Caverna 35 (novela) por Talismán

28 enero 2012 at 8:41 4 comentarios

35

En un bar se reunen setenta borrachos. Un borracho es una persona que toma largo, no tragos largos sino sucesivos tragos largo rato. El aguante se mide por horas. Para no ser moralista debería decir bebedor. Un bar de santos bebedores, como el relato de Joseph Roth. Pero nunca creí en aquella santidad revestida de diabolismo.

La gente cae alrededor de las diez dela noche. Doswiskies. Alguien propone ir a cenar al bolichito de la otra esquina. Un asado de tira, la jarra de vino. Una seis personas. Tres jarras de litro. Dos horas. A las doce vuelta al bar. Tres viskies. Se discute. Se grita. Uno se levanta y dice mierda. Trastabilla. Son casi las dos dela mañana. Otromás. Andate. Por qué no te vas vos? A mí no me toqués. Bueno muchachos párenla, vámonos todos. Perá que me tomo otro. Estamos por cerrar dice el dueño. No seas cabrón Claudio, servime uno más y nos vamos. Son las dos y media, ya cierro, no sirvo más. Por qué no me chupás un huevo, gasté una fortuna, me cobrás treinta mangos cada vaso y me echás, dame otro y me voy.

El dueño sale del mostrador y agarra del codo con suavidad al que tiene sed, y lo invita a salir, le responden con un empujón que lo tira al piso. Cae Claudio. Quilombo.

Así eran las cosas en los setenta enla calle Reconquista.Enfrente en un restó coqueto, almorzaban los sábados psicoanalistas y arquitectos dela gloriosa JP.LaJ de juventud no desdeñaba treintiañeros. Bien vestidos, vino del caro, gírgolas, qué ricas con ajo, y un lomo bien cocido, por favor, sí, ensalada de radicheta. No hay como las comunidades terapéuticas yla peña CarlosGardel, yel plande viviendas parala 21. Elmartes que viene lo vemos a Cooper, está nervioso, tuvimos que internarlo, casi mata ala mujer. Amí, la verdad, es que la antipsiquiatría me tiene podrida. Todo anti, se puso de moda.

Estoy leyendo a Althusser, para mí que a Marx ya no se lo puede leer como se lo leía antes. Hay ungrupo deestudio con Sciarreta, una de esas me anoto.

¿Querés un postre?

Barrio de San Telmo, casa vieja, paredes con lamparones musgo, baldosas rotas, no anda la cadena del baño, pasillos son plantas. Armá un faso. No lo aprietes demasiado. Sacale el filtro, animal. ¿Qué ponés? Me gusta, Grateful Dead, Incredible String Band, dejalo. Pega, es buena. Llamó Horacio, vamos a su quinta? Debe estar en Plaza Francia. Pasamela guitarra. Mevoy a dar una vuelta. Si llama el Flaco decile que compre.

Anuncios

Entry filed under: General.

Caverna 37, por Talismán Caverna 36 (novela) por Talismán

4 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  28 enero 2012 en 8:50

    Esta vuelta a la realidad cotidiana nos lleva a la vida de nuestro personaje, que experimenta nuevas sensaciones.

  • 2. David  |  28 enero 2012 en 11:14

    Cristina, habla del fassso.

  • 3. Ma.Cristina  |  30 enero 2012 en 8:47

    Yo también!

  • 4. mARCELO  |  2 febrero 2012 en 13:10

    pensé que iba a (ha) ser el juego ese de 70 borrachos entran a 70 baños con 70 baldosas a 70 cms cada una ¿cuantas veces escribi 70?


Categorías

Calendario

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: