¿Qué es peor?

24 febrero 2012 at 14:07 14 comentarios

Sigamos con un mínimo agregado el post de la semana pasada dedicado a radio 9. Es bueno el programa de Niembro, tiene un excelente imitador del Coco, del Mostaza y de Capa. El resto del panorama radial futbolero transita por los mismos andariveles.

Pero el verdadero destacado de la semana es el hecho teórico de una nueva disyunción axiológica en el universo futbolístico nacional.

Desde el año 1958 el país futbolero fue dividido entre quienes estaban a favor del futbol mecánico cuyo objetivo excluyente es ganar, o sea el resultado, y los que insistían en la vigencia del tradicional juego criollo basado en el talento de individualidades que realzaban la belleza futbol y la creatividad del futbolista.

Si bien luego de lo que se llamó el desastre de Suecia, en nuestro país la avanzada del resultadismo se hizo presente con vigor de la mano de J.C. Lorenzo, O. Zubeldía y C. Griguol, tras las resonantes campañas de Boca, Estudiantes y Ferro, en el mundo, en la misma época, Brasil se yergue como monarca absoluto del futbol mundial desplegando un juego de una belleza incomparable y de jugadores que brotaban a granel con los nombres de Pelé, Garrincha, Didí, Coutinho, Julinho, Jair, Tostao, y una lista que no tenía fin.

Resultado vs Jogo Bonito, el esquema binario marcó una zanja que no dejó de ensancharse con la aparición en la escena local de Menotti y Bilardo, que por su propia manifestación mediática y por el incesante pregón de sus seguidores, hicieron de una divergencia que tenía veinte años, una división de aguas que llegó no sólo a diferenciar  gustos futbolísticos sino a agrupar en bandos enemigos a periodistas menottistas y bilardistas, a predicadores de un futbol de izquierda frente a otro reaccionario, de una filosofía del futbol como arte frente a los estrategas subordinados al mercantilismo.

La situación actual del futbol argentino nos permite dar una vuelta de página a un debate aporístico que en determinadas ocasiones ya no es serio porque lo que se jugaba en la contienda dejó de ser actual, y ha ido transformándose en una farsa periodística que hace de relleno de decenas de programas de periodismo deportivo carentes de letra y de acontecimientos destacables para retener a un público bostezante.

Hoy por el modo en que se juega el debate ya no es ganar o jugar bien, sino perder o jugar feo.

¿Qué es peor?: perder o jugar horrible. El resultadismo cambió de signo, lo mismo que los valores estéticos en juego. Se han invertido. Esta polémica apenas está en ciernes, pero creo que nuestro Blog pionero en tantas cosas que van desde libros completos de filosofía diagramados día a día enla Páginahasta doscientas notas de actualidad política en los últimos años reproducidas en los medios más importantes del país, agrega esta semilla de la fealdad y de la derrota que aún no ha prendido en el dial y la mente de ,los millones de aficionados al deporte nacional.

Para algunos será peor perder, para otros jugar feo. No es casual que en este momento esta discusión tenga cierto eco en el mundo Boca, pero con un añadido extraño ya que lo que se plantean es qué es peor si ganar o jugar feo, o qué es mejor si perder o jugar lindo, lo que convierte a la verdadera dicotomía axiológica en una opción patafísica que por la misma insistencia de claridad no sólo oscurece la verdadera polarización que deberíamos debatir, sino que nos conduce directamente, sin escalas, al más peligroso nihilismo.

Anuncios

Entry filed under: General.

Bajo el volcán Los pastores del poder

14 comentarios

  • 1. santiago  |  24 febrero 2012 en 17:37

    Para mi no son excluyentes. Primero ganar y después jugar bien. Y esto no es porque sea un pragmático sino por una sencilla razón: para ganar jugando bien hacen falta dos o tres cracks con la pelota, en cambio se puede ganar jugando feo sin ellos. Esa es la enseñanza que nos deja un futbol local diezmado de figuras. Para el aficionado al futbol siempre va a ser preferible ver jugar lindo porque si quiere ni siquiera ve el partido. En cambio para el aficionado a un equipo de futbol concreto siempre va a ser preferible ganar a costa de generar un futbol mezquino y aburrido y esto es más que comprensible si el equipo del cual es hincha se encuentra escaso de jugadores virtuosos con la pelota. Lo que no es comprensible y aborrezco son aquellos planteos que a pesar de contar con grandes figuras optan por un juego pobre y especulador. Ese tipo de planteos empobrece el futbol y en estos casos sí es preferible ver perder a un equipo con las “botas puestas” que la indignidad para sus jugadores de tener que verlos jugar feo.

  • 2. Gustavo Romero  |  24 febrero 2012 en 19:13

    ¿La nada.es peor que el ser?
    ¿el ser es peor que la nada?

    No puedo dormir con tantos interrogantes.

  • 3. Panchito  |  24 febrero 2012 en 22:01

    El ser y la nada, esos dos impostores…

  • 4. Jorge Alonso Pérez  |  24 febrero 2012 en 22:40

    Estimado Tomás:

    En el 64 se juntaron contra aquel legendario Brasil de Pelé, Gerson etc., en el Pacaembú de San Pablo, Amadeo, R. Delgado, Varacka, Rattin, Ermindo Onega, Telch, Messiano, en fin…. creo que 3 a 0 ganamos penal de Gerson atajado por Carrizo. Si juntaramos a E. Onega con D. Willington y anduviesen merodeando el área contraria L. Artime, Pinino Mas Luna ó el Pichino Carone como nos divertiríamos, podríamos perder pero que lindo show. Un abrazo.

  • 5. juanelsantiagueño  |  24 febrero 2012 en 23:54

    que es peor: ¿La caripela de Falcioni o los anillos de Almeyda hasta en el pulgar? ¿Acaso el peinado de Gareca debería ser incluido en esta reflexión?
    ¿Como hará Falcioni para levantar minas? ¿se concentrará en su ser ese dicho antiquísimo que expresa que el hombre para ser tal debe ser fiero? ¿pero tanto, no es exagerar?
    ¿Como hará Almeyda en el truco? ¿se le engancharan las cartas a la hora del envido? ¿y si tiene algo para el punto? ¿las señas la hace con los anillos? ¿y para bailar la chacarera? ¿como hace con el chasquido?
    ¿Y Gareca? ¿se transformará con el tiempo en un pelao’ con trenzas? ¿y cuando lo salivan de las tribunas con que se lava? ¿con champú o con lustre para muebles?
    Basta de interludios patafísicos y de los otros.
    Que vuelva el funebrero a la primera división, aunque sea con Luisito. Aquel que ingenuamente sedujo con los peores maleficios. Es lo único que puede dar un poco de claridad a la mediocre realidad futbolera actual
    ¡Voto por el ascenso para todos y el descenso para nadie!

  • 6. rodolfo lópez  |  25 febrero 2012 en 13:36

    Juan, la caripela de Falcioni le hace mal a Boca y a todo el fútbol argentino.
    A dudas de post agrego otras.
    1) Yacob jugaba bien -y lindo-con Russo (que es resultadista) y ahora con Basile (que es menottista) es un desastre ¿cómo se explica?
    2) Por insistencia de amigo conocimos pizzeria “El fortín”, de Jonte y Lope de Vega , que adornan camisetas de velez caras a TA, donde sirven excelente muzzarela al molde; ¿es lindo o es feo comer ahí?.
    Esta puede aumentar insomnio de Gustavo Romero.

  • 7. Damian  |  25 febrero 2012 en 15:47

    Existe una ingenuidad o un hacerse el boludo o como Ud dice un peligroso nihilismo, que no se lo recomiendo a ningún hincha y que no proviene del juego. Fin de un mundo de sensaciones y vibraciones que me supo regalar, hoy es un baldío.
    De Boca, en pleno éxtasis post campeonatos Bianchi, Palermo, El mellizo, Riquelme, Colombianos, El Coco etc etc, caí en un “racionalismo” incubado en el mundial del 78, fin de la ingenuidad, instaló para siempre la sospecha del arreglo, como aquella vez también me impidió el rito del festejo. En el 2007 los de Boca y los de River votaban a Macri. Fin de hacerme el boludo.
    La búsqueda del futbol en sí, con la intervención de los poderes da cero Ridículos hinchas, jugadores, copas, barras bravas, periodistas, la teatralidad en la televisón, políticos, vedetismo, el gran hermano futbolístico, botineras, tinellización, la Fox, los equipos pobres del fútbol para todos, la publicidad que baja del cielo y paradoja los sostiene a todos, la merca que vuela con los jugadores. ¿Hablar del juego? ¿Qué juego?

    La del Fortín al molde, densa, sabrosa, la muzzarella se estira y no se corta hasta mover la porción en círculo, de dorapa hay que comerla con las piernas abiertas para no mancharse con aceite. Del grupo de las pesadas entra 5º o 6º hay que pasar de tanto en tanto.

  • 8. Damian  |  25 febrero 2012 en 16:27

    pornopizza

  • 9. Luisinho  |  25 febrero 2012 en 20:48

    Professor Abraham assisti a um seminário que você deu em Rio pelo ânus 98 fique muito maravillado com seus estudos sobre Deleuze Você é realmente um grande pensador e seguramente é muito lido em Argentina e em toda latinoamérica

  • 10. Gustavo Romero  |  26 febrero 2012 en 11:09

    Soy devoto del libro de Juan José Sebreli titulado “La era del fútbol”.
    Lo recomiendo.

  • 11. Gustavo  |  27 febrero 2012 en 17:38

    Lo que pasa es que hay demasiada presion. Los torneos son demasiado cortos. Presionan desde el periodismo, desde las entrevistas, que hay que ganar como sea, que el promedio, que hay que sumar para entrar a la Libertadores, etc.
    Para mi tendrian que ser los torneos largos que se hacian antes. Que empezaban en Febrero hasta Diciembre. Asi hay mas tiempo para todo y para jugar bien.
    Esta el ejemplo de River que se fue a la B. Tanto lio? No es que desaparecio el club. Ahora esta haciendo una buena campaña y este año lo tenemos de nuevo en la A.

  • 12. Ma.Cristina  |  27 febrero 2012 en 19:53

    Gustavo estoy en un todo de acuerdo con vos, en mi casa lo hablo con los que entienden de fútbol, además se les daría más tiempo a los entrenadores para poder armar un buen equipo y que funcione.

  • 13. mARCELO  |  29 febrero 2012 en 13:40

    Ojala podamos ver algunas paredes entre Lamela y Messi en los partidos que vienen , si el primero no mariconea hay un gran futuro para la selección
    Hay que preparar el equipo para el mundial que viene
    Y espero no ser mufa y que la dupla funcione ,si esto es así no escribo más sobre la selección
    Aguante el doctor y el flaco

  • 14. Lu  |  3 marzo 2013 en 14:00

    lo peor de lo peor es jugar mal y ganar, como hace el gobierno, sobre todo porq triunfa el mal, y con su mal ejemplo sigue destruyendo el pais y dañando a varias generaciones


Categorías

Calendario

febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

A %d blogueros les gusta esto: