El Estado policial (Segunda parte) (Perfil 17/11/2013)

17 noviembre 2013 at 8:07 12 comentarios

En lugar de debatir públicamente sin revanchismos sobre lo sucedido en el pasado para que no vuelva a ocurrir, y edificar un futuro con otras bases, tapamos las ruinas de nuestra convivencia política con chicanas, palabrotas, chavismo de pizzería y escraches.

El 2001 nos sirvió para eso, para que el quiebre del “modelo” menemista, votado tantas veces, desencadenara la furia general. Y con toda razón, la gente había sido engañada. El rencor era profundo. Ese sentimiento negativo de no ser neutralizado impediría cualquier construcción democrática. Y de eso se ocupó el kirchnerismo, le dio al rencor un sentido político, y durante todos estos años, hizo todo lo posible para que ese rencor no desapareciera.

Por eso luego de todo este himno al milagro de la inclusión a tasas chinas, ese sentimiento negativo pervive con la misma intensidad de siempre. Un estado policial sin rencor no es eficaz. Necesita del espíritu de venganza, del odio social, del buchoneo y del placer del  castigo.

Ahora que Albert Camus cumple cien años, podemos usar en su homenaje la palabra Peste. Un estado policial es como la peste. Contamina. Lo vemos cada día. Hace dos semanas en Periodismo para todos, la producción con sus cronistas y camarógrafos del programa penetraban en una villa de Concordia Entre Ríos, para mostrar a una madre joven, si no adolescente, con un bebé en brazos agarrado a su cuello con la fuerza del susto, con el objetivo de mostrar las falencias del gobierno de Uribarri. Fue un acto de pornopolítica, obsceno, de uso del rencor con fines políticos y de rating periodístico.

No es la primera vez que bebés y niños se usan con fines políticos. Se sabe que pegan donde más duele, al menos en quien no ha perdido del todo su corazón.

Es cierto que como dice Lanata existen los hechos. La miseria es un hecho, el hambre también, y esa pobre mujer con su bebé también, como también es un hecho la invasión del poder mediático para mostrar ese hecho, ese día, respecto de un gobernante determinado, y develar un tipo de miserias e hipocresías de políticos seleccionados en desmedro de otros no mencionados con el mismo sufrimiento alrededor.

Hay mucha gente indefensa y abandonada en nuestro país a pesar de los planes, no sólo en Entre Ríos ni en donde sólo hay gobernadores kirchneristas.

No hay que elegir

Nadie está obligado a cumplir con el mandato de un estado policial y elegir entre las empresas de medios y el gobierno, o entre los periodistas perseguidos y los funcionarios del poder. Nos dan a elegir a uno de los contrincantes de una batalla falsa. La ley de medios no es el bastión decisivo de la democracia que nos exige tomar posición pro o contra. Nada tiene que ver con los poderes concentrados tal como les gusta decir a los sirvientes de la verticalidad. Es un negocio más del poder político con el poder económico. Cada vez resulta más claro. Del mismo modo en que Kirchner negoció la concesión del Cable con Clarín, ahora se renegocia con el mismo sector. Gritos más, gritos menos. Aparecen los David Martinez de uno por vez, de una lista de varios hombres de negocios que surgirán con el tiempo.

Se dijo que Ricardo Lorenzetti negoció con Zanini, y ¿por qué no con Magnetto también? Desde siempre los máximos dirigentes de los aparatos institucionales y del mundo empresario conversan entre sí. Aquí y en todas partes del mundo lo hacen sin que todo el periodismo esté enterado. Y negocian. Nada malo hay en esos mecanismos que son parte de una república, pero nada tiene que ver con la libertad.

La libertad de expresión se impone sin que medie una voluntad ni una autorización previas salvo bajo dictaduras bien duras. No se la ejerce bajo la administración de los poderes corporativos provengan del estado o de los privados. En nuestro presente así como la información es objeto de espionaje, también se filtra por todas partes. Las redes sociales no descansan. Los sitios on line tampoco.  Las corporaciones se disputarán los cables, las ondas, el satélite y las telefónicas; las acciones bursátiles pasarán de mano sin que sepamos nada de quienes las manejan. El sistema funciona así. Pero a pesar de todas las regulaciones y aparatos de semicensura, el dispositivo de poder es poroso y las nuevas generaciones ya no leen los diarios ni ven televisión. Se fugan por los márgenes digitales  con la aceleración de un enjambre de abejas.

Es posible que la agitación continúe. Quizás se reinstale el tema de Papel Prensa si es necesario y conveniente hacerlo, y nuevamente marcarán la cancha en dos. Las acusaciones se repetirán para capturar nuestra atención con el fin de impedir que nos atrevamos a desconfiar del juego como tal, para conjurar el peligro de que alguien patee el tablero y desenmascare a los supuestos adversarios. Compras y ventas durante la dictadura procesista y menos de un sector estratégico como la gráfica, era imposible concretarlas  sin la aprobación de los generales. Y menos aún si se trataba de los Graiver. Eso lo saben todos. También se sabe que el verdadero propósito del gobierno es ocupar posiciones de poder e instalar nuevos socios como lo han hecho en los medios, en la energía, en los transportes y en la construcción.

Hay intereses varios en mantener la cosa pública en litigio extremo con denuncias a granel. Pero democracia y dictadura no son dos muñecos que nos tiramos de un lado y de otro de la trinchera. No es materia de escándalo ni de buscar en donde le puedo pegar al de enfrente. Este escenario nos ha saturado hasta el hartazgo. Lo que está en juego es más complicado. Poco tiene que ver con palabras lavadas de políticos al servicio de la gente. Ese recurso demagógico es demasiado obvio.

Anuncios

Entry filed under: General.

El Estado Policial – Primera parte – (Perfil 16/11/2013) El teatro dentro del teatro

12 comentarios

  • 1. Sergio R.  |  17 noviembre 2013 en 8:41

    ¿Cómo cambiar esa mentalidad revanchista del river-boca que nos atraviesa política y socialmente? Se me ocurre que en los colegios y en general habría que enseñar “métodos” y no tratar con ideologías. Para mi es un problema de método de análisis. Si solo leo La Nación o solo Página 12, estoy analizando mal y me estoy informando peor, si solo escucho a Laje o solo Radio Nacional, ídem. No es un problema ideológico, si no, de método. También ayudaría leer en los colegios y en general el libro de Moreno Ocampo, “En defensa propia”.

  • 2. marlaw  |  17 noviembre 2013 en 14:20

    Hace por lo menos cinco o seis años que Jorge Asis en su Blog venía denunciando lo que el aludía como “marroquineria politica”. Como se hà valido siempre en su Blog de un leguaje criptico, -ignoro si lo hace como alarde de sus recursos literarios, o sí responde a otra necesidad-, sus palabras quedaban flotando en una penunbra en un vaho de sospecha. Como léctor uno podía presumir que existía corrupción, pero no se podía tener una idéa de la magnitud. Por otra parte a excepción hecha de personas muy familiarizadas con el dinero, cuesta entender para quienes nos manejamos con recursos reducidos, que significan cifras superiores al millón de dolares, y aún menos que eso.Creo que son cosas difíciles de imaginar para el común de la gente, por lo menos a mí me resulta difícil.Lo mismo ocurre con la miseria extrema, para alguién que nunca penetró en un asentamiento, que nunca olfateó sus olores, que nunca vió de cerca esos rostros. A esta altura debería aclarar para no dar lugar a malos entendidos, que en general y sobre todo cuando no digo nada que contradiga sus dichos eso significa que estoy de acuerdo y acepto de buén grado sus palabras Profesor. Algunas veces resulta tan dificultoso comprender los acuerdos tácitos o darlos a conocer, como en otras oportunidades trasmitir una ironía cuando las personas se desconocen físicamente y solo existe un trato virtual
    Volviendo al tema que en el fondo es Clarin, Lanata y La televisión. Independientemente de la guerra privada Gobierno Vs. Clarín Independientemente también si reflejar ciertos hechos en la TV como los bolsos o el dinero que se pesa forman parte de una escaramuza mas dentro de esta guerra privada, lo cierto es que el impacto que provoca la TV en la mente del hombre común es superior a cientos de palabras, y aquello que Jorge Asis no pudo conseguir en cinco años, Lanata lo consigue en una hora de TV Y no solo eso.Creo que ese programa contribuyó en gran medida a inclinar la balanza hacia el otro lado en las últimas elecciones ¿Para qué servirán estas elecciones Ud, me dirá?
    Bueno por el momento han servido para disipar el fantasma de la re,re indefinida.Puede ser un logro modesto, pero algo es siempre mejor que nada.Tenemos dos años por delante, que serán mucho mas duros para quienes se encuentren mas abajo de la pirámide. Veremos que podemos hacer entre todos para tratar de mejorar el panorama. Por último . Afectará muchísimo mas la vida de la gente la reforma del Código Civil, que se avecina, que la Ley de Medios que de ultima no modifica sustancialmente la ecuación del Poder
    Y para mí lo mas pernicioso es que se insiste en la segmentación de la sociedad para tenernos a todos bién divididos y enfrentados.
    La aberración de las leyes de género es una clara muestra de lo que trato de decir.Como sí las muertes o las violencias físicas de cualquier orden, valieran menos o mas según sean las personas o los géneros que las deban de soportar
    Profesor tengo en mi PC un reportaje completo que le hizo el Diario La Nación a José Nun cuando recién asumía como Secretario de Cultura del Gobierno de NK en el 2005.Visto a traves del tiempo es muy interesante por las cosas que José Nun decía en ese momento y todo lo que sucedio después. Usted tiene mi correo, sí le interesa se lo puedo hacer llegar.

  • 3. Tomás Abraham  |  18 noviembre 2013 en 10:04

    marlaw
    no creo tener un lenguaje críptico, por el contrario, en exceso directo – si es que tal exceso existe – .
    Pero lo que sí creo es que usted no distingue entre comentario disgresión. Le pido mayor síntesis. Gracias

  • 4. marlaw  |  18 noviembre 2013 en 12:51

    Me entendió mal Profesor cuando hablé de lenguaje criptico, me estaba refiriendo a la menera en que Jorge Asis en su Blog hacia referencia o trataba de contar el tema de la corrupción.En ningún caso traté de referirme a Ud.o decir que escribe de ese modo.Creáme que siento mucho haber sido mal interpretado o dar lugar a que Usted piense eso.

  • 5. philo  |  18 noviembre 2013 en 16:32

    marlaw, yo lo entendí.

    Esto comprueba que entre emisor y receptor no hay comunicación perfecta, sino atravesada por las propias subjetividades.
    Creo que dos personas solo se comunican realmente cuando se miran a los ojos sin hablar y se sonríen.

    Profe, no se pueden hacer disgresiones en su blog? algunas veces es lo único que nos queda.

    Sabe usted me resulta encantador, pero a veces le salta la bestia, no se enoje, a mi también me pasa, lo de la bestia digo.

    saludos

  • 6. Sergio R.  |  18 noviembre 2013 en 18:09

    je, je… ácido… de pie marlaw, no afloje. A esta altura no hay profesores ni discípulos, mas bien gente que nos ayuda a pensar. Tomás nos ayuda a eso, a mi me ayuda por lo menos. En vez de piñas reparte palabras. Un Dr House del pensamiento. No espere respuesta a la adulación ni a la simpatía. Un abrazo.

  • 7. george  |  18 noviembre 2013 en 18:29

    EL SUBCONSCIENTE DE DIOS – LOS ESTADOS AL DIVAN:
    Es cierto profesor que para garantizar la libertad de expresión,ya sea en la prensa mediática o a viva voz en una esquina cualquiera de la ciudad basta con el artículo de la constitución,Todo lo demás es producto del tironeo de los sectores en pugna. ,te doy acá,te saco allá.-Mientras continúe este tipo de construcción de instituciones basadas en el rigor poco cambiará.El estado todopoderoso se erige en el dueño de todas las pistas.Un medico nunca lo será sin el título habilitante expedido por una universidad (privada o pública)homologada por el estado al fin y cuyo título debe legalizarse por el Mtrio.de Interior,de lo contrario no sirve.También el estado quita o da licencias para operar radiotelevisión.Papá estado se encuentra en todos lados ,en todos los sueños,es omnipresente.El estado tiene subconsciente,es el que a veces en lapsus traspone los frenos racionales e irrumpe con su zafarrancho de leyes reglamentarias,orgánicas,ordenatorias,.Argumentan que era una barbaridad que rigiera la ley de la dictadura referente a los medios.Era necesaria la ley?,acaso la constitución no es suficiente para desmadrar los monopolis u oligopolios.Me recuerda el caso cubano cuando después del tratado de París y efectivizada la retirada de España de la isla muchos cubanos se devanaban los sesos en pos de irradiar la mejor cláusula constitucional del vínculo con los EEUU.Tantas vueltas le dieron a la cosa que incorporaron la enmienda Platt,base de la intervención estadounidense en la isla.Es obvio que lo correcto hubiera sido no incorporar cláusula de vecino alguno.Pero mientras haya un estado que impone el rigor no queda otra que coesxistan pequeños estados subsidiarios.Ahí es donde me conformo con que nuestro estado tenga sueño y subconsciente propio.Atte.Un saludo a todos.

  • 8. Elías  |  19 noviembre 2013 en 21:07

    Lecciones de filosofía para principiantes

    Marlaw, de manera un tanto enrevesada, consideró que la prosa de Asís suele asemejarse a la criptografía. Hasta acá tenemos un hecho.
    Abraham consideró que la crítica de Marlaw estaba referida a su columna.Tenemos una interpretación.
    Conclusión: no hay hechos, solo interpretaciones.

  • 9. Edson  |  23 noviembre 2013 en 16:08

    Ja, ja..le dijeron bestia al profesor.

  • 10. philo  |  23 noviembre 2013 en 22:00

    profe usted entendió que no le dije bestia no?

    es que nuestro cerebro reptiliano nos juega malas pasadas a todos, la cosa es ponerle riendas

    Vea que tranquila que estoy, me acaban de tratar de vieja al pedo y me causo gracia, hoy sábado 9.59 pm estoy trabajando a todo vapor, en lugar de mirar la novela,jajaj

    profe……………cariños

  • 11. Elías  |  24 noviembre 2013 en 12:17

    Lecciones de filosofía para Edson

    ¿Qué hiciste de tu inteligencia con la dosis de inteligencia que leemos semanalmente?

  • 12. Edson  |  25 noviembre 2013 en 1:45

    Lecciones de Lógica para Elías

    Si en la primera premisa usted afirma A ( “Marlaw, de manera un tanto enrevesada, consideró que la prosa de Asís suele asemejarse a la criptografía. Hasta acá tenemos un hecho” ).
    Y en la conclusión usted niega A ( “Conclusión: no hay hechos, solo interpretaciones” ), usted cae en una contradicción.

    Conclusión: su chiste hermenéutico es malo.


Categorías

Calendario

noviembre 2013
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: