Introducción a mi desconocimiento de Shakespeare

29 mayo 2013 at 17:32 13 comentarios

 

Conferencia inaugural al ciclo dedicado a William Shakespeare, del Seminario de los Jueves

Cuando inicié mis clases en la Universidad de Buenos Aires quise comenzar por el umbral que establece una pregunta máxima a la vez que inauguraba un paso mínimo. Pregunté: ¿qué es la filosofía? ……………….

[ Ver el texto completo ]

Anuncios

Entry filed under: Filosofia, General.

Dos décadas ganadas (Perfil 26/5/2013) entrevista

13 comentarios

  • 1. Philo  |  29 mayo 2013 en 20:54

    Me gusto mucho.

    GRACIAS!!

  • 2. Juan Martin Masciardi  |  30 mayo 2013 en 9:09

    shakespeare es un gran poeta. recuerdo haber leído o escuchado decir a usted hace un tiempo, no hace tanto, que se encontraba trabajando en shakespeare. kundera le dedica unos cuantos elogios en La Inmortalidad. Por cierto, me contó mi hermana, que es profesora de letras, que una de las posibles causas de la muerte del poeta es una indigestión estomacal producto de un atracón de comida en la boda de su hija. jajajaja ?¿¿!!! será así, no es un muerte muy poética. jajaja abrazo grande.

  • 3. elayer  |  30 mayo 2013 en 14:22

    Interesante escrito, da para pensar muchas cosas, hay muchos temas, pero como yo no se nada de filosofía me abstengo.

    Me gustó mucho toda la descripción del teatro isabelino (?), donde dice, “El teatro fue unos de los primeros espacios democráticos de la modernidad en el que todas las clases sociales estaban presentes”.

    Ahora me pregunto, si en esa época, hace 400 años, la gente veía Shakespeare y ahora consumen las novelitas de Natalia Oreiro, me parece que hemos involucionado un poco.

  • 4. marlaw  |  1 junio 2013 en 4:38

    Me parece que esta nota consuma su propósito en el sentido que los interrogantes que propone el intento de introducirnos en William Shakespeare y su obra, nos compele a “pensar” en lo que no se sabe. Ese vacio que se abre ante nosotros, por lo que no se sabe, como un telon que se descorre, ante un escenario vacio provoca angustia, que luego lo tratamos obturar rapidamente, llenandolo con nuestros juicios.

  • 5. Mar  |  1 junio 2013 en 10:08

    Recuerdo muy bien aquel anuncio sobre Shakespeare para el Seminario de los Jueves. Lo celebré.
    (después no supe porqué se postergó… hasta tuvimos en el blog las fotos al frente de “The Globe”)
    Ahora celebro este texto, y especialmente lo promisorio de “…mi desconocimiento”…, una aseveración poco común, pero apasionante, como la lectura de Shakespeare.

  • 6. Elías  |  4 junio 2013 en 14:02

    Confieso que no he leído todo el texto. Como a menudo me ocurre con los escritos del autor, no he podido encontrar el camino, el hilo conductor que nos permite transitar un artículo literario de manera gratificante. He encontrado varios piquetes intelectuales en su recorrida -seguramente debido a mi escasa cultura y a mi poca destreza para superarlos-, obstáculos que me han imposibilitado avanzar en la lectura. Sin embargo rescato ideas interesantes: “pensar a Shakespeare como un antilósofo”. Me parece que más que una declaración de principios es una invitación al debate; y, ya que nadie aún ha recogido el guante, intentaré al menos escribir algunas consideraciones al respecto.
    De Quincey dijo que descubrir el problema no es menos importante que descubrir una solución. Y quizá esté aquí el nudo central de considerar al Bardo de Avon como un antifilósofo; pues, a mi modesto entender los filósofos han buscado problemas estéticos que requieren de soluciones éticas, mientras las obras teatrales de Shakespeare platean conflictos o problemas éticos resueltos brillantemente de manera estética.
    Dicho esto, intentaré leer una vez más y con renovados bríos el texto que me precede.

  • 7. marlaw  |  6 junio 2013 en 11:07

    En realidad mas que tratar de decir algo acerca de un tema que me sobrepasa, yo siento que solo puedo balbucear algo.Ya el problema de la identidad de Shakespeare plantea innumerables interrogantes.Por un lado aparece una presunción (que tampoco se sí es débil o fuerte) en el sentido, que un plebeyo, por su limitada educación, no podria haber compuesto jamás una obra tan genial. Pero es acaso la genialidad el atributo de una clase social, de un estamento.Yo no lo se. Además sí nos atenemos a la nota del profesor, la cantidad de público que asistía a esas representaciones hace pensar que el autor conocía la sensibilidad aún de los sectores mas populares, de la sociedad de su tiempo, para impactar decididamente en ellos, como de hecho lo hacía. Además para eludir sanciones provenientes de quienes detentaban el poder, al margen de la utilización de seudónimos, también resulta un hecho frecuente que las obras se enmarcaran metafóricamente en escenarios distantes, en el tiempo y el espacio, como acontece con la Opera Italiana del período romantico, donde la escena puede aparecer representada, en el Antiguo Egipto, o en cualquier otro lugar.

  • 8. Elías  |  6 junio 2013 en 13:57

    Para los que tienen dudas acerca de quién fue en realidad el autor de las obras teatrales y los sonetos atribuidos a Shakespeare, recomiendo leer en la web el imperdible y humorístico escrito de Umberto Eco titulado “¿Acaso Shakespeare era Shakespeare? (traducción de Hugo Beccacece)

  • 9. gustavoadolforomero  |  6 junio 2013 en 14:36

    “Cuando busco mi fórmula suprema para definir a Shakespeare, siempre encuentro tan sólo la de haber concebido el tipo de César. Algo así no se adivina, se es o no se es. El gran poeta se nutre únicamente de su realidad – hasta tal punto que luego no soporta ya su obra… Cuando he echado una mirada a mi Zaratustra, me pongo después a andar durante media hora, de un lado para otro de mi cuarto, incapaz de dominar una insoportable convulsión de sollozos. No conozco lectura más desgarradora que Shakespeare: ¡cuánto tiene que haber sufrido un hombre para necesitar hasta tal grado ser un bufón! – ¿Se comprende el Hamlet? No la duda, la certeza es lo que vuelve loco… Pero para sentir así es necesario ser profundo, ser abismo, ser filósofo…

    F. Nietzsche, Ecce Homo , “Por qué soy tan inteligente”, §4.

  • 10. mARCELO  |  7 junio 2013 en 13:22

    lo mas cercano a Shakespeare que tuve en mi vida fue una película , una rarisima pelicula que actuaba una rara Gwyneth Paltrow como en todas sus peliculas ,se disfrasaba de hombre para actuar y ahi aparece Shakespeare y crea romeo y julieta que es la idea quizas la unica que tenga Suar para hacewr sus novelas, los carniceros contra los mecanicos del barrio , los boxeadores contra la “bondad” de barrio ,bueno y asi sigue siguiendo con Gwyneth hizo otra pelicula con una mujer con peluca al estilo villana de los 101 dalamtas , fumaba con boquilla y tirabas los cigarros a la chimenea , al parecer esta mujer odiaba a los hombres por una traicion de una joven pareja y se traumo se traumo a tal punto que crio a esta chica Gwyneth con odio hacia los hombres , esa pelicula le vino muy bien Gwyneth por que hace de frigida ,jajaja ja no igual es muy linda la actriz ,pero le faltan 5 para el “peso”, la pelicula esta muy flashera, la vi en un verano me acuerdo muy linda y en cuanto Shakespeare no me animo a leer sus libros (temo decepcionarme) cuando nos decepscionamos con los idolos de la cultura uno se siente un animal o un hijo de puta o simplemente no esta de acuerdo o vaya uno a saber que , hace poco tome coraje con “La vida es Sueño” de Calderón y me gano ,esos diálogos me superan
    Shakespeare es un enigma al igual que Dante , y haciendo inca pie en lo que escribió Elias hace poco sobre “Sarlo y la comedia” ,esta el nuevo libro de Dan Brown sobre el Dante, y seriamente pregunto ¿Por que fue tan atacado hasta el desprecio total la obra de Dan Brown?¿ principalmente su libro El codigo Da Vinci ???

  • 11. Elías  |  7 junio 2013 en 14:04

    Creo que Brown fue atacado y hasta vilipendiado porque su novela es una mezcla de rojo (crímenes), amarillo (sensacionalista) y policial negro.

  • 12. santiago  |  8 junio 2013 en 14:11

    La cita que hizo Gustavo Adolfo Romero es muy justa. Cuando la leí hace bastantes años me dejo pensando mucho en verdad, me dejo pensando en que quería decir Nietzsche con su Zarathustra, mas conociendo la potencia con que Nietzsche escribió ese librito, mas conociendo el final de Nietzsche. Para Nietzsche evidentemente Shakespeare fue Francis Bacon.
    Hice una cita una vez de “Medida por medida” ( en un post sobre Rorty https://tomabra.wordpress.com/2010/02/16/la-filosofia-de-richard-rorty-undecima-entrega/#comments) donde para mi Shakespeare se da a conocer, en esa comedia –o lo que sea- Shakespeare se dice a si mismo.
    Pero volviendo a la cita de Nietzsche: que quiere decir que “No la duda, la certeza es lo que vuelve loco…” es extraño o no? Quizás por eso Abraham nos habla de que Shakespeare es un antifilósofo. Shakespeare tenía una certeza y desde esa certeza giraba su pensamiento. Ahora: ¿Que certeza tiene tanto Shakespeare como dice tener Nietzsche?

  • 13. Gustavo Romero  |  9 julio 2013 en 11:00

    Dos grandes temas para estudiar en la obra de Shakespeare: el sueño y la locura.


Categorías

Calendario

mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: