El tiranosabio ( un animal poshistórico)

21 enero 2012 at 20:02 52 comentarios

  La verdad
La palabra posmodernidad o la llamada crisis de los grandes relatos son los nombres que han circulado para designar a lo que ha sido una gran demolición cultural. Se trata de algo más que un cambio político. La política sigue el camino de la confrontación de los grandes intereses económicos y militares cuya dinámica se desarrolla en distinto tipo de unidades soberanas. Estado, corporaciones, etnias, aparatos religiosos, combinan su peso específico al interior de diagramas planetarios cambiantes…………
Anuncios

Entry filed under: Filosofia, General.

SE HIZO JUSTICIA-RECONOCIMIENTO MUNDIAL Caverna 29

52 comentarios

  • 1. Lector  |  21 enero 2012 en 20:58

    La búsqueda de la felicidad que tanto desvela a los lectores, no es otra cosa que el factible entendimiento del texto asociado a la cuasi perfección literaria del autor.

  • 2. despistada2010  |  22 enero 2012 en 10:30

    Siempre es un gusto leer sus escritos!

  • 3. Ma.Cristina  |  22 enero 2012 en 10:47

    Me siento inclinada hacia el sabio que aconseja al tirano, lo difícil es que este pueda escucharlo. Si lo hiciera, no tendríamos el problema de que la famosa libertad estuviera en manos de quienes le temen, sino resguardados por alguien que sabe guiarlos. Dentro de ese camino, cada cual podrá sentirse libre.

  • 4. Marcelo Grynberg  |  22 enero 2012 en 13:13

    Sobre lo que dice Strauss:

    “Strauss dice que la educación universal es viable con una producción de riquezas astronómica cuya distribución permitiría la excelencia educativa planetaria.”

    No lo entiendo. Por que seria semjante produccion
    tan importante para acceder a una ilustracion planetaria ?

  • 5. Karina  |  24 enero 2012 en 16:00

    Prof. Tomás Abraham, usted fue profesor mio de Filosofia, ya hace muchos años en la facultad de Psicologia. Siempre me pareció fantástica su apertura mental, su rapidez mental, su manera de dar clases, sus rulos, cierta irreverencia. Con usted me acerqué a autores que jamás había oído y que tiempo después todo el mundo hablaría de ellos. Lo consideré un genio como profesor.
    Durante un tiempo, por diversos motivos, dejé de leer sus libros, lo veía cada tanto en alguna entrevista televisiva. Reconozco que me costaba identificar al Tomás Abraham entrevistado de la tele con aquel profesor que me fascinaba. Pensé que los tiempos ya no eran los mismos, y que los años nos desgastaron y nos habían puesto más serios, con otro humor. Pero por suerte no fue así. Por recomendación de un amigo, en estos días de vacaciones entré a esta página y a este blog, y lo empecé a leer de nuevo. Sentí que estaba en Psicología, de nuevo, escuchando sus clases de filo. Este texto sobre los tiranosabios me gustó mucho, y el anterior sobre Foucault también. Celebro mucho haberlo encontrado de nuevo, y que en este reencuentro me haya despertado sensaciones tan gratas como aquellas que tenía cuando era alumna suya. Le envío un saludo con mucho cariño, respeto y agradecimiento.

  • 6. marisa  |  24 enero 2012 en 19:33

    Buenisimo el articulo, interesntisimo el analisis sobre el valor de la verda (no es la ley, ni el mandamiento, ni la demostracion cientifica…)…pensar (no es creer ni saber) sino hacer en el sentido de crear o inventar; la verdad es una ilusion necesaria, hay algo que esta ahi y no se ve, ni arriba, ni abajo, puede estar al lado o de perfil o en la superficie.
    es una ACCION, como hilar una trama y su interes proviene del TALENTO, el TRABAJO, la BELLEZA, la CAPACIDAD DE LLEGAR AL LIMITE Y un poco mas.

    muy bueno el comentario sobre la verdadera lectura ( me hizo reir) solo ds es sabio, solo el lee como se debe.

    Staruss me resulto interesante en la busqueda de rigurosidad entre sabios y profetas y el llamado a una cierta pequeñez sin encontrar, sin embargo, el justo medio.

    me encanto!

  • 7. Lector  |  24 enero 2012 en 22:07

    Algunos textos filosóficos desregulan los parámetros de la inteligibilidad con tal grado de intensidad que los transgreden, sus enunciados desbordan todos los dominios de la racionabilidad y los atraviesan hacia destinos indescifrables, perdemos el sentido de la orientación, estamos al servicio de fuerzas invisibles, incluso al margen de nuestra voluntad.

  • 8. STELLA  |  25 enero 2012 en 2:06

    -SI..PENSAR Y CREAR—Y CUANDO LA HOJA EN BLANCO NOS ENCARA..SABER..QUE PODEMOS SER ESCLAVOS DE LA PROPIA INFORMACIÓN SÍ Y QUE – NADIE NOS ESTÁ ESPERANDO.—-PODEMOS CREAR EN PAZ—-NO HAY NADA QUE DECIDIR..NI QUE TEMER. -MI CUADRO NO VALE NADA DE PLATA!—-TIENE UN VALOR……EXTRAÑO… (LA PALABRA CREA)

  • 9. papiro cerrado  |  25 enero 2012 en 12:49

    Estoy de acuerdo con que a cada tirano le corresponde su propio sabio, Así Cesar tenía a su Ciceron y Cristina a su ……..(?) (Complete si encuentra a algun sabio).
    papiro cerrado
    cerramos las importaciones, ventas de dolares y ahora vamos por los salarios, La paz perpetua de Kant que se asemeja a la paz eterna!!!

  • 10. Panchito  |  25 enero 2012 en 13:19

    Es difícil manejar un blog, imaginate lo que debe ser manejar un país…

  • 11. Ma.Cristina  |  25 enero 2012 en 18:25

    Papiro, no tengo nada que decir porque la ira me cierra la garganta. Para aplacarla y ponerla en positivo, estamos en un emprendimiento con Juan el Santiagüeño, que ayudado por David abrió un blog, segurosocialparalafamilia, mejor que decir es hacer, alguien lo dijo, bien dicho.

  • 12. paula  |  25 enero 2012 en 19:22

    El absolutismo de la tiranía reinante me obnubila. Que varios amos se la crean sin pudor me……………………………hace daño. Ponerse en lugar del amo no es lo mismo que ser un amo. Ojala esos esclavos (amos en potencia) abran los ojos y vean la aurora(c dice Kojéve) porque han aprendido de la templanza y la espera. Si llegan seran amos sin corona, no tendrán tiempo de arañar lo que encuentran, porq el bien común y su fortaleza es lo que los guía en su humildad.
    Paula

  • 13. juanelsantiagueño  |  25 enero 2012 en 20:59

    Estimados/as:
    hablando de tiranosabios, pareciera que el conocimiento hace SOPA. Que cag…. si hay cosa odiada por los santiagueños, es la sopa. Con el calor que hace aquí y encima que te den SOPA, transpirás más que testigo falso ¡Estamos en el averno y nos vienen con SOPA!
    Estuve releyendo a don B Canal Feijóo, este ilustre santiagueño, sabio pero no tirano. Les acerco algo, si Uds me lo permiten.
    Una maravilla recolectada por Julieta, donde don Bernardo despliega toda su sabia y realista sensibilidad.

    Mi cama es un jardín

    Bernardo Canal Feijóo

    Era una región más árida que muchas otras de la Provincia. De una aridez desoladora. De una árida desolación. Había un perro flaco que no ladraba, unas ovejitas cabizbajas que no balaban, sin duda porque nada podía recoger allí su voz……

    Yo mismo, confieso, me sentí distendido y anulado. Y sólo mi automatismo de ser traslaticio y ambulatorio pudo llevarme a dar una vuelta al ranchito. Y fue contoneando una esquina que tropecé de manos a boca con aquello. Digo tropecé, pero en realidad lo que aconteció fue que aquello se me vino encima, me cortó el paso agresivamente.

    Era una colcha santiagueña desplegada al sol entre dos estacas. Estaba armada de rojos, amarillos y verdes, en haces, y cuchillas, y zigzagueantes y masas que resplandecían, y coruscaban y crepitaban, en esgrimas, disparos, proyecciones y flameos, como dirigiéndose numerosamente al bulto. Aquello era algo así como el malón del color a plena luz. Diré, en una palabra, que allí mi inermia descubría el infinito número, el múltiple alarido, la ofensiva, la carga del color descolgado…

    Fauna nunca vista, fantástica flora, triángulos, signos escalonados, reptiles misteriosos, soles y lunas y estrellas de cielos ignorados. Verdaderamente, la mano que conjura entre los cuatro palos del telar “el jardín” del alma, sabe de la magia de la creación divina

    Saludos cordiales

    PD: Los invito al blog segurosocialparalafamiliawordpress, creación de David, estimulado por Ma Cristina y con el aporte de este servidor, para debatir la iniciativa popular al respecto, si es de su interés.

  • 14. Marcelo Grynberg  |  26 enero 2012 en 11:01

    Lector,

    Comparto esa impresion. No podria estar mas de acuerdo. Demasiada adjetivacion,
    que desde ya no es ningun substituo de la argumentacion. Seria por ello que
    Platon queria desterrar a todos los poetas ? 🙂 Pero no seamos extremos.
    Las ideas de fondo que se discuten no son triviales. Hay que tener paciencia,
    y aguantarse algunas fiorituras y cabriolas lietrarias (que por mas que salgan bien, no
    agregan por ello mayor peso a la exposicion). Por otra parte, al decir de algunos
    estudiosos, “la filosofia es otra rama de la literatura”. Puede ser. Sepamos entonces
    leer entre lineas y ser mas benevolos (como pedia Kierkegaard a sus lectores 🙂

    Saludos

  • 15. Mar Ley  |  26 enero 2012 en 13:29

    Muy oportuna la introducción, sobre la pulsión filosófica hacia la Verdad. Sólo una mirada torva puede confundirla con sermonear o administrar buenas costumbres, o un mediocre reducirla a las clases de un aburrido profesor. En boca del filósofo, el anuncio nihilista no buscaba menos la Verdad que el relativismo de los sofistas.
    Es justo decir que “la Verdad insiste”. También, que no sólo se diferencia de un posible enunciado vacío de contenido hecho en un departamento de filosofía, sino de la verdad para vender un libro u obtener un cargo. Pero no parece tan interesante plantear una verdad de mercado –códigos que conocemos bien porque hacen click las barras en los lectores del supermercado- como sí lo es hablar del temor por la insistencia de la Verdad.
    Vemos que genera temor, sospecha, desconfianza. Mejor destruirla por las dudas, y atenernos a un libreto ya transitado por otro. Aún cuando empuje hasta el absurdo de plantear una búsqueda de la mentira.

    Tentador lo de Strauss y la verdadera lectura. ¿Dios, el único que lee como se debe? Por definición Dios no necesita leer, sabe todo lo que está escrito y lo que se va a escribir. No tiene barreras. Los mortales necesitamos leer, no sabemos nada. Mejor dicho, no sabemos, o sabemos que nada sabemos. Al menos, podemos intentar ser mejores lectores cada día, aunque igual vayamos a morir, y donemos las retinas sin saber si van a seguir leyendo.
    Pero tiene razón, hay lectores e intérpretes que abusan de una falta de ley universal del lector, y los ámbitos académicos sistemáticamente han fracasado en transmitir una normativa. Cada uno hace lo que quiere y lo que puede.

    Por lo demás, veo a los de Carta Abierta a la altura de los tiempos que pretendía Kojève y a Strauss demandándoles moderación.

  • 16. Gustavo Romero  |  26 enero 2012 en 15:17

    “”Respecto de todas las ciencias, artes, habilidades y oficios vale la convicción de que para poseerlos se necesita un reiterado esfuerzo de aprendizaje y de ejercicio; y que, si bien todos tienen ojos y dedos, y se les proporciona cuero e instrumentos, no por ello están en condiciones de hacer zapatos. En lo referente a la filosofía, en cambio, parece ahora dominar el prejuicio de que cualquiera sabe inmediatamente filosofar y apreciar la filosofía porque para ello posee la medida en su razón natural, como si cada uno no poseyera también en su pie la medida del zapato.”
    G. W. F. Hegel Fenomenología del espíritu

  • 17. Marcelo Grynberg  |  26 enero 2012 en 22:28

    “Es mas facil ser ininteligible en una forma sublime que ser inteligible de una forma sencilla.” G.W.F. Hegel

  • 18. Gustavo Romero  |  26 enero 2012 en 22:52

    Contra Strauss y su moderación liberal:
    Si, según Strauss, querer controlar la naturaleza (“medio ambiente”, dicho a grosso modo) y querer manipular la naturaleza humana son signos característicos de la modernidad que se acrecientan en la actualidad, si ser “”moderno” es querer controlarlo todo, es decir, ejercer el poder en su máxima plenitud, ¿qué significa ser un “moderado” que gobierna, un aristócrata en el sentido griego, es decir, alguien que practica la virtud como lo fundamental de la ética (la moderación como principio ético)? Un moderado que quiere gobernar deja de ser plenamente moderado, porque comienza a sentir por medio de su práctica cierto sentimiento de poder, salvo que se considere la posibilidad de la existencia de un tipo de gobierno que sea un “no-poder”, un “no gobierno”. Que el que ejerce el poder es quien tiene que moderarse a sí mismo pertenece a una extraña lógica de la antiguedad clásica. Platón con “Las Leyes” y Arisóteles con su “Política” dirán mucho al respecto. Aristóteles, por este motivo, se vio obligado a separar la vida del sabio y la del político. No era posible una aristocracia de moderados para el estagirita, sino una república mixta, justamente porque no es posible encontrar moderados que gobiernen. Para eso están las leyes. Las leyes son las que deben moderar, limitar.
    Para Strauss, después de todo, tampoco es posible, en la práctica, una aristocracia. Pero veamos:
    Strauss se transforma en lo que critica. Finalmente, para Strauss, él mismo lo afirma, la aristocracia como forma de gobierno (por varios motivos) se transforma en un Ideal irrealizable, en algo que él justamente critica a todos los otros Ideales. Él dice que todo Ideal lleva a la peor catástrofe; y si su propuesta se transforma en un Ideal, entonces también puede llevar a la peor catástrofe, igual o peor que los Ideales igualitarios que él critica. Su lógica argumentativa lo lleva al desencanto, por no decir pesimismo. No es posible una democracia igualitaria-sin clases, ni tampoco es posible una aristocracia, porque se transforma también en un Ideal.
    El liberalismo republicano se le presenta a Strauss como un sustituto débil, pero sustituto al fin. Y ahí se transforma en un reivindicador, muy a su pesar, de cierto aspecto de la modernidad. La modernidad inventó la lucha de clases, y también inventó el liberalismo republicano. Me parece que Strauss, finalmente, a pesar de todo, no descarta a la modernidad en su totalidad, sino a una parte: descarta el Ideal de una sociedad sin clases. Pero se queda, quizás porque cree que no hay otra cosa mejor que se pueda llevar a la práctica, con el liberalismo republicano, (¿Locke?), que es el puntapié inicial de la modernidad. Es decir, Strauss mantiene una posición filosófica moderada que pretende evitar lo que cree que es la catástrofe que lleva de Locke a Marx.
    Ya vemos, entonces, quién es el que pide moderación.
    Por mi parte, que me considero un comunista nietzscheano, no estoy de acuerdo con Strauss. Para mi el camino que va de Locke a Marx no es una catástrofe, sino una oportunidad fantástica en la historia. Todavía está en el horizonte aquella sociedad sin clases, sin propietarios y sin tiranos. Los fantasmas de Marx no dejan dormir a los moderados.
    Marx no ha muerto.

  • 19. Lector  |  26 enero 2012 en 22:53

    Además, no podemos comparar a la filosofía con el ferromodelismo, en el cual, lógicamente, se necesita de una gran habilidad, arte y ciencia para recrear una ciudad en miniatura con sus redes y tendidos ferroviarios.

    No creo que la tarea de la filosofía se defina como el intento de realizar una maqueta abstracta para comprender al Universo real.

  • 20. santiago  |  26 enero 2012 en 23:39

    let it be. eso quiere significar strauss a fuerza de ideologia. kojeve parasita en el impulso que era lo nuevo y que ya se sabe donde termino. en el poder debe haber moderacion porque si no existe moderacion no hay let it be para el pueblo, para la cultura, se ahoga la cultura, muere la fuerza del pueblo, gana la corrupcion pierde la fuerza de la creatividad. el poder sin moderacion es todo control explicito, normas, burocracia, y por ello es doblemente implicita su hostigacion, no queda casi lugar para la vida, no puede haber casi comunicacion, intercambio, dialogo libre, todo queda sedimentado en protocolos, diplomacias, codigos de camarada, miedo al delator, miedo al fariseo de la burocracia reinante. me gusto el escrito.

  • 21. Gustavo Romero  |  26 enero 2012 en 23:45

    Ya dí mi posición contra Strauss. Ahora la daré contra Kojève:
    Este filósofo forma parte de un tipo de filosofía que sostiene que el pensamiento debe totalizar, alcanzar la síntesis final, el cierre, la autoconciencia. Eso impide, me parece, que haya un “resto” para seguir pensando. Todo pensamiento que se le oponga será inmediatamente ubicado en el plano de la enemistad o de la ignorancia. En el plano de la enemistad, porque el pensamiento totalizador dirá que ya no hay lugar (no hay resto) para una oposición, ya que las oposiciones han sido resueltas históricamente; el enemigo será llamado reaccionario, porque supuestamente quiere reinstalar la oposición que ya fue resuelta en la dialéctica histórica. También el opositor podrá ser calificado de ignorante, en la medida en que no comprendió el devenir histórico y está ubicado en una figura de la conciencia desdichada.
    En este sentido, me parece complicada la tarea de la filosofía aquí. Puede ser entendida la figura del intelectual como mediador entre los filósofos y los políticos, una herramienta para llevar adelante la realización de la teoría. Lo que me cuesta entender es la filosofía aquí, qué lugar ocuparía.
    ¿Cuántas formas de hacer filosofía habrá en este Estado sin clases, bajo la conducción del Tirano?, ¿hay lugar para el “resto”? Cuando digo “resto” me refiero al lugar del disenso, de la dificultad, del obstáculo. ¿Qué hacemos con aquel que quiere criticar al tirano?, ¿lo llamaremos filósofo? ¿lo nombraremos reaccionario o ignorante por no comprender el devenir histórico de la totalidad?, ¿el “resto” con su conciencia desdichada tendrá asilo en el Gulag? Pasa aquí lo mismo que con la aristocracia de Strauss: ¿quiénes son los mejores que eligen a los mejores?, ¿quiénes son los filósofos que darán nombre al Acontecimiento, a la totalidad consciente de sí?, ¿los amigos del tirano?
    Contra Strauss y contra Kojéve. Fin.

  • 22. mARCELO  |  27 enero 2012 en 0:10

    El pensamiento industrial tampoco ha muerto ,hay un choque entre la filosofía y los talleres técnicos ,esos que buscan la perfección o el misterio literario para que una obra filosófica sea leída dignamente por lectores ecuánimes , útiles( de la inutilidad) ,y que por sobre todas las cosas estén fuera de nuestro tiempo ,eso les da la chapa de “curados” de un valla a saber que mierda.
    Misteriosos y pica piedras que nunca dejarán de pensar ,por el sencillo motivo que todavía no hemos pensado la muerte en sus aspectos humanos ,esa mierda floreciente de nuestros intestinos

  • 23. santiago  |  27 enero 2012 en 1:18

    se entiende porque let it be ademas del sentido semantico? la batalla fue y es cultural, y el control desde el poder desde el estado mata la cultura (la iglesia lo vivio en la epoca despues de constantino y despues carlomagno) … al diablo el pentagono, el kremlin, la tecnologia, el rublo o el dolar.la cuestion es cultural cuentenme algo eslavo equivalente de los beatles… y no es que los eslavos no tengan onda, veanlo a djokovic hoy al lado de los cuadriculados nadal o federer. la eslava deberia haber sido la cultura dominante en occidente (razas no mongoloides) despues de la egipto-camita (hijos de cam), caldeo- persa- etc-semita (hijos de sem), griega-romana-incontables dinastias o empresas germanicas (todas las dinastias europeas despues de los romanos fueron germanicas) descendientes de jafet que hicieron al mundo tecnologizado, libre y globalizado de hoy…, el cuarto descendiente de jafet era el pueblo eslavo, son los eslavos que quedaron postergados por y bajo el influjo del ateo, prepotente comunismo. la cultura eslava deberia haber preñado de creatividad el cosmos con el mando del mundo y quedo postargada, diganme si hay algo mejor que una opera rusa, o una pelicula rusa? fue creciendo el mundo islaimico y esta buenisimo que asi lo haga. pero que queda con esa magia de los bosques salvo en eso ruso o eslavo ( a no ser lo celta tambien todavia tiene magia, pero esos no participan o participaron de estas luchas de poder, de contagio cultural, ademas se cree que los celtas eran mongoloides que caminaron pal oeste). saludos.

  • 24. santiago  |  27 enero 2012 en 1:33

    muy bueno el ultimo comentario de GR, ahora se entiende bien.
    hoy escribi let it be : se entiende porque let it be ademas del sentido semantico? la batalla fue y es cultural, y el control desde el poder desde el estado mata la cultura (la iglesia lo vivio en la epoca despues de constantino y despues carlomagno) … al diablo el pentagono, el kremlin, la tecnologia, el rublo o el dolar.la cuestion es cultural cuentenme algo eslavo equivalente de los beatles… y no es que los eslavos no tengan onda, veanlo a djokovic hoy al lado de los cuadriculados nadal o federer. la eslava deberia haber sido la cultura dominante en occidente (razas no mongoloides) despues de la egipto-camita (hijos de cam), caldeo- persa- etc-semita (hijos de sem), griega-romana-incontables dinastias o empresas germanicas (todas las dinastias europeas despues de los romanos fueron germanicas) descendientes de jafet que hicieron al mundo mas entendido y libre, globalizado de hoy…, el cuarto descendiente de jafet era el pueblo eslavo, son los eslavos que quedaron postergados por y bajo el influjo de una atea inocua y totalizante ideologia.si no hay arraigo en el tierra en la historia, la cultura se pierde en abstracciones que pretenden, que pretenden totalizar el saber, ideologias prepotentes que no respetan lo que tiene para decirnos la sabiduria ancestral. la cultura y sabiduria eslava deberia haber preñado de creatividad el cosmos humano con el mando del mundo y quedo postargada, diganme si hay algo mejor que una opera rusa, o una pelicula rusa? fue creciendo el mundo islaimico y esta buenisimo que asi lo haga. pero que queda con esa magia fuerte de los bosques, ese sabor a mas alla de la razon salvo en eso ruso o eslavo ( a no ser lo celta tambien todavia tiene magia, pero esos no participan o participaron de estas luchas de poder, de contagio cultural, ademas se cree que los celtas eran mongoloides que caminaron pal oeste). gracias que los tuvimos a los dos federicos (nietzsche se decia descendiente de polacos) y a leon para quienes añoramos lo teñido de eslavo. saludos.

  • 25. Mar Ley  |  27 enero 2012 en 8:17

    Marcelo G.,
    gran Verdad!
    cuán difícil les resulta a algunos “intelectuales” ser inteligibles.

  • 26. Mar Ley  |  27 enero 2012 en 8:42

    santiago,
    Sí, está bueno el escrito.
    También pensé en lo que rescatás sobre la moderación. No me parece para nada superficial el tema. Puede ser que consideremos que va a haber siempre un ejercicio del poder en los gobiernos democráticos, y que éste va a tener siempre un efecto sobre la vida y la cultura de los ciudadanos.
    Si no viene desde la filosofía un llamado a la consciencia sobre un ejercicio moderado del poder, entonces de dónde?
    Dentro de todas las utopías, prefiero la que aspire a una evolución de la consciencia sobre la dignidad y libertad humana en una organización de la vida comunitaria democrática, en la cual va a existir inevitablemente un ejercicio del poder que debe ser cuestionado, interpelado (antes que el planteo totalizador de Kojève, sobre el que ya tenemos sobradas pruebas de lo que produce).
    let it be

  • 27. Gustavo Romero  |  27 enero 2012 en 10:07

    Y algunos “lectores” son tan pero tan vagos que para evitar estudiar y tratar de entender el lenguaje que propone un filósofo o un intelectual, lo acusan de ininteligible: así tranquilizan sus conciencias.
    Viva Heidegger!

  • 28. Mar Ley  |  27 enero 2012 en 10:51

    Qué absurdo!
    habrá “lectores” vagos, e “intelectuales” deshonestos, y más…

    lo que no podés negar, es lo que tan bien trae a colación la cita que puso Marcelo Grynberg.

  • 29. Gustavo Romero  |  27 enero 2012 en 11:10

    No hay autores ininteligibles. Todo depende de cuánto esfuerzo se ponga para entenderlos.
    Por otro lado, veo que los liberales que escriben en el blog se modernizaron: ya no dicen laissez faire, laissez passer. Ahora dicen le it be.
    Que Lennon los perdone.

  • 30. Mar Ley  |  27 enero 2012 en 12:05

    mmm que melocotón se te hace “entre” el inglés y el francés!

    con razón te pareció que “danger” era una palabra inglesa, y podías aplicar el mismo análisis que hizo Mónica Cragnolini sobre el “adieu, adieu…” de Hamlet!

    Vas a tener que pedirle disculpas vos al pobre Lennon, porque el significado de “let it be” nada tiene que ver con “laissez-faire”.

    Castigo:
    Aprender de memoria la letra de “Let it be” (que también es de Paul Mc. C.), y cantarla para el blog.

  • 31. Gustavo Romero  |  27 enero 2012 en 12:27

    Mar, me tenés harto. No entendés nada. No voy a escribir más en este blog para no encontrarme con gente tan insoportable como vos. Chau.

  • 32. Marcelo Grynberg  |  27 enero 2012 en 15:20

    Gustavo, Mar Ley,

    Por favor, haya paz.

    Saludos a los dos.

  • 33. Mar Ley  |  27 enero 2012 en 15:42

    Bueno, te voy a dar la razón así te quedás tranquilo:
    “let it be” es igual a “laissez faire”;
    es una canción que escribió Lennon y no Mc. Cartney;
    todos los autores escriben clarísimo;
    la filosofía empieza con el nihilismo;
    y no se trata de ningún modo de valorar la verdad;
    “danger” es sólo una palabra inglesa;
    y el “adieu, adieu… remember me” es un nuevo paradigma que permite explicar casi todo.
    Y yo “no entiendo nada” y te harto, y por eso vas a dejar de escribir en el blog.
    Genial!

  • 34. santiago  |  27 enero 2012 en 16:08

    Mar tenes razon eso mismo quise referir cuando hable de moderacion, y es muy linda utopia la tuya, ojala algun dia llegue ese tiempo. Y una aclaración por las dudas, para el debate: no soy liberal, soy un católico nomás, obligado a pensar en lo menos malo para la libertad, el arraigo del hombre en la verdad se da a traves de la libertad, sin libertad no hay verdad.

  • 35. Panchito  |  27 enero 2012 en 21:16

    Este comentario (modestia aparte) me gustó, quizá salga dos veces.

    Harto ya de estar harto, ya me cansé
    de responderle a los bloggers porqué y porqué.
    La Rosa de los Vientos me ha de ayudar
    y desde ahora vais a verme vagabundear.
    Entre Nietzsche y Karl Marx.
    Vagabundear.

  • 36. Damian  |  28 enero 2012 en 10:02

    Celebro esta actividad filosófica

  • 37. Mar Ley  |  28 enero 2012 en 12:03

    Me sumo. (y bien por Damian!)
    Son excelentes los comentarios de Gustavo Romero sobre Strauss y Kojève, una buena muestra de cómo actúa “por atrás” el bagaje de conocimientos cuando hay una actividad genuina del pensamiento, junto a la seguridad de poder pensar por sí mismo.
    Acá se nota bien la diferencia con “los que no entendemos nada y hartamos” por nuestra ignorancia.
    Se dará cuenta él de lo que digo?

  • 38. Juan Ignacio Barrionuevo  |  28 enero 2012 en 16:02

    Para Gustavo Romero:

    Gustavo, te conocí en unas jornadas sobre “Aporías de la razón moderna” en la Universidad de General Sarmiento, en el 2010. Tu ponencia sobre Spinoza a mi y nuestros compañeros nos impactó mucho. La fluidez con la que hablaste de la “Ética” de Spinoza, la entrega que le pusiste fue conmovedora. Nos encantó.
    No supimos más de vos, hasta que un amigo que estudia en UBA me comentó que trabajás en la cátedra de Abraham, así que por este medio te pude encontrar. Quería agradecerte, ya que en dos semanas inicio mi trámite para empezar mi tesis sobre Spinoza, y aquella ponencia me marcó mucho. ¿Podrías pasarme tu e-mail? Un abrazo, y muchas gracias.

  • 39. Panchito  |  28 enero 2012 en 17:27

    Mar, querida, todos en el blog sabemos que vos dominás los idiomas, inglés, francés, alemán y seguramente otros muchos más.
    Todos en el blog sabemos que yo no domino ningún idioma, la única destreza que quizá tenga es la de no escribir lo primero que se me ocurra, de dejar que las ideas den vueltas, fluyan por el cervello y, en una de ésas, como por arte de magia, surjan a la luz alguna idea o frase ingeniosa.
    ¿Hasta acá vamos bien? Bueno, sigamos, el Dr. en Filosofía G.R. utilizó la expresión “laissez faire, laissez passer”, o algo así. Buscadas estas palabras en la wiki descubrimos que era una clásica frase del liberalismo del siglo XVIII, luego popularizada por Adam Smith.
    ¿Entendés? G.R. no dice que “laissez faire, laissez passer” signifique “let it be”. No está hablando en forma literal, está haciendo un humorístico juego de palabras entre ambas expresiones.
    Es lógico que se haya enojado, encima que no lo entendiste (no era tan difícil) intestaste corregirlo. Un disparate total, un bochorno…
    Fin del episodio.

  • 40. Mar  |  29 enero 2012 en 0:02

    Panchito/Lector, querido (y Carola Bargin también)
    A qué viene la chicana sobre los idiomas? no corresponde.
    Vayamos al episodio: quién te dijo que hice una interpretación literal? Para nada.
    Justamente me refería a su acusación de que era “liberal” (y en el sentido que él le da!)
    No es nada “lógico” que se enoje por eso, aún cuando hubiese pensado que hacía una traducción “literal” como decís.
    Te perdiste las escenas anteriores. Se enojó porque cuando dijo “que se le había ocurrido” no era así.
    Ay Panchito, Panchito de décima lo tuyo
    (y para aclararte, no “intenté corregirlo”. le contesté la bofetada verbal del “comunista a la liberal”)

  • 41. Panchito  |  29 enero 2012 en 9:24

    El corolario de todo ésto es que G.R. huyó despavorido de tu falta de inteligencia y sentido común; y los lectores del blog nos quedamos huérfanos de sus magistrales comentarios y respuestas que recomiendo releer e imprimir para quizá algún día empezar a entender el significado de las palabras spoudaios paizein.

  • 42. Mar  |  29 enero 2012 en 12:28

    Me parece Panchito, que es más justo decir que huye de sí mismo.

    Le han dicho tantas barbaridades, que denotaban mucho más que falta de sentido común… y vos ahora querés plantear que un intercambio con ironía “liberal” es motivo de que “huya despavorido” ?? naaaa, no podés.
    y menos por un intercambio de opiniones!

    el corolario en todo caso, es que es MUY RARO.

  • 43. Gustavo Romero  |  29 enero 2012 en 12:37

    Hola J.I.:

    Escribime a alguna de estas direcciones:

    laalegriadepensar@yahoo.com.ar

    romero_gustavo_a@yahoo.com.ar

    Te agradezco tus palabras.

  • 44. Damian  |  29 enero 2012 en 13:34

    La Verdad política es sencilla, sensible, primitiva. Las formas políticas son más complejas, sujetas a la subjetivación, necesitan una verdad transitoria que aspire a la totalidad, muchos sabemos cuando en nombre de esa totalidad no se puede vivir, no desde la inherente complejidad social que es la promotora de la filosofía sino aquella que aspira a acallarnos de cualquier forma. Somos expertos tiranías para saber de que se trata.
    Ubu

  • 45. alicia leloutre  |  29 enero 2012 en 15:20

    Gustavo Romero, amigo, volvé !!! necesitamos tu capacidad y valentía!

  • 46. Panchito  |  29 enero 2012 en 17:16

    ¡Claro que es “raro”! pero en la segunda acepción del diccionario de la RAE que significa: Extraordinario, poco común o frecuente, calificativos que concuerdan con su nueve noventa y pico de promedio universitario.
    Me gustaría saber que coeficiente intelectual se necesita para obtener dicho promedio. ¿160? ¿180?

  • 47. Marcelo Grynberg  |  29 enero 2012 en 20:12

    Gustavo,

    Te pido disculpas si es que de alguna manera contribui a esta situacion enojosa. Apreciaria seguir leyendo tus comentarios.

    Saludos

  • 48. Mar  |  30 enero 2012 en 10:35

    Marcelo G,
    entiendo tu actitud y la comparto, pero tu cita sobre Hegel estuvo bien. Hemos defendido en este blog la libertad de opinión y el diálogo, seamos coherentes.
    Por mi parte, siento una gran decepción, y no está tan mal que se derrumben algunas ilusiones si ayuda a ser más realista. Se vienen tiempos difíciles, y cuanto más pise sobre la realidad, mejor va a ser.

  • 49. Marcelo Grynberg  |  30 enero 2012 en 11:37

    Gracias. Por otra parte debemos entender, creo, que las
    humanidades, ciencias del espiritu o disciplinas sociales, manejan un lexico al que no todos estamos acostumbrados (al menos yo, que trabajo en ciencias exactas). De manera que se hace necesario un cierto esfuerzo de comprension. Pero estoy de acuerdo en que existen autores muy oscuros (e.g. Lacan, Derrida, no entiendo una palabra de lo que escriben), que se prestan naturalmente a la duda y la desconfianza.

  • 50. Mar  |  30 enero 2012 en 12:07

    Son los que tenía en mente, más otros estructuralistas que finalmente te dejan la sensación de ser conducido oscura y complicadamente a través de estructuras vacías de contenido.
    Los lacanianos han hecho de eso un arte, por el cual pagan y pagan clases y seminarios y más grupos de estudio, dedicados exclusivamente a tratar de entender algo! En comparación con explicaciones de una enorme complejidad pero tan claras y sencillamente desarrolladas, sé muy bien con cuál me quedo.

  • 51. Marcelo Grynberg  |  30 enero 2012 en 12:34

    Y, los franceses son muy verseros … 🙂 Pero tambien tenemos a Foucault, cuya claridad de exposicion es admirable.

    Saludos

  • 52. Pablo  |  31 enero 2012 en 13:17

    Coincido con los comentarios de Romero. Tienen potencia.
    Me gustó mucho la idea de este texto de Abraham que dice:
    “La verdad es el efecto de un funcionamiento retórico que define a la filosofía”. O sea, la verdad es una invención (“efecto”) de la filosofía (de la propia actividad filosófica), y no algo que esté afuera como “cosa en sí” a la que hay que salir a buscar. Creo que esta idea es lo que une a Kant con Nietzsche.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: