La vuelta de Sócrates

11 julio 2013 at 16:34 14 comentarios

(Texto publicado en “Foucault desconocido”. Editores R.C.Orellana y J.F.Fernández. Universidad de Murcia-España, 2011)

Escribir sobre Michel Foucault constituye para mí un acto de celebración. Festejo haberlo conocido, leído, estudiado, escrito sobre él, y seguir haciéndolo. Hay un mañana con Foucault. Ya lo hubo esta misma mañana cuando leía unas páginas de su curso Le gouvernement de soi y des autres, la primera conferencia en la que habla de la Aufklärung……..

[ Ver texto completo ]

Anuncios

Entry filed under: Filosofia.

Yo amo a Sarmiento (Conferencia en la Biblioteca Benjamin Franklin de la pcia de San Juan) – 26 de octubre de 2010 El menem-kirchnerismo del siglo XXI y una utopía sin nombre (Perfil 14/7/13)

14 comentarios

  • 1. E A  |  11 julio 2013 en 16:57

    Excelente el capitulo de MF en el No y las sombras

    Ezequiel Amaro
    Casi todo es otra cosa
    Enviado desde mi iPhone

  • 2. Marcelo Grynberg  |  11 julio 2013 en 19:46

    Que el poder o la autoridad se sirvan o utilicen el saber humano es un hecho. Pero el saber, o el “concepto enfatico de verdad” -si bien es un producto de la comunicacion y consenso social-
    no necesitaria o no deberia estar legitimado por el poder
    (quisiera creer …)

  • 3. Marga Celis  |  12 julio 2013 en 0:34

    Es difícil superar la fascinación en filosofía, lugar en donde las palabras respiran y abrazan, esta debería ser la razón para instalar una revolución que atente contra nuestro sentido, tal vez así se pueda seguir desarmando hacia algún infinito.

  • 4. mARCELO  |  12 julio 2013 en 13:54

    casualmente esta semana estoy leyendo un libro sobre MF , Son un par de reportajes y entrevistas , algunos ensayos sueltos que se están publicando ahora ,muy bien !!!
    Me quede sorprendido el encandilamiento q Nieztche provoco en el autor , lo nombra , lo nombra muy seguido eh , MF así como Nieztche toma los libros como una experiencia y a ver que sale, mientras lo van escribiendo ,y es cierto, eS una cosa muy dionisíaca , MF decía que el mas técnico de sus libros fue “Las palabras y las cosas ” los otros meras experiencias , por eso tan enjuiciado por algunos historiadores sobre todo marxistas a cual Foucault los detestaba , y aquí me sorprendio el esquivo de MF al marxismo , lo esquiva bastante , el y sus seguidores “enloquecen” con estas ideas políticas
    y para terminar MF cita una frase genial ” Nietzche” como siempre nos tiene acostumbrado el filogoogo acerca de Dios : “temo que no nos libraremos de Dios mientras sigamos creyendo en la gramática”
    que POTENTE es el filosofo del martillo

  • 5. Philo  |  12 julio 2013 en 16:23

    A veces me pasa………….me quedo en silencio y escucho la voz del maestro…………me llena de regocijo……….luego………sigo con mi vida.

  • 6. santiago  |  12 julio 2013 en 18:30

    (viene de un comentario anterior) El fácil darse cuenta de lo que quiero decir. ¿Cuantos recordamos a Semmelweiss y Mendel, que registro para verdad dejaron estos, y cuantos recordamos o que registro para la verdad dejaron los capos del sanedrín científico de su época?
    Así dice Nietzsche-Zarathustra en “sobre las viejas y nuevas las tablas”

    “Oh hermanos míos, en cierta ocasión Uno miró dentro del corazón de los buenos y justos, y dijo: «Son fariseos». Pero no le entendieron.
    A los buenos y justos mismos no les fue lícito entenderle: su espíritu está prisionero de su buena conciencia. La estupidez de los buenos es insondablemente inteligente. Pero ésta es la verdad: los buenos tienen que ser fariseos, – ¡no tienen opción!¡Los buenos tienen que crucificar a aquel que se inventa su propia virtud! ¡Esta es la verdad!
    Mas el segundo que descubrió su país, el país, el corazón y la tierra de los buenos y justos: ése fue el que preguntó: «¿A quién es al que más odian éstos?»

    Toda esta frase esta en un discurso de Zarathustra “sobre la viejas y las nuevas tablas”. Los “buenos y los justos” son los escribas y los fariseos, y, según el propio Nietzsche, el primero en descubrirlos fue Jesús de Nazareth. Y el mismo es el segundo en descubrirlo, en “develarlo”.

    o quizás mi desacuerdo también es porque llamamos verdad a cosas distintas.

  • 7. santiago  |  12 julio 2013 en 18:32

    Estuve leyendo el escrito, hay cosas en las que estoy de acuerdo hay otras que no lo estoy, pero la verdad que esta muy bueno, hace rato no me llegaba algo para pensar.
    Pero quiero decir algo en lo que estoy especialmente en desacuerdo. El tema de la verdad. El tema de la verdad esta íntimamente relacionado con el concepto de tiempo. La verdad se “a-futuriza”. En el futuro y gracias al tiempo se descubre lo que es verdad o no verdad. Pasa que el tiempo no fue muy bien pensado hasta ahora –salvo para inmanentizarlo-, a ningún sistema de poder inmanente le conviene pensar el tiempo, pues ese sistema de poder generalmente no va estar en los planes del tiempo –ni de la verdad-. Y por no pensar el tiempo también ningún poder tuvo continuidad en la tierra salvo uno.
    “La verdad no tiene estatuto de tal si no cumple una función de autoridad”. Esa frase es muy desacertada. Justamente quien puede discriminar lo verdadero de lo falso es alguien que si o si debe luchar contra la autoridad, sino nunca va a poder discernir lo verdadero de los falso, lo nuevo de lo rancio. Pasa que una cosa muy distinta es que no exista alguien que se anime a enfrentar esa autoridad. Un ejemplo es lo que pasa con el tema del academicismo o la política. ¿Quien se va animar a contradecir a un profesor o político “enseñante” de la teoría o los nombres dominantes si por contradecirlo corre el riesgo de ser desaprobado del ámbito académico o del mundillo científico o del mundo social o de la verticalidad partidaria? En el mundo de la filosofía, el mismo Nietzsche es un ejemplo de esto, o Kierkegaard o un montón más. Para ser un profesor con cátedra primero hay que seguir al maestro, o a la moda-paradigma, o a la empresa y luego, una vez ya con algo de poder ya ahí sí se lo puede traicionar. El caso paradigmático de esto es lo que hizo Heidegger con Husserl. Pero a nadie le importa, ni a los mismos traicionados, todos parecen arrodillarse ante la moda y fama mundanal. Todos parecen arrodillarse, salvo la verdad. Lo mas raro de todo esto es que este mundo occidental y libre se baso durante dos mil años en la esencia de Alguien que siempre lucho contra las autoridades de su época –escribas y fariseos- y hasta fue denigrado y muerto por estas autoridades. Así que díganme si la verdad no se descubre con el tiempo?

  • 8. george  |  12 julio 2013 en 18:39

    sólo sé que no se nada.

  • 9. Tomás Abraham  |  13 julio 2013 en 17:22

    no hablo de una verdad pura, sino de una verdad en función de autoridad que produce el universo de creencias. por otro lado las verdades en plural son históricas, no me refiero a una verdad de un hecho en bruto, sino a doctrinas que trasmiten valores de justicia, de referencialidad, de correspondencias necesarias, de validez científica.
    la verdad como aquello en lo que se cree. foucault hablaba de contraverdades como discursos de resistencia a lo que se impone.
    canguilhem, su maestro, historiador de las ciencias, decía que para separar verdad de falsedad, es necesario que se esté “en la verdad”, un espacio de legitimación que permita que la palabra sea autorizada. los casos citados por foucault en el orden del Discurso, de mendel y semmelweiss, son ejemplos de futuras verdades que en su momento fueron considerados absurdos, insensateces, a las que ni siquiera les correspondía la calificación de falsedades.no hay verdades futuras sino no las autoriza un canon de aceptación.
    en lugar de verdades en general, universales y puras se trata de veridicciones, formas históricas en las que la verdad se dice.

  • 10. santiago  |  14 julio 2013 en 15:28

    Sí, entiendo lo que escribió y muchas gracias por contestarme. Me parece que mi “quizas llamamos verdad a cosas distintas” de mas arriba se transformo en un seguro. Seguro que entendemos cosas distintas por verdad. Lo de reemplazar las “verdades en general, universales y puras” por “veridicciones” no me va mucho, porque en el análisis se pierde dinámica. Intento explicarme, esta frase:

    “no hay verdades futuras sino no las autoriza un canon de aceptación”.

    Yo creo que es al revés, que al “canon de aceptación actual” lo terminaron formando un cúmulo creciente de coincidencias de verdades (en plural) que en su momento fueron a-futuro y que al no ser aceptadas por el paradigma anterior en un determinado momento lo terminaron sepultando a este, y todo lo relacionado con el, y luego de la sepultura, a la moda actual le empieza a parecer oxidado y vetusto, todos se basan en intuiciones muy primarias y descartan cualquier relación con una posible idea que provenga de este paradigma anterior. Pero cuando sepultan al paradigma anterior cortan la continuidad. Y cuando cortan la continuidad no pueden valorar y por eso no se puede ver ni entender lo anterior, pierden profundidad, pierden mas en “verdad”. Eso sucedió hasta ahora. Quizás hoy, por el único aspecto positivo de la globalización de la información, se pueda lograr una continuidad de las verdades. Pero eso depende de la aceptación del poder de turno. Es difícil, pero hoy es posible. Por eso creo que es muy importante entender la cuestión de la continuidad y las coincidencias, indican algo, algo que tiene que ver con la verdad, y todo esto también tiene que ver con el tiempo, algo que hasta hoy no se ha pensado bien. Nietzsche por ejemplo lo intento pensar a su manera -para mí equivocada, pero lo intento. Nietzsche detestaría hablar de un mundo “futuro-verdadero”, y detestaba cualquier posibilidad-placebo de escape hacia “otro mundo”-.

    Digo que la verdad se “a-futuriza”, que se descubre a futuro, porque como también dice usted, creo que en el asunto de la verdad es esencial la creencia. Yo no creo que haya verdades mas allá de la creencia para el hombre. Lo que poco que sabe el hombre, lo sabe solo a través de haberse ejercitado en su creencia. El hombre siempre cree, apuesta en algo que considera es verdad o lo más importante, aunque crea en un equipo de futbol, en alguien, en un ídolo, en un partido político, en la moda, en una ideología o en la ciencia o etc. Yo entiendo la verdad como lo que el hombre considera lo mas importante, lo que “por eso se anima a arriesgar lo que sea”, pues sin verdad el hombre no podría entender nada, afectiva o intelectualmente, sin un gramo de verdad su intelecto no podría funcionar y sus afectos tampoco, todo seria un caos, no habría ninguna posibilidad de comunicación ni de entendimiento ni de des-entendimiento, no habría posibilidad alguna de relación entre distintos individuos, no habría individuo.
    Hablando muy sutilmente -no para extremistas- la verdad este íntimamente ligada a la vida, y quien no esta dispuesto a dar la verdad por la vida o la vida por la verdad, no está en ninguna de las dos (cada uno según lo que cree entiende lo que es vida y lo que es verdad).

    Un saludo.

  • 11. Gustavo Romero  |  14 julio 2013 en 16:42

    La muerte de Dios es la muerte de todo Fundamento, muerte que implica necesariamente la muerte del animal que venera a ese Dios: el Hombre. Finalmente, ¿cómo pensar, entonces, la cuestión de la subjetividad?¿Será el Übermensch (ultrahombre) un nuevo tipo de subjetividad que no busque ídolos ni dioses ante los cuales arrodillarse? ¿Será el Übermensch una forma de ser de la subjetividad que rompa con el animal que venera, que se enfrente a ese hombre que inventa ídolos y monumentos para arrodillarse luego ante ellos sin reconocerlos como propias invenciones? ¿Podrá ser el ultrahombre una subjetividad que se asuma como contingente, histórica, provisoria, abismal?
    Nietzsche en su Zarathustra lo decía con estas conmovedoras palabras: “La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta: lo que en el hombre se puede amar es que es un tránsito y un ocaso”.

  • 12. santiago  |  14 julio 2013 en 23:23

    Hay algo que me gusta mucho en Kant y es lo que se deduce para la “verdad” desde la máxima del imperativo categórico. Con esa máxima se puede entender que la verdad es uno de los fundamentos principales.
    El problema tanto del hombre como del posible ultrahombre es que los dos van a morir, a futuro, un día u otro. Yo creo que el camino no esta en la posibilidad de “nuevas o viejas tablas” como dice Nietzsche, sino que el camino de la subjetividad humana se encuentra en el reconocimiento de “lo que hay”, de lo que existe y existió, y va a existir. Nietzsche no creía en la resurrección pero yo creo que si creía en la persona histórica de Jesús. Lo entendía bastante bien y entendía su mensaje, pero jamás lo iba a reconocer abiertamente. Doy un ejemplo nomás: en su discurso de las tres transformaciones Nietzsche utiliza el mensaje evangélico camuflado.

    Si queres Gustavo buscalo, yo te paso unos datos. Cuando habla del “camello”, Nietzsche habla del joven rico (Lucas 18, 18-27), que en el evangelio es “el cumplidor” del deber. Jesús, después del encuentro con el joven rico dice que es mas fácil que un CAMELLO pase por el ojo de una aguja (la “aguja” era una forma pequeña de entrada en Jerusalem) que un rico entre en el reino de los cielos. Después cuando habla del león hace referencia a la fuerza que quiere significar ese nombre del Espíritu de Cristo. Juan en el Apocalipsis escribe que después de ver que nadie podía abrir los siete sellos del libro de la vida uno de los 24 ancianos se le acerca y le dice que la raíz de David, y el LEON de la tribu de Judá podrá abrir el libro (Apocalipsis 5, 5).
    Y lo del NIÑO es lo más evidente. Justo antes de ese pasaje del evangelio sobre el joven rico, Jesús dice: “les aseguro que el que no recibe el reino de Dios como un niño no entrara en el” (Lucas 18, 15-17). Hay varios pasajes que dicen lo mismo.
    Y buen, el dragón o leviatan ya sabemos quien es. Hay varias alusiones en el Apocalipsis.
    Con esto no quiero decir que Nietzsche era cristiano ni mucho menos. Pero si quiero decir que Nietzsche entendía el mensaje de Jesús como muy pocas personas de su época y de hoy lo pueden hacer. Lo entendía, digamos, pero no lo seguía, no lo quería seguir, se había renegado y eligió seguir con esa “renegación” hasta el final. Yo estoy seguro que al principio de su vida Nietzsche era creyente y que cuando en el discurso “de la visión y el enigma” hace referencia a un “pequeño pastor” está haciendo referencia a el mismo, a que en una época el se sentía así, piadoso. Después se renegó. Pero buen. Era un tipo demasiado inteligente y sensible para renegarse así nomás. Hizo una bombita de tiempo, de paso. Esa bomba estalló y hoy sufrimos de esas consecuencias. Nietzsche dice ser un destino, yo creo que Nietzsche, sobre todo, además de un hombre, es una CONSECUENCIA, la explosión final de una consecuencia histórica.
    Un saludo.

  • 13. rib  |  17 julio 2013 en 14:21

    más allá de la oposición de la heteronomía y la autonomía
    que sería solo una diferencia cuantitativa
    la ciencia de hoy ha refutado
    un paradigma:

    “papá puso una semillita en la panza de mamá”

    el caso a mi me parece es que “aquello que ya no es” es el padre
    tal como lo imaginó la religión y no solamente el hombre
    esta súbita impotencia divina echó por tierra
    el fundamento de la moral masculina
    como la mentira que era

    http://rib-moregeometrico.blogspot.com.ar/2012/10/mentirosimil.html

    la revelación de la función sexual femenina ha desatado
    la violencia y no la voluntad de poder
    lo vemos a diario

    que pasará cuando se clonen las mujeres ???
    porque puede haber madre sin padre

  • 14. Marcelo Grynberg  |  17 agosto 2013 en 22:13

    En relacion a Foucault, hace poco “aparecio” un texto “nuevo”, no traducido al espa\~nol, creo. Se edito por Siglo XXI con el titulo de “La inquietud por la verdad” con una introduccion de Edgardo Castro, y recopila una serie de entrevistas y textos cortos, que
    si bien ya estaban en frances, al menos para mi eran totalmente desconocidos. Recien lo empiezo a leer y ya desde la 1ra entrevista (“El Libro como Experiencia”), me parece formidable. Resume una gran cantidad de ideas que me hubiesen sido imposible rastrear. Especial atencion (en parte con relacion a este post), merecen, creo, las paginas 71 a 76, donde se habla de la filosofia de los Frankfurtianos, junto a sus fuertes similutes y diferencias respecto al propio pensamiento de M.F.


Categorías

Calendario

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: