El malentendido (Perfil 11/9/2011)

11 septiembre 2011 at 9:29 72 comentarios

El lunes pasado ya tenía escrita la nota del domingo. La escribo con días de anticipación porque la corrijo decenas de veces. Las líneas fundamentales y el ochenta por ciento de las notas una vez en el horno, salen rápido, pero el aderezo lleva mucho tiempo. Adverbios, preposiciones, frases oscuras, vocablos repetidos en la misma oración, una palabra que aclara la idea, todo eso lleva tiempo. Así que el lunes, como decía, mi editora de Perfil, Silvina Marquez, me envía un correo para consultarme si podía escribir una nota especial para el 11 de setiembre. Por lo general soy una persona diligente y me gusta satisfacer pedidos y también me gusta que me apuren porque estoy acostumbrado a vivir entre la espada y la pared. No hay como el apriete. Pero en estos días mis energías y mis terminales neuronales están que arden, camino cuesta arriba, y me falta el aire. Quiero vacaciones. No puedo crear ideas al por mayor dos veces por semana. No es fácil este oficio. No escribo sobre lo ya pensado ni tengo un formato previo ni una matricería amiga que me envía los moldes. El desierto es mi sitio, no es alarde romántico, es la vida del beduino cerebral, del nómade que sabe que pensar tiene ruido a vacío, no a hueco, no es un chiste, no es de cabeza hueca, sino de vaciar lo que ya está escrito. Lo dicen las grandes autoridades, lo dijo Bacon, el pintor, lo repite Gilles Deleuze, crear una forma es borrar las que ya están. Y les aseguro que en materia de actualidad política, de ideas filosóficas, todo ha sido dicho, por lo tanto, antes de decir algo, hay que borrar, crear el desierto propio. Bien, le dije a Silvina que no tengo restos para escribir sobre Sarmiento, que me quedé sin podadora para desertificar el terreno, y que en todo caso averiguara si me dan tres días más de plazo, hasta el último momento posible, si era así, vería si podía escribir unas líneas sobre Sarmiento inmortal. Respuesta de mi comprensiva editora: “No se preocupe, es por las Torres Gemelas, puede enviar la nota habitual”. Me reí a carcajadas, qué buen chiste!, 11 de setiembre, qué desubicado que soy! Profesor universitario, intelectual, escritor, hombre que enseña y forma gente, trasmisor de conocimientos de los grandes hombres de la cultura, estudioso a tiempo completo, ¿cómo no se me ocurrió que lo que me iban a pedir es que exprese mi opinión sobre el saudita Bin Laden y sus pilotos suicidas, y no sobre este molesto sanjuanino que tuvo el mal tino de morirse en el Paraguay el mismo día en que se cayeron las torres. Pobre Sarmiento. Pobre yo que jamás accederé a sus obras completas. No tengo otra alternativa que amarlo. Leí a Sarmiento de a trozos. Un poco de todo, y nada de mucho. Soñé con escribir un día sobre él, porque me parece el más grande hombre que dio esta tierra. Dije hombres, no dije santos. No es el santo de la pluma, como tampoco hubo un santo de la espada. Hay más de un enano vigía subido sobre los hombros de este gigante que le anda pidiendo certificados de buena conducta y espiando sus travesuras para impedir su descanso en el panteón de la historia. Sarmiento creía que Europa se moría. Que los ilustrados jamás se sacarían sus ridículas pelucas. Para él los Estados Unidos de Norteamérica representaban el futuro. El gran país del Norte estaba poblado por un pueblo de irreverentes, con espíritu práctico y pionero. Eran federales a ultranza, municipales a la vez que cosmopolitas. No era la vida provinciana de los cañaverales sureños lo que lo seducía, sino el hierro y el humo de la sociedad de los engranajes. Lo decía a mediados del siglo XIX, antes de que Marx se inspirara en Londres para su teoría del capitalismo industrial. Así como el judío alemán inventor del comunismo huyó de su Alemania pastoril, el sanjuanino despreció la hidalguía del señor castellano, prototipo de nuestro copetudo portuario y del caudillo provinciano. Para Sarmiento no había otra salida para la Argentina que la industrialización y la urbanización. Fue el terror del espíritu colonial, tan feliz con las estancias y los saladeros, con la peonada agradecida, y el patrón amigazo. El maestro de maestros no se quería comer a los gauchos, no era un caníbal racial. Eso sí, a laburar. Lo mismo que dicen los chinos hoy. Y lo que llamaba educación popular, es lo que hoy llaman sociedad de conocimiento: estudiar para producir, estudiar para progresar, estudiar para transformar. Popular, porque el sanjuanino no le tenía miedo a las masas. No era Alberdi, que primero pedía disciplinamiento del pueblo, y luego, con la riqueza producida, entonces sí, cultura y debate de ideas. Para Sarmiento, el exaltado, hiperbólico, la industrialización y el progreso necesitaban de la educación popular. Aunque fuere para leer rápido los avisos comerciales que estimulan el consumo. Educación para todo el mundo. Paisanos y doctorcitos, modistas e ingenieros, gallegos y polacos, todos a la escuela pública. Esa escuela que hoy la destruyen en nombre de la inclusión y el desprecio al trabajo docente, desprecio del que hacen gala los mismos docentes. Sarmiento era un batallador contra las elites. Mucho antes que Perón que construyó escuelas e imprimió libros con su foto para los pobres de esta tierra, el sí integró al pueblo al conocimiento universal sin foto propia, sin mención en el Bicentenario, sin efemérides siquiera. Me ha tocado recientemente hablar ante auditorios conformados por militantes y dirigentes de fuerzas progresistas acerca de temas de actualidad, y entre otras cosas decía que era una excelente idea que se creara una rama juvenil con el nombre de “La Sarmiento” si querían hacerle fuerza a la mediocre La Cámpora. En ocasiones como éstas, por lo general hay abucheos en más de un sector y un silencioso rechazo de parte de otros. “Sarmiento tiene mala prensa”, me dicen. Entonces habrá que cambiar la prensa, no hay otra. Mientras en nuestro país no hagamos de Sarmiento el ejemplo de todos los argentinos, la mediocridad será nestro promedio. No era un puritano, más bien un transgresor. Así como se lo acusa de desmerecer a las razas precolombinas, se lo puede enaltecer por exigir la igualdad de hombre y mujer e igual derecho al trabajo. Las maestras de Sarmiento. Hay que huir de los escolásticos que desembuchan frases de aquí y de allá, para exhibir héroes y malditos de bolsillo. Vi talmudistas y cabalistas, enfrascarse hasta el alba para dirimir posiciones sobre una letra o dos. A los troskistas rescatando marxismo y leninismo con lupa y martillo. Y agregamos a los sarmientinistas, y a los revisionistas históricos, a los escuderos del pensamiento nacional, a los rosistas y caudillistas, a todos aquellos que disfrutan discutir sobre los colores de los papelitos de los caramelos olvidando chuparlos. Sarmiento es más grande que Borges- quien lo nombró “el soñador que sigue soñándonos” – , el injuriado por antipueblo, racista, aún más grande, entonces, que el gorila conservador pinochetista que escribe a lo Chesterton. Y los dos más grandes aún que Ezequiel Martinez Estrada quien escribió, como siempre lo hizo, páginas magistrales sobre el gran maestro presidente y sobre la bastardía del gaucho, para penar en la soledad debido a sus pecados. Y todos ellos más grandes que nuestro historiador Halperín Donghi que tuvo el desatino, otro más, de presentar un libro de gran volumen sobre la guerra del Paraguay: “La Maldita Guerra”, de Francisco Doratioto, en donde el reparto de culpas no era el acostumbrado ni por la historiografía revisionista ni por la liberal. Dice Halperín: “el revisionismo es impermeable a estos aportes. Si el autor hubiera intentado escribirlo aquí, este libro lo hubiera llevado a la locura. En Brasil este libro lleva la sexta edición: acá no se va a leer. Porque es serio”. Gloria y loor. Las Torres Gemelas quedan petisas ante este monumento nacional que aún espera a su juventud.

Anuncios

Entry filed under: General.

FILÓSOFOS ARGENTINOS ( en memoria de León y para acompañar a Alejandro) El partido de la prensa (La Nación 16/9/2011)

72 comentarios

  • 1. Hugo  |  11 septiembre 2011 en 9:55

    Hola Tomas. Excelente reflexión. Sarmiento insulta, “infama la calle”. Sarmiento no gusta, tiene mala prensa. Sarmiento como Borges, es antipatria. Siempre pregunte por que? de estas afirmaciones. Y apenas poco tiempo atrás caí en cuenta que Sarmiento no era argentino. Si, no lo era. En un país que hace ya demasiado tiempo la trampa reemplazó a la verdad, que el atajo reemplazó al trabajo y el esfuerzo. En donde el docente tiene que pedir perdón por poner una mala nota y el fiscal permiso para investigar un tema, Sarmiento no es argentino. Todo lo que representa, es antiargentino. ¿Como se sentiría Sarmiento con una presidenta multimillonaria llorando por una mujer qjue no tiene agua?. Nosotros los argentinos falsamente queremos vivir en un país con orden, justicia y trabajo. la gente no quiere trabajo y perdón por la generalización. La gente quiere que le den. El tipo quiere que lo contrates en negro para no perder el plan trabajar. ¿Orden? si pero para el otro. Justicia? Como dice un amigo “justicia es que me den la razón”. No. Sarmiento no era argentino y sus ideas tampoco. Predicar sus ideas en la Argentina actual es como predicar abstinencia en un cabaret. Saludos. Hugo

  • 2. Ma.Cristina  |  11 septiembre 2011 en 10:00

    Hoy lo necesitamos más que nunca, cuando la educación anda a los tumbos, no hay excelencia, solo la autoimpuesta. Cómo no van a criticar a quienes lo defienden si muestran así sus propias falencias? Siempre les digo a mis hijos, yo sabía más al terminar mi sexto grado que ellos al egresar de su secundario y así fuimos barranca abajo, sin retorno. Quienes decidieron que preferían un país de ignorantes son los responsables. Pero ahora nos toca a nosotros cambiar esa decisión.

  • 3. magu  |  11 septiembre 2011 en 11:49

    ¿Si ? ¿ a lo CHESTERTON?, entonces, dos almas nobles e inocentes.
    y aún me pregunto lo que me preguntaba desde chica ¿por qué a al letrista se le ocurrió poner GLORIA Y LOORRRRRRRRRRRR ?, ¿o era GLORIA Y HONOR o todos lo decimos mal ?. La música de su himno me ayudó a quererlo un poco a pesar de esa cara de buldog parecida a la de Churchil (por lo adusta).

  • 4. martita.  |  11 septiembre 2011 en 13:24

    T. Abraham , sensible y real artìculo . Y mucho màs
    directo que “El malentendido ” de A. Camus .
    Mi respeto a Sarmiento , un adelantado en el tiempo .
    y un abrazo a todos los queridos Maestros , los de la
    ciudad , a los que trabajan en escuelitas rurales , perdidas
    en medio del campo ,y van sòlo tres niños porque no tienen
    medios para acceder a esa ùnica Escuela ,y ellos estàn
    allì al firme para Educar , sin medios econòmicos .
    Feliz Dia , Maestros amados de Latinoamèrica .
    A quièn no se la cae una làgrima ,al recordar a sus Maestros
    en la màs linda etapa de la vida ,que era ir a aprender a
    escribir , y leer a la amada Escuela???”.
    Gracias .!!!!! y a ud .T. Abraham por ser autèntico , y libre.

  • 5. silviacrescini  |  11 septiembre 2011 en 14:41

    Gracias Tomás! Por tu sinceridad y tu lucidez implacable!
    Gloria y loor! Al gran Sarmiento….

  • 6. Rodrigo  |  11 septiembre 2011 en 15:01

    Qué lindas que son! Son las “groupies” de Tomás jaja.
    Es útil leer a Sarmiento, a Martínez Estrada y a tipos como Alberdi o José Ingenieros. Halperín Donghi es un muy buen historiador, aunque aquí nos gusta la polémica y somos apasiondos y siempre va tener contradictores desde el peronismo y desde el “liberalismo”/libertario liberal libre.
    En fin, ojalá que hoy gane Boca.

  • 7. VivianaInes  |  11 septiembre 2011 en 15:14

    Sr.Tomás Abraham, hoy no voy a felicitarlo, pudo ser mejor!. Siempre se puede ser mejor!Lo del desierto me parece injusto, no es justo verse siempre lanzados al vacío del desierto y seguir viendo como se nos va la vida, siempre en retroceso.
    “Comprender el sentido de la mediocridad humana es lanzarse al vacío infinito del incomprensible desprecio por el mismo sentido de la vida moderna?.Inconfundible retroceso del devenir de las épocas, sin mediar prioridades ni equilibrar la existencia?”

    Le dedico Tomás Abraham

    Ah… las grandes palabras, para vos maestro todas las palabras,
    palabras de sonidos con ecos para llenar los días y las noches
    y para levantar los sueños.

    Estás hecho de ventanas abiertas, de puertas sin llave,
    de penas sencillas, de llantos tremendos.
    Muchos recordarán tu voz mansa y aguda.
    Otros tus ojos llorosos, por no haber atrapado a tiempo
    dulces besos amorosos.

    Te has quedado sin manos por esperar abrazos,
    por esperar presencias que con el tiempo se hicieron ausencias.
    ¡Oh! Maestro querido que te miro de lejos
    desde el desierto de mi vida…y un remolino de besos
    se me agolpan en la cara…se van transformando en silencios,
    que poca resulta tu paga para amarrar tu estrecha pobreza
    y porque no alcanzan los versos para reinvindicar tu simpleza.

    Sigue habiendo soledades en esta Argentina nuestra.
    No es solo la pobreza la que lastima adentro.
    Es la indignidad de los mástiles sin bandera de tanta precariedad
    del ámbito colosal de la escuela.
    Y me sorprendo y extraño que aún de pié sigamos
    al lado del pibe que de distintas maneras
    sigue siendo semillas dándole fertilidad a la Tierra
    (C.R)

  • 8. juanelsantiagueño  |  11 septiembre 2011 en 15:18

    Sarmiento fue un adelantado en su tiempo. Pero hubo otros tan o mas adelantados que él. Aunque ahora descansen en el mas ilustre de los olvidos. La escuela inclusora, igualadora es un dogma. El conocimiento es poder. Y nadie, ni Sarmiento, lo regala. Hay que ganárselo. Se los comenta alguien que asistió a las escuelas santiagueñas más humildes y olvidadas, primero como alumno (sin luz), despues como docente. La escuela es una de las instituciones de la modernidad que mejor organiza a las poblaciones. Y Sarmiento eso lo tenía bien clarito. A donde se crea una escuela se implanta el orden del Estado. Pero eso genera tensiones que ni Domingo Faustino las puede apaciguar. Enseñar, aprender, conocer no es una cuestión de heroes y tumbas sino de poder y organización.
    Feliz dia maestro/a

  • 9. mazerradbergel  |  11 septiembre 2011 en 16:28

    Yo vivi, en EEUU, pero no pinsen rapidamente, que soy de izquierda,derecha o centro, soy pianista, y tuve muy buenas oportunidades, pero, a nivel politico, social, cultural, economico, fui acostumbrándome, que hay un orden, leyes que se respetan, que van mas allá del gobierno de turno. No es perfecto, porque no existen sociedades perfectas, pero la gente, te va llevando, a un ordenamiento, que jamas existió aqui, y ahora menos que nunca. Pero los Argentinos, nos damos el lujo, de hablar mal, o ignorar a Sarmiento. Ya hay escuelas, que no se animan a conmemorar el dia de Sarmiento, ni hablar del himno, que es bello, ya nadie lo sabe cantar, porque? porque hay una serie, de personas, en el pais, que nos robaron, la paz, la tranquilidad, los sueños, que decretaron, que Sarmiento, fue un entregador de patria, ya que miraba, a EEUU, como modelo, de democracia, y de republica. Por supuesto, son los mismos que nos quitaron la república, y anularon, las decisiones del congreso. Hay una sola voz, en este momento. Todos obedecen, o reciben sus merecidos. En cuanto a las Torres, seria cuestion de preguntarle a Hebe, que es lo que festejó cuando en el 2001, los demas llorábamos, porque fue uno de los atentados terroristas mas terribles de la historia. De que culpaba Hebe a los niños, que murieron en esa oportunidad? Acaso, eran de derecha de mierda, como solia decir? Estos ultimos treinta años no fue facil vivir en Argentina, pero, estos ultimos ocho, podes vivir, pero marginado, porque ha ganado, el pensamiento unico. Sarmiento, hace mucho que se borró de las escuelas, y la Caida de las Torres, no fue festejado, por Hebe solamente, se ha creado, en la sociedad, odio a lo que no podemos manejar. Gracias nuevamente, AT.

  • 10. Ma.Cristina  |  11 septiembre 2011 en 16:30

    Vivianaines, podemos conocer al autor de este poema?

  • 11. Damian  |  11 septiembre 2011 en 16:39

    Sarmiento, arranca mal, el mito “Creador de la escuela” hizo que en la ingenua niñez, fuese responsable del ¿Por què estoy aquí encerrado y no en otro lado? Algunos no despegan de ese odio primario, otros lo justifican después con los secundarios “Querìa regalar la Patagonia” “Odiaba a los gauchos” “Lo eligieron en los EE UU” etc. Luego pocos se enteran de su obra, su locura, su escritura, sus sueños. Estadìos de una sociedad que sigue teniendo por la educación un valor primordial que después del desastre hay que sumarle sueños, todos los sueños posibles
    “Esa escuela a la que hoy destruyen en nombre de la inclusión y el desprecio al trabajo docente, desprecio del que hacen gala los mismos docentes” No hay punto de partida para pensar semejante generalidad sino a expensas de alguna falsedad, sumada a las jerarquizaciones de café solo dividen. Los dos atropellaron, cada cual con el imperio de su hora. Stalin, De Gaulle, Hitler, Franco, Eisenhower, Tito, Mussolini, solo algunos de los tantos contemporáneos de JDP estampaban algo màs que fotos. La educación es primero para todos para que despuès llegue a ser la mejor.
    Salud Maestros

  • 12. Damian  |  11 septiembre 2011 en 16:58

    Me olvide de Salvador Allende

  • 13. ruben  |  11 septiembre 2011 en 19:16

    Damian, no lo busques se suicido hace tiempo, como patriota que era. no se deja la gente olvidada.

  • 14. Mar  |  11 septiembre 2011 en 19:37

    Gloria y loor!
    A Sarmiento le debemos no sólo las escuelas públicas que dejó funcionando, sino un concepto de profesionalidad que fue crucial para el desarrollo de muchas profesiones que dieron respuesta a varios problemas de la sociedad (ej. la rehabilitación) y haber abierto esta posibilidad para la mujer. Trajo algo que fue bueno de EEUU, porque allí prima un enfoque educativo más “horizontal” que el que nos venía de Francia. Obviamente duró poco, porque lo volvieron a implantar.
    Es curioso que para una gran cantidad de personas, se asocie actualmente más el “11 de septiembre” con el atentado a las torres que con el Día del Maestro!!
    Saludo a los buenos maestros.

  • 15. Mar  |  11 septiembre 2011 en 20:00

    Te confieso que a mí no. No guardo una imagen “tierna” de mis maestras. La primera me retaba si nombraba las letras, porque resulta que tenía que decir “la blanca” o “la marrón” (en vez de la “a” o la “p”) y fue un calvario… me humillaba haciéndome parar detrás de un pizarrón. Era horrible eso, y todos los chicos se reían del que terminaba ahí.
    Fijate como son las cosas, que luego estudié los procesos cognitivos implicados en la lectura, y resulta que es imposible no leer cuando tenés una palabra a la vista. Yo había aprendido a leer casi sola, de tanto que me gustaban los libros de cuentos… siempre pedía “leé acá” y enseguida asocié los grafemas con su sonido. Era obviamente imposible que llamara a las letras por su color, algo que a la Srta. Beatriz la ponía del tomate, porque no coincidía con el método de moda.

    El único buen recuerdo es de un MAESTRO de 5°, que era excelente porque hacía que todo fuera interesante…pero debía haber algo bien edípico ahí, porque estaba enamoradísima de él, al punto que no podía ni mirarlo a los ojos por la intensidad de lo que sentía, y cuando me hablaba me ponía colorada. Imaginate lo que fue darle el regalito para el 11 de septiembre!

  • 16. David Bilbao  |  11 septiembre 2011 en 20:38

    Crian pollos

  • 17. narigón  |  11 septiembre 2011 en 20:47

  • 18. Panchito  |  11 septiembre 2011 en 21:20

    Mar: ¿cómo era eso de los colores? ¿te acordás de qué color era la x?

  • 19. Damian  |  11 septiembre 2011 en 21:41

    Reniego de la ironía, la llamada a Salvador Allende tiene que ver que en este confluir de actos conmemorativos y el derrocamiento del primer gobierno socialista elegido por el pueblo en Amèrica màs significativo para nuestra cultura, sobre todo por las fuerzas que intervinieron y como influyò para el resto de la región, que el incierto atentado al pueblo de EEUU. El olvido del profesor es llamativo cuando con Halperin Donghi y Doriatioto vienen para aclararnos que Paraguay atacò primero y tranquilizarnos que no habían intervenido fuerzas británicas, claro que en este caso solo hacìa falta el dinero, la financiación de la guerra, el resultado fuè la ignominia de un pueblo arrasado. Solano Lopez no es un hèroe para mi y no tengo por verdad el mito del Paraguay potencia, lo que revela es la patota contra uno, inocente o culpable, bueno o malo, también la que derrocò a Salvador Allende.

  • 20. VivianaInes  |  11 septiembre 2011 en 21:50

    Ma. Cristina la R es de Rossi, la C no recuerdo si es de Cecilia o Cristina. Desconozco biografía de la autora y otros poemas de su autoría. Pero que hermoso poema ¿No?

  • 21. papiro cerrado  |  11 septiembre 2011 en 22:48

    Don Tomas :
    Me extraña que siendo una persona tan lucida se le pasara por alto el hecho que la eclosión del sistema educativo estaba preanunciado, aquello que empezo con un Sarmiento, hoy termina con un Oporto.Un final indiscutido y a la vista de todos los que quieren ver.
    Saludos y muy interesante la nota.
    No se preocupe por los Municipios , es lo unico que va a quedar del Estado, El Sueño de Platon , miles de Atenas!

  • 22. juanelsantiagueño  |  12 septiembre 2011 en 0:07

    Mar:
    igual que vos no guardo buenos recuerdos de varios de maestros y profes. Cuando era alumno creía que era algo personal (que ingenuo) Cuando me tocó estar del otro lado del mostrador (como se dice vulgarmente) me di cuenta que muchos de los problemas de la educación en mi provincia, y creo que en nuestro país, es porque la docencia es una profesión compleja y rutinaria. Así funciona por estos pagos. La innovación esta mal vista. Se le arroja la culpa a los niños y adolescentes que no quieren aprender. Pero ¿que se hace para revertir esa situación, si es que fuera verdad? En la docencia santiagueña abunda la rutina, la burocracia y la ley del menor esfuerzo. A los gremios solo les interesa el tema salarial, pero plantean muy poco sobre como mejorar a sus agremiados. Al gobierno le conviene por cuestiones lógicas. Una profesión que necesita del otro como lo es la docencia, se limita a esfuerzos individuales valiosos pero aislados. Esto se agrava porque se toma a la educación como una fuente más de empleo seguro. En Santiago si no sos policía sos maestro. Como dice un sacrificado profe amigo, muy dedicado a la tarea de enseñar: la docencia es la profesión más impune, si un médico opera mal va en cana, si un abogado defiende mal va en cana, si un maestro enseña mal encima le tienen que regalar algo para el 11/09… jajaja.
    ¿Domingo Fauistino tendra algo que ver? Porque una cosa es la pluma y la palabra y otra muy distinta es enseñarle al changuito que ni le explicaron porque esta allí. Siempre hay que comenzar por el principio: tratar de comunicar por qué estas en la escuela y no en la canchita de la esquina. De lo contrario se hace como que se enseña, de un lado, y como que se aprende, del otro. Una simulación lícita, diría un abogado.
    Saludos cordiales.

  • 23. mARCELO  |  12 septiembre 2011 en 1:28

    doctorcitos je ese es el odio del psicoanálisis ,no de la filosofía

  • 24. EF  |  12 septiembre 2011 en 6:35

    Mar, yo también tuve alguna que otra loca y resentida, y siempre estuve a punto de que me echen. Lo mismo en el secundario. Ahora, fijate como una influencia que vos referis como negativa te llevo a estudiar los mecanismos subyacentes…

  • 25. EF  |  12 septiembre 2011 en 7:01

    Hay mucho prejuicio, generalización y estereotipia injustificada sobre los americanos en la Argentina que nunca es fundamentada y solo muestra ignorancia. Se puede ser americano y socialista a la vez, no son excluyentes. Tienen cosas increíbles y gente increíble, pero también tienen de lo otro. Hay mucho para imitar como lo veía Sarmiento. Que puede resultar más inteligente que tomar como modelo solamente sus virtudes?
    Los que hablan de los americanos como si de ellos se tratase de una gelatina no saben que ahí conviven 300 millones de personas, que como en todo el mundo hay buenos, malos, vivos, tontos, etcs.
    Yo de allá me he traído uno de los tres mejores amigos que me dio la vida y el mejor jefe de toda mi carrera; allá tuve más reconocimiento profesional y sin que nadie me pidiera nada a cambio. Diría yo, un montón es lo que me dieron esos otros americanos que parece en la Argentina la gente desconoce, y amigos tengo en Argentina pero en el resto me ha dejado bastante que desear…
    Saludos,

  • 26. David  |  12 septiembre 2011 en 8:21

    Muy bien por la maestra sinestesica, 2 mas 2 = verde y punto.

  • 27. Mar  |  12 septiembre 2011 en 11:22

    EF
    No estoy segura sobre cuánto pudo influir en mis intereses posteriores. Veo sí un hilo en cómo me inicié en la lectura, y mis lecturas adolescentes de Sartre, porque tuve con él una fuerte identificación con su relato en Las palabras, por cómo él se inició en la lectura y durante su infancia también “se refugió” (como me pasó a mí) en los libros.
    Me causa gracia pensar que cuando estudiaba la relación grafema-fonema, tenía presente a la malvada Srta. Beatriz y disfrutaba refuntándole su metodología de la enseñanza de la lectoescritura! era como tener un puchingball para pegarle en su cerebro.
    PD:Te extraño cuando no escribís.

  • 28. Mar  |  12 septiembre 2011 en 11:27

    Panchito
    Creo que nunca me enteré del color de la “x”, seguramente porque en 1° se insistía más con “mi mamá me ama y amo a mi mamá”… algo aburridísimo (por suerte safé de La razón de mi vida y “Evita me ama”).

  • 29. Gustavo Romero  |  12 septiembre 2011 en 11:46

    Cito a Sarmiento:

    “¡Oh! ¡Este porvenir no se renuncia así nomás!
    No se renuncia porque un ejército de 20.000 hombres guarde la entrada de la patria: los soldados mueren en los combates, desertan o cambian de bandera. No se renuncia porque la fortuna haya favorecido a un tirano durante largos y pesados años: la fortuna es ciega, y un día que no acierte a encontrar a su favorito, entre el humo denso y la polvareda sofocante de los combates, ¡adiós tirano!; ¡adiós tiranía! No se renuncia porque todas las brutales e ignorantes tradiciones coloniales hayan podido más, en un momento de extravío, en el ánimo de masas inexpertas: las convulsiones políticas traen también la experiencia y la luz, y es ley de la humanidad que los intereses nuevos, las ideas fecundas, el progreso, triunfen al fin de las tradiciones envejecidas, de los hábitos ignorantes y de las preocupaciones estacionarias. No se renuncia porque en un pueblo haya millares de hombres candorosos que toman el bien por el mal, egoístas que sacan de él su provecho, indiferentes que lo ven sin interesarse, tímidos que no se atreven a combatirlo, corrompidos, en fin, que no conociéndolo se entregan a él por inclinación al mal, por depravación: siempre ha habido en los pueblos todo esto, y nunca el mal ha triunfado definitivamente. No se renuncia porque los demás pueblos americanos no puedan prestarnos su ayuda; porque los gobiernos no ven de lejos sino el brillo del poder organizado, y no distinguen en la oscuridad humilde y desamparada de las revoluciones los elementos grandes que están forcejeando por desenvolverse; porque la oposición pretendida liberal abjure de sus principios, imponga silencio a su conciencia, y por aplastar bajo su pie un insecto que la importuna, huelle la noble planta a que ese insecto se apegaba. No se renuncia porque los pueblos en masa nos den la espalda a causa de que nuestras miserias y nuestras grandezas están demasiado lejos de su vista para que alcancen a conmoverlos.
    ¡No!; no se renuncia a un porvenir tan inmenso, a una misión tan elevada, por ese cúmulo de contradicciones y dificultades: ¡las dificultades se vencen, las contradicciones se acaban a fuerza de contradecirlas!”.
    D. F. Sarmiento, “Facundo” (1845-1874, primera y última-cuarta- edición), Introducción (pp.31-32), Buenos Aires, Emecé, 1999.

  • 30. Mar  |  12 septiembre 2011 en 12:03

    Juan
    Tocás muchos temas.
    Por empezar, fue un grave error -desde los primeros indicadores- haber aceptado iniciar esa pendiente de disminución de los honorarios docentes. Los más inteligentes la descartaron como elección vocacional, y la eligieron muchas mujeres como una buena y accesible alternativa a quedarse todo el día en la casa sólo “lavando platos” (como les decía el hdp de Cavallo a las del Conicet). No era esperable mucha profundidad intelectual en el ejercicio docente. Así nos fue.
    Hubiera sido genial una sucesión de “sarmientos”, convencidos sobre la importancia de la educación para el desarrollo del país.
    Es una decisión política, porque a “la educación” la ven como “gasto” (como a la salud).

    El otro tema es que no sólo en Santiago, en la mayoría de las provincias el empleo depende de la administración. Si vas a Corrientes, todos trabajan como empleados o docentes, y los independientes son remiseros o tienen un comercio. No hay mucho más.

    La docencia no es para nada rutinaria. Para el que tiene una vocación genuina, iniciar el año con una clase llena de chicos a los cuales tiene que acompañar y guiar durante el aprendizaje es un desafío apasionante. ¿Cuántos lo ven así?
    Es largo para desarrollar el tema.
    Saludos

  • 31. Mar  |  12 septiembre 2011 en 12:10

    Y a vos no te siguen muchas mujeres como a Tomás?
    Y si probás con otro método de seducción que el de un blog donde sólo dialogás-con-vos-mismo?
    o al menos disfrutá que Boca hacía mucho que no iba en la punta.

  • 32. magu  |  12 septiembre 2011 en 12:45

    MAR, PANCHITO:
    me siento un poco acomplejada, ahora me pregunto si habré sido normal, yo siempre ame a todas mis maestras, al menos las de la primaria y a más de cinco de la secu, no tenía maestros varones pero también los hubiera querido. Ahora me pregunto si fuí normal o si los colegios tenían tan buena onda como yo pensaba (creo que si): La primaria, DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO o el CINCO ESQUINAS

  • 33. Panchito  |  12 septiembre 2011 en 14:10

    Mar, recuerdo esos libros perfectamente:

    Nuestra Patria es un nidito
    nuestra Patria es un hogar…
    los chiquillos, hermanitos,
    ¡ y es Evita la mamá!…

  • 34. Mar  |  12 septiembre 2011 en 15:43

    Vos también tenés buena memoria.
    Olvidé decirte que creo que el método de enseñanza que padecí se llamaba “gateño” (por su autor) Una locura!

  • 35. EF  |  12 septiembre 2011 en 17:39

    Gracias Mar. La verdad me quede con las ganas de escucharlos con CarlosR sobre conicet, investigacion y todas esas cosas que por estar en el mundo virtual de la vida no pude vivir en este mundo real del blog de Tomas hace dos semanas. Quedo voyando mi respuesta tardia por suerte.
    Creo que lo que contas de tu experiencia tiene algo que ver con esto que critica Tomas. Con esto de que se lo critique a Sarmiento. O es que ahora es major la escuela? Si nuestra generacion ya vivio la decadencia no vendria mal un poco de ese desafio (bronca?) que te genero a vos la Senorita Beatriz, si en definitiva te movio a superarla (aunque no me vas a decir que no le tirarias un tizazo en la cabeza si hoy la vieras?). Como no va a tener mala prensa Sarmiento si miraba el desarrollo del norte, al imperio. Somos un pais Nac&Pop, que podemos esperar. A quien le importa hoy la escuela si creemos que en estos 8 anios se ha avanzado. Para que lo necesitamos a Sarmiento.
    Yo conoci una pareja gay en Baltimore, uno de ellos maestro de escuela publica. Sueldo para buena calidad de vida, tres meses de vacaciones, linda casa y dos autos. Son democratas por supuesto, y no votan en la epoca de vacas gordas a los republicanos. Son mucha mejor gente que mucha de la que ahora apoya a este gobierno y despotrica contra el imperio. Y encima les importan los otros.
    Saludos,

  • 36. papiro cerrado  |  12 septiembre 2011 en 19:18

    hugo , la escuela incluye en lo marginal e iguala en lo marginal, por eso tenemos un educacion marginal y un país marginal, si al margen de todo.Por eso como no quiero tener un hijo marginal , no lo escolarizo, es decir lo margino de la marginalidad! y me pregunto ¿quien le enseño a Sarmiento?.
    Si bien las ideas no se matan, los barbaros son muchos mas!.
    saludos.

  • 37. Ma.Cristina  |  12 septiembre 2011 en 19:58

    Vivianaines, te contesto acá, la busqué pero no aparece como poeta o escritora, de todos modos es un hermoso poema, gracias.

  • 38. Panchito  |  12 septiembre 2011 en 21:04

    La poesía que nos convoca, nos provoca y quizá nos equivoca: ¿no será de la poeta uruguaya Cristina Peri Rossi?

  • 39. mARCELO  |  12 septiembre 2011 en 21:40

    Yo le apoyo a Victoria Donda

  • 40. Rodrigo  |  12 septiembre 2011 en 21:59

    Jaja, es una broma. Está muy bien. Yo también tengo mis groupies (?)
    Beso!

  • 41. Ma.Cristina  |  12 septiembre 2011 en 22:11

    Seguramente Panchito! usted siempre atento, gracias.

  • 42. Mar  |  13 septiembre 2011 en 0:19

    Estabas de guardia?

  • 43. Carlos r.  |  13 septiembre 2011 en 12:14

    Miriam: No creo que el gobierno haya decretado nada contra Sarmiento. Sobre todo cuando ha sido una figura cuestionada desde la década del 40 por nacionalistas, peronistas, izquierda nacional, indigenistas, etcétera. En todo caso, el gobierno capitalizó ideologías preexistentes. Sobre las manifestaciones de Hebe en el 2001, cuando no se avizoraba todavía ni la caída de de la Rua, menos aún el ascenso de Kirchner al poder, sería justo recordar que entre sus críticos estaba Verbitzky (a quien Hebe descalificó por judío).

    EF: yo soy tan americano como los estadounidenses 😛 . Hablando en serio, lo que decís es cierto (y coincido también con Miriam en que los estadounidenses tienen algunas virtudes cívicas admirables). Deberíamos poder distinguir entre su gobierno, su sociedad y los individuos.

  • 44. mARCELO  |  13 septiembre 2011 en 15:28

    Mar: El nacimiento de la clínica de fucot ,amedida que va pasando el libro ,se hace un poco denso ??
    Es divertida la Historia de la locura?? fucking crazy, son tres tomos
    No se si este es lugar para preguntar sobre esto
    Bueno saludos

  • 45. EF  |  13 septiembre 2011 en 18:33

    Carlos R, los hinchas de boca unidos tambien son tan bosteros como los bosteros. Con el tema de distinguir gobierno-sociedad-individuo, es cierto a medias. En Argentina, y menos aun en la actual, todos los gobiernos son considerados por igual, el imperio. Si llegas a decir que ojala que en la Argentina alguna vez tuviésemos un Bill Clinton te van a echar fli, sos de derecha. Bueno, durante 8 anios tuvieron ese gobierno, eso también es Estados Unidos. Y antes un Bush y después otro Bush, son gringos. Pero y en casa como andamos? Tenemos al peronismo clavado con estacas desde el 43’. La sociedad es complicada, es cierto. Pero ellos arrastraron el quilombo racial y hoy los republicanos te eligen una Condoleza Rice de secretaria de estado. Sumale los mejicanos, salvadorenios, cubanos, indios, chinos, de todo lo que allí se congrega, y aun asi progresaron. Aca tenemos la excusa de la Argentina aluvial. Y los individuos, o yo tuve suerte o hay mas gente piola alla de lo que muchos piensan.
    Al margen, me quede con ganas de seguir la de ciencia que habíamos armado la otra vez pero no pude seguirla porque andaba como un trompo por la vida. Perdon.
    Mar, gracias. Te había escrito ayer pero se lo trago el tiburón rojo.
    Saludos,

  • 46. Rodrigo  |  13 septiembre 2011 en 20:10

    Lo que sí: a mí me joden con esa pavada de “dialogás con vos mismo”, pero acá Tomás no le responde a casi nadie. En cambio yo sí.
    Beso

  • 47. Carlos r.  |  13 septiembre 2011 en 23:09

    EF: te respondo acá porque, como siempre, me pone un poco nervioso la forma en que el blog ordena los comentarios. Coincido. La mezcolanza de izquierda y nacionalismo no llevaron a una valoración unidimensional, donde Ee. Uu. es la encarnación del mal, y donde todo da lo mismo. Creo que es una muleta de la inteligencia, para ahorrarnos el analizar en profundidad y que asegura la emisión en serie de proclamas libertarias. Que la política internacional de Estados Unidos, China o cualquier otra superpotencia sea condenable, no significa que de todo lo mismo. Clinton y Obama asumieron las responsabilidades de gobernar una de las mayores potencias económicas y militares del mundo, con lobbies impresionantes, y aún así trataron de avanzar en reformas como el sistema de salud. En el caso de Obama, está haciendo un esfuerzo evidente por llegar a una resolución pacífica de la situación entre Palestina e Israel, y en general de evitar una escalada militar en medio oriente. O al menos eso parece visto desde acá. Tarea que no es fácil dada la herencia de Bush.
    No te preocupes si no pudimos seguir con hablando sobre la política de CyT. Yo también estoy de un lado a otro, tratando de tener la tesis de doctorado para junio del año que viene (la competencia por las becas posdoc se volvió malthusiana el año pasado). Sobre CyT, lo veo a Barañao con buena voluntad e ideas, pero sus planes no se insertan en una política superior a las incumbencias ministeriales (y mal podría hacerlo, ya que eso le corresponde al presidente de la Nación y a los legisladores). La famosa inserción privada de los nuevos doctorados es más expresión de deseo que otra cosa. Por ahora, fuera de la docencia media, los horizontes en mi disciplina no pasan de la arqueología de contrato. Y ahí tenés más posibilidades en Brasil que en la Argentina. Pero bueno, es cierto que la arqueología es un campo super especializado, y que en la Argentina despierta poco o nada de interés.

  • 48. juanelsantiagueño  |  14 septiembre 2011 en 0:02

    Mar:
    plenamente de acuerdo. La docencia no es una profesión rutinaria. En la vida te olvidas cuando ves a los niños y adultos a aprender a leer y escribir. Esa experiencia no tiene precio. Pero, y eso estoy convencido, hay una política pública destinada a que se vuelva rutinaria. Por ejemplo: debes haber escuchado hablar de los programas compensatorios que se aplican a la educación básica y al secundario tanto a nivel nacional como en las distintas jurisdicciones. Son unos paquetes armados a medida de burócratas que ni siquiera se dignan en conocer un mínimo de la realidad donde se los va a aplicar. Ademas ¿programa compensatorio? suena feísimo. Es como si los que lo diagraman y ejecutan nivelan carencias culturales ¿pero es realmente así? ¿Se puede compensar lo culturalmente diverso? Se lo pregunte a Filmus en ocasión de una visita protocolar (por no decir política) a la escuela donde estaba trabajando allá por el 2004 durante la intervención federal del Kirchnerismo a mi provincia. El tipo no supo que responder. No le alcanzó el multiculturalismo de la FLACSO para convencer.
    Fijate que Sgo del Estero a nivel nacional se lo presenta como modelo por la gran cantidad de ingresantes a los profesorados de enseñanza. Vinieron de Pizzurno a felicitar eso. Pero a la vez mi provincia es junto a Formosa y Chaco una de las que tiene mayor tasa de analfabetismo y desgranamiento desde el ’80 al 2010. Algo que no se logra revertir y marca una fuerte contradicción ¿por que será que no?
    Saludos cordiales

  • 49. martita.  |  14 septiembre 2011 en 2:36

    Cristina Peri Rossi es una escritora uruguaya que
    se instalò en España ,años ha .No sè si aùn vive alli.
    Buena novelista ,en un cumpleaños mìo , no muy lejano
    una amiga me regalò una novela de ella .”El amor es una droga dura “. fuerte la historia y el tìtulo no?” ,pero muy
    entretenido .
    Pero en el dìa de hoy que nos persigue tanto la palabra
    tragedia ,en esta Argentina ,verdaderamente Tràgica,por
    acontecimientos como el desastre de los trenes y un micro
    en Flores ( y que no tendrìa por què haber sucedido) !!!!
    Falta de control ,falta de prevenciòn , falta de consciencia
    falta de respeto , falta de seguridad . Descontrol ,caos
    en todos los òrdenes .
    Siguen desapareciendo niños , y grandes ,y terminan
    siendo acusados los familiares . Las marchas que se
    organizaban para el esclarecimiento del o la desaparecida
    terminan en marchas para defender a un vecino que es
    una buena persona y las fuerzas de seguridad se equivocaron
    al detenerlo ,y terminan olvidàndose del motivo original de la marcha y ahì van quedando en el olvido tantos desaparecidos
    en los ùltimos años .Pobre Candela!!!!!!!!!
    Cada dìa que comienza tengo pànico què nuevo horror
    nos comunicaràn . De todos modos los Tràgicos quedan
    tapados por la justicia ,caso Jaimito , ( què hizo con los
    trenes)????? y no tengo ganas de desgastar mi mente con lo que ya no tiene soluciòn .
    Recuerdo grandes tragedias como “Las Troyanas ” ,
    ” Edipo Rey” ,”Antigona”, “Electra” , “Las bacantes ” ,
    donde Sòfocles o Euripìdes . o Esquilo hablan
    de situaciones tremendamente dramàticas que
    cualquier semejanza con la actualidad ,es real.!!!!
    El Poder Y el Dinero , la Ambiciòn y el Odio ,
    la Mentira y la Calumnia . La justicia que es injusticia .
    Hay un poema de mi inolvidable y admirado escritor
    exiliado de su patria por sus pensamientos y libros.
    Mario Benedetti :
    “Desde Arriba”
    La inagotable sangre que se vierte en los mitos
    los crìmenes que amueblan las mejores sagas
    los parricidios los incestos los tormentos
    las erinneas las moiras
    ilustran las rabietas celestiales
    ¿Què se podìa esperar de los humanos
    con ese mal ejemplo de los dioses ????

  • 50. EF  |  14 septiembre 2011 en 5:29

    CarlosR, igual paremos con los gringos que nos van a tildar de rosendofragistas. Asi que arqueologo, que bueno. Poster de Indiana Jones en la pieza, no? Yo soy admirador del h. habilis y de sus herramientas de oldwan. Esta en mi lista de los 5 personajes que me hubiese gustado conocer.

  • 51. Carlos r.  |  14 septiembre 2011 en 9:13

    jajajaja. Sí. Ya sé. Es solo que me causa gracia el estereotipo. Las universidades norteamericanas han recibido a intelectuales de izquierda y marxistas como Eric Wolf. O a un miembro de las brigadas rojas de la guerra civil española, como el etnohistoriador John Murra. Y su corte suprema ha sido la primera en ponerle freno a la enseñanza de teorías creacionistas en los colegios. No es blanco y negro. Pero sí, cortemos porque nos van a decir cipayos en cualquier momento.
    Me encantan las películas de Indiana Jones (salvo la cuarta), pero mi vocación vino de otro lado. Hice dos años de Comunicación Social, tres si contás el CBC. No me sentía para nada a gusto después de las primeras materias, cursé una asignatura de antropología y ahí decidí hacer el cambio de carrera. Y cursando antropología descubrí la orientación en arqueología.
    También me encantaría conocer al H. habilis, pero mis problemas de investigación son más cercanos. No más de 2000 años de antigüedad.
    Saludos
    Carlos

  • 52. Alejandro  |  14 septiembre 2011 en 11:42

    Hugo: Como no podía ser de otra manera, Sarmiento al igual que otros hombres, han pasado a ser los nuevos malditos de la historia. Es que resultan francamente contrarios a la dogmática nacional y popular que se nutre preferentemente de caudillos de melena al viento y pistola al cinto. El Lerú que se difunde en universidades, partidos politicos y medios de comunicación, forma cuadros políticos instantáneos, sin contradicciones como para integrar cualquier organismo público, cortar vías de tren o luchar contra las discriminaciones. Me parece que hay que seguir predicando, trabajar para que se abran espacios cada vez mas amplios de discusion, y, como diría la presidenta de la liga de amas de casa, caminar y caminar, a ver si un dia podemos encontrar mercadería buena por la plata que ponemos.
    Alejandro.

  • 53. papiro cerrado  |  14 septiembre 2011 en 14:29

    un voto para la Donda, lo mejor del socialismo lejos!,” esperando que pose en la tapa de Marxim”.

  • 54. Mar  |  14 septiembre 2011 en 15:06

    mARCELO
    Al contrario, me parece que te va a gustar.
    Te voy a mandar un link de un libro genial sobre unas descripciones de cuadros neurológicos (imperdible!). Me tengo que fijar de dónde lo podés bajar, porque no tengo tu correo para enviártelo adjunto.
    Saludos

  • 55. Mar  |  14 septiembre 2011 en 15:21

    Juan
    Sí, estuve viendo los índices del censo, y Santiago no está nada bien.
    Con respecto a la enseñanza “burocrática” mejor no me “tires la lengua”… No sólo son programas “rígidos” que no se acomodan a las diferentes necesidades de los chicos, sino que no contemplan los conocimientos actualizados con los que hace rato deberían contar para desarrollarlos.
    Pareciera que los de Ciencias de la educación y Pedagogía, han generado una entelequia educativa. Se muestran desligados de otras áreas del conocimiento, de las cuales realmente deberían nutrirse e incluso hasta impulsar investigaciones conjuntas.

  • 56. Mar  |  14 septiembre 2011 en 15:24

    Te contesté y se lo “tragó”, tal vez aparece luego (mientras busco el link que te comentaba).

  • 57. Ma.Cristina  |  14 septiembre 2011 en 19:12

    Chicos, hoy mi vida se problematiza alrededor de mi balcón, arriba se mudaron unas personas que tienen un perrito que chorrea para abajo, ya no sé cómo decirles que ahí no puede hacer más pis.
    Estamos como en el país, no se puede hacer nada.

  • 58. Panchito  |  14 septiembre 2011 en 19:27

    Devoto de Borges, no puedo dejar de recordar la cuarteta que solía recitar el Maestro:

    Parado en las Cinco Esquinas
    con toda mi contingencia
    por ver si rompo el… alma
    voy haciendo diligencia.

    En una entrevista radial, Dolina cambia el segundo verso:

    Parado en las Cinco Esquinas
    con toda mi complacencia
    por ver si te rompo el.. alma
    voy haciendo diligencia.

  • 59. VivianaInes  |  14 septiembre 2011 en 22:36

    Que tremendo viene este tren!.
    TA no sabe, no contesta.
    mARCELO, no mejora. Sigue queriendo ser el mejor neurocirujano.
    Mar, se la extraña cuando no comenta, cuando comenta y más cuando no se queja porque la formación se traga sus comentarios. La curiosidad del ¿qué escribió?¿por qué no editaron su comentario? despierta sospechas.
    papiro cerrado develado confeso de las virtudes anatómicas de la Donda I ¿ó II?. ¿Por ella votaría a Binner o a la oposición?. Esto parece un bailando!
    Panchito, un encanto ¿será el amado hijo de Ma.Cristina, ese de los ojos brujos?
    Ma.Cristina aún no sabe cuán afortunada es. El perrito es una nimiedad comparado con lo que pueden chorrear algunos seres humanos.
    Muy filosófico todo!, ideal para escuchar al Dalai Lama y tratar de meditar…meditar…

    PD.: Disculpe Don Tomás pero sin mis puntos suspensivos no sé cómo podría explicarme algunas cuestiones.

  • 60. Panchito  |  14 septiembre 2011 en 23:24

    Coincido, lo mejor de la rectitud socialista son las curvas de Victoria.

  • 61. Mar  |  15 septiembre 2011 en 0:59

    Y te faltó decir que vos no embocás una! jajaaa… muy bueno… (los puntos suspensivos sobretodo)

  • 62. Ma.Cristina  |  15 septiembre 2011 en 8:38

    No se rían de la posible influencia de Victoria Donda, la única vez que lo vi reirse con ganas a Binner, estaba al lado de ella.

  • 63. VivianaInes  |  15 septiembre 2011 en 8:55

    S!!!!!!!!!!!!!!!…Las virtudes son las Virtudes y los ojitos para mirar o ¿NO? muchachas! Jajajajajaaaaaaaaaaaa

    PD.: Tener más de 50 años puede ser una bendición o una desgracia, según como quieran vivirse. Ya les dije que los quiero y los respeto igual?

  • 64. VivianaInes  |  15 septiembre 2011 en 9:21

    Y que siga la música, hasta el más pristino intelectual puede apreciar un jocoso y divertido carnaval, le dejo como sugerencia a mARCELO “La Bomba Loca” de Gustavo Cordera. (Toparse con neurocirujanos malhumorados es complicado).

  • 65. Marcela  |  15 septiembre 2011 en 13:14

    Excelente artículo. Sarmiento fue realmente un “grande entre los grandes” que construyó literalmente, los cimientos de esta Nación. Lástima que como bien usted dice, tenga “mala prensa”….¿cómo podremos empezar a trabajar en hacerle “buena prensa” ? Difícil en estos tiempos decadentes, donde la mediocridad disfrazada de “tolerancia e inclusión” confunden términos y actitudes. Este artículo ha sido un “mimo” a la memoria y al corazón . Gracias !!

  • 66. rib  |  15 septiembre 2011 en 17:16

    En cualquier momento se viene el Himno a Ivanissevich.

  • 67. magu  |  16 septiembre 2011 en 13:09

    perdón, esto es poco serio, empezaron comentado sobre el monumento a Sarmiento, y las dos torres gemelas, y terminaron hablando sobre las virtudes de Victoria Donda

  • 68. mARCELO  |  16 septiembre 2011 en 21:17

    Los docentes estudian 3 o 4 años y chau, patas arriba del escritorio y a cagar a pedo a los pibes .No se en las escuelas privadas ,pero en las públicas (no todos) no enseñan ,sino que transmiten miedo ,hay que preparar a los obreros del futuro ,supongo que en noruega pasara lo mismo ,con un poco más de elegancia supongo
    VIERNES fernet o muerte

  • 70. Mar  |  16 septiembre 2011 en 23:31

    EF
    Todo bien, también me pasa lo del “trompo”. No quería que sonara exigente.

  • 71. VivianaInes  |  17 septiembre 2011 en 17:03

    mARCELO Very Nice, va mejorando, very good. Veo que el fernet no viene solo.

  • 72. narigón  |  17 septiembre 2011 en 19:03

    Todo bien vivianaines
    Usted que es bastante hot ,los Sumo le cantan a Virna Lisi
    Al final todo esto fue un malentendido jejejej

    Buen fin de semana


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
Aldo en Bitácora 90
Aldo en Bitácora 90

Calendario

septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: