Los pastores del poder

1 marzo 2012 at 9:59 12 comentarios

Artículo gratuito entregado en junio 2011 a la revista Epistolarias para ser c0nfrontado con otro escrito  favorable al  discurso gubernamental. La revista dicen que salió en enero del 2012. No la recibí.

 

Los pastores del poder

Nuestros tiempos son los de la soberanía grotesca. El poder de G.W.Bush, de Berlusconi y en nuestro país de los regentes del último justicialismo Carlos Menem y los Kirchner, son un ejemplo de un modo análogo de ejercicio del poder. Cuanto más se degrada las fuentes de legitimidad de una investidura, cuanto más se escupe sobre los procedimientos que limitan la voluntad de dominación, mejor se expone un tipo de omnipotencia que se ríe de las trabas legales. Al poder se lo ubica en otro lado, más allá de las formas, lejos de toda representación, ajeno al republicanismo, sin relación a la ética. Conocemos esta cantinela, fue la del setenta, y terminó en la sangre. Pero en esas épocas se venía de muchos años de proscripción y de represión militar, hoy hace casi tres décadas que enunciamos el “nunca más” que dio inicio a la democracia. Nace con el deseo de construir un sistema político que quizás nunca tuvimos antes, el de no más torturas, no más censura, no más persecución política, no más roba pero hace. Pero hoy la política es un derivado de la década del noventa en la que todo valía. Lo que sucedió durante el llamado neoliberalismo no se reduce a la privatización de las empresas del Estado sino a la privatización de la política y a la exclusiva consigna de ganar y acumular poder de cualquier modo. El sistema de alianzas de otras épocas ya olvidadas estaban limitadas por grandes relatos ideológicos que justificaban pactos estatégicos transitorios. El kircherismo es un subproducto farsesco del esquema clásico. Daniel Scioli es el máximo dirigente detrás de Cristina, ex vicepresidente y gobernador, es hijo de Menem y hermano ideológico de Macri, Nada lo distingue de cualquier dirigente del Pro. Pero Scioli es un socio y Macri un enemigo. Boudou era miembro de los economistas neoliberales que justificaron y defendieron la política económica de los noventa. Alberto Fernández era funcionario de Cavallo.  Aníbal Fernández era de la tropa del reaccionario Duhalde. Néstor Kirchner, un admirador incondicional de Nenem y un agradecido por la ley de federalización de los recursos naturales y la privatización de YPF. Por ello obtuvo quinientos millones de dólares que hace quince años evaporó sin rendir cuentas con lo que produjo uno de los mayores desfalcos conocidos de la historia argentina. Causa judicial proscripta por supuesto para que se siga alimentando la novela familiar de este ungido héroe. Fojas cero y legajo desaparecido lo mismo que su enriquecimiento con la siniestra 1050 de Martinez de Hoz que permitió a ciertos abogados hacerse de las propiedades de la gente quebrada y estafada. El 29 de mayo Horacio Verbitzky escribe un nota en la que pretende refutar los dichos de Beatriz Sarlo quien recordaba que Néstor Kirchner nunca había militado en organizaciones de derechos humanos. ¿Cómo responde el operador periodista a la afirmación de la ensayista? Recomienda conseguir la grabación de un discurso de Kirchner en un teatro de Río Gallegos en el año 1983 en el que condena a los militares del Proceso al tratarlos de sinvergüenzas. Así refuta una historia que ya tiene treinta años de manoseo y trata de esconder que Néstor Kirchner siempre perteneció a la derecha peronista. Esto es lo grotesco. Un poder ejercido de un modo socarrón a los gritos, con “cargadas” y mentiras. No creemos en nada. Nos cagamos en todo. Por eso podemos construir mitos. No hay mayor cantidad de crédulos que cuando nadie cree en nada. Para eso están los de la  pastoral K. Estos académicos que encuentran hoy un motivo para despertarse de un sopor que los confinaba a rumiar letanías sobre la modernidad, la decadencia de los valores, la ínfulas de la cultura de Viena y de Weimar, la razón instrumental y el nihilismo, el judaísmo de mongo y pongo,  estos monjes catedráticos le escriben el guión espiritista a un modo de ejercer la política cínico para el que lo único que importa es ganar poder y dinero. Ya sé que las relaciones entre lo pastores y el príncipe no son sencillas. No lo eran para los evangelistas que acompañaban a los conquistadores. Entre la cruz y la espada puede haber conflicto. Por eso vemos a esos representantes letrados con esa cara de preocupación cuando entonan su Miserere de pasiones tristes. Pero no creo en la ingenuidad. Saben lo que hacen. Se inventan un mito para sentirse y hacer sentir que nuevamente se yergue una nueva Argentina Potencia. “Hacemos historia”, dicen sin pudor. Otra vez esa megalomanía impúdica y berreta que conocemos desde siempre. ¿Por qué no festejamos en cambio el hecho milagroso en todo un siglo del precio del poroto y del crecimiento del Gran Hermano brasuca que permiten que por primera vez en tanto tiempo haya plata y caja que permite ordenar, mandar, extorsionar, someter, comprar y coimear. Brindemos por eso! Aunque la desigualdad de clases enla Argentinasea una de las más obscenas del mundo aún hoy luego de ocho años de crecimiento a tasas chinas, descorchemos el champagne, pizza ya hay, y que pasen por la pasarela los chicos dela Cámpora, los economistas cancheros, las actrices de tele con éxtasis por el modelo, los populistas gramscianos, y los periodistas militantes. Lindo elenco este de la barra macanuda. Si pensamos que este nuevo milagro nacional tiene sólo tres años de vida, que nace con la 125, que recién desde esa fecha se produce este despertar argentino, ni quiero pensar lo que se viene. Una ley que fue rechazada con el no positivo y que no impide que el gobierno se siga llenando de plata gracias a la oligarquía y que la oligarquía se siga llenando de plata gracias al gobierno. O sea que fue un litigio al pedo. Sirvió para que unos rezagados se dieran cuenta que es su momento de protagonismo y descubrieron que todo lo que sabemos del mundo es un engaño urdido por la mente enfermiza de los ex socios de Néstor, el Monopolio con su Tabernáculo digital encarnados en Fibertel y Cablevisión, el monstruo Clarín, más la  oligarquía sojera, más Techint, más Macri, másLa Nación, más de lo mismo para que los maravillosos jóvenes hagan pogo y salten al son del candombe.  A eso se le llama militancia. Mientras tanto las nuevas oligarquías se crean desde el poder gubernamental. Tráfico de influencias, negocios privados, cajas negras, contratos espúreos, nepotismo y desmantelamiento de los organismos de control. Pero a esos plutócratas no se toca, es la buena oligarquía. Ah, y los derechos humanos, ¿que haría este poder sin Madres y Abuelas? Nada, estaría desnudo, sin galones, mostrando sus deformidades. ¿Qué hizo este gobierno de Madres y Abuelas? Les sacó el pañuelo blanco. Las metió en negocios, en el mundo del dinero, y el de los contubernios políticos. Ya sabemos los judíos que los genocidios no son garantía de mañanas impolutos . Conocemos el negocio del genocidio. Bien lo conoció Hannah Arendt y dio cuenta de ello a un alto costo durante el juicio de Eichmann. ¿Pero que el negocio lo hagan otros? Y no me refiero sólo al demonio Sergio. ¿Los que viene detrás con su codicia psicopática de poder y más poder?  El que haya visto a Massera y Videla en el banco de acusados en los ochenta sabe lo que es juzgar a genocidas cuando sus tropas aún tienen todo el poder de fuego y pueden deponer o desestabilizar – como efectivamente lo hicieron – a un gobierno democrático. Gracias a Menem que derrotó al golpista fascista Seineldín, Kirchner pudo descolgar el cuadro, iniciar los juicios y manipular la historia.

¿Así que volvió la política a la mesa familiar? No me digan. En los noventa era “ la economía estúpido”. Ahora es “ la teología, otra vez estúpido”. ¿Que antes se negaba el conflicto, que vivíamos bajo el engaño del consenso? ¿Alguien quiere recapitular algunos fragmentos de historia argentina para ver como nos hicimos mierda los unos a los otros metódicamente? ¿Se acuerdan de José Luis Cabezas? ¿Saben por qué Menem comenzó a irse al descenso? No fue solo por la crisis de los mercados emergentes. Sino por esa supuesta “falta” de conflicto en los años noventa que asesinó al fotógrafo y develó el entramado mafioso del poder. ¿Saben que desde que se inicia la democracia dos presidentes fueron echados y que uno votado dos veces y triunfante permanente en las legislaturas, es un innombrable? Un manto de lugares comunes ocultan las contradicciones y antagonismos principales de nuestra sociedad porque algunos creen que la política es ese recitado vacuo y teoricista que se aprende en las facultades de ciencias sociales. Perdonen si soy demasiado extremista, pero es que los teólogos me matan. Todo el tiempo metiéndonos la culpa y la deuda infinita. La conciencia moral, la mala conciencia, que Nietzsche no me oiga. Conocemos a los representantes del espíritu sacerdotal que viven de las rentas de los mártires de la historia. Y Marx tampoco existe. Les basta con pronunciar con boquitas pintadas la palabra “hegemonía”. Los pastores pastan como sus ovejas. Son perezosos. Prefieren compartir bibliografía regurgitada. Desconocen la situación concreta de un país que se llama Argentina que se la imaginan comola Atlántida. Laeconomía política, la demografía, la diversidad religiosa, los hábitos culturales, los análisis específicos, ¿para qué hacerlos si ya los realizó Scalabrini Ortiz en su momento…que es siempre el mismo! Con gesto impávido los pastores del poder nos preguntan si alguien puede dudar de quela Argentinadel 2011 es diferente de la del 2001 o 2003. Pero claro que es diferente!, todo es diferente, Uruguay es diferente entre Batlle y Pepe, Brasil es diferente con los dos gobiernos de Lula, Colombia es diferente, Venezuela, Dios mío,la Chinaes diferente, y yanquilandia es irreconocible. ¿Y qué? ¿A quien se lo debemos? En lugar de usar tantas frasecitas de convento ¿por qué no repasamos un poco de materialismo histórico? ¿No se les ocurrió que lo que pasa en nuestro país tiene que ver con el devenir del mundo? ¿Escucharon hablar del BIRC? Agréguenle Sudáfrica. El mundo es redondo, no sólo por la globalización. Somos parte de él. Nuestra economía es dependiente. Hoy más que nunca. Brasil estornuda y nosotros morimos de pulmonía. La plata que se gana acá se sigue yendo del país a mares. La plata que embolsa el staff  del gobierno también se va a mares. La energía de los subsuelos que antes teníamos ahora la pedimos prestada. – “Pero señor Abraham, por favor, usted no reconoce nada bueno a este gobierno?”- Por favor, no me malentiendan. Me gusta el futbol para todos sin volumen, así puedo ver todos los partidos y no escuchar las fanfarronadas de Araujo y el interminable panfleto oficial. Me gusta que crear trabajo sea la prioridad número uno, aún cuando el calentamiento de la máquina pueda reventar y crear un caos fulero. La asignación por hijo, matrimonio igualitario, viene de luchas de minorías y de propuestas de la oposición a la que el gobierno les dio bola sólo cuando veía en peligro su proceso de acumulación de poder. Su “nunca menos”, imperativo hipotético, oportunista y circunstancial, nada tiene que ver con el imperativo categórico del “nunca más “ que es de principio,  incondicional. Ah, me gustala Corte, en especial,la Argibay, que es bien cojonuda. La misma Corte desoída y criticada cuando exige que aparezca la plata para concretar la limpieza del Riachuelo, para que se efectivice el 82% móvil para los jubilados, para que no se haga un uso discriminatorio de la publicidad oficial con fines extorsivos. De todos modos, cualquiera puede seleccionar medidas positivas de todos los gobiernos de la historia aún de los más infames. Basta revisar las consensos que ofrendó la sociedad argentina en el último medio siglo. Es fácil hablar de poder, condenarlo por un lado, y treparse a él por el otro. Lo difícil es la crítica social, porque ahí se trama la verdadera ideología y los sedimentos culturales que no se licuan con moralismo y mala prosa.

 

Anuncios

Entry filed under: General.

¿Qué es peor? Se cayó el sistema (Perfil 4/2/12)

12 comentarios

  • 1. Carlos r.  |  1 marzo 2012 en 11:38

    Y sí… viendo las reacciones de algunos defensores del modelo tras lo ocurrido en Once, y el cinismo del gobierno de guardar silencio y luego presentarse como querellante, te tengo que dar toda la razón.

  • 2. crotti  |  1 marzo 2012 en 13:27

    Que lindo sería escuchar respuestas de este tenor a cada discurso de Cristina, inmediatamente seguido, por la misma cadena o por Utilísima, por donde sea. Una poca de quicio, por misericordia. Excelente Abraham. Más. Más. No caen en saco roto.

  • 3. Eduardo (Eduardo Reviriego)  |  1 marzo 2012 en 17:00

    “Tengo dudas si vale la pena seguir adelante”, dijo la Presidenta en el mensaje del día de hoy.
    Hay que conseguir que ella lea este trabajo, en una de esas el sueño de muchos se hace realidad.

  • 4. Ma.Cristina  |  1 marzo 2012 en 19:34

    Tomás, quién no puede estar de acuerdo con ésto? No son palabras huecas, sino hechos contados al pie de la acción.
    Ahora, pienso, serán traducidos en votos?

  • 5. Juan Sin Tierra  |  1 marzo 2012 en 21:39

    Nos guste o no, un análisis descarnado y objetivo de la actualidad nacional,al que le faltó un ingrediente: la nueva e incomprensible epopeya que se quiere instalar por el tema Malvinas. Y guardémonos de que se concreten los hoy anunciados tres vuelos semanales a las Islas desde Buenos Aires, pues allí los isleños que desembarquen en Buenos Aires serán sometidos a toda clase de presiones.

  • 6. Lucas  |  1 marzo 2012 en 23:52

    Tomas: como lector habitual de tu blog es mi mayor deseo que retomes tu columna dominical en Perfil (o en el diario de la corpo o en el que sea). Necesitamos de tus reflexiones. Saludos!

  • 7. juanelsantiagueño  |  2 marzo 2012 en 0:14

    Para que emerja un pastor debe de haber ovejas amaestradas. He ahí el meollo. Demasiadas ovejas, y con distintos argumentos justificadores para la existencia ¿siempre fue así? no lo se. Pero en estos tiempos abundan las ovejas, supuran los pastores. La pereza mental danza cual Telesita en medio del salitral. Deseada, arrogante. Inmutable.
    De vez en cuando se encuentra un osado/a. Pero las ovejas y los pastores le endilgan locura. Entonces, como lo expresa aquella canción perdida, los que no pueden más se van…

  • 8. José Solari  |  2 marzo 2012 en 9:59

    Es el justicialismo estupido !?

  • 9. mARCELO  |  2 marzo 2012 en 14:33

    Es la permanente queja judeoateosocratiana estúpidos !!!

  • 10. martin masciardi  |  3 marzo 2012 en 0:36

    Gracias por permitirme descargar su libro: Foucault y la ética. Me ayuda, y mucho, para mi trabajo. Abrazo y si me permite, voy a compartir este articulo con unos amigos. Abrazo grande!
    Masciardi, Martin

  • 11. EF  |  3 marzo 2012 en 10:49

    Triste realidad. La imagen que subio el bombero del vagon del tren con la pobre gente es representativo del todo. Hizo muy bien en mostrarla ya que deberian ponerla de background en sus escritorios los defensores del modelo.

  • 12. tia susana  |  4 marzo 2012 en 23:21

    Este artículo merece ser enmarcado, es brillante,
    Me alegra que se cumpla uno de mis deseos: que retomara sus reflexiones tan lúcidas sobre nuestra realidad política.
    Muchas gracias, Tomás


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: