sociedades anónimas que cotizan en bolsa en manos de potentados árabes, rusos, malayos y los que vengan.

Nuestra selección sólo es nacional por el origen de sus jugadores. Nada tiene que ver con nuestro futbol de los domingos. Pero viste nuestra camiseta y los que la integran hablan argentino y hasta hay algunos que conservan la tradición del potrero. No dejan de encarnar nuestro sueño patriótico y la misma utopía identitaria que tienen todos los sudamericanos, cada cual la suya. Por eso nosotros, los aficionados, soñamos con ser asesores de Sabella, o periodistas deportivos con opiniones de peso. Pretendemos saber de futbol como el que más y convertirnos en directores técnicos de cada fin de semana. Pocos somos quienes calificamos para tal misión.

No hay mejor prueba de lo dicho que esta columna.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

BOB DYLAN PARA NAVIDAD La Tempestad. Un Acto de Magia/ L.Sacco

20 comentarios

  • 1. Sergio R.  |  5 enero 2014 en 14:06

    Mi abuelo me hizo de Independiente. De chico, me llevó un par de veces a la cancha hasta que, en la de Vélez, vio como me pasaba una moneda cerca de mi oreja. A partir de ese episodio no me llevó mas. Si un partido es bueno, disfruto verlo más por el gusto de ver la destreza deportiva que por pasión. Si veo un buen partido de las Leonas es lo mismo, el mismo disfrute. Es lo único que rescato del fútbol, todo lo que esta alrededor me parece deplorable y que es una de las causas de muchos males argentinos, desde el fanatismo violento e irracional por una camiseta hasta el uso que se le da como trampolín político. Hay mucho escrito sobre eso.
    En los mundiales veo todos los partidos y me compenetro sentado en el borde de la cama y levantándome ante cada jugada de gol. Estamos habitados por contradicciones. En mi caso particular solo puedo decir que el fútbol me hastía y me parece nefasto, mas que el fútbol, todo lo que éste representa en la Argentina… todo lo que tiene a su alrededor…
    salvo en los mundiales…

  • 2. Gustavo  |  5 enero 2014 en 18:33

    Y casi siempre esta Nigeria. Antes tambien competiamos a ver quien tiene mas alto el riesgo pais jaja. Despues lei una vez creo que era para el 2002, que en Nigeria cortaban la luz cada 2 x 3 y habia quejas porque no podian ver los partidos. Ahora cada vez estamos mas parecidos.
    Y volviendo a 2002 espero que no pae lo mismo. Primeros en las eliminatorias. Antes de que empezara el mundial la mayoria creia que Argentina estaba en la final, y tambien que la ganara. Se volvieron en la primera rueda. Ahora hablan lo mismo, que Argentina tiene la mejor delantera. Que la final va a ser Brasil-Argentina. Espero que no vuelva a pasar lo mismo. Aunque si ocurre sera problema del seleccionado, no mio.No es la muerte de nadie. Veremos que pasa en 2018

  • 3. Elías  |  5 enero 2014 en 19:38

    Asistiremos los argentinos, una vez más, a presenciar una “insensata fiesta de la desdicha”. Siempre tenemos a los mejores jugadores del mundo, pero la selección nunca arrima a los cuartos de final. La historia de los mundiales (al menos del 90 a esta parte) nos señala que los máximos artilleros argentinos -Batistuta, Piojo López etc- han tenido, tienen y tendrán, vistiendo la casaca albiceleste, la perjudicial costumbre de hacer estrellar sus furibundos bombazos en los palos. Algunos que saben dicen que Brasil, Alemania y otros favoritos juegan, cada uno con la historia de su estilo, al fútbol, nosotros a la pelota (y en el peor de los casos, al pelotazo).
    Para los que nos gusta la literatura, tendremos el resarcimiento de leer las columnas de Hugo Asch y -¿por qué no?- las de Abraham.
    El resto de los comentaristas, como la selección, siempre se quedan a mitad de camino.

  • 4. Diego  |  5 enero 2014 en 21:58

    Ok con todo salvo lo de Heizen q fue siempre un choto salvo q sea una joda lo de impasable

  • 5. Guillermo  |  6 enero 2014 en 22:34

    Seguramente en éste mundial nos irá mejor que en el 2010, aquella vez se nos ocurrió dar la ventaja de ir sin técnico, ahora no va a pasar.
    Cuando se piensa en un técnico, como en cualquier función, deben tenerse en cuenta la capacidad, la trayectoria, los antecedentes para ese puesto. No caer en la politiquería, el símbolo, el mito.
    La mala política hace estragos en nuestro fútbol, por suerte la selección es algo que se mantiene al margen de estas cuestiones, con un técnico que los pare bien atrás, alguien que valla a la guerra en el mediocampo, los monstruos de arriba pueden hacer muchos goles.

  • 6. george  |  7 enero 2014 en 12:34

    Estimado profesor,recuérdole otro hito futbolítico o futbopolítico tristemente célebre,me refiero al del 24 de marzo de 1976,la radio interrumpió la cacofónica cadena nacional para transmitir el partido de la selección con Rusia.Después vino el mundial,y un año después,el 27 de junio de 1979 se celebró el campeonato con un partido de resto del mundo contra la celeste y blanca,hubo palco con el dictador y gente de la sociedad y el periodismo…recuerda..
    Todos los tiranos se abrazan a las figuras amadas por el pueblo.
    .

  • 7. JOSÉ EDUARDO ANZUR  |  7 enero 2014 en 21:31

    EL PARANGÓN DEL FÚTBOL CON LA SOCIEDAD ARGENTINA, DE LA QUE EL FÚTBOL ES PASIÓN O TAL VEZ UNA VÁLVULA DE ESCAPE, ES GENIAL Y AUNQUE NO TENEMOS DT Y MENOS UN EQUIPO CON DT; SEGUIMOS COMO ARGENTINOS AFERRÁNDONOS A RETRATOS DEL PASADO, Y QUE DENTRO DE LA COLECCIÓN QUE TENEMOS, ELEGIMOS LOS PEORES; PERO, PEOR ES LA FALTA DE MEMORIA QUE TENEMOS. GRACIAS POR LA REFLEXIÓN Y ESPEREMOS.
    JOSÉ EDUARDO ANZUR

  • 8. rodolfo lópez  |  8 enero 2014 en 15:52

    Me pasa algo con el fútbol y con la selección.
    Para mí el fútbol es Racing. La selección me puede provocar pasión pero sólo si juega muy bien y con lealtad hacia el adversario (pasión y ética unidos en camiseta albiceleste) y como eso casi nunca ocurre me encuentro a veces, asombrado, gritando los goles rivales o maldiciendo los propios.
    Gol de Racing, en cambio, siempre es alegría, es patria futbolera.

  • 9. Elías  |  8 enero 2014 en 16:39

    El domingo arribó a la indescifrable ciudad de Tandil el primer equipo de River Plate. Créase o no, empezó a soplar el viento sur y la temperatura descendió 15°. (Se corre el rumor que David Beckham, podría venir a jugar 6 mese a River y las chicas tandilenses lo están aguardando)

    También llegó la Gloriosa Academia a la ciudad. En este caso no hubo descenso de temperatura. (Se corre el rumor que podría venir Rodolfo a alentar al club de sus amores y algunas señoras tandilenses, luego de leer sus sueños eróticos, también lo están aguardando).

  • 10. JuanMartin Masciardi (@MartMasciardi)  |  10 enero 2014 en 0:32

    buenas noches profesor Abraham. Cómo va pasando el verano, supongo que debe estar de vacaciones como la mayoría, veo que comenzó a escribir. en esta ocasión sobre fútbol. en mi caso particular me gusta, hasta escribí a fines de diciembre, también, sobre el arte de ser arquero. con un compañero en la facu de filo, somos casi una excepción. porque nos gusta el fútbol y la filosofía, no se da mucho en esos ámbitos. quería compartir con usted y los amigos del blog algunos trabajos míos este verano. que sea verano no significa que me tome vacaciones con respecto a la filosofía. ya es un hábito diario. si me permite adjunto aquí un link con lo último que escribí. también le di un nuevo formato a mi blog. se ¨parece más a una revista online¨. me gustó cómo quedó y lo deje así. año nuevo, nuevo formato. comencé a leer a Deleuze. me ha servido mucho mis nociones previa en filosofía moderna y antropología filosófica por las mesas de diciembre. también por algunos escritos suyos sobre el mismo y otros libros. pero lo principal es que pasé a leer al autor. mis textos son algo ¨artesanales¨, en el sentido que lo aprendo por este medio. o sea, no he visto en la facu a Deleuze. por eso cualquier error que puedan marcarme o acotación es aceptada sinceramente. permiso profesor Tomás: http://detemoresytemblores.blogspot.com.ar/2014/01/deleuze-un-filosofo-metafisico.html

  • 11. Lidia  |  10 enero 2014 en 13:07

    Ojala los brasileros estén a la altura de tal acontecimiento
    Y si van argentinos, que sean decentes y no gente que los llevan por el choripan para que hagan líos y destrozos a los ojos de todo el mundo , que barbaridad
    Creo que la final va a ser la soñada , Brazil -Ururguay ,comparto mi pesimismo con los demás comentaristas , a esta altura y con los últimos mundiales ,no estamos para muchas ilusiones ,,,,
    saludos
    Lidia

  • 12. Augusto  |  14 enero 2014 en 2:38

    Los mundiales son, además, acompañados por la evolución de la tecnología: radio, tv blanco y negro, tv color, televisores más grandes, transmisión on line, pantalla plana, televisores más delgados, lcd, hd, 3d…y en Brasil? Fútbol para todos.
    “La nuestra”, como algunos periodistas llaman a esa gambeta y a esconder la pelota bajo la zuela, se ve por lo general reflejada en uno, dos y hasta tres exponentes de los grandes equipos argentinos. Cuatro ya es mucho, ya que tal cual decís, te ganan por afuera; no hay medio campo y en el golpe a golpe podes ganar ó perder por goleada.
    Eso le pasaba tal vez a los dirigidos por Basile, aunque no hay duda que nos permitió disfrutar dos copas américa y con ratos de muy buen fútbol.
    Bilardo, por otro lado, decía que los partidos de un mundial se ganan 2 a 0, sin embargo en la previa del ’86 la prensa y los fanáticos lo criticaban porque “no había equipo”…se armó cuando se tenía que armar, en el mundial; disfrutamos después.
    Pero hoy el fútbol es otra cosa, es un espectáculo, casi como una obra de teatro…sólo que los únicos que no sabemos cómo termina la obra somos, por ahora, nosotros. Esperemos ver un poco más de fútbol, de pasión por ganar, de rebeldía en los jugadores, y si es posible, menos vértigo y más gambeta.
    Me olvidaba, los otros 8 tienen que meter, mantener pleno orden y concentración, ya que esa también es “la nuestra”. Mientras no vuelvan los potreros, los jugadores no van a saber cabecear.

  • 13. Gustavo Romero  |  14 enero 2014 en 15:32

  • 14. magu  |  14 enero 2014 en 20:10

  • 15. rodolfo lópez  |  17 enero 2014 en 15:29

    Elías, mis respetos a las distinguidas damas de Tandil, grave compromiso me retuvo en Bs As.
    Hice talar, por dos rufianes, la frondosa enredadera que cubría parte de mi casa. Y observo ahora, desolado, las ruinas de lo que fue el frente de la misma, añoro los prolijos ladrillos a la vista -que la engalanaban y ya no están- (pero que febril igual veo) y lamento haber plantado alguna vez semejante especie. Era la llamada “enamorada del muro”.
    Pregunto pues, a los amigos del blog, a los filósofos especialmente -son los que más se acercan a los designios de Dios- y a todo aquel que lea mi comentario: ¿puede el “amor” -tan mentado- provocar la desolación? ¿no sería entonces preferible al “amor” la mera amistad o incluso la indiferencia?
    ¿No será mejor que “amor, el odio? o, y no quiero ni pensarlo ¿no será preferible al “amor” la más abyecta necesidad de destrucción?

    .

  • 16. Lidia  |  17 enero 2014 en 20:41

    Se me olvido decir , que no me gustaría que Sabella lleve a Tevez al mundial, para mi el equipo ya esta ….. y espero, sobre-todo que los ” medios ” no insistan con este tema , y dejen en paz al seleccionador ,,, todas estas discuciones , de quien se va o quien viene son agotadoras , recuerden cuando a Passarella lo criticaron por no llevar a Caniggia en el 98 , 4 años después lo convocaron para Japón y se hizo echar ( al igual que en el 90) estando en el banco de suplentes . Algo ” inconsciente ” no dejo , no permitió que Caniggia termine un mundial sin ser echado , un nabo o un verdadero misterio , valla uno a saber
    Insisto , para mi el equipo , arriba , ya esta
    saludos

  • 17. Ma.Cristina  |  18 enero 2014 en 11:26

    Rodolfo, fue un amor voraz, no se lamente, siempre es preferible a la nada, un abrazo!

  • 18. Ma.Cristina  |  18 enero 2014 en 11:51

    Y una sugerencia, plante “corona de novia” o “jazmín del país”, muy pronto su maltrecha pared se sentirá reconfortada y acariciada por un suave perfume.

  • 19. rodolfo lópez  |  26 enero 2014 en 18:38

    Gracias Ma cristina por sus amables sugerencias, las anoté.
    Cordial saludo.

  • 20. santiago  |  1 febrero 2014 en 16:39

    Voy a decir algo que como argentino me duele un poco, pero es un reconocimiento que se debe hacer para pensar un poco el futbol. Quiero decir que si el futbol fuese un deporte algo mas “matemático” como el basquet o el rugby la única selección que debiese haber ganado todo los mundiales del 50 para acá sería brasil (brasil tiene cantidad y calidad de jugadores para armar cuatro selecciones distintas que puedan ganar un mundial) capaz también dos veces holanda en el 74 y 90. Pero el futbol no es tan matemático por suerte, es más divertido, e interviene un factor de igual importancia que la habilidad y que no vale tanto para los otros deportes grupales que cite. Ese factor es la personalidad. Con personalidad no quiero decir hacerse el duro nomás, sino con personalidad quiero indicar un conjunto de virtudes: sobre todo inteligencia, pero también potencia, oficio, suerte, hambre y hasta picardía. Si no vemos este factor de la personalidad es difícil explicar como holanda no gano ningún mundial y Italia gano 4…o como Uruguay llegó a semifinales el mundial pasado…o argentina llego a la final en el 90 o etc.
    A lo que voy es que lo que le falta a nuestra selección es algo de esta personalidad, del 2002 a acá el paternalismo y los negocios cortoplacistas fueron arruinando el futbol argentino y nuestros jugadores se han visto afectados. No tenemos mas jugadores con la personalidad de un batistuta, un ruggeri, redondo, caniggia, simeone, etc. Ahora tuvimos a un Riquelme? A un tevez? Pero no sirven porque si ellos no son la estrella del equipo no funcionan, les falta inteligencia grupal, a nuestros seleccionados últimamente les falta un tipo inteligente de verdad. Así nos fue con un tevez creído después de hacerle dos goles a México, se la creyeron, Tevez y di María se querían gambetear el banderín, Alemania hacia tres pases y nos pinto la cara. Ojala vuelva la mística personalidad para el mundial.


Categorías

Comentarios recientes

rodolfo lópez en Bitácora 77
Aldo en FELIZ DÍA DE LA MILANESA!…
marcelo en Bitácora 78
Gustavo en Bitácora 78
Laura en Bitácora 78

Calendario

enero 2014
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: