Caverna 33 (novela) por Talismán

28 enero 2012 at 19:16 8 comentarios

33

Los ingleses hablan de Shakespeare. Es decir que no dejan de hablar de Shakespeare. Las culturas tienen su totem literario al que siempre vuelven. Es más que un clásico, es un dios dela lengua. Unmonumento nacional. Así Shakespeare para los ingleses. Sigamos el recorrido por Europa. Los italianos tienen a Dante. Los españoles al Siglo de Oro del que quizás se destaque Cervantes. No hablo de un canon porque no soy profesor de literatura. Digo cosas de una cultura general. Los alemanes a Goethe. Los franceses a la novela del siglo XIX, Flaubert y Hugo. Y ahora venimos nosotros, los que hablamos argentino, el castellano argentino, ¿de quién no paramos de hablar? Del Martín Fierro, sin duda, no es que hayamos hablado tanto, pero no dejamos de referirnos a él. Será cuestión de volver a leer a Martinez Estrada quien le dedicó una radiografía del ser argentino a partir del poemario.

O como pueblo joven que somos, al borde de adorar a un poeta de nuestra contemporaneidad y de desenterrar de los manuales de literatura a un cuerpo aún tibio que descanza en Suiza.

Leo fragmentosde un diarioque la revista Ñ publica a la vez que anuncia nuevas entregas de esa escritura publicitada como secreta. Se trata de Ricardo Piglia que nos cuenta como sale por la noche porteña en las vísperas de Navidad y se sienta en un bodegón dela calle Corrientespara comer un asado de tira con un pingüinode tinto. Elhombre no termina de fabricar su personaje ya septuagenario. El hombre que está solo yes premiado. Elpersonaje de la década infame pergeñado por Arlt amortizado largo y parejo por novelistas de la década del sesenta. No pasa ninguna otra cosa que el narcisismo del literato que mira a sus semejantes en la noche de la ciudad mientras algo maravilloso se teje a su alrededor: él mismo.

En el mismo número se leen unas cartas de Cortázar, anunciando la edición de varios tomos de su correspondencia. Leo una carta que le escribe a Aurora Bernárdez, y otra a Victoria Ocampo. He aquí un escritor que no se preocupa por serlo y menos por parecerlo. Y lo que es el colmo: se divierte. No le parece que la cumbre del sex appeal es poner cara de preocupado mientras revuelve su ensalada mixta con aderezo bibliográfico.

Aquella Buenos Aires ya no existe. Los poetas ya no caminan porla calle Gurruchaga. Lospensadores no esperan en Esmeralda y Corrientes. El escritor no anda por la vida despeinado mientras las rubias lo persiguen.

El provincialismo porteño ha sufrido una metamorfosis.

Anuncios

Entry filed under: General.

Caverna 38 (novela) por Talismán Caverna 39 (novela) por Talismán

8 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  29 enero 2012 en 7:36

    Cuando se habla de escritores argentinos se dejan en el olvido a unos cuantos que podrían estar a la par de los más nombrados, pero eso siempre pasa. Hay que recorrer las librerías que todavían tienen algunos tesoros guardados. Lástima que ya no están los libreros cultos, esos que nos daban las perlitas, ahora los muchachos te miran con cara desconcertada si preguntás por algún escritor ignoto.

  • 2. Panchito  |  29 enero 2012 en 9:29

    Juéguese Ma Crist., díganos según su parecer, quiénes serían los escritores olvidados que estarían a la par de los nombrados…

  • 3. Ma.Cristina  |  29 enero 2012 en 17:08

    Panchito eso ya es hablar de gustos personales, Juan José Saer, Felisberto Hernández, Abelardo Castillo, son los que me vienen ahora a la memoria, por ejemplo.

  • 4. martita  |  29 enero 2012 en 20:07

    La lista de grandes escritores argentinos es interminable .
    Desde obras de teatro , como un Discèpolo , ùnico desbordante
    talento literario .
    Grandes novelistas mujeres : Martha Mercader , Alicia Jurado ,
    Silvina Ocampo , Victoria .
    Manuel Puig , Sàbato , Fèlix Luna , Martha Lynch .Bioy Casares
    Y muchisimos geniales autores teatrales ,como Cossa , Talesnik
    De Cecco ………Un libro se puede escribir con los nombres de
    la gran productividad literaria argentina.
    Creo que el representante
    para Argentina , es el gran Discèpolo, porque su obra
    refleja el nacimiento de este paìs con los inmigrantes
    y la original personalidad de sus habitantes.
    Por supuesto ,Borges , es Borges , no se puede comparar
    a nadie .

  • 5. Carmelo  |  29 enero 2012 en 20:26

    No son los ingleses quienes hablan de Shakespeare, tal vez sean quienes menos lo hagan, es el mundo quien habla de Shakespeare porque, seamos realistas, no habido después – ni antes- un escritor o poeta tan poderoso; Cervantes escribió El Quijote pero Shakespeare escribió una sucesión de obras maestras que van mas allá de lo humano.
    El mundo habla de Borges porque porque él conmovió a el mundo. Y además Argentina tuvo varios buenos escritores y escritoras, como cualquier otro país.

  • 6. Panchito  |  29 enero 2012 en 21:55

    Ma. Crist. y Martita, estimadas señoras, muchas gracias por sus respuestas. Hace poco leí un libro de Fernando Savater que dice textualmente: ” hay al menos dos piezas borgianas que me suenan más auténticas en la lengua de Marcel Schwob que en la de Leopoldo Lugones”.
    Que un escritor del prestigio de Savater se refiera al “castellano argentino” como la lengua de Leopoldo Lugones no es un dato menor.
    Son conocidos los encontronazos que mantuvieron Lugones con el joven Borges, desencuentro que alcanzaría su punto máximo en agosto de 1926 cuando la editorial Proa edita al mismo tiempo Don Segundo Sombra y El tamaño de mi esperanza.
    L.Lugones niega olímpicamente el texto de Borges y escribe en La Nación un artículo que consagra de manera definitiva a Guiraldes.
    Borges en su madurez, reconoce los errores de su juventud y sólo tiene palabras de admiración sobre la obra de su antiguo adversario.
    Reconoce que fue Lugones quien canonizó el Martín Fierro de Hernández y finaliza el prólogo de la Antología poética con estas palabras: “La obra de Lugones es una de las máximas aventuras del castellano”.

  • 7. martita  |  30 enero 2012 en 2:26

    L.Lugones es absolutamente un gran escritor . Lo es Güiraldes
    Muy interesante la anècdota que narra Panchito , de los
    entretelones que vivieron estos grandes de las letras de este paìs.
    Quiero aclarar que cuando me refiero a Discèpolo ,me refiero a Don Armando Discèpolo , gran dramaturgo y director teatral
    hermano de ese filòsofo que fue Enrique Santos Discèpolo .
    Tambièn , se puede mencionar , al autor de ” Santos Vega” leyenda de un payador, Rafael Obligado , que narra
    con gran belleza la historia de este gaucho argentino :
    Santos Vega , el payador ,
    aquèl de larga fama
    muriò cantando su amor,
    como el pàjaro en la rama.”
    Pienso , opuestamente a T. Abraham , que los poetas
    siguen caminando por las calles de BS AS, Gurruchaga
    y muchas màs , y doy fe que los escritores andan por
    la vida con su cabellera larga y despeinada , mucha locura y creatividad
    y talento en este Buenos Aires de hoy .

    .

  • 8. Ma.Cristina  |  30 enero 2012 en 7:48

    “El alma del payador: Cuando la tarde se inclina, sollozando al occidente, corre una sombra doliente sobre la pampa argentina, y cuando el sol ilumina, con luz brillante y serena, del ancho campo la escena, la melancólica sombra huye besando su alfombra con el afan de la pena… ” Es un extenso fragmento que me sé de memoria, creo que desde la primaria, gracias Martita por el recuerdo y por citar a nuestras escritoras mujeres.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: