El ordenador de la violencia (Perfil 18/5/2013)

18 mayo 2013 at 11:17 20 comentarios

Preguntas

 

De los hombres que regentearon el Proceso, J.R Videla era un personaje débil. Los hombres fuertes del Proceso, sus jerarcas más notorios fueron E.E Massera y L.F. Galtieri. A su alrededor también hubo otros militares temibles que decidían la vida y muerte de los argentinos. Videla despertaba confianza en las clases dominantes y en las capas medias Era la contratara del descontrol del gobierno de Isabel y el ordenador de las violencias. Un hombre contenido. Estuvo cuatro años y se fue. Carecía de la voluntad de poder de Massera y Galtieri. El primero congregó a su alrededor sectores del peronismo, del montonerismo y grupos culturales variopintos. El segundo se propuso ser el jefe de la epopeya liberacionista más importante de nuestra historia. Videla no, un hombre banal, en el sentido dado por Hannah Arendt. Un hombre mediocre que no nació genocida, sólo quiso salvar a la patria de lo que definía como terrorismo marxista. Hacía eco a vastos sectores de la ciudadanía.

Hizo la carrera militar como podría haber sido dentista. En las clases medias la carrera militar era una de las que podía ser elegida, tenía que ver con una idea de la patria y de servicio. En sus filas había este tipo de hombre: creyente, honesto, austero, severo.

Tuvo su momento de felicidad, fue durante el Mundial del 78. Así lo rememoraba la revista El Gráfico en junio de 1978 luego de la victoria en Rosario sobre la selección de Perú:

 

“llegamos a la final. No solamente los jugadores, sino todos. Se acabaron los YO refugiados atrás de aislados gritos. Ahora somos NOSOTROS, sin distinción de colores, como debimos ser siempre. Goleamos al destino y derrotamos a las sombras. El teniente general Jorge Rafael Videla, presidente de la nación, dio en su momento el respaldo necesario para que el Mundial fuera una realidad que mostrara —seriamente— la verdadera cara de nuestro país. Cuando el Campeonato se puso en marcha arrimó su aliento para que la Selección Nacional superara momentos críticos. Aquí está en el palco de honor en Rosario, junto al brigadier Agosti, emocionándose con el juego y con los goles, acaso entonado con esa ovación que acompañó el anuncio de su presencia. Argentina ya está en la final de la Copa del Mundo. El teniente general Videla volverá el domingo a dar otra lección de humildad: ser otra vez, nada más que un hincha de la selección”.

 

Me pregunto cómo fue posible que un hombre devoto de fe cristiana, alabado por su ascetismo, por su honestidad y rectitud, respetado por amplios sectores de la sociedad argentina en los años setenta y ochenta, apadrinara torturas, fuera cómplice del asesinato de miles de hombres y mujeres, ocultara pruebas, mintiera para proteger a culpables de crímenes aberrantes. Me pregunto cómo fue posible que en nuestro país un hombre común de carrera militar, educado de acuerdo a ideales sanmartinianos, llegara a comandar una organización que robaba bebés de padres asesinados. Me pregunto sobre qué pasó en nuestro país para que se llegara a matar en las calles y en campos de concentración a millones de ciudadanos con la sospecha cuando no el conocimiento y la certeza de que así ocurría.

Pregunto que ha sucedido en casi cuarenta años para que no extrajéramos las consecuencias ni analizáramos las causas para que esos hechos sangrientos no ocurran  nunca más. Me pregunto cómo y por qué militantes de la justicia social indignados por la situación de pobreza y la explotación del hombre por otros hombres, secuestraban gente y mataban a seres indefensos en nombre de la revolución. Me pregunto cómo es que hombres y mujeres ordinarios, como cualquiera de nosotros, pueden llegar a ser parte protagónica de un sistema de odios que lo permite todo. Pregunto en nombre de qué concepción de la historia y de la justicia, matar por un ideal es un acto legítimo. Me pregunto cómo se llegó a perpetrar hechos de un sadismo abominable en nombre de la salvación de la patria y cómo se llegó a matar en nombre de la liberación de los pueblos. Me pregunto qué pasó en la Argentina para que mientras J.D Perón y R. Balbín se abrazaban, otros asesinaban a J.I Rucci.

Me pregunto qué pasó en la Argentina para que alguien como Videla haya sido posible y real.

 

 

Anuncios

Entry filed under: General.

REVISTA EL GRÁFICO JUNIO DE 1978 Entrevista sobre educación- Clarín 24/5/2013

20 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  18 mayo 2013 en 11:39

    Respecto a:
    “Me pregunto qué pasó en la Argentina para que alguien como Videla haya sido posible y real.”

    veamos lo que dice T. W. Adorno en “La educacion despues de Auschwitz” ( Consignas, Amorrortu editores).

    “Quisiera hacer una propuesta concreta: que se estudie a los culpables de Auschwitz con todos los metodos de que dispone la ciencia, en especial con el psicoanalisis durante a\~nos, para descubrir, si es posible, como surgen tales hombres. Si ellos, por su parte, en contradiccion con la estructura de su propio caracter, contribuyeran en algo, tal es el bien que aun estan a tiempo de hacer para que Auschwitz no se repita. En efecto, esto solo podria lograrse si ellos quisieran colaborar en la investigacion de su propia genesis. Podria resultar dificil, de todos modos, inducirlos a hablar, bajo ningun concepto seria licito aplicarles, para conocer como llegaron a ser lo que son, metodos afines a los empleados por ellos. No obstante, cabe presumir que existen tambien en ellos puntos de abordaje psicologicos a traves de los cuales seria posible modificar esta situacion: por ejemplo su narcisismo, o dicho llanamente su vanidad. Ahi tienen la posibilidad de hacerse importantes hablando de si mismos, sin trabas, como Eichmann, quien por cierto, lleno bibiotecas enteras con sus declaraciones.”

  • 2. Sergio R.  |  18 mayo 2013 en 11:47

    El otro dia en Facebook le di ok a la solicitud de amistad de una prima lejana, 40 años, madre, universitaria, trabajadora y honesta, no nos vimos mucho en nuestra historia pero era muy amiga de mi hermana. Ayer la di de baja, luego de que publicó: “Que aparezca un francotirador y la mate, por favor.” No sé qué significa “gente común” si lo que significa gente que se cree buena, que se cree con razón y que apoyaría sin problema que alguien mate, si ese alguien comparte esos dos preceptos. Matar por reafirmarse.

  • 3. Damian  |  18 mayo 2013 en 12:52

    No se que comentar profesor, la síntesis me es ajena, parece que matar es mas placentero de lo que creemos los incapaces de violencia, tan poca justicia en este mundo, tanta retórica en busca de amor.

  • 4. rib  |  18 mayo 2013 en 13:15

    lo terrible
    es darse cuenta
    que uno podría llegar a ser un videla

    demasiado humano

  • 5. nogoya5414  |  18 mayo 2013 en 13:24

    Sr. Tomas,
    Usted es el pensador, el filosofo, el que se gasta la vida tratando de interpretar la realida, enseniando a entender……Porque no responde sus propias preguntas y nos alivia el dolor.

  • 6. Juan Sin Tierra  |  18 mayo 2013 en 13:59

    … “Me pregunto sobre qué pasó en nuestro país para que se llegara a matar en las calles y en campos de concentración a millones de ciudadanos con la sospecha cuando no el conocimiento y la certeza de que así ocurría”….
    En principio no fueron millones los argentinos muertos sino poco menos de 9.000; es una tragedia, no un dato para la estadística -igualmente son muchísimos más los muertos y marginados por las políticas perversas de los gobiernos que los sucedierion, hasta ahora- . Pero no hay que olvidar el contexto en que Videla fue llevado al poder. Noi hay que olvidar que algunos de los jueces que dictaron sentencia de detención a guerrilleros durante el Gobieno de Lanusse fueron asesinados por los mismos guerrillaros liberados por Cámpora y Righi (Dr. Jorge V. Quiroga entre otros). No olvidar que ERP y MONTONEROS decidieron pasara a la clandestinidad durante gobiernos electos democráticamente.

  • 7. Sergio R.  |  18 mayo 2013 en 20:12

    No se si será el espíritu de Videla que anda por ahí, pero desapareció mi comentario.

  • 8. marlaw  |  18 mayo 2013 en 21:23

    La pregunta, o el interrogante que formula Marcelo Grynberg,muchos nos la hemos hecho. Creo que los que hicimos largos años de divan intentado conocernos mas, para luego también saber mas acerca de nuestros semejantes,sabemos o al menos creemos saber que en toda conciencia de un individuo existe una zona como un agujero negro, una zona de no registro de nuestros actos.De tarde en tarde, esporàdicamente el inside alumbra una parte de esa zona obscura.Pienso que es allí el lugar donde se almacena ese componente irracional, que en mayor o menor medida todos cargamos dentro nuestro..

  • 9. marlaw  |  18 mayo 2013 en 21:35

    ¿Cueles son los resortes o los mecanismos que se ponen en movimiento, para desatar la maréa humana que brindó su pleno apoyo al conflicto de Malvinas dentro de este mismo contexto histórico.?

  • 10. Gustavo  |  18 mayo 2013 en 23:00

    Bueno yo creo que en parte es extraño lo que ocurre en America del sur. Primero las Dictaduras estuvieron en todos los países, luego en los 90 la centroderecha, y ahora en algunos el populismo y en otros progresismo mas serio. Pero es casualidad que ocurre en todos los países de la región. A veces me da la sensación de que alguien lo va digitando. En cuanto a la época anterior a la Dictadura en Argentina decían que era un caos. Las cosas aumentaban todos los días o no había. Por un lado estaban los montoneros, el ERP y por el otro la triple A. Con secuestros, muertes. Pero eso no da ningún derecho a hacer lo que ocurrio después. Aparte de los muertos y desaparecidos se perdió una generación, se destruyo la industria, se fueron cerebros, el país se empobrecio. Y el país jamas volvió a ser lo que alguna vez fue. A lo mejor si no hubiese estado la Dictadura Menem luego no haría lo que hizo

  • 11. Ezequiel  |  19 mayo 2013 en 7:33

    Porque el abrazo de unidad -tardío- entré un civil y un e militar en época militar sigue siendo prolegómeno. Argentina continúa siéndolo

  • 12. Philo  |  19 mayo 2013 en 8:46

    Hola profesor, abrir interrogantes esta bueno

    Si tiene un ratito de tiempo vea este video, donde Philip Zimbardo, psicólogo de la Universidad de Stanford y autor del famoso y macabro experimento de la prisión de Stanford, expone algunas hipótesis que surgieron del mismo

    http://www.redesparalaciencia.com/2559/redes/2010/redes-54-la-pendiente-resbaladiza-de-la-maldad

    tal vez es cierto que todos tenemos un monstruo durmiendo dentro

  • 13. Mar  |  19 mayo 2013 en 18:04

    Carta a María
    “Tienes catorce años y preguntas cosas para las que no tengo respuesta. Entre otras razones, porque nunca hay respuestas para todo. Y además, he pasado la vida echando la pota mientras oía a demasiados apóstoles de vía estrecha, visionarios y sinvergüenzas que decían tener la verdad sentada en el hombro. Yo sólo puedo escribirte que no hay varitas mágicas, ni ábrete sésamos. Esos son cuentos chinos. De lo que sí estoy seguro es de que no hay mejor vacuna que el conocimiento. Me refiero a la cultura, en el sentido amplio y generoso del término: no soluciona casi nada, pero ayuda a comprender, a asumir, sin caer en el embrutecimiento, o en la resignación. Con ello quiero sugerirte que leas, que viajes, y que mires.”
    Arturo Pérez-Reverte

  • 14. Alejandro Pedro Ballester  |  19 mayo 2013 en 18:42

    “Cuanto peor mejor”, ‘libres o muertos” “Cinco por uno no va a quedar ninguno”;
    No hay porque negarle credito a las palabras.
    Videla fue el contrario armonico y necesario de estas tesis condensadas en las consignas “Revolucionarias” de los setenta. Siempre hay algo peor que lo peor

    Con la eliminacion fisica de militares, gremialistas, politicos -y jueces- la guerrilla paso a concretar sus amenazas sacando de paso del escenario primero a los moderados y despues a los legalistas con un claro aviso sobre cual seria el final de quienes se les opusieran para el caso de que ganaran ellos.

    En un pais sin ley le declararon la guerra de exterminio a los que nunca la habian respetado.

  • 15. pablo  |  20 mayo 2013 en 0:42

    Otra mirada, la lucha contra los grupos armados como objetivo secundario.

    http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2013/05/videla-robespierre-los-no-corruptos-y.html

  • 16. Ignorante primero  |  20 mayo 2013 en 14:13

    No es necesario secuestrar y eliminar para tener poder, hay que ser mucho más práctico. El poder se consigue dialpidando y robando los recursos para mantener la mitad de la población “ni,ni,ni,….”

    NI educación, NI trabajo, NI vivienda , NI salud, NI,NI,NI….

  • 17. Diego Balducci  |  20 mayo 2013 en 18:20

    Pero somos personas. Y esta ética …. involucra, necesariamente, como creemos en ninguna otra actividad ocurre, toda nuestras relaciones. Y deviene así, nuestra mirada … en nuestra forma de ver aquello que nos rodea, y en lo que estamos inmersos.
    Cuando intentamos definir algunos de estos conceptos caemos en los límites de nuestra formación: describir minuciosamente su origen, su constitución, su funcionalidad. Pero todo esto no define la mirada …: apenas la describe, esboza algunas de sus características, la desmenuza en palabras y no va al centro de su sustancia: el centro, el origen y fin de la mirada … es el otro reconocido como igual. En el reconocimiento de esa alteridad esta el nacimiento de la ética.
    Reemplacemos los puntos por nuestra profesion, o, simplemente, por la palabra que nos define como especie “humanos”. Así, nuestra “mirada humana” del otro nos lleva al centro del problema: si no vemos en el otro un igual, todo análisis es ocioso. ¿Soberbia? ¿Estupidez? Puede ser. Son tambien, a veces, nuestras características de especie. Lo único que podemos hacer para disminuir su incidencia en nuestras conductas es educar lejos de los fanatismos y verdades reveladas. NO hay una razón religiosa o política que valga una vida.
    El reconocimiento del otro como un semejante debe estar al comienzo de todo aprendizaje. Gracias don Tomás por todo lo que nos brinda.

  • 18. george  |  20 mayo 2013 en 19:51

    Estimado profesor:
    siempre es inquietante mirar para adentro,el hombre necesita eso,todos lo necesitamos.El asunto es hasta dónde queremos ver.
    La cultura de occidente abomina la violencia,salvo que sea necesaria.Eso sí,siempre en nombre de la salvación de todos,la supraética de Kierkegard.En el libro de Jonás,el señor le ordena al profeta:” id a Nínive y predicad en su contra,su destrucción”.Sabemos lo mal que la pasó el pobre Jonás cuando pretendió resistirse y abandonar la misión.La impiedad de los Ninivitas consistía en no comulgar con su ley ,o tener otros señores,en resúmen,pensar distinto.La seguridad Nacional de los países se aposenta en la defensa de la soberanía,sabemos que soberano es un poder supremo e independiente.En Cuba la revolución se alzó en armas en nombre del hombre nuevo,desinteresado del trapicheo egoísta,con miramientos altos,de conjunto,solidario.Armas=hombre nuevo,algo no cierra.

    Profesor:Nadie puede jugar limpio partidas sucias.O lo que dice el hermano BEn en “muerte de un viajante”:Nunca juegues limpio con desconocidos.
    El de gobernar o conducir es un juego muy amplio y disperso,a menudo se interactúa con desconocidos ,nadie pone las reglas de juego,el asunto es sobre quién recaen las consecuencias,sabemos normalmente sobre muchos inocentes.Los límites los va corriendo el mas audaz.En nuestro país los límites se ven temerariamente estirados hasta donde muy pocos se arriesgan.Un saludo.No me tomen muy en serio.

  • 19. Elías  |  20 mayo 2013 en 22:15

    El Séptimo Círculo del infierno. Ése es el lugar de pertenencia que la escritora Beatriz Sarlo asigna al dictador Videla: el sitio destinado a albergar a los violentos. Dicho texto fue publicado por el diario La Nación el 18 del corriente. Como todos sabemos, dicho diario no ha tenido relación alguna con el denominado Proceso de Reorganización Militar. Siguiendo con la comedia (la de Alighieri) es de lamentar que Dante haya recorrido los tenebrosos círculos del infierno con Virgilio y no con Beatriz. Pues un círculo más abajo, la Prof. Sarlo, hubiera encontrado el lugar de pertenencia de aquellos que obtuvieron fabulosas ganancias y ventajas económicas con las medidas impulsadas por aquel gobierno cívico-militar y ahora se hacen los distraídos con respecto al genocida: en la sexta Bolgia del Octavo Círculo el poeta florentino ubica a los hipócritas.

  • 20. Diego Tejada  |  20 mayo 2013 en 23:22

    Creo que matar en nombre de ideales ha sido un sello de la historia del mundo. Desde las Cruzadas (estimo) en adelante. Matar por la libertad, matar por el progreso, etc. Será que hay una especie de instinto de depredación en el inconsciente colectivo.
    Será que después de todo es necesario desenmascarar sin más la pantalla del humo que largan los discursos, plagados por una remisión a los principios, a los “valores” comunes.
    Considero que hasta hoy, en día, no existe la argentinidad.
    Por lo tanto, hablar de patria, es hablar de algo que no tiene límites en su contenido. Es informe.
    Será que es una responsabilidad de todos eliminar el Videla que tenemos dentro cuando omitimos las injusticias cometidas a nuestro alrededor y nos quedamos callados, cuando queremos imponer sin vueltas nuestra voluntad.
    Cuando hablamos de Patria en nombre de la muerte, de la intolerancia, de la violencia y de la xenofobia.
    Es una responsabilidad de todos reflexionar y no quedarnos atónitos ante el abuso.


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
Aldo en Bitácora 90
Aldo en Bitácora 90

Calendario

mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: