Ubú, Rigoletto, y algo más. (Perfil 28/4/2013)

28 abril 2013 at 8:09 21 comentarios

Ubú, Rigoletto, y algo más

Los ciudadanos somos los convidados de piedra de lo que acontece en la política nacional. No entendemos nada. No sabemos lo que pasó entre Irán y la Argentina para que se firmara un súbito acuerdo con quienes eran acusados de perpetrar un crimen de lesa humanidad contra hombres y mujeres de nuestro país. Se hizo, se votó, y a otra cosa. No resulta nada claro que representantes de nuestro gobierno y voceros kirchneristas denuncien a Jorge Bergoglio por complicidad y entrega de sacerdotes a la dictadura militar y luego se inclinen ante el Papa Francisco con lágrimas en los ojos conmovidos por su amor a los pobres. Se hizo, asistimos a la conversión, y a otra cosa.

No entendemos nada de inundaciones ni de entubamientos y menos de viajes turísticos de dirigentes mientras sus representados se ahogan. Se secó la tierra, no llueve, y a otra cosa.

Menos aún somos juristas que pueden tomar posición sobre cautelares, cámaras de casación, sistemas de votación en consejos de la magistratura y jueces ignotos que debemos elegir para que nos juzguen con justicia. No entendemos nada porque nadie quiere que entendamos nada. El poder se basa en el secreto. Se reunen un par de elegidos, sacan de la galera reformas trascendentes, se ponen de acuerdo en hacerlas ley, y se pasa a otro tema para llenar la agenda barullera.

Se dice que con la ley de medios se recorrió el país y participaron decenas de asociaciones con fines de lucro. La verdad es que en lo personal – tres décadas de profesor de la UBA y columnista de actualidad – me lo perdí, y no por distraído.

Nosotros estamos para que un par de veces cada dos años pongamos una papeleta en una urna y esperemos el próximo llamado para repetir la ceremonia.

Dicen que la ciudadanía está activa, indignada, y que no se somete al poder. Los que salen a la calle lo hacen porque están en contra del gobierno o porque están a favor. Unos en contra por la inseguridad, la corrupción, porque no quieren montonerismo o camporismo, por defender a la república o por el cepo. Otros a favor por la patria grande, por los planes, por los favores, por el modelo, por el pogo, por Evita y por Néstor.

Pero lo que se llama participación, comprensión, educación política, debate profundo, intercambio de ideas…cero.

Diputados y senadores se retiran del recinto o se quedan para hablar veinticuatro horas sin pausa. Unos dicen que se terminó la democracia y que la justicia está en manos de un par de tiranos. Otros se felicitan porque la corporación judicial ha sido vencida y el pueblo controlará el funcionamiento de los estrados.

Todo este descalabro está programado. No quieren que pensemos. No quieren que sepamos. Sólo nos dejan sospechar. Cuando se gobierna en el secreto, sólo cabe la adivinanza. El ágora electrónica ya no es un ágora. Se enrejó la plaza pública. Se entra con credenciales. No hay programas televisados en que los dirigentes y representantes del pueblo confronten y expongan sus posiciones para que entendamos un poco de qué se trata. Cada espacio periodístico está controlado para que se refuerce la línea editorial preestablecida. Cada pregunta conlleva su respuesta. Hay excepciones que se pueden contar con el dedo de una mano: Plan M, felicitaciones.

Es la política de la ignorancia y del manijazo.

Es posible que este modo de gobernar siga así. La democracia representativa está en crisis. Acá y en el ochenta por ciento del orbe. Lo está porque los partidos políticos han desaparecido. Son migas desparramadas de un viejo pan. Sólo unos pocos países conservan la tradición partidista aunque pinchada con alfileres. El sistema republicano ya no es sólo poroso sino poceado sin remaches. El sistema delegativo sin partidos nos retrotraen a los tiempos previos a la ley Saénz Peña. Caudillos de distrito, punteros de su riñón, y tropa de choque.

Estamos en un problema. Pero se puede sobrevivir con inestabilidad política si hay una base firme de crecimiento económico y alianzas de poder que sostengan un sistema. Hay ejemplos. Italia tuvo décadas de parlamentarismo transitorio y enriquecimiento sostenido. Brasil se gobierna bien a pesar de las miles de causas de corrupción que la Corte Suprema tiene contra el partido oficial y lo hace por la dinámica de una red de influencias regionales y un poder económico bien pertrechado.

Nosotros estamos en un problema. No consolidamos las partes por arriba ni las consolidamos por abajo. En lo político debemos optar por una dictadura plebiscitada o por una fragmentación anárquica. Como no nos gusta del todo ninguna de ellas, mezclamos la baraja y nos da este pase extraño que se llama democracia a la argentina.

En lo económico es verdaderamente misterioso. Supongamos que los ministros de economía sean Ubú – el personaje patafísico del teatro bufonesco de Alfred Jarry – y  Rigoletto, el bufón jorobado de Verdi. O sea, dos bufones a la manera de la monarquía bicéfala de la vieja Esparta.

Ubú es kirchnerista y juega todo por el modelo. Inflación 30%, aumento de salarios alrededor del 25%, gasto público elevado, impresión de nuevos billetes 40%, subsidios para que el tren cueste 1$ el viaje, tasas de interés bien bajas para que todo el mundo salga a comprar fideos y lava-vajillas antes del aumento, créditos a sola firma, pesificación de la economía, y mantenimiento del mercado a altas temperaturas.

Resultado: población económicamente activa ocupada en un porcentaje aceptable, consumo acelerado, desorden de todas las variables, control cada vez más riguroso para que no desmadre el sistema, y a aguantar con el poroto y los autos, ya que los ladrillos desaparecieron. Economía en la montaña rusa. Es lindo mientras no descarrile, cuando lo haga…no, mejor ni pensarlo.

Viene Rigoletto. Tiene otro modelo en mente. Abrirse al mundo. Traer dólares, Vienen las golondrinas. Se quedan un rato. Las tasas de interés suben. Se libera el cepo. El dólar blue baja y se aproxima al oficial. Hay verdes. Se estabiliza la moneda dura y poco a poco la gente larga el verde y pone en plazos que con el tiempo comienzan a bajar. Vuelven los ladrillos. Se baja la inflación con el congelamiento de los salarios. Para eso hay que promulgar una ley por la que los salarios se establezcan por empresa, como dicen que se hace en Chile. Recesión. Bajan las importaciones. Hay más superávit comercial. El Banco Central aumenta sus reservas. Obra pública financiada a interés bajo y empleo de mano de obra desocupada.

Ubú acusa a Rigoletto de neoliberal. Rigoletto a Ubú de llevar al país a un nuevo rodrigazo. Ubú quiere la nacionalización del comercio exterior y una cadena de supermercados estatales,. Rigoletto sueña con el desmembramiento de la CGT y el orden en las calles y en las clases. Rigoletto denuncia al populismo como el gobierno de unos pocos ricos votado por los pobres. Ubú denuncia al neoliberalismo como el gobierno de unos pocos ricos votado por los pobres…

En esto último hay plena coincidencia, una especie de justo medio pero con la soga cortada.

Pero no todo es política ni economía. Hay algo más.

Héctor Leis en sucesivas notas periodística y en su libro Un testamento de los años 70, sugiere que para que el país no caiga nuevamente en un abismo de violencia es necesario terminar con el relato que ha hecho de la década del setenta el ejemplo de una juventud maravillosa.

Pide un arrepentimiento general de todos los involucrados en la lucha armada en aquellos tiempos, y en especial, ya que no son objeto de juicios como sí lo son los cómplices de la dictadura militar, un pedido de perdón de los miembros de las formaciones especiales de las que él también formó parte.

El relato basado en el sistema de los 70 es sin duda nefasto. Es el resultado de una estafa ideológica. Se usa un perimido canto de liberación con fines de venganza y persecución. Pero la sugerencia de que la iniciativa debe provenir de los ex combatientes de aquella gesta que sean parte del kirchnerismo y de nadie más y de sólo ellos, supone que quienes no tomaron las armas poco tienen que decir – como lo señala en su nota (La Nación. Elogio de la Traición, 24/4/2013): “no precisamos  de intelectuales o militantes que en los años 60 o 70 la vieron pasar de cerca, precisamos ex guerrilleros…” – están fuera de la historia y nada pueden aportar.

Parece que no se sale tan fácil del deseo de ser protagonista de alguna vanguardia. Imaginamos que los argentinos que no participamos de la lucha armada seguimos con derechos y facultades de opinión y pensamiento respecto de lo que sucede y sucedió en nuestro país. Al menos hasta nuevo aviso.

Va a ser muy difícil que luego de diez años de triunfalismo camporero y kirchnerista ahora resurja una camada de ex guerrilleros de sesenta y más años para dar vuelta el relato nacional enarbolado por el gobierno. Hasta ahora no lo han hecho, por el contrario, es lo que más festejan.

La reconsideración de la violencia armada de los setenta se hizo durante el alfonsinismo tanto en el Club Socialista del que habla Leis, como del grupo Esmeralda, como en quienes optaron por la socialdemocracia y criticaron la lucha armada.

Hoy muchos de ellos son kirchneristas. También hubo otra reconsideración cuando el denostado Carlos Saúl Menem, peronista y preso durante la dictadura, pregonero del nacionalismo y de las montoneras, “traicionó” – como quiere Leis que se haga nuevamente desde las huestes de ex montoneros kirchneristas – y se abrazó con el almirante Rojas, dictó el indulto, y se amigó  con los Alsogaray. Hay muchos modos de poner fin a un odio entre sectores, el de Menem no habrá sido el soñado, pero la guerra entre peronistas y antiperonistas reconfigurada hoy en día, posiblemente necesite también algún abrazo entre vivos además de la propuesta de Leis de  levantar un memorial con los nombres de los muertos de aquellos años.

“Tracionar”, como pide,  no es lo mismo que “arrepentirse”, y por lo general el arrepentimiento es personal, no es usual un arrepentimiento de miles en tiempos breves y lo es menos si son simultáneos. Por otra parte la Argentina de hoy existe. No se resume en su visión de lo que aconteció hace cuatro decadas por más que el sistema de los 70 oficie de discurso legitimante. Los problemas políticos y económicos de hoy, y que viven las actuales generaciones tienen al menos tanta consistencia material como las realidades heredadas

 

 

 

Anuncios

Entry filed under: General.

EL NO y las sombras Feliz día del trabajador

21 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  28 abril 2013 en 8:55

    La pelea que se vio anoche en el ring tuvo un resultado muy diferente a lo que se escuchó y se decicidió luego. El espejo del país, una cosa son los hechos, otra los discursos y decisiones.

  • 2. Ezequiel  |  28 abril 2013 en 10:00

    La aniquilación x decreto como se la explicamos a los camporistas z Reposo a Slockar a … los justicieros . Cuando la pasemos en claro el Relato fluirá ….#todoloquefalta

  • 3. Ana María Serra  |  28 abril 2013 en 10:18

    Excelente comentario; muchas veces disiento con tus opiniones, Tomás, pero esta argumentación ha sido brillante porque plantea una realidad insoslayable. Gracias por tu aporte.

  • 5. leonardo  |  28 abril 2013 en 10:43

    el analisis es perfecto, los defectos y las virtudes son reconocidas, el pais continua su caida en picada pidiendo de alguna fuerza natural o SOBRENATURAL que tome las riendas de este caballo desbocado.
    UTOPIA ?

  • 6. rib  |  28 abril 2013 en 11:21

    usted abraham está pidiendo una exomologesis ???

    http://rib-moregeometrico.blogspot.com.ar/2012/09/tecno-analogias.html

    que religiosos estamos … ja

    p.d. : lo que sigue a la comedia es el apocalipsis

  • 7. Sergio R.  |  28 abril 2013 en 12:34

    Coincido con la nota, pero para mi se le da mucha responsabilidad a los políticos y poca a la sociedad. Es como cuando se dice la “dictadura militar”, la dictadura fue “cívico-militar”. En cuanto a la desinformación, tienen mas responsabilidad los medios que los políticos, me costó encontrar en los noticieros y en los diarios algo un poco mas de fondo qué explicara lo del borda, solo hablan de víctimas y victimizadores, los pobres policías heridos o la pobre gente golpeada. Solo emociones, puro límbico nada de cortex.

  • 8. rodolfo lópez  |  28 abril 2013 en 13:28

    Querido Profesor Tomás Abraham, muy emocionado por tu brillantez y profundidad. Por estos comentarios, entrevistas, notas radiales o televisivas, es que te conocí y te busqué. Sé que sos una celebridad en filosofía; pero no para mí. Para mí sos Un Amigo Entrañable.
    El 2 de febrero ´13 nació Azul, hija de Lucía VICTORIA y de Agustín.
    Además de los arrepentimientos personales, de las sanas valientes autocríticas -como las de Leis-, del abrazo necesario entre los opositores políticos para evitar la ruptura y el abismo, tengamos en cuenta -esperanzados- también el color Azul.
    Un Abrazo.

  • 9. Elías  |  28 abril 2013 en 22:42

    Estaba leyendo en la web, que la patafísica es la ciencia de las soluciones imaginarias. Si consideramos a la política como una de las ciencias de imaginar soluciones, llegamos a la definición del clásico político argentino: el patapolítico. Este espécimen ( ya sea neoliberal o populista), puede ser un gran orador, una personalidad transgresora, un capo mafia, un abogado hiperactivo o una mujer indescifrable. Pero todos tienen en común, la enorme capacidad de seducir a la mayoría del electorado, haciéndoles creer que sus soluciones imaginarias son fugazmente reales.

  • 10. MaCristina  |  29 abril 2013 en 19:39

    Elías, que sigue seduciendo a la mayoría del electorado es una fugaz fuga de la realidad suya!

  • 11. Gustavo  |  29 abril 2013 en 20:07

    Yo creo que cada vez los politicos se alejan mas de las cosas que ocurren y hace la que se les canta. Macri hace el metrobus que nadie se lo pidio, el shoping que lo que hace es traer inundaciones a los vecinos,si hay alguien que quiere impedir lo que hace manda a la metropolitana a reprimir a mansalva como en el Bordao el teatro San Martin. Y el Gobierno Nacional en vez de hacerse cargo de problemas reales como la pobreza, la inflacion, la cantidad de cortes de luz que hubo en lo que va del año lo oculta. Y al que les dice algo que le molesta los trata de enemigos. Al FAP le falta fuerza, la Carrio despues del 2% que saco en las ultimas eleciones no se que mas tiene para hacer, De Narvaez, De la Sota, Reuteman etc ya tuvieron su turno y mejor que no vuelvan, menos la Dictadura, Altamira desde que empiezo a votar se presenta y lo unico que hace es oponerse a todo. Y otra opcion no hay

  • 12. Elías  |  29 abril 2013 en 20:48

    MaCristina, me parece que esta nueva diagramación del blog, fue hecha con la finalidad de que los alumnos no charlen en clase y se circunscriban a comentar las columnas del profesor.

    PD Usted lo dice de envidia porque en las últimas elecciones Lilita sacó el 1,8%. JaJa

  • 13. MaCristina  |  30 abril 2013 en 9:06

    Elías Panchito, tal vez sea así, no puedo contener mi pensamiento en determinadas situaciones, y a Lilita la banco siempre, es una capricorniana terca, como mi nieta, abrazo.

  • 14. mARCELO  |  30 abril 2013 en 13:53

    Como leer esto y no sospechar que una sombra esta llegando a nuestra historia , yo diría mas bien que quieren crear esa sombra,deben tener nostalgias de viejas épocas donde el congreso estaba pintado,La democracia esta en duda aquí y en Venezuela ,lo dicen desde amas de casas ociosas hasta los payasos mediáticos que están de 22 a 00 en el desfile de canales de cable
    La oposición esta Lanatisada, y esto también lo sabe la ama de casa y los opinologos
    La Lanatisacion de la realidad produce monstruos y algo mas horrible aun ,”escaces de ideas” para sacar un alfonsin van a tener que buscar en el pasado por que el futuro para ustedes lo veo sombrío ,esa sombra que quieren crear se la van a tener que meter en el orto

  • 15. Leonardo  |  30 abril 2013 en 14:52

    El idioma utilozado Por este Sr. Da la pauta de cual es la direccion de la Argentina

  • 16. george  |  3 mayo 2013 en 10:51

    Yo diría que es el mismo idioma que el de los demás,con la diferencia que hace un uso nada sutil, nuestro idioma permite variar el léxico,en fugas que van de lo mas sublime a otras de bajo registro estético.

  • 17. Sergio R.  |  3 mayo 2013 en 19:53

    “¿Cómo no se dan cuenta? ¿Como es que son tan tontos que no ven lo que yo veo tan claro? Deben tener un interés oculto o ser muy ignorantes, sí, eso debe ser. Hay que combatir a esa gente.” Extraído de un comentario de un simpatizante K, no perdón, extraído de un opositor acérrimo al Gobierno, no perdón, de un kircherista, no perdón, de uno que esta de acuerdo con Lanata, no perdón…

  • 18. Barbara Liza (@BarbaraLiza1)  |  4 mayo 2013 en 20:19

    ¿No habrà llegado la hora de levantarse del còmodo sillòn de espectador para decidir el paso de ciudadanos invitados al de ciudadanos protagonistas, apuntar al blanco con la convicciòn del alma para asì mantener la luz que indefectiblemente trascendera nuestro tiempo?????

  • 19. Barbara Liza (@BarbaraLiza1)  |  4 mayo 2013 en 20:33

    ¿No habrà llegado el momento de levantarse del còmodo sillòn de esoectador para decidir el paso de ciudadano invitado a ciudadano protagonista, hacerlo desde la convicciòn del alma incontaminable y provocadora de trascendencia…???

  • 20. Ma.Cristina  |  5 mayo 2013 en 9:40

    Rodolfo, parece que me perdí algo por el camino. Fue abuelo? Azul es su nieta? Si es así, felicitaciones, hermoso nombre, abrazo.

  • 21. Claudia  |  6 mayo 2013 en 17:08

    Profesor:
    Muy bueno su artículo. Me encanto el paralelismo con la ópera. Hasta le da ese giro vertiginoso de las obras operísticas. Aunque den ganas de llorar
    Atte.
    Claudia


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 97
Aldo en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97

Calendario

abril 2013
L M X J V S D
« Mar   May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

A %d blogueros les gusta esto: